Topic:

Comercio exterior del vino italiano en el primer semestre de 2014

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Los operadores del sector vitivinícola italiano redujeron un 15,3% sus compras al extranjero durante el primer semestre de 2014 en términos de volumen, hasta los 1,11 millones de hectolitros, según los datos del Ismea, con especial incidencia negativa para el vino español (que pierde un 10,5% en litros, pero más de un 35% en términos económicos).

Ismea/UIV cifran en 40,9 Mhl de vino y mosto la producción italiana en 2014/15

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Italia. (photo: )

Italia.

Tabla e informe completo en pdf adjunto.

Con la generalización de las vendimias, se siguen sucediendo las publicaciones de declaraciones de producción en Italia para la campaña 2014/2015. Llega ahora la que elaboran el Ismea junto con la Unione Italiana Vini (UIV) y que, con datos a 10 de septiembre, apunta a una producción de vino y mosto en Italia de 40,91 millones de hectolitros.

Fiesta de la Vendimia en Málaga

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Consejo Regulador de las DD.OO. Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga, en colaboración con la Asociación Malagueña de Restauradores (Amares) han organizado este año la Fiesta de la Vendimia. Se trata de una fiesta que se celebrará el próximo sábado 4 de octubre a las 19.00 horas en calle Alcazabillla, con una simbólica pisa de la uva, en conmemoración a la cultura del vino en la provincia.

El acto estará conducido por la periodista Carmen Abenza y contará con el cantante de Danza Invisible, Javier Ojeda, como pregonero. Durante la jornada se desarrollará una simbólica pisa de uva en la que se representarán las vendimias de la Axarquía, los Montes, la Serranía de Ronda, Zona Norte y Manilva, y se podrá disfrutar de actuaciones de verdiales y maragatas, y de degustaciones de vinos D.O. Málaga venenciados.

Este evento tiene como objetivo mostrar a todos los malagueños y visitantes una de las facetas más populares del sector vitivinícola en uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad. Habrá una muestra de las distintas zonas de producción de uva como, destacando los vinos de Denominación de Origen Málaga y Sierra de Málaga.

Jerez y el jerez, por Luis García Ruiz

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Casi un centenar de personas han asistido a la segunda conferencia del Ciclo que las Bodegas Williams & Humbert inauguraron el pasado mes de junio. En esta ocasión, el director general de las bodegas, Jesús Medina García de Polavieja, inauguró esta ponencia en la que el invitado, Luis García Ruiz, catedrático de derecho Constitucional y ex presidente del Consejo Regulador de los Vinos de Jerez, realizó un exhaustivo análisis del pasado, el presente y el futuro de los vinos del Marco.

Respecto a la situación actual, García Ruiz señaló, al término de su exposición, los factores que han propiciado el “declive del sector” así como un cierto “desánimo”. De esta forma desgrana estos motivos a grandes rasgos: “El jerez, que fue la especie por el que el género vino entró en la modernidad, sufre hoy el paso del tiempo, y por ser un clásico entre los clásicos, es percibido como una antigualla, una bebida de anteriores generaciones, una “old fashion drink”.

Además, los milagros enológicos que contribuyeron a desarrollar el jerez actual y a potenciarlo frente a otros vinos, “se han convertido ahora en el otro filo de la navaja, con un efecto boomerang”.

Es decir, la homogeneización continuada en el tiempo como consecuencia de la crianza bajo el velo de flor y el sistema de criaderas y soleras “impide renovar en cada cosecha el mensaje del producto y la ilusión del consumidor”. “En un tiempo en que los consumidores gustan de presumir de conocimientos sobre los vinos, nosotros no podemos alimentar su fantasía sobre la bondad de la cosecha del 2010 ni sobre el carácter inigualable de un gran reserva del 94, por ejemplo”, señala.

