Topic:

Tiempos de teletrabajo vitivinícola

 Publicado el por José Vicente Guillem (colaborador)

Cuenta la historia y la cultura de la civilización de la viña y el vino, que, desde cuevas, fincas rusticas, cenobios, castillos, bodegas, laboratorios y empresas nacieron tipos de vinos cuyos perfiles han movido voluntades, creado iconos y garantizado el consumo del honesto vino de cada día, para satisfacción de ser humano. En todas las épocas el tiempo es oro.

Crónicas y tradiciones indican que los vinos necesitan “tiempos y hechos” para expresar sus valores y atributos, suma de ciclo de la vid, momentos de madurez, elección de técnicas de elaboración, quietud y silencio para las crianzas y sentimientos y satisfacciones en la degustación.

Los intervalos de reposo, reflexión y aislamiento, han aportado múltiples beneficios no solo a la expresión del vino, sino también a la evolución de un sector dinámico que en 2020 trabaja a golpe de ratón y correo electrónico y necesitando sosiego. Toda sinfonía tiene sus compases y tiempos lentos o vivace cual vino vivo con su fermentación tumultuosa, la tranquila retrogradación maloláctica o la crianza en silencio.

Los avances tecnológicos de las últimas décadas engarzados a la actual situación de alarma sanitaria creada, explican y motivan el aislamiento, el teletrabajo y la disposición en cumplir con determinadas vocaciones desde otras aristas y puntos de vista. Temor sanitario que afecta al sector desde la producción al comercio exterior y consumo y que obliga a mitigarlo con talento.

En la actualidad, una apuesta por el teletrabajo en la actualidad genera limitaciones propias de la actividad en bodega, administración, y transporte, pero da oportunidades que permiten avanzar en las nuevas tecnologías como la digitalización, robotización, etc., que robustecerán los controles, la gestión, la programación de actividades e incitan a pensar, por ejemplo, en un futuro de descarbonización, de vinos climáticamente neutros, de gestión racional de recursos energéticos, de biodiversidad.

La actitud del servicio a la sociedad mueve a distribuir el tiempo y cuidar momentos para pensar sobre lo bueno y lo malo, lo divino y humano y, ¿por qué no?, sobre la viña y el vino. Son muchas las situaciones sectoriales que necesitan acuerdos y tiempo.

Desde siempre, la información y comunicación han poseído sus polos de atracción, prioridades y circunstancias, si bien hay que reconocer que estos días son poco propicios para hablar de vinos, de consumo o compra, de calidades, marcas o referencias, por lo menos en lineales o tiendas (desconozco la información de lo comprado online).

Anecdóticamente, pude observar en la cola de un súper, lo que cada uno llevaba en su carrito de compra y presté atención, quizá por deformación profesional a la saturación impulsiva de algunos productos, la poca diversidad y, desgraciadamente, reparé que los vinos escaseaban o no estaban presentes en el mismo. Quizá las personas desconocían las referencias de Arnau de Vilanova, Pasteur o Fleming sobre el consumo moderado de vino y sus propiedades antisépticas.

Por otra parte, siempre se ha atribuido testimonio a que el vino es dialogo, compartir y comunicar. Regularmente nadie abre una botella y se la trasiega a palo seco o en soledad, pues sería una manifestación de anticultura vínica y pérdida de valores humanos.

En este sentido, es momento de compartir el vino en familia, de dedicarle tiempo y cariño haciendo con relajación aquello que normalmente no es posible: identificar si gusta o no, explicar los porqués y evocar con los seres queridos aquello que nos une. Volver a la hora de los vinos dulces, del fondillón, de la mistela moscatel, de las pastas y dulces tradicionales, compartiéndolos con sobremesas, diálogos en torno a una copa y esa música que ayuda a enaltecer el espíritu.

Lo que nos une en estos días de confinamiento, es la sana esperanza de poder abandonar claustros, volver a saludar y disfrutar con los amigos del buen vino, dando tiempo a la ciencia, a la sociedad y al saber hacer para que llegue el momento de pasar página, quitarse mascarillas, abrir mercados y demostrar que la civilización de la viña y el vino no tiene fronteras.

