Topic:

Conoce las 23 destilerías autorizadas para participar en la destilación de crisis de 2020

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) publicó el listado de las destilerías autorizadas a participar en el régimen de ayuda a la destilación de crisis de 2020, en el marco de las medidas extraordinarias en el sector del vino, aprobadas por el Gobierno a través del Real Decreto 557/2020, de 9 de junio para hacer frente a la crisis causada por la pandemia del Covid-19.

Este listado de destilerías autorizadas a participar en el régimen de ayuda a la destilación de crisis fue enviado en plazo (a más tardar el 18 de junio) por las CC.AA. al MAPA.

Entre las destilerías autorizadas hay 15 en Castilla-La Mancha; otras dos en La Rioja, y una, respectivamente, en las CC.AA. de Aragón, Comunidad Valencia, Comunidad Foral de Navarra, Galicia, Extremadura y Cataluña.  En total, 23 destilerías.

A continuación, información para suscriptores.

La ruina de los viticultores acecha tras la pandemia

 Publicado el por UPA (colaborador)

 (photo: )

El sector vitivinícola vuelve a dar muestras de que lo paradójico abunda en la agricultura española. Las previsiones actuales de una buena vendimia dentro de unos meses sumen en el miedo a los productores, un temor a que los precios en origen no les permitan obtener una justa rentabilidad por sus uvas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha trasladado el descontento de los viticultores españoles por el plan de ayudas diseñado por el Ministerio de Agricultura, que consideran “insuficiente” dada la magnitud de la crisis que afronta el sector. UPA reconoce que las medidas son correctas, pero la dotación presupuestaria es “muy escasa”, y más teniendo en cuenta las mayores ayudas que países competidores de España en el mercado del vino, como Francia o Italia, están destinando a apoyar a su sector.

De momento, los únicos fondos que plantean el Gobierno o las comunidades autónomas son los contemplados en el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE), unas ayudas ya previstas inicialmente y no extraordinarias, “tal y como la situación aconseja”.

Sobre las ayudas a la vendimia en verde, desde UPA se ha solicitado una ampliación del plazo, inicialmente fijado hasta el 23 de junio, un periodo “demasiado escaso para que todos los viticultores interesados puedan sumarse a esta medida consistente en la eliminación de una cierta cantidad de uva cuando aún no ha alcanzado la maduración, favoreciendo la eliminación de excedentes.

Con respecto a las restricciones para vinos amparados por denominaciones de origen protegidas, UPA ha mostrado su “total rechazo” a lo que plantea el Gobierno, dado que está planteado de una manera generalizada para que todos los Consejos Reguladores deban adoptar decisiones para la próxima vendimia, encaminadas a reducir la producción. “No podemos entender que las D.O.P. que no se acojan a ninguna medida extraordinaria tengan que ser penalizadas”, han declarado.

UPA ha afirmado que España “no puede dejar caer” a su sector vitivinícola, una actividad que genera una enorme riqueza, que cuida el medio ambiente y lucha contra el despoblamiento. “Las Administraciones deben aprobar planes de apoyo valientes y urgentes para salvar al sector de la grave crisis generada por la pandemia de Covid-19”, aseguran, que ha venido a sumarse a los problemas estructurales de los viticultores para lograr precios justos, algo en lo que la nueva Ley de la cadena tendrá también mucho que decir en esta campaña.

Por último, UPA ha solicitado un marco de seguimiento de la ejecución de las diferentes medidas en el que participen las organizaciones representativas del sector, en especial las organizaciones agrarias.

¿Habrá problemas de mano de obra durante la vendimia por el Covid-19?

 Publicado el por SeVi (colaborador), Efe (colaborador)

Foto de archivo de vendimia manual en Juvé & Camps. FOTO: Jordi Elias. (photo: jordielias@jordielias.net)

Foto de archivo de vendimia manual en Juvé & Camps. FOTO: Jordi Elias.

