Topic:

Vinisud + Vinovision Paris = Wine Paris (11 al 13 de febrero de 2019)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Por primera vez, en febrero de 2019, París se convertirá en el epicentro del sector vitivinícola mundial durante el evento internacional más importante del sector: Wine Paris. Supondrá, del 11 al 13 de febrero, un acontecimiento sin precedentes, nacido de la fusión de Vinisud, salón de los vinos del Mediterráneo y Vinovision Paris, la feria internacional del vino de clima frío. La cita conjunta mostrará, por tanto, una amplia gama de regiones vitivinícolas.

La celebración simultánea de Vinisud y Vinovision Paris en 2019 (Paris Expo Porte de Versailles), arranca con excepcionales expectativas, pues los organizadores esperan atraer a un total de 2.000 expositores y a más de 30.000 visitantes profesionales, de los que se estima que un 35% provendrá de fuera de Francia.

La celebración simultánea de ambos salones de referencia permitirá conocer la oferta de más de 2.000 expositores.

La celebración simultánea de ambos salones de referencia permitirá conocer la oferta de más de 2.000 expositores.

Cruce de caminos

Wine Paris supone un cruce de caminos entre Vinisud y Vinovision Paris, donde se encuentran vinos del sur y de clima fresco. Pondrá el foco en la amplitud y profundidad de sus propuestas enológicas y en sus características arquetípicas, incluyendo tipos de suelo, climas, gamas varietales, tipos de fincas vinícolas y técnicas de manejo de viñedos.

Los agentes internacionales del sector vitivinícola podrán promover conversaciones y debates sobre lo que hace que sus vinos sean únicos, para proporcionar una amplia y polifacética gama de vinos franceses y extranjeros de climas fríos y meridionales, y para ofrecer las claves para entender a los mercados y a los consumidores, junto con soluciones y propuestas innovadoras.

Francia es reconocida internacionalmente por su patrimonio y gastronomía y, como tal, supone un escenario idóneo para el evento. Su identidad cultural le ha permitido consolidarse como el primer país exportador de vino en términos de  valor y un mercado de consumo vital. Su capital, París, es una de sus atracciones más fuertes y alberga una alta concentración de comerciantes de vino, bares de vino, delicatessen, hoteles y restaurantes que alimentan un mercado de consumo dinámico, apuntalado por su estatus como  principal destino turístico del mundo. Los compradores de todo el mundo disfrutarán de excelentes condiciones para su estancia: una ubicación céntrica en Francia y Europa; facilidad de acceso; y opciones y capacidad de alojamiento inigualables. Wine Paris también coordinará un programa de eventos paralelos en un intento de ofrecer experiencias aún más inmersivas y oportunidades complementarias de negocio y networking.

Así, entre los eventos paralelos destaca la celebración previa (7 al 10 de febrero) de los World Wine Meetings Global Paris; junto con un programa de eventos previsto del 7 al 13 de febrero en la capital francesa.

Más información en:

www.wineparis.com

www.vinisud.com

www.vinovisionparis.com

Vinitech-Sifel: la cita mundial de la innovación (20 al 22 de noviembre de 2018 en Burdeos)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vinitech-Sifel espera recibir a más de 45.000 profesionales de 70 países. FOTO: Vinitech-Sifel/Artiste Associé-CEB. (photo: )

Vinitech-Sifel espera recibir a más de 45.000 profesionales de 70 países. FOTO: Vinitech-Sifel/Artiste Associé-CEB.

Del 20 al 22 de noviembre, todo lo que constituye la actualidad de los sectores vitivinícola & hortofrutícola a nivel internacional, estará reunido en el Recinto Ferial de Burdeos, con motivo de la 21ª edición de Vinitech-Sifel. Con 1.200 marcas representadas, la oferta del salón se estructura en cuatro polos de actividades: técnicas de cultivo (21.500 m², el  34% de la superficie del salón); embotellado y acondicionamiento (13.500 m², el  22%); equipamientos para bodegas (24.000 m², el 38%) y servicios (4.000 m², el 6% del total expositivo).

