Topic:

Tras Los Muros 2017, la interpretación del Albariño más próximo de Pazo de Señorans

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Pazo de Señorans amplía la familia con la incorporación de Berta García y presenta su primer Albariño llamado Tras Los Muros 2017. Esta apuesta nace por el deseo de elaborar un Albariño con sus viñedos más cercanos, ubicados dentro de la finca de Pazo de Señorans, recorriendo los muros del siglo XVII.

Berta García, ingeniera química, se casó con Javier Mareque y fruto de su unión nació su actual vocación como enóloga tras estudiar en la Universitat Rovira i Virgili. Después de trabajar en diferentes bodegas francesas, como Château Louis Latour y Château Haut Brion, llegó a Pazo de Señorans en 2017 y fue en ese momento donde inició los primeros pasos para elaborar su vino Tras Los Muros, apoyada por Marisol Bueno y Vicky Mareque.

Tras Los Muros 2017 sale al mercado y se presenta para poner en valor la excelencia de la variedad Albariño. Su fermentación y crianza se elabora en barricas de roble de diferentes volúmenes, fabricantes y edades durante 6 meses. Además, se añaden 6 meses más de crianza en acero y después tiene una guarda de un año en bodega.

Resulta un vino elegante, estructurado, discreto y exquisito. Sus aromas se perciben al primer contacto de nariz. En boca, las lías confirman lo que se percibe desde el inicio. Olores primarios se convierten en protagonistas y llenan el paladar de estructura.

Caves Bohigas rediseña su cava Noa para producir su primer cava ecológico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Coincidiendo con el año de su 90 aniversario, la bodega familiar de Caves Bohigas, situada en Òdena (Anoia), lanza al mercado el nuevo cava Noa, su primer cava ecológico y de edición limitada, que será degollado bajo pedido.

El nuevo Noa pertenece a la gama familiar de Bohigas, una selección de vinos y cavas de producción más exclusiva y limitada, en sustitución del antiguo cava Noa y con un formato de botella distinto, además de la certificación ecológica.

Noa tiene una producción de 2.643 botellas numeradas, que serán degolladas poco a poco, durante todo el año y bajo pedido. El producto se presenta en un estuche tipo 'canister' (caja alta, con forma de tubo) y etiqueta con tonos gris oscuro y dorado.

En cuanto a la elaboración, Noa es vendimia 2017 y su coupage: 50% Xarel·lo y 50% Pinot Noir, hecho como blanc de noirs. El cava busca el equilibrio entre la variedad autóctona más importante de la zona (Xarel·lo) y la variedad de origen galo Pinot Noir, que da elegancia y complejidad al coupage.

El nombre de Noa representa la nueva generación de la familia Bohigas, que gestiona las cavas desde 1929, cuando Joan Vives, tío-abuelo de los actuales propietarios, comenzó a elaborar vino espumoso para su comercio. Desde entonces, la bodega ha ido creciendo y mejorando sus instalaciones y tecnologías hasta día de hoy, que celebra su 90 aniversario.

Apuesta por la innovación y la sostenibilidad

Siguiendo la tendencia del mercado, Bohigas apuesta por la innovación y la renovación de productos en las gamas media y alta. Hace dos años, ya sacó al mercado el nuevo vino tinto Inicis, elaborado con una variedad recuperada, Sumoll, y producido siguiendo un método de fermentación milenario, de la época de los romanos, con ánforas de arcilla. Ahora, el vino Inicis y el nuevo cava Noa conviven en la gama familiar de productos Bohigas, junto con el vino blanco Udina.

Después de tres años de conversión, el próximo 2020, la totalidad de los viñedos (situados en Òdena y Gelida) ya serán de producción ecológica, a fin de ir convirtiendo de forma gradual todos los cavas Bohigas en productos ecológicos.