Adicionalmente, el número de tipologías del jerez, desde los pálidos secos finos y manzanillas hasta los oscuros y abocados creams y browns pasando por la escala de los amontillados y olorosos, “hace que lo que sirvió para alcanzar a un amplio espectro de consumidores se vea hoy como un factor de confusión mercadotécnica”. Y, por encima de todo, Luis García señala un par de grados de diferencia con los llamados vinos tranquilos y con los espumosos, que se han convertido en una especie de muralla infranqueable para una psicología consumidora que ha puesto en valor la cultura de lo light. “Este par de grados de diferencia produce además un catastrófico incremento de la presión fiscal soportada y, en la mayoría de los países la fiscalidad sobre el jerez triplica la de los vinos tranquilos o espumosos por lo que, a igualdad de precios de venta al consumidor, una buena parte del valor añadido de nuestro vino se lo lleva el fisco y no revierte al bolsillo del bodeguero”.

En cuanto a las claves del futuro, para García Ruiz es precisamente en el valor añadido residual donde está sin duda la solución: “Esto, que es fácil de decir y difícil de conseguir, nos tiene que llevar sin embargo a recordar que el volumen de vino que actualmente sale de nuestra zona es todavía mayor que el que se comercializaba cuando el jerez posibilitó la formidable acumulación de capital por todos conocida, así como que algunas de las tipologías del jerez, como los finos y manzanillas, “suponen más volumen que el que representan algunas denominaciones de origen muy en boga hoy día”.

García Ruiz tiene, no obstante, motivos para el optimismo. Entre ellos, destaca la eclosión de los tabancos, el redescubrimiento paulatino del vino de jerez por parte de los más jóvenes, los maridajes y las catas o que una de las bodegas del Marco de Jerez sea la bodega más visitada de toda Europa.

Todas estas claves del presente y el futuro fueron expuestas en la conferencia tras un repaso a los orígenes de la ciudad y sus vinos, respecto a lo que García Ruiz señala que “la historia del jerez se inicia antes de que Jerez, la ciudad, existiese como tal”.

Un recorrido que va desde el papel de los árabes en la transformación en ciudad de lo que inicialmente era un puesto de observación, a la llegada de los almohades en 1146 dotando a la ciudad de su planta medieval y de la existencia de las bodegas moriscas o bodegas convento, por su carácter recoleto, y desde las cuales ya se debieron realizar las primeras exportaciones de vino a Inglaterra. Menciona también Luis García cómo “El Libro del Repartimiento” ya recoge, en la época de la conquista de la ciudad por Alfonso X el sabio en 1264-la existencia de 21 de estas bodegas en una época, por cierto, en la que el vino de Jerez no era precisamente barato.

La presencia del jerez en el suministro a las flotas (que tanto Colón como Magallanes fletaron en busca del Nuevo Mundo) o cómo el vino de jerez se pone de moda entre la Corte de Los Tudor o los grandes publicistas con los que cuentan nuestros vinos en aquellos años: tanto los piratas que (que como Martin Frobister llega a robar 3.000 botas en 1587) hasta los grandes de la literatura, como Shakespeare, que loan las bondades de nuestros vinos, son algunos de los interesantes aspectos históricos mencionados en la ponencia.

Para García Ruiz, el binomio cosecheros y extractores en el siglo XVII es el punto de partida para la aparición, un siglo más tarde, del vino de jerez moderno y de la caracterización de jerez como ciudad eminentemente bodeguera. Es el inicio ya de lo que serán las bodegas catedrales.

En este sentido, hay que destacar la afirmación del conferenciante cuando señala que “la crianza biológica sobre el velo de flor y el sistema de criaderas y soleras son dos aportaciones monumentales de jerez a la enología mundial. Nos hemos acostumbrado a convivir con ellas como si fuesen cosas ordinarias pero son, en verdad, extraordinarias”. Este hecho, le lleva a preguntarse “cuánto sería su fama y cuánto de hablaría de ellas si en lugar de haberse originado en este lugar del mundo su aparición de hubiera producido en un país como Francia, por citar un ejemplo”

Son estas circunstancias las que colocan a Jerez en la rampa de la economía capitalista, caracterizada por el valor añadido. “Y en el Jerez del XIX ese valor añadido fue el jerez, un vino que era entonces seis veces más rentable que el de nuestros días. Esta transformación se reflejaría en la ciudad en su aspecto social, cuando la ciudad duplica su población y es el tiempo de las sagas extranjeras, de los indianos, de los cántabros y gallegos que llegan atraídos por el olor del negocio; o en el aspecto territorial, con la eclosión de los cascos bodegueros; en el plano económico, con la aparición (junto a las bodegas) de una potente industria auxiliar y la existencia de una clase empresarial muy adelantada a su época, un sector bodeguero que es pionero en el desarrollo del marketing publicitario”.