Vinitech-Sifel se presenta como la plataforma de intercambio, negocios, descubrimientos y herramienta útil con la implantación de numerosos servicios pensados para sus visitantes. Así, la organización ofrece tres recorridos de visita según los intereses: “Frutas y Hortalizas”, “Espirituosos” y “Bío”.

La feria será el gran escaparate de la innovación. Vinitech-Sifel destacará las empresas galardonadas en el marco de los Trofeos de la Innovación. Los expertos del Comité Científico y Técnico analizarán los cerca de sesenta expedientes recibidos este año y establecerá el palmarés tan esperado, el 6 de septiembre.

Nuevas soluciones, servicios relacionados con la producción o el lanzamiento al mercado, etc.: la innovación contará también con el apoyo del Espacio de Start-up, que acogerá a una decena de empresas. Además, Vinitech-Sifel es portador de nuevos desafíos y momento álgido para intercambios, debates y encuentros. En el marco del “Polo Encuentros e Innovaciones”, la feria movilizará a numerosos expertos en torno a 50 conferencias y foros. 

El salón es cita ineludible en materia de innovación y importante punto de encuentro para los negocios. FOTO: Vinitech-Sifel/Artiste Associé-CEB.

El salón es cita ineludible en materia de innovación y importante punto de encuentro para los negocios. FOTO: Vinitech-Sifel/Artiste Associé-CEB.

En la organización de su nueva edición, Vinitech-Sifel ha definido una estrategia de medios para atraer y facilitar los negocios y garantizar la calidad de los visitantes y ofrece el espacio “Business Meetings” o el “Village Internacional”. Todo está pensado para ofrecer respuestas a medida, tanto del expositor, como del visitante.

Más información en www.vinitech-sifel.com (Contacto en España: Servicom C&M.  Tlf. 914 518 095 - servicom@servicomconsulting.com)

Aromas del vino derivados de la uva

 Publicado el por Vanesa González (Grupo de Investigación en Viticultura de la UPM) (colaborador), Javier Téllez (Lallemand) (colaborador)

 (photo: )

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

En primer lugar nos preguntamos qué es el aroma, Hasin-Blumstein et al. (2009) nos ayuda a definirlo explicando que el olor es un proceso biológico y electrofisiológico que convierte la información molecular de un odorante en una respuesta perceptual. Esta información es captada por el epitelio olfativo, que en el caso de los humanos posee millones de neuronas sensoriales olfativas, que están unidas a los receptores olfativos, cada uno capaz de detectar múltiples compuestos con grupos funcionales comunes  (Firestein 2001, Hasin-Brumshtein et al. 2009). En otras investigaciones (Zozulya et al. 2001, Gaillard et al. 2004), 347 genes han sido identificados potencialmente como receptores olfativos funcionales, lo que permite a los seres humanos detectar los miles de compuestos odorantes que se encuentran en la naturaleza.

Si tratamos de centrarnos en definir aquellas moléculas odorantes responsables del aroma que podemos encontrar en una copa de vino, hemos de decir que no se trata de una tarea sencilla. En efecto, esta materia supone una investigación complicada, ya que el vino es una matriz compleja, con más de 800 compuestos aromáticos, con distintas propiedades y estructuras químicas, que aparecen en concentraciones relativas muy diferentes y muy bajas; además de las interacciones que se producen entre estos compuestos, las cuales pueden potenciar o enmascarar ciertas percepciones olfativas.

Estas moléculas tendrán un efecto en el aroma de un vino siempre y cuando, como veíamos anteriormente, sean capaces de alcanzar nuestro epitelio olfativo, es decir, estén presentes en el vino en su forma odorante, como compuestos volátiles. Pequeñas diferencias en la concentración de estos compuestos volátiles marcarán las diferencias en la calidad aromática de los vinos (Guth y Sies, 2002).