Sentencia el Evangelio la importancia del vino en su narración “Bonum vinum laetficat cor hominis”, traducido “el buen vino alegra el corazón de los hombres y mujeres” y tampoco hay que olvidar aquella otra de “con pan y vino se hace camino”.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras duré el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

Menor frecuencia de consumo de vino, pero con tendencia a la premiumización

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Artículo completo con tablas aquí.

A nivel global, los analistas detectan un importante cambio en los hábitos de consumo de vino, consistente en una reducción de la frecuencia de consumo de vino, al tiempo que hay un “viraje” hacia la premiumización del vino que se consume.

La consultora especializada Wine Intelligence así lo destaca en su informa sobre tendencias mundiales, publicado a principios de año. En él destaca que la frecuencia media de consumo de vino ha experimentado retrocesos en los principales mercados para el vino, reflejando una cada vez menor influencia de los grandes bebedores de vino.

Así, mercados clave a nivel internacional como EE.UU., Alemania, Reino Unido, Países Bajos o Australia, confirman la caída en la frecuencia media de consumo, con retrocesos significativos, tal y como puede verse en el cuadro adjunto. De este modo, las estadísticas revelan que en EE.UU. la frecuencia de consumo es de 9,1 veces al mes (frente a las 10,6 ocasiones de 2008); en Alemania se sitúa en 7,6 veces en 2019 (frente a las 9,7 ocasiones de 2007), en Reino Unido se ha pasado de una frecuencia de 11 veces al mes a tan solo 9,1 en 2019; mientras que en Países Bajos ha caído a 8,8 ocasiones en 2019 (frente a 10,5 veces en 2015) y Australia, que presentaba una frecuencia de 11,1 momentos de consumo de vino en 2007, queda ahora en 9,5 veces.

Como hemos señalado, esta tendencia coincide en esta coyuntura con otra que habla de un crecimiento en los mercados de los vinos premium y ultra premium. Al respecto, la consultora IWSR predice que la cuota de estos vinos de alto y altísimo valor añadido crecerá considerablemente hasta 2023, mientras que sus proyecciones para los vinos de menor valor añadido son negativas.

Se estima que, en 2018, la cuota de mercado de los vinos premium (de 15 a 19,99 dólares), súper premium (20 a 29,99 dólares) y ultra premium (más de 30 dólares) era de un 13,2%; repartiéndose el resto los vinos estándar (de 5 a 14,99 dólares) y los vinos baratos (por debajo de 5 dólares la botella). Las previsiones son que, en 2023, la cuota de los vinos premium (de sus tres categorías en conjunto) alcance un 15,4%, con el segmento de precios de entre 15 y 19,99 dólares por botella como motor de ese crecimiento. Por la parte baja de la pirámide de valor, los vinos baratos (por debajo de 5 dólares la botella) serán los más afectados por esta tendencia, al pasar de una cuota de mercado del 48% a otra prevista para 2023 del 45%.

EE.UU. es el mercado en el que mayor volumen de vinos premium se consume, con 42 millones de cajas (de nueve litros) en 2018 y una previsión para 2023 de 53 millones de cajas. China, que ocupa el cuarto lugar actualmente, con 22 millones de cajas (por detrás de Italia y Reino Unido, con 27 millones de cajas) es donde se proyecta un crecimiento más importante, con una previsión de 35 millones de cajas para 2023.

Wine Intelligence analiza el número de consumidores de vino premium en diferentes países (entre ellos España) y el porcentaje que representan respecto al total de consumidores. En términos absolutos, el mayor número de bebedores de vino premium se encuentra en EE.UU., con 21,8 millones de personas, seguido de China (13,3 millones), Reino Unido (6,6 millones), Alemania (5,7 millones) y España (5,4 millones de consumidores de vino premium). Hay que puntualizar que, para cada país, Wine Intelligence fija una “barrera” para determinar qué se entiende por consumidor de vino premium (en el caso de España consumidores al menos una vez por semana de vinos de más de 8 euros por botella).

En términos relativos (el peso que estos consumidores de vinos caros sobre el total de consumidores), lideran el ránking Rusia (37%), Australia (31%), España (28%), EE.UU. (26%) y China (25%).