Rememora García Ruiz un Jerez, el Jerez, de las primeras cosechadoras a vapor que se ven en los campos de nuestro país, o que cuenta con la primera Caja de Ahorros y el tercer ferrocarril de España. Una ciudad que formaba entonces parte de un reducido grupo de ciudades pioneras en tener agua corriente y luz eléctrica allá por 1890.

Para Luis García Ruiz, es el último cuarto del siglo XX y los comienzos del XXI, los años que están poniendo a prueba a Jerez y el jerez. Pero, como señala al cierre de su conferencia, este desánimo se ha empezado a corregir en los últimos años y hay evidentes motivos para el optimismo porque “El jerez se ha abierto a Jerez y ambos vuelven a encontrarse ya que, pese a todo, Jerez y el jerez serán por siempre una madeja inextricable”.

Jerez termina su vendimia 2014 con 66,8 millones de kilos de uva (-18,5%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vendimia (photo: )

Vendimia

Tabla en pdf adjunto.
La última de las bodegas de elaboración inscritas en el Consejo Regulador Vinos de Jerez en la presente campaña 2014/2015 concluyó sus actividades de recepción y molturación de uva el pasado martes día 16 de septiembre, poniendo así punto y final a la vendimia 2014. El mosto fermenta ya en los depósitos de las 28 bodegas que han realizado labores de vendimia en este año, repartidas entre siete de los términos municipales de la zona de producción: Jerez, con 14 instalaciones, Sanlúcar, donde se ubican 5 lagares, El Puerto (1), Chipiona (3), Chiclana (2), Trebujena (2) y Rota (1).

La producción total de uva ha alcanzado 66,8 millones de kilos de uva, una cantidad inferior en un 18,5% a la cosecha record de 2013, pero que ha superado ampliamente las expectativas que manejaba el sector a comienzos del verano. Hay que decir en este sentido que las temperaturas suaves imperantes durante los meses de julio y agosto y la práctica ausencia de vientos de levante ha hecho que la uva no sufra la habitual merma que provocan estos vientos secos y cálidos del interior. La producción media obtenida, de unos 9.800 kilos por hectárea, se puede pues considerar un rendimiento normal, teniendo en cuenta la edad media y el potencial productivo del viñedo de estas Denominaciones de Origen.

Como siempre, las labores de corta comenzaron en los pagos del interior, en los que las condiciones mesoclimáticas provocan que la uva alcance antes su grado óptimo de madurez. En esta ocasión, excepcionalmente pronto, pues los primeros lagares empezaron a recibir uva para D.O. el día 4 de agosto, algo realmente excepcional.

La uva ha llegado en general a los lagares con un aspecto magnífico y un alto grado de sanidad. El contenido en azúcar registrado ha sido relativamente alto, con las habituales diferencias entre términos municipales; así, la uva molturada en los lagares de Jerez ha alcanzado una graduación media de 11,8º Baumé, mientras que la de Chiclana se ha quedado por debajo de 11º. Merecen destacarse los 12,4º de Chipiona o los 12,1º de Trebujena. La media global del Marco se ha situado en 11,78º Baumé.

La producción media por hectárea este año ha sido de 9.800 kilos, un volumen considerado normal en la zona

Las condiciones meteorológicas a lo largo del año agrícola han estado marcadas por un bajo nivel de lluvias. De acuerdo con los datos de la Aemet, la pluviosidad media en la zona ha ascendido a algo más de 360 litros por metro cuadrado, caídos principalmente en octubre y en los meses de invierno, con una primavera relativamente seca. Con un cuajado en muchos casos deficiente, a principios del verano había cierta preocupación tanto por casos disperso de oídio como de polilla del racimo, que afortunadamente fueron adecuadamente tratados en su momento y no han tenido consecuencias de relevancia.

Reenganche de 525 ha

Finalmente hay que destacar que, concluido ya el Plan de Viabilidad 2010-2013, las 525 hectáreas que hasta el año pasado dedicaban la uva íntegramente a la obtención de mosto concentrado rectificado se han incorporado a la producción de uva para vinificación de Denominación de Origen.