Harlan Estate: un ‘grand cru’ en apenas tres décadas en el mercado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

¿Es posible que una bodega con apenas 30 años en el mercado alcance la categoría de icono mundial? Sí lo es y la bodega californiana Harlan Estate es la prueba viviente de ello. El pasado 11 de diciembre, la Fundación para la Cultura del Vino organizó una nueva edición de “Sabor de los Grandes”, en la que pudimos conocer un poco mejor este fenómeno vitivinícola del Valle de Napa de mano de su director Don Weaver.

Aunque H.William Harlan y su familia fundaron la bodega en 1984, ya con el objetivo de elaborar un “premier cru” (en términos borgoñones) de California, la primera añada comercial de este tinto mayoritariamente de Cabernet Sauvignon (complementado en pequeñas proporciones, según añada, de Cabernet Franc y Merlot) no fue hasta la de 1990 (salió al mercado en 1996. Hoy en día, la añada más reciente de Harlan Estate que se puede adquirir es la de 2015 (se puso a la venta en mayo de 2019) y su precio de venta recomendado es de 1.500 dólares.

Una bodega situada en las colinas occidentales de Oakville, en el mismo corazón del Valle de Napa en la que cultivan 17 hectáreas de viñedo (70% Cabernet Sauvignon, 20% Merlot, 8% Cabernet Franc y un 2% de Petit Verdot). Son viñas situadas en las laderas de las colinas, con suelos tanto volcánicos, como sedimentario. Practican la viticultura biodinámica, pero “abierta a la tecnología”.

Tras la presentación de la bodega se procedió a una espléndida cata de sus vinos. La abrió The Maiden 2014, segundo vino de Harlan Estate, que se vende solo exclusivamente por medio de la lista de distribución de la bodega. Un tinto potente, sedoso, con mucho tacto, glicérico. Capaz de conjugar la energía con un carácter aterciopelado. Largo y fresco.

Luego realizamos una vertical por el primer vino, en la que recorrimos las añadas 2015, 2013, 2010, 2005, 2001, 1994 y 1991. Harlan Estate es un vino complejo y profundo, denso, con vigor y muy largo. Cada añada expresa las condiciones climáticas que la alumbraron. Así destacó la exótica mineralidad, ligereza y potencial de guarda de la añada 2015; la complejidad de matices y carga frutal, con notas de madurez de la 2013; la ligereza en boca de una añada 2010 llamada a expresar su potencial todavía dentro de uno años; la potencia, voluptuosidad y frescor mineral del vino nacido en 2005; la profundidad y madurez de la añada 2001 o la elegante decadencia de la 1991.

Mención aparte merece la añada de 1994, porque marcó un hito en la bodega. Fue la primera añada en obtener los míticos 100 puntos Parker. Una añada clásica y un vino que se mostró maduro, con aromas de sotobosque y grosella, delicado y complejo. Con matices minerales y balsámicos. Enérgico pero puro equilibrio.

Premios Innovación 2019 de la PTV

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Premiados en la primera edición. (photo: )

Premiados en la primera edición.

La Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) entregó el pasado 19 de diciembre sus Premios Innovación 2019. En un acto inaugurado por Carme Sabrí, directora de AgroBank, y Mireia Torres, presidenta de la PTV, la asociación galardonó a un investigador y dos proyectos, además de conceder un premio honorífico en reconocimiento a la aportación e impulso de sus respectivas iniciativas para mejorar la competitividad y el desarrollo innovador del sector vitivinícola español.

En la categoría ‘Joven Investigador’, Guzmán Carro fue premiado por su trabajo “Control biológico de de Phaeoacremonium minimum mediante el uso de Trichoderma spp”. Esta iniciativa busca el control del principal problema en la viticultura mundial, como son las enfermedades de la madera de vid.