Por edades, el 39% de los consumidores de vino premium en España está entre los 35 y los 54 años; el 33% es mayor de 55 años y el 28% es menor de 35 años. Destaca que esta franja de edad de jóvenes es más importante entre los consumidores premium, que en los vinos no premium (21%).

Por sexos, el reparto de consumidores premium en nuestro país está bastante equilibrado (51% mujeres y 49% hombres), a diferencia de en otros mercados como el de EE.UU., donde los hombres representan el 64% de este tipo de consumidores.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

Más plazo y flexibilidad de destinos en los programas de promoción del vino en países terceros

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Reglamento completo aquí


El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) publicó el pasado 20 de marzo el Reglamento Delegado 2016/1149, el tercero que faltaba aún por aprobar, que flexibiliza las condiciones y plazos de las ayudas a la promoción en países terceros de los Programas Nacionales de Apoyo al sector vitivinícola (PASVE) para contrarrestar los efectos del alza impositiva del 25%, aplicada por la Administración Trump a la entrada de vinos tranquilos envasados de graduación igual o inferior a catorce grados de España, Francia, Alemania y Reino Unido.

El texto aprobado, tal y como avanzó la SeVi, establece que la ayuda correspondiente a cada operación de información y promoción para un determinado beneficiario en un Estado miembro pueda prolongarse desde los actuales tres años a más de cinco años, que recoge la normativa, pero no ir más allá del 15 de octubre de 2023.

Este reglamento permite que las empresas beneficiarias de esta ayuda a la promoción exterior, ya aprobada y en curso, puedan modificar el mercado de destino inicial de las acciones promocionales previstas.
En su argumentario, la Comisión Europea califica de "injusta e imprevisible" la subida del 25 % de los derechos de importación “ad valorem” de Estados Unidos a los vinos tranquilos de los cuatro países comunitarios y asegura que ya "está teniendo graves consecuencias directas" en el comercio del vino de todas las categorías desde que fueron aprobados el pasado 18 de octubre.

Como consecuencia de ello, añade, “la reputación y los intercambios comerciales de todos los vinos de la Unión presentes en el mercado estadounidense se ven perjudicados. La reputación de un vino viene determinada no solo por la calidad, sino también por su precio y por la percepción de la relación entre la calidad y el precio. Esto sucede especialmente en el caso de los vinos de la gama de precios media-baja que, en términos absolutos, se ven más afectados por los derechos de importación del 25% que los vinos más caros que adquieren los entendidos, para quienes un aumento de precios no tiene un efecto disuasorio.”

Según la CE, “el mercado del vino de la Unión ha estado sujeto a condiciones agravantes durante todo 2019 y las existencias de vino se encuentran en su nivel más alto desde 2009", principalmente por la “conjunción de una cosecha récord en 2018 y del descenso en el consumo de vino en la UE”. Recuerda también que “las exportaciones de vino comunitario a Estados Unidos suelen representar entre el 30% y el 40% del valor de todas las exportaciones de vino de la Unión.”

Impacto comercial

Asimismo, apunta que “desde una perspectiva de estabilidad del mercado, el régimen de derechos de importación, impuesto por EE.UU., no representa una medida nacional aislada, cuyos efectos estén limitados a los intercambios comerciales con dicho país.” Y ello porque “el mercado mundial del vino es un mercado global, en el que medidas individuales, adoptadas por agentes económicos importantes, como Estados Unidos, tienen repercusiones negativas de largo alcance, que afectan al comercio internacional de vinos en su conjunto.”

En este sentido, añade la CE, “cualquier cambio negativo en las condiciones en un mercado de destino fundamental para los vinos de la Unión, como es el de EE.UU., afecta inevitablemente a otros mercados, ya que los productos que no pueden venderse en ese país, por resultar demasiado caros, han de ser redirigidos a otros mercados.” Y ahí, “los consumidores de esos otros mercados, muy conscientes de las condiciones del mercado, ejercerán una presión adicional sobre los precios y la competencia también será mucho más dura de lo habitual.”

