Topic:

Requena rinde homenaje a Vicente García, propietario de la bodega Pago de Tharsys y 'padre del cava valenciano'

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vicente García en vendimia. (photo: )

Vicente García en vendimia.

Requena celebra hoy (viernes, 29 de agosto) su tradicional “Noche del Labrador”, dentro de las actividades programadas con motivo de la Fiesta de la Vendimia. En esta edición, el enólogo y viticultor requenense, Vicente Garcia Martínez, recibirá un cálido homenaje como reconocimiento a su trabajo y dedicación al mundo del vino durante más de cuatro décadas.

El acto tendrá lugar a las 21.00 horas en la Plaza de la Fuente de la Carrera y contará con la asistencia de representantes del sector, autoridades locales y comarcales, reinas, presidentes y cortes de honor de la LXVII Fiesta de la Vendimia.

Curriculum del homenajeado

Natural de la pedanía requenense de Los Duques, Vicente Garcia creció en un entorno rural. Con tan solo 18 años formó parte de la primera promoción que ingresó en la Escuela de Capataces y Bodegueros. Durante la década de los sesenta y setenta trabajó como profesor de Enología y Viticultura en la mayoría de zonas productoras vitivinícolas españolas (Galicia, Jerez, Aragón, Canarias, Cataluña, etc). En el año 1968 recibe una beca del gobierno francés para realizar el curso de especialización en Viticultura y Enología del INRA (Institute Nationale de Recherche Agronomique) lo que le llevará a ampliar sus conocimientos en la elaboración de vinos. En el año 1970 es trasladado a Cataluña y trabaja como director técnico de afamadas cavas catalanas como Segura Viudas, René Barbier y Parés Baltá.

Ya en el año 1981 vuelve a su tierra natal, Requena, y funda junto a un grupo de emprendedores la bodega Torre Oria, la primera empresa elaboradora de cava de la Comunidad Valenciana. Vicente Garcia junto con un grupo de enólogos abandera la lucha para conseguir la autorización de la D.O Cava. Finalmente en el año 1992 el Tribunal Supremo de Justicia autoriza al municipio como termino elaborador de cava y Vicente Garcia pasa a ser conocido como “el padre del cava valenciano”.

Posteriormente trabajaría para la Cooperativa de Las Cuevas y como director técnico de COVIBEX, cooperativa de segundo grado que agrupaba hasta 14 cooperativas de la denominación de origen de Valencia. Ya en el año 2000 emprende su propio proyecto y, junto a su esposa Ana Suria, funda la bodega requenense Pago de Tharsys. En la actualidad es una de las bodegas referentes en la producción de vinos y cavas de calidad y una de las empresas más reconocidas por su desarrollo enoturístico.

‘Se ha dado a conocer la primera tanda de aprobación de ayudas,para inversiones en industrias vinícolas para el periodo 2014-2018’

 Publicado el por Jordi Melendo (colaborador)

Jordi Melendo y Miquel Rius durante la entrevista. (photo: )

Jordi Melendo y Miquel Rius durante la entrevista.

El pasado año, hablábamos a través de las páginas de la SeVi, acerca de la convocatoria de ayudas a inversiones en industrias vinícolas para el periodo 2014-2018. Y lo hacíamos de la mano de Miquel Rius, gerente de la consultoría vitivinícola Rius&Rius, que cuenta con un experimentado equipo de ingeniería vitivinícola y de gestión, que continúa presentando uno de los mejores balances del sector, tanto por el número de expedientes cursados, como por el alto porcentaje de aprobaciones conseguidas (100% en esta convocatoria). Con Rius hablamos una vez más para conocer la evolución de este programa.

¿Qué valoración nos puede hacer al respecto de este programa de ayudas?

Como es conocido, este programa nace al amparo de la OCM, desarrollado posteriormente por las correspondientes Administraciones estatal y autonómica, y establece, entre otras medidas de apoyo, las exclusivas a las inversiones en el sector vitivinícola, con el claro objetivo de mejorar el rendimiento económico de las empresas del sector. Entre estas medidas se ha fijado como finalidad prioritaria la de auxiliar las inversiones destinadas a mejorar la producción, la comercialización y el desarrollo de productos, procesos y tecnologías relacionadas con el sector vitivinícola. No cabe duda que una ayuda del orden del 40% a fondo perdido puede ser un buen incentivo para aquellas bodegas y cavas que tengan previstas inversiones para el periodo 2014-2018. Por nuestra parte, quisiéramos destacar, en esta ocasión, la buena colaboración y el buen hacer que las Administraciones actuantes han mostrado en la tramitación, valoración y resolución de los expedientes cursados. Tratándose de una primera convocatoria de esta línea, se ha generado una serie de dudas que han ido pudiéndose solucionar de forma práctica y fácil.

¿En qué término quedan enmarcadas las resoluciones y notificaciones aprobatorias?