Cleanwood Technology recibió el galardón de ‘Proyecto I+D+i Individual’ en reconocimiento al desarrollo del proyecto “Zerob 1- Equipo para tratamiento y regeneración de barricas de roble mediante aplicación de ondas electromagnéticas”, un estudio mediante el cual ha desarrollado un patrón de algoritmos, para poder modular la complejidad del uso de las ondas electromagnéticas de alta frecuencia como medio de desinfección y regeneración de barricas.

Agua, Energía y Medioambiente Servicios Integrados (AEMA), recibió el premio ‘Proyecto I+D+i Consorciado’. La PTV galardonó así a la iniciativa “Digestores anaeróbicos de alto rendimiento para el tratamiento de efluentes de bodegas medianas”, cuyo objetivo es el desarrollo de un sistema de tratamiento anaerobio basado en un innovador diseño de reactor anaerobio de alto rendimiento adaptado al tratamiento de las aguas residuales de las bodegas de tamaño medio.

El Premio Honorífico se concedió a José Luis Benítez Robredo, director general de la Federación Española del Vino (FEV), por su compromiso personal en la creación, dinamización y consolidación de la Asociación Plataforma Tecnológica del Vino de España y por su apoyo continuo y relevante al impulso y potenciación de la actividad innovadora (I+D+i) del sector vitivinícola nacional.

Durante el acto, celebrado en CaixaForum de Madrid, se hizo entrega de seis menciones de honor a los finalistas de cada una de las categorías: En Joven  Investigador se distinguió a  Ignacio Belda y Javier Campos; en la categoría de Proyecto de I+D+i Individual los finalistas fueron  Athisa Biogeneración y la Unidad de Mecanización Agraria (UPC-Universitat Politécnica de Catalunya); en la categoría de Proyecto de I+D+i consorciado se reconoció la labor de Intergia Energia Sostenible (Intergia)  y de la Fundación Empresa-Universidad Gallega (Feuga). 

En el acto, presentado por el director de SeVi, Salvador Manjón, intervino Mario de la Fuente, gerente de la PTV, para presentar los proyectos de I+D+i que dinamiza la PTV. Además, el director general del OEMV, Rafael del Rey, presentó la evolución del sector del vino y su relación con la I+D+i. Finalmente, el vicepresidente de la PTV, Carlos Moro, despidió el evento.

El jurado de los Premios Innovación ha estado formado por miembros del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Agencia Estatal de Investigación (MICINN), el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), Zabala Innovación Consulting, AgroBank y la PTV.

El sector vitivinícola analiza en Logroño el futuro del viñedo sostenible en España

 Publicado el por Interprofesional del Vino de España (colaborador), Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) (colaborador)

 (photo: )

La Interprofesional del Vino de España (OIVE), en colaboración con la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), celebró el pasado 11 de diciembre en la Bodega Institucional de La Grajera de Logroño la jornada #SomosSostenibilidad. En este encuentro, que ha reunido a representantes del sector del vino, se ha analizado la estrategia hacia la sostenibilidad del viñedo español, así como los grandes retos y oportunidades que se presentan para el futuro.

Concha Andreu, presidenta del Gobierno de La Rioja, fue la encargada de abrir el evento, donde mostró su apoyo a OIVE y PTV así como el compromiso de la administración que lidera para impulsar aquellos proyectos vitivinícolas que promuevan la innovación en el ámbito de la sostenibilidad y el cambio climático: “Es momento de que nos pongamos a trabajar para buscar una alternativa y evitar cultivar la viña de espaldas a la naturaleza. En un contexto de cambio climático, no podemos mirar hacia otro lado. Tenemos una gran oportunidad en La Rioja para que podamos avanzar en el conocimiento del cultivo del viñedo y llevarnos hacia un desarrollo sostenible del sector”.