¿Es posible que los efectos de la pandemia por Covid-19 influyan en la contratación de mano de obra para llevar a cabo la vendimia 2020 en España? Si atendemos a lo que afirma el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la respuesta es que, si los hay, se actuará para atajarlos. El titular de la cartera, Luis Planas, aseguró el pasado 16 de junio en el pleno del Senado que “tomará medidas” si se necesita mano de obra para la próxima vendimia, tras las facilidades dadas a la contratación en el campo.

Planas respondía así a la pregunta del senador del Grupo Parlamentario Vasco Juan Carlos Medina, quien le instó a ampliar hasta el 31 de diciembre las medidas aprobadas por el Gobierno para flexibilizar la contratación de forma que se abarque “todo el calendario de cosechas”, incluida la vendimia en otoño.

Planas recordó que las facilidades a la contratación han sido prorrogadas hasta el 30 de septiembre, ante las circunstancias “excepcionales” creadas por la pandemia. Se permite así que los parados compatibilicen las tareas agrícolas con prestaciones o subsidios, y que los jóvenes extranjeros en situación regular puedan acceder a autorización de residencia y empleo tras la finalización de sus permisos de trabajo actuales.

“El Gobierno está siguiendo muy de cerca todo en las campañas agrarias y, si hubiera necesidad, adoptará las medidas correspondientes”, ha destacado el ministro.

En el caso de la vendimia, Planas ha recalcado que cada vez se da en una época “más temprana”, algo que achacó al cambio climático y que, si hubiera necesidad, el Gobierno “dará solución a cualquier problema de mano de obra”.

Tras conocer la respuesta ministerial, las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, y los sindicatos UGT y CCOO esperan que en la vendimia no haya escasez de temporeros e insisten en que en España hay mano de obra para el campo, aunque discrepan sobre su gestión.

Hay que tener en cuenta que la vendimia implica la movilidad de trabajadores extranjeros y también se produce un “desplazamiento interno migratorio” dentro del territorio nacional de españoles hacia zonas productoras.

A juicio de Asaja, por el momento, las medidas que aprobado el Gobierno son suficientes. Sin embargo, Álvarez ha recalcado que es una paradoja que en un país con “más de cuatro millones de parados” y con las condiciones establecidas en el real decreto, que permite compatibilizar el trabajo en el campo con paro y subsidios (como el Plan de Empleo Rural -PER), “no estén acudiendo los trabajadores a las explotaciones”.

Asaja y el responsable sectorial del vino de COAG, Joaquín Vizcaíno, han coincidido en que, si hiciera falta, verían bien que el Ejecutivo extendiera hasta el 31 de diciembre las medidas especiales para favorecer la oferta de temporeros. Vizcaíno ha añadido que es prematuro calcular la necesidad de temporeros en las viñas, que dependerá también del clima y del volumen de cosecha, con la confianza en que no rebrote el Covid-19.

De momento, “las campañas agrícolas se desarrollan con normalidad, entre ellas las de fruta de hueso, por lo que no vemos problema y no creemos que la vendimia sea diferente si no surgen rebrotes”, según fuentes de UPA.

El secretario del sector agrario y manipulado hortofrutícola de UGT-Fica, Emilio Terrón, ha señalado que en España “hay mano de obra suficiente”, como ocurre en Extremadura, Aragón o Cataluña. Pero afirma que el problema está en que “no les llaman”, porque según el sindicalista los empresarios agrícolas no están solicitando mano de obra a través de las oficinas públicas de Empleo, competencias de las comunidades autónomas, sino que recurren a vías privadas “para ofrecer menos remuneración”.

El responsable adjunto de Política sindical y sector agrario de CCOO, José Fuentes, considera que es prematuro hablar de la vendimia y que, en todo caso, la prioridad es garantizar las condiciones sanitarias adecuadas, en cuanto a distancias de seguridad, abastecimiento de equipos de protección individual (EPI) y salarios dignos.