En la actual situación, la CE considera “probable” que los derechos de importación actualmente impuestos por EE.UU. “provoquen un estancamiento de las exportaciones de los vinos de la Unión en todo el mundo.” Y, añade que “algunos informes del sector vitivinícola han puesto de relieve que ya han sido cancelados pedidos importantes de vinos franceses destinados al mercado estadounidense.”
Para el Ejecutivo comunitario, si los vinos afectados por los derechos de importación impuestos por Estados Unidos no se comercializan en los mercados exteriores de exportación, esto solo servirá para amplificar la urgencia y la gravedad de la situación en el mercado interno de la Unión.

Por si fuera poco, añade la CE, “la situación se ve agravada por el momento elegido para aplicar los aranceles a las importaciones (18 de octubre de 2019), que coincide justamente con la mitad de la vendimia y de la campaña de producción de 2019, y es justo antes de las fiestas de fin de año, dos de los periodos de venta más importantes del año para el sector vitivinícola de la UE.”

Más plazo

Por otro lado, y con carácter general, Bruselas ha decidido ampliar el plazo de presentación de proyectos de campañas de promoción e información de productos agroalimentarios europeos dentro y fuera de la UE para 2020, como una medida paliativa más para contrarrestar los efectos adversos de la expansión del coronavirus a nivel mundial.

No obstante, esta ampliación es de solo una semana, del próximo 15 de abril, establecido inicialmente, al 22 de abril, aunque es una decisión que no puede descartarse que pueda prorrogarse más allá, a la vista de la emergencia sanitaria en que está inmersa toda la Unión Europea, en mayor o menor grado.

La CE prevé destinar algo más de 200 M€ del presupuesto comunitario a apoyar estas campañas de promoción, prestando en esta ocasión especial atención a los productos afectados por los aranceles de Estados Unidos (aceite de oliva, aceituna de mesa, vino, queso, cítricos, carne de porcino…etc.), muchas de ellas españolas por el contencioso comercial de las ayudas públicas a la aeronáutica Airbus. La elección de los programas beneficiados con estos fondos comunitarios se conocerá, en principio, en el próximo mes de octubre.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados

El coronavirus quebró en enero y febrero el mercado de exportación de vino a China

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El vino en China. (photo: )

El vino en China.

La Federación Española del Vino (FEV) ha hecho público los resultados de un cuestionario sobre el impacto y los efectos que en el sector vitivinícola español está teniendo el coronavirus (Covid-19) en la exportación a China, principalmente, al ser el primer país afectado por esta pandemia sanitaria, que se va extendiendo paulatinamente a nivel mundial.

Según estos resultados, apunta la FEV, casi la totalidad de las bodegas exportadoras hacia ese mercado asiático se han visto negativamente afectadas por esta situación de crisis, y casi la mitad de las bodegas encuestadas que exportaban consideran que les ha afectado de manera grave o muy grave.

Asimismo, casi el 79% de las bodegas encuestadas manifestaron que han tenido pérdidas económicas derivadas de la propagación del coronavirus, al comparar su facturación en los dos primeros meses de 2020, con este mismo periodo de 2019.

Las respuestas más repetidas sobre cómo les ha afectado esta crisis sanitaria son que algunas bodegas no están recibiendo nuevos pedidos desde China, que tienen pedidos paralizados en España, por el momento, y que también tienen cancelaciones de pedidos de sus importadores.

Además, más de la mitad de las empresas están sufriendo la cancelación de ferias y otras actividades de promoción.

Vinexpo Hong Kong, para julio

Por otro lado, la feria Vinexpo Hong Kong 2020, prevista del 26 al 28 de mayo, ha pospuesto su celebración del 8 al 10 de julio, con el objetivo de proporcionar las mejores condiciones para satisfacer la demanda de sus expositores y para apoyar el desarrollo comercial de la industria Asia-Pacífico.

El evento, en el que la FEV organiza de nuevo el Pabellón de España, se llevará a cabo en el mismo lugar, en el Centro de Convenciones y Exhibiciones de Hong Kong (HKCEC) y ofrecerá una plataforma comercial clave en el contexto de la recuperación económica, así como un programa enriquecido de alto nivel, según esta Federación.