En el término que tiene fijada la propia Administración: seis meses contados a partir del día siguiente a la finalización del plazo de presentación de solicitudes, en este caso el pasado 31 de enero de 2014. A lo largo del pasado mes de julio, los Departamentos y/o Consejerías de Agricultura de las CC.AA., han ido emitiendo las resoluciones aprobatorias; las últimas se han recibido durante la primera semana de agosto.

¿Nos podría recordar la cuantía de las ayudas?

La cuantía de las ayudas es de hasta el 40% de las inversiones a realizar, comprendiendo tanto la obra civil, como las instalaciones y maquinaria; así como implantación de procesos de control de calidad; implantación de protocolos de gestión medioambiental y de seguridad alimentaria; mejoras en los sistemas de gestión administrativa (hardware+software); y, también, honorarios técnicos de ingeniería y consultoría que intervengan en la redacción, ejecución y tramitación de los expedientes.

¿Cómo valora estas ayudas como experto en el sector vitivinícola durante más de 40 años?

Como he tenido ocasión de manifestar, desde Rius&Rius estamos convencidos que se trata de una muy buena oportunidad para todas aquellas bodegas y cavas que tengan previstas inversiones en el periodo 2014-2018, así como que la correcta elección de especialistas cualificados para el estudio y tramitación de las peticiones formuladas es la primera garantía de éxito.

¿Cuál es el objetivo fundamental de estas ayudas?

El objetivo fundamental de este tipo de ayudas no es otra que el de contribuir a la mejora de la competitividad de las empresas del sector. Las empresas vinícolas que tengan proyectos de inversión, ya sean anuales o plurianuales, pueden ser candidatas a percibir las ayudas.

Especial énfasis, si cabe, podríamos ponerlo en la gestión de la calidad comenzando por el estudio y la revisión de la situación actual, la implantación de sistemas, innovación y validación de procesos y métodos que permitan eliminar los costes derivados de la no calidad y, al mismo tiempo, mejorar los rendimientos de los procesos y los resultados a nivel técnico y económico (consumo energético, seguridad alimentaria, cumplimiento normativo, medio ambiente).

Actuaciones todas ellas que, sin duda, resultarán la mayor garantía para satisfacer las exigentes demandas de calidad por parte de los consumidores y, consecuentemente, el detonante de la confianza que estos depositarán en el producto, la marca y la bodega o cava.

En suma, como nos recordaba recientemente Salvador Manjón en una de sus editoriales de la SeVi: “la adecuación de las empresas que conforman el sector a un mercado altamente competitivo, y en el que la calidad ha pasado de ser una cualidad, a convertirse en un requisito mínimo con el que poder acceder a vender tus elaborados con el suficiente valor añadido para hacer rentable el negocio”.

¿Todavía se pueden formular peticiones dentro de este programa 2014-2018?

Durante el periodo 2014-2018 se pueden formular, en cualquier momento, peticiones iniciales en base a una pequeña memoria con descripción, detalle y presupuestos de las inversiones a realizar; los Departamentos y/o Consejerías de Agricultura realizan una visita de comprobación y levantan acta; a partir de esta acta, ya se pueden iniciar las inversiones. Esta situación se regularizará en el momento en que cada CC.AA. publique la correspondiente convocatoria anual. El periodo máximo de presentación de expedientes de solicitud, queda fijado en el 31 de enero de cada año.

España no llega a aprovechar la buena marcha de la importación japonesa de vino en el primer semestre de 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Japón relanzó sus importaciones de vino durante el primer semestre de 2014, con un importante incremento en valor, pero también con buenos datos es volumen y precios medios, según recoge el informe del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), que puede adquirirse en su web (www.oemv.es). En esta coyuntura favorable, el vino español, como veremos a continuación, presenta incrementos en la facturación, pero pierde volúmenes fundamentalmente en envasados.

China reduce su importación vitivinícola un 13% entre enero y junio de 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tabla en pdf adjunto.

China ha reducido en un 12,8% los volúmenes vitivinícolas importados durante el primer semestre de 2014, hasta los 170,9 millones de litros; y con caídas en valor del orden del 11,5% hasta situar su inversión en 4.368,5 millones de yuanes, según recoge el último informe sobre este país elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), que puede adquirirse en su web (www.oemv.es).

Portugal estima un 6% menos de producción vitivinícola en 2014/2015, con 5,89 Mhl

 Publicado el por Marc Barros (colaborador)

 (photo: )

Tabla en pdf adjunto.
Las previsiones de vendimia del Instituto de la Vid y del Vino (IVV) de Portugal apuntan a un volumen de producción total de 5,9 millones de hectolitros en esta campaña, lo que se traduce en una disminución del 5,7% respecto a la campaña 2013/2014. La disminución global de la producción, en comparación con el año anterior, es general en la mayor parte de las regiones vinícolas, con la excepción de las regiones de la Península de Setúbal, Azores, el Algarve y las tierras de Cister, con aumentos de entre el 10 y el 20%; y en la región del Alentejo, donde no se espera cualquier variación.