A continuación, información para suscriptores.

Retraso del riego de la vid hasta envero

 Publicado el por Jesús Yuste (colaborador), María V. Alburquerque (colaborador), J. Ramón Yuste (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La influencia del riego y del déficit hídrico en el comportamiento del viñedo ha sido ampliamente observada y estudiada por diversos autores (Cuevas et al. 2006), siendo reconocida de forma generalizada (Castel et al. 2013). La disponibilidad hídrica ejerce influencia directa en algunos estados fenológicos del ciclo de la vid, como la iniciación y el desarrollo florales, modificando el futuro rendimiento (Ojeda et al. 2001), así como durante la última parte del ciclo, en la que puede favorecer la reducción significativa de la pérdida de cosecha (Sánchez-Llorente 2004). Además, el nivel de riego durante los últimos estadios de madurez afecta al estado hídrico de la vid y tiene cierto impacto sobre la composición de la uva (Méndez et al. 2009). Según Cuevas et al. (2006), bajo condiciones de riego deficitario, como puede darse al retrasar el riego hasta el envero, el cierre de los estomas reduce la toma de CO2, y modifica la relación entre la tasa neta de fotosíntesis y la conductancia estomática. Mientras el déficit hídrico perdura, los estomas permanecen más tiempo cerrados, lo cuál conduce a una reducción de la fotosíntesis. En este sentido, dado que la floración y el cuajado son estados críticos para la vid debido a los procesos de división celular que se producen, el estrés hídrico en dicha época puede conducir a una reducción del cuajado y del tamaño de la baya (McCarthy et al. 1992), de manera que el crecimiento de la baya y su peso en vendimia están directamente relacionados con el estado hídrico de la planta. Hay que considerar también que desde el cuajado hasta el envero el flujo de agua dentro de la baya ocurre principalmente a través del xilema, mientras que desde el envero hasta el punto de máximo crecimiento de la baya este ocurre principalmente por el floema (Greenspan et al. 1994).

Según Ojeda et al. (2001), un déficit temprano de agua puede provocar la disminución del volumen celular, cuando se produce desde la floración al envero, resultando irreversible el estado que provoca para la vid, ya que uno de los componentes del rendimiento, el tamaño de la baya, está más influenciado por el déficit hídrico cuándo se produce entre floración y envero que cuando se produce entre envero y madurez. Por tanto, para garantizar el éxito de cualquier estrategia de riego es necesario que la toma de decisiones esté basada en indicadores hídricos sensibles y fiables (Yuste et al. 2004) y tener en cuenta que el exceso de estrés hídrico después del envero debe ser evitado, ya que este puede causar retraso en la acumulación de azúcares (McCarthy 1998).

Los resultados observados en diversos trabajos relacionados con el riego moderado o deficitario de la vid han mostrado respuestas variables, condicionadas por diversos factores de cultivo, como la variedad (Romero et al. 2012, Santesteban et al. 2011), la densidad de plantación (Pérez 2002), el sistema de conducción (Yuste et al. 2012) y las condiciones de cultivo (Castel et al. 2013, Valdés et al. 2013).

A tenor de las referencias y las consideraciones indicadas, este trabajo trata de estudiar el efecto de la variación de la época de aplicación de riego deficitario durante el período estival en el desarrollo vegetativo y productivo, así como en la calidad de la uva de la variedad Tempranillo cultivada en espaldera, en las condiciones climáticas semiáridas del centro del Valle del río Duero.

El proyecto BESTBRANDY investiga nuevas técnicas de manejo del viñedo para aumentar la calidad de la uva para brandy

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Desde la puesta en marcha del proyecto BESTBRANDY en julio de 2016, las empresas de este consorcio están desarrollando un Proyecto I+D de cooperación con diferentes organismos de investigación. El objetivo de este proyecto consiste en promover el desarrollo de nuevos conocimientos y tecnologías para mejorar las cualidades de los brandies, optimizar los procesos de producción de uva, cosecha, destilación, crianza y envasado, y desarrollar nuevos productos atractivos para los exigentes mercados internacionales. En esta línea, el desarrollo y la innovación en el cultivo de la uva para brandy es un aspecto absolutamente clave.