 

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras duré el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

España tenía en registro 561.875 explotaciones vitícolas al final de la campaña 2018/19

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La superficie de viñedo en España al final de la pasada campaña 2018/19 (31 de julio de 2019) sumaba 950.079 hectáreas, repartidas entre 561.875 explotaciones vitícolas, según los datos recabados por el Ministerio de Agricultura, en base a la aportación de las diferentes CC.AA., a partir del inventario comunicado por las mismas en esa fecha.

El 68% del total y 384.490 explotaciones que, en conjunto, representan el 6% y 53.725 ha de la superficie total de viñedo, cuentan con menos de media hectárea por explotación, frente al 4% del total y 21.788 explotaciones, que suponen un 58% y 554.718 ha de la superficie de viñedo, con un tamaño de explotación de más de 10 hectáreas.

Al margen de estos intervalos extremos que, según el MAPA, demuestra la dualidad tan marcada de las explotaciones vitícolas en nuestro país, otro 11% y 61.415 explotaciones vitícolas de entre 0,50 y 1 ha de terreno contarían con un 5% de la superficie total de viñedo, con 44.187 ha; entre 1 ha y 2 ha, habría a fecha de 31 de julio de 2019 un 7% del total y 41.602 explotaciones, con 53.394 ha de superficie vitícola, un 6% del total, y ya, en el tramo de más de 2 ha y menos o igual de 10 ha habría 52.581 explotaciones (9% del total), ocupando 239.054 ha de superficie vitícola, un 25% del total.

Tipología de las explotaciones vitivinícolas en España. Campaña 2018/19

Intervalos

Nº Explotaciones

(%)

Superficie (ha)

(%)

≤0,50 ha

384.490

68%

53.725

6%

>0,50 y ≤1 ha

61.415

11%

44.187

5%

>1 ha y ≤2 ha

41.602

7%

58.394

6%

>2 ha y ≤10 ha

52.581

9%

239.054

25%

>10 ha

21.788

4%

554.718

58%

Total

561.875

100%

950.079

100%

Fuente: MAPA, a partir de los inventarios vitícolas autonómicos a 31 de julio de 2019.

Precisamente, debido a esta elevada dualidad, Galicia se mantendría con el mayor grado de atomización de la superficie vitícola de España, con 220.365 explotaciones un 39,22% del total, a la que por número de explotaciones, pero con mayor superficie vitícola por explotación seguirían otras CC.AA., como Castilla y León, con 83.082 explotaciones (14,79%), Castilla-La Mancha, con 80.536 (14,33%); Aragón, con 53.982 (9,61%); Islas Canarias, con 36.420 ha (6,48%); Comunidad Valenciana, con 19.872 (3,54%); Andalucía, con 16.521 (2,94%), Extremadura, con 15.049 (2,68%), etcétera.

A la cola estarían las CC.AA. de País Vasco, con 1.682 explotaciones vitícolas (0,30%); Islas Baleares, con 1.473 explotaciones (0,26%); Principado de Asturias, con 388 (0,07%) y Cantabria, con 245 (0,04%).

El número de explotaciones vitícolas se ha venido reduciendo paulatinamente. Desde la campaña 2007/08, este descenso fue de 152.491 explotaciones menos, según el MAPA.

Número de explotaciones vitícolas en España. Campaña 2018/19

CC.AA.

Nº de explotaciones

(%) s/total

Andalucía

16.521

2,94%

Aragón

53.982

9,61%

P. Asturias

388

0,07%

I. Baleares

1.473

0,26%

I. Canarias

36.420

6,48%

Cantabria

245

0,04%

Castilla-La Mancha

80.536

14,33%

Castilla y León

83.082

14,79%

Cataluña

8.381

1,49%

Extremadura

15.049

2,68%

Galicia

220.365

39,22%

Com. de Madrid

5.626

1,00%

R. de Murcia

3.308

0,59%

Com. F. Navarra

3.549

0,63%

País Vasco

1.682

0,30%

La Rioja

11.396

2,03%

Com. Valenciana

19.872

3,54%

Total nacional

561.875

100,00%

Fuente: MAPA, a partir de los inventarios vitícolas autonómicos A 31 de julio de 2019.

