Topic:

Pilar Oliver, enóloga y gerente de Bodegas Miquel Oliver: ‘Ser respetuoso con la tierra es vital para la calidad de la uva’

 Publicado el por Norka M. López (colaborador)

Bodegas Miquel Oliver, de Petra, Mallorca, acaba de cumplir 100 años ininterrumpidos haciendo vinos, la única bodega local que lo ha conseguido. También carga sobre sí el haber estado entre las bodegas pioneras en introducir elementos de modernización como la utilización de depósitos de acero inoxidable. Hablamos con su actual responsable, Pilar Oliver.

Terroir, ¿la salvación del vino? ¿Mito o realidad?

 Publicado el por Luis Moreno (colaborador)

Esta es la pregunta que se planteó en la segunda Jornada Internacional del Terroir Vitícola, a la que intentaron contestar destacados especialistas en viticultura, junto a dos expertas en comercialización y mercadotecnia. El congreso estuvo organizado por el Máster International Vintage (Erasmus Mundus) y el Vintage Master Club, el pasado 15 de junio, en la Universitat Politècnica de Valencia.
Y es que el significado de terroir vitícola es un concepto difícil de transmitir por los especialistas en técnicas de mercado. Es complejo y tiene una importante componente de subjetividad. Es intangible. La ciencia no ha sido capaz de demostrarlo pero, sin duda, existe, como aseguraron algunos ponentes. Aunque no todos estuvieron de acuerdo.
Suelo, clima, paisaje y biodiversidad
Antes de los años 50 del pasado siglo el término terroir tenía una connotación negativa en Francia, que se refería a un sabor terroso del vino. A partir de entonces pasó a significar una virtud, que contenía la tipicidad de un viñedo.
La Organización internacional de la Viña y el Vino (OIV) define el terroir vitícola como un espacio sobre el cual se desarrolla un saber colectivo de las interacciones entre un medio físico y biológico identificable y las prácticas vitivinícolas aplicadas, que confieren unas características distintivas a los productos originarios de este espacio. Incluye características específicas del suelo, de la topografía, del clima, del paisaje y de la biodiversidad.
En esos aspectos se centraron Stéphane Burgos, de L’École d’Ingenieurs de Changins, en Suiza; y Vincent Courtin, de L’Asociation Cellule Terroirs Viticoles, de Angers, Francia, quien se centró en explicar cómo ayuda la cartografía en la moderna viticultura.
El profesor Burgos basó su exposición en los estudios realizados en Coteau de Lully, una pequeña zona vinícola del Cantón de Ginebra. Se trata de un viñedo donde la uva madura una semana antes que la de sus vecinos y, además, sus vinos son de mejor calidad que los del entorno. Para averiguar cuáles son los factores diferenciadores su departamento ha elaborado un complejo estudio que comprende el análisis del clima, altitud, pendientes, orientación, cálculos de radiación potencial, geología y corrientes de aire, así como un exhaustivo trabajo de campo en el que se ha entrevistado a los viticultores de la zona. También se han recabado datos históricos, y se ha constatado que con el trabajo de la vid se contribuye a evitar la erosión del terreno, dadas las grandes pendientes de esta región de montaña.
El concepto de terroir cuestionado
Por su parte, Richard Smart se centró en lo que mejor conoce, es decir, en el manejo del riego y el control de la masa foliar para controlar el vigor, su conocido canopy effect, que nunca deja de vender en todas las plazas en donde actúa. Afirmó que el componente químico del suelo no afecta tanto al resultado del vino, “en cambio, la aportación de agua a la tierra tiene más variables, incluso en distancias de pocos metros”.
Se mostró escéptico sobre la existencia del terroir, lo redujo a una estrategia de “marketing” que utiliza el vino europeo. Pero después diferenció tres “escalas” de terroir: el “macroterroir”, que sería el equivalente al territorio que abarca una denominación de origen. Por eso unas zonas vitícolas son mejores que otras, o están especializadas en trabajar con uvas blancas o tintas. El “mesoterroir”, que se hallaría en el viñedo de una finca; y el “microterroir”, que serían las particularidades que ofrece si analizásemos una sola cepa. Smart afirmó que el concepto actual de terroir está siendo cuestionado por el cambio climático y el calentamiento global. “¿Qué pasará cuando las temperaturas de la Ribera del Duero sean parecidas a las del clima Mediterráneo?”, se preguntó.
Terroir: mito o realidad
El valor de la mención terroir en la comercialización de los vinos fue abordado por la profesora Inés Kluster, de la Universidad de Valencia; mientras que Frédéric Jourjón, del Groupe Esa, de la ciudad francesa de Angers, expuso su estudio sobe la percepción de la noción terroir y de la tipicidad por parte de los consumidores.
Frédéric dedujo que el terroir es un factor importante de diferenciación entre vinos de la misma zona en Europa, en contraposición con la percepción que tienen los consumidores del Nuevo Mundo. En su investigación aprecia que el concepto de terroir no se trata únicamente de una estrategia de mercadotecnia y de comunicación estratégica.
La especialista en técnicas de mercado concluyó que el concepto de terroir sí le importa al consumidor interesado. “¿Se trata de un mito o de una realidad?”, a lo que ella misma contestó: “Es un hecho. Existe por cuanto es apreciado por los consumidores. Es una realidad”.
 