Con este fin, las bodegas participantes están trabajando en la puesta en marcha de una nueva estrategia vitícola integral que permita la obtención de rendimientos más eficientes en cuanto a la producción y conversión de azúcares y uvas con especiales características para la elaboración de brandies de alta calidad.  Por ello, las bodegas participantes están realizando diferentes ensayos para incrementar la eficiencia del cultivo de la vid cuya producción está destinada a destilación y posterior obtención del brandy. Estos estudios e investigaciones tienen en cuenta la diversidad de condiciones específicas de los campos de cultivo de estas bodegas, su localización en ambientes de climas cálidos y una disposición de los recursos naturales ocasionalmente limitada. Por tanto, esta estrategia vitícola incluye de manera integral distintas variedades de uva, en condiciones edafo-climáticas diferentes, y cultivos muy específicos para cada variedad.

Balance innovador

Desde el comienzo de BESTBRANDY, las empresas participantes han puesto en marcha distintos y variados dispositivos experimentales para estudiar los efectos de la salinidad en el crecimiento y desarrollo del cultivo de las vides. También han aplicado diferentes técnicas innovadoras de cultivo para incrementar la eficiencia y sostenibilidad en la producción de azúcares, como por ejemplo los sistemas de riego y fertilización, ajustes de carga, estudios de influencia del suelo y sistemas automatizados. Asimismo, destacan los nuevos sistemas de pasificación de corta duración, el estudio de nuevas variedades para la obtención de vinos jóvenes, el análisis y la comparación de uvas de producción integrada frente al protocolo de residuo cero, y la preselección clonal y sanitaria de los cv de vid Palomino para la mejora del proceso productivo y la calidad del brandy de Jerez. Estas últimas experiencias se llevan a cabo en explotaciones vitícolas de González Byass y Bodegas Fundador en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Además, gran parte de estos ensayos se están realizando en la Finca Daramezas, propiedad de Bodega Las Copas, situada en el paraje único de Guadamur (Toledo). Este viñedo, dotado de sistemas de riego, se plantó en el año 2014 con la variedad Airén, utilizando la espaldera como sistema de conducción y con el único objetivo de producir uva de calidad destinada íntegramente a la producción de brandy.

Todos los resultados obtenidos hasta la fecha por BESTBRANDY se han presentado en los diferentes comités técnicos del proyecto que se han celebrado. También se han puesto en conocimiento del CDTI, que es el organismo financiador de la iniciativa y ha certificado con su apoyo el adecuado avance de la misma. En el primer trimestre de 2019 se espera contar con las conclusiones aplicables al sistema productivo del viñedo comercial. 

Más sobre el proyecto:

BESTBRANDY es un proyecto consorciado de desarrollo experimental que pretende elaborar nuevos brandies mediante la introducción de innovaciones tecnológicas en el manejo del viñedo, en los procesos enológicos, en el proceso de destilación y en el envejecimiento final del brandy en madera. Todo ello, para obtener una bebida espirituosa diferente, con nuevos perfiles aromáticos que permitan atender la creciente demanda de los consumidores internacionales de este tipo de bebidas.  

El consorcio lo componen cuatro empresas: Bodega González Byass Jerez, Bodega Las Copas, Bodegas Fundador y Agrovin, junto a cinco instituciones y universidades nacionales, referentes en el ámbito de la I+D vitivinícola española. El proyecto dispone de un presupuesto global de 2.549.730 €, está subvencionado por el CDTI con fondos FEDER de la Unión Europea y se desarrollará durante 30 meses, hasta diciembre 2018.  Más información en: www.bestbrandy.es