Durante la inauguración, Ángel Villafranca, presidente de OIVE, destacó los resultados del acuerdo entre su organización y la PTV y la voluntad del sector vitivinícola de avanzar en la transición hacia un modelo más sostenible: “Desde la interprofesional desarrollamos junto a la Plataforma Tecnológica del Vino actividades destinadas a la investigación y al conocimiento, para, entre otros fines, llevar a cabo proyectos que promuevan la sostenibilidad del sector. En este sentido, para que la sociedad sea sostenible tenemos que enlazar todos los eslabones de la cadena. La agricultura tiene su responsabilidad en ello, pero la concienciación por la sostenibilidad tiene que extenderse a todos los ámbitos de la sociedad”.

Por su parte, Camino Arroyo, subdirectora general de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, analizó la estrategia hacia la sostenibilidad marcada por la Política Agraria Común de la Unión Europea y los grandes retos y oportunidades que se presentan al viñedo español. En este aspecto ha apuntado: “La sociedad nos exige generar más con menos recursos y para ello es imprescindible la labor de los centros de investigación en viticultura y la ciencia en general. La situación actual nos obliga a producir de forma sostenible y el sector vitivinícola lleva tiempo adaptándose a ello. En este marco, la Política Agraria Común es una palanca que nos acompaña en todo el proceso de avance, porque sin sostenibilidad económica no habrá sostenibilidad ambiental”.

Mireia Torres, presidenta de la Plataforma Tecnológica del Vino, destacó “la innovación, formación y colaboración” como claves para avanzar hacia la sostenibilidad del sector. “Debemos dar pasos adelante y estoy segura que seremos capaces de afrontar todos los retos de futuro”, añadió.

Tres retos para el camino hacia la sostenibilidad

Durante el primer bloque del encuentro se analizaron tres oportunidades y retos a los que se enfrenta actualmente el sector vitivinícola en términos de sostenibilidad. David Gramaje, investigador del Área Viticultura del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), expuso las dificultades que suponen las enfermedades de la madera de la vid para la cosecha. Sergi de Lamo, vicepresidente de la Comisión Técnica de la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), reflexionó sobre el uso del cobre y azufre en la viticultura y Natalia Olarte, directora I+D+i de Bodegas Riojanas, apeló a la importancia de la transferencia del conocimiento para el devenir del sector.

Conocimiento del viticultor, clave para el futuro del sector

En el segundo bloque de la jornada, una mesa de diálogo moderada por Mario de la Fuente, gerente de la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), reunió a varios investigadores que reflexionaron sobre la transferencia del conocimiento al viticultor. Entre ellos, José Miguel Zapater, director del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV); Sergi de Lamo, vicepresidente de la Comisión Técnica de la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV); David Gramaje, investigador del Área Viticultura del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV); y Natalia Olarte, directora I+D+i de Bodegas Riojanas.

Las principales conclusiones que se han extraído de la mesa redonda son el impacto de la investigación en la transformación del sector vitivinícola y como consecuencia directa, en el bienestar social. Asimismo, la necesidad de homogeneizar la transferencia del conocimiento o la importancia de conocer el suelo para hacer un mejor uso de los recursos naturales.

Un acuerdo por la transición del viñedo español

Durante 2019, la Administración Pública ha ratificado un total de seis proyectos de I+D+i sobre Cambio Climático y Sostenibilidad apoyados por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) en el marco del acuerdo que mantiene con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

De estos seis proyectos, uno de ellos se enmarca en el plano internacional y los demás se están llevando a cabo en el ámbito nacional. Todos ellos han movilizado un presupuesto global de casi seis millones de euros, habiendo obtenido algo más de cuatro millones de euros de financiación pública para su ejecución.

Estas iniciativas cuentan con la participación de un total de seis empresas (bodegas y empresas tecnológicas), cuatro organismos de investigación y dos entidades entre las que se encuentran asociaciones vitivinícolas y denominaciones de origen españolas.

La adaptación de las regiones de montaña al cambio climático, optimización de riego y disminución de sulfitos en bodega y el potencial de adaptación de variedades emblemáticas y minoritarias, son algunos de los retos que se estudiarán en estos trabajos de I+D+i que ya se están desarrollando.