Wine Connection: un cara a cara del sector del vino español

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Durante el 14 y el 15 de junio, Ciudad Real albergó la primera edición del encuentro profesional vitivinícola Wine Connection, organizado por Events Connection, que supuso la culminación de años de trabajo en el mundo del vino, la empresa y la creación de una amplia y cuidada agenda de contactos profesionales en este sector.
Un total de 40 bodegas, 25 distribuidores y 25 empresas auxiliares estuvieron presentes en la primera edición de este encuentro, donde al eje básico de las rondas de negocio, se le sumó un completo programa de conferencias de especialistas de diversos ámbitos.
Según manifestaron José Vicente Noguera e Isidro Hidalgo, responsables del Wine Connection, el objetivo fue dar respuesta a la “demanda de apoyo” para la comercialización del vino. Una de las claves diferenciadoras de este evento fue que los participantes diseñaron sus propias agendas de reuniones “cara a cara” con sus interlocutores (productores, distribuidores y empresas de la industria auxiliar al vino), según sus necesidades.
Como hemos señalado, de forma paralela a la generación de un espacio de negocio, Wine Connection apostó por erigirse también en un foro de debate profesional, con conferencias, mesas redondas y encuentros especializados.
Así, el jueves, 14 de junio, tras la recepción de los participantes, el Grupo SEC ofreció una conferencia a cargo de Antonio Sánchez-Migallón, respecto a las estrategias comerciales. Más tarde, el director de ‘La Semana Vitivinícola’ (colaboradora en esta primera edición de Wine Connection), Salvador Manjón, abordó la situación del vino español en el exterior en la conferencia titulada “¿Es posible mejorar el precio de nuestras exportaciones?”, donde diagnosticó alguno de los elementos y actuaciones a adaptar para mejorar las cotizaciones de nuestros vinos en los mercados internacionales.
En una comida-conferencia, María Salinas, de la Cámara de Comercio de Ciudad Real ahondó en el tema de la planificación en exportación de vinos. “Orientación, soporte y recursos para la internacionalización” fue el título de la intervención de Ángel Prieto, director del Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (IPEX). Representantes de Reda y Agrovin también participaron durante la primera jornada con ponencias técnicas.
Ya el viernes, a las rondas de negocios se les sumaron las conferencias “Estrategias de marketing enfocadas al mundo del vino”, de Claudia Schiavonni; y “La comunicación visual y su realización con el vino”, de Royds F. Imbert, ambos del Grupo Morpheus. El mercado asiático y el comercio online también centraron el interés de los participantes. La intervención de Alfonso Monsalve, vicepresidente de la D.O. La Mancha, cerró el ciclo de conferencias de este año.