Grado de atomización

La mayor superficie de viñedo con diferencia, continuaría siendo la de Castilla-La Mancha, con 453.936 hectáreas (47,8% del total nacional), seguido ya de lejos por Castilla y León, con 81.575 ha (8,59%); Extremadura, con 79.207 ha (8,34%); Comunidad Valenciana, con 58.658 ha (6,2%); Cataluña, con 56.526 ha (5,95%); La Rioja, con 47.362 ha (4,98%); Aragón, con 35.540 ha (3,74%), Galicia, con 33.237 ha (3,5%); Andalucía, con 29.360 ha (3,09%), etcétera.

Las que menos, en la Comunidad de Madrid, con 8.196 ha (0,86%), Principado de Asturias, con casi 130 ha (0,01%) y Cantabria, con menos de 120 ha (0,01%).

La Comunidad Autónoma que cuenta con un mayor grado de atomización es Galicia, donde el 96% de sus 220.365 explotaciones, es decir, 212.644 explotaciones, tiene menos de media hectárea de superficie, seguida de Canarias, con un 90% del total y 32.614 explotaciones en esa situación, y de Cantabria, con un 85% del total y 208 explotaciones que estarían en ese intervalo.

La Comunidad que cuenta con mayores explotaciones por encima de las 10 hectáreas es Castilla-La Mancha, con 12.172 (15,1% del total en su Comunidad), seguido de Extremadura, con 2.142 explotaciones (14,2%); Cataluña, con 1.606 (19,2%); Comunidad Valenciana, con 1.424 (7,2%); Castilla y León, con 1.310 (1,6%), La Rioja, con 1.083 (9,5%), etcétera.

La superficie media por explotación a nivel nacional es de apenas 1,69 hectáreas, inferior a la media a nivel nacional del periodo anterior, que fue de 1,83 hectáreas. El País Vasco encabeza este ránking, al contar con una superficie media por explotación de 8,61 hectáreas, seguido de Cataluña (6,74 ha/explotación); Región de Murcia (6,68 ha/expl.); Castilla-La Mancha (5,64 ha/expl.); Extremadura (5,26 ha/expl.); Comunidad Foral de Navarra (5,03 ha/expl.); La Rioja (4,16 ha/expl.), etcétera.

Las que se quedan a la cola de superficie media por explotación son Galicia, con 0,15 hectáreas por explotación apenas; Islas Canarias (0,25 ha/expl); Principado de Asturias (0,33 ha/expl.); Cantabria (0,49 ha/expl.); Aragón (0,66 ha/expl.); Castilla y León (0,98 ha/expl.), y Comunidad de Madrid (1,46 ha/expl.)

Superficie de las explotaciones vitícolas. Campaña 2018/19

CC.AA.

Superficie total de viñedo (ha)

(%) s/total

Superficie (ha) media/explotación

Andalucía

29.360,34

3,09%

1,78

Aragón

35.539,84

3,74%

0,66

P. Asturias

129,70

0,01%

0,33

I. Baleares

2.591,22

0,27%

1,76

I. Canarias

9.125,07

0,96%

0,25

Cantabria

118,93

0,01%

0,49

Castilla-La Mancha

453.936,00

47,78%

5,64

Castilla y León

81.575,40

8,59%

0,98

Cataluña

56.526,11

5,95%

6,74

Extremadura

79.206,93

8,34%

5,26

Galicia

33.237,00

3,50%

0,15

Com. de Madrid

8.196,42

0,86%

1,46

R. de Murcia

22.084,00

2,32%

6,68

Com. F. Navarra

17.852,26

1,88%

5,03

País Vasco

14.489,60

1,53%

8,61

La Rioja

47.362,16

4,98%

4,16

Com. Valenciana

58.657,92

6,17%

2,95

Total nacional

950.079

100,00%

1,69

Fuente: MAPA, a partir de los inventarios vitícolas autonómicos a 31 de julio de 2019. En negrita, CC.AA. con superficie vitícola por encima de la media estatal.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.