2ª Jornada Técnica en el Ivicam

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El pasado día 20 de junio se celebró en el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla La Mancha (Ivicam), situado en Tomelloso, la “2ª Jornada Técnica: Acidificación de mostos. Estabilización tartárica de vinos. Nuevas tecnologías”, organizada por la firma de ingeniería y consultoría Alfatec.
La jornada sirvió para presentar diferentes tecnologías orientadas a corregir los excesos de potasio y calcio en los mostos y vinos. Estas técnicas permitirán mantener y mejorar la estabilidad fisicoquímica y biológica, favoreciendo el mantenimiento del color de los mismos así como su protección contra los defectos organolépticos, entre otras ventajas.
Tras la bienvenida y presentación de la jornada a cargo de Félix Yáñez, director del Ivicam, y la posterior presentación de los ponentes y exposición general del encuentro por parte de José Hidalgo, asesor en viticultura y enología, comenzó la exposición de Michel Moutounet, experto de la OIV y ex director de investigación del Inra. Su intervención se centró en la acidificación de mostos y vinos por un procedimiento de electrodiálisis con membranas bipolares, proceso con muy buena selectividad que permite la disminución del pH con rendimientos compatibles con un desarrollo industrial y que a su vez ayuda a mantener las características organolépticas del vino o mosto.
Posteriormente, Jean-Claude Grassy, director de Europa VA Filtration, realizó una exposición sobre la estabilización tartárica y la reducción del pH mediante el desarrollo de prácticas enológicas con uso de la asociación “membrana-columna de retención”, que permite reducir la tasa de K+ en el vino, preservando las características físico-químicas del vino y permitiendo flexibilizar y abaratar el proceso industrial de estabilización tartárica.
A continuación, Alberto Iniesta Ortiz, director de marketing de Agrovin, trató el tema de la estabilización tartárica de vinos mediante el uso del intercambio catiónico, tecnología que defendió como eficiente, sostenible y ecológica.
Finalmente, la última intervención corrió a cargo de Fabien Réquillard, ingeniero comercial de Sociedad Oenodia, cuya exposición se centró en la regulación del pH de los vinos utilizando la tecnología de la electrodiálisis. Fabien Réquillard defendió esta tecnología que permite sustraer la cantidad de potasio K+ necesaria para realizar la bajada de pH deseada por el enólogo sin que esto suponga un impacto en las características organolépticas del vino ni ninguna pérdida de alcohol.
Para terminar la jornada y antes del almuerzo, se finalizó con una mesa redonda, moderada por José Hidalgo, en la que los asistentes al evento pudieron intercambiar dudas e impresiones con los ponentes, acerca de sus exposiciones.

Opciones de internacionalización para los vinos españoles

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), celebró el 27 de junio una jornada sobre las “Opciones de internalización de los vinos españoles”, que contó con la presencia de numerosos profesionales, organismos, empresas e instituciones del sector vitivinícola español.
Tras la inauguración, se presentó el estudio encargado por el OEMV titulado “Barómetro de la salud de marca del vino español en EE.UU. y sus Estados principales”. De este informe, elaborado por la consultora GFK, se extrae que el vino español encadena dos años con tasas de crecimiento interanuales (7,9% y 8,7%) muy por encima de la media del vino importado en general. La investigación señala, además, que existe una alta notoriedad de España como productor de vino (81%), pero que no se traduce en consumo, puesto que solo un 55% de los encuestados ha probado el vino español y únicamente el 6% de ellos lo consume una vez al mes por lo menos.
El conocimiento de los consumidores sobre España como consumidor sigue siendo poco exacto. Rioja es el término más relacionado, pero casi la mitad piensa que se trata de una variedad de uva tinta. Según este informe los consumidores de EE.UU. prefieren la botella de vidrio de 75 cl con tapón de corcho natural, aunque el 90% ve “aceptable” el tapón sintético. Solicitan una etiqueta con información práctica y descriptiva y hay oportunidades para los vinos éticos (ecológicos, solidarios...).
A continuación, Josep Fernández y Joaquín Durany de La Caixa presentaron los instrumentos financieros para la internacionalización del vino. Hicieron especial hincapié en el posible uso del factoring (nacional y de exportación) como instrumento importante para la consecución de esta meta. Entre otros puntos, explicaron las novedades de las líneas ICO 2012 respecto a la internacionalización, la capitalización, la inversión, la liquidez y la nueva empresa.
Le siguió la presentación del “Estudio sobre los drivers de construcción del prestigio y reconocimiento de los vinos españoles en países clave”, a cargo de Juan Park, de Wine Intelligence. La investigación señala que “no estamos aprovechando todo nuestro potencial exportador”. Así, recomienda, en los mercados emergentes, priorizar la comunicación de la marca España vinculada al vino de calidad; en los más maduros, ampliar la variedad de los vinos exportados (estilo, origen y rangos de precio). Quedó patente que es necesario unificar los mensajes que queremos comunicar, adaptándolos a cada mercado.
En la mesa redonda de la jornada, con representantes del Ministerio, del ICEX, del OEMV y de la FEV se analizaron los instrumentos de apoyo a la internacionalización disponible para las bodegas. Laura Ortega, del Ministerio de Agricultura, explicó la aplicación en los últimos años de la medida de apoyo a promoción en países terceros con fondos OCM. De sus datos destaca que EE.UU. acaparó el 25% de las medidas como destino de las empresas del sector.
Por su parte, Rosa Angulo, responsable de Vinos del ICEX explicó la actividad de Vinos de España, así como su enfoque y calendario de actividades. Finalmente, el presidente de la FEV y del OEMV, Félix Solís, explicó los trabajos que se han emprendido desde ambas organizaciones para elaborar un plan de internacionalización del vino español. Estará centrado en tres ejes: objetivos cuantitativos compartidos con previsión hasta 2020, un mensaje unificado para todo el vino español y un calendario que evite duplicidades.