El próximo 23 de junio finaliza el plazo para la presentación de las solicitudes de las ayudas extraordinarias del PASVE

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El FEGA ha publicado tres circulares para regular todos los detalles necesarios para una correcta gestión de las medidas extraordinarias del PASVE cuyo plazo de solicitud finaliza el próximo 23 de junio.

Las medidas puestas en marcha, aprobadas en Consejo de Ministros del pasado 9 de junio y publicadas en el BOE el 10 de junio (Real Decreto 557/2020), consisten en una destilación de crisis de vino, ayudas al almacenamiento privado de vino, y una ayuda para la cosecha en verde para la vendimia de 2020.

El plazo para la presentación de la solicitud de ayuda para las 3 medidas finaliza el próximo 23 de junio. Las solicitudes se deberán presentar ante la Comunidad Autónoma competente.

La destilación de crisis, será de 2 millones de hectolitros, de los que 0,5 Mhl serán de vinos amparados por una Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) y 1,5 Mhl para el resto de vinos. Las ayudas podrán solicitarla los destiladores autorizados en la comunidad autónoma donde radiquen las instalaciones de destilación.

En el caso del almacenamiento privado la ayuda se destinará a 2 millones de hectolitros de vino almacenado con D.O.P. y de 250.000 hectolitros para vino almacenado con Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.), y las solicitudes deberán presentarla las empresas vitivinícolas que produzcan estos tipos de vino en la comunidad autónoma donde radique el mayor volumen de vino para el que se solicite la ayuda.

Finalmente, en el caso de la cosecha en verde podrán presentar la ayuda los viticultores inscritos en alguna D.O.P. en las comunidades autónomas en la que estén situadas las parcelas de viñedo donde se solicite realizar la cosecha en verde.

En las Circulares publicadas por el FEGA se establecen entre otras consideraciones las relativas a la gestión, control y pago de estas ayudas, así como los modelos de solicitud, incluida la referencia a las garantías en los casos en que son necesarias, los controles administrativos y sobre el terreno a realizar de manera previa al pago, los procedimientos de cálculo de la ayuda, etc.

 Ver Circular de Coordinación 13/2020. Plan Nacional de Control de la ayuda al almacenamiento privado de vino

Ver Circular de Coordinación 14/2020. Plan Nacional de Control de la ayuda a la destilación de crisis

Ver Circular de Coordinación 15/2020. Plan Nacional de Control de la ayuda a la cosecha en verde

Asimismo, el FEGA ha publicado la presente circular de coordinación 15/2020, que tiene por objeto establecer el Plan Nacional de Control de la ayuda a la cosecha en verde establecido en el artículo 36 del Real Decreto 557/2020, garantizando una aplicación armonizada de la normativa, igualdad de tratamiento entre los posibles solicitantes de las ayudas  y marcando unos criterios mínimos para que las actuaciones de los organismos pagadores se realicen de forma coordinada.

Ver Circular 15/2020

También, la circular de coordinación 12/2020, con el establecimiento de medidas excepcionales como consecuencia de la pandemia de Covid-19 en la gestión, seguimiento y control de la PAC.

Ver Circular 12/2020

La prestidigitación de nuestros administradores

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Esta anómala situación, provocada por un “bichito”, dispuesto a cambiarnos la vida a toda la humanidad; si algo ha puesto de manifiesto (además de la fragilidad del ser humano y lo rápido que la unidad y solidaridad se van por el desagüe) han sido las grandes cualidades financieras de todos nuestros administradores.

Si hace apenas unas semanas de lo que nos lamentábamos era de que nuestro Ministerio de Agricultura limitaba su apoyo al sector vitivinícola a “mover” de un sitio a otro los fondos con los que adoptar medidas extraordinarias con los que paliar los efectos del Covid-19. Ahora es la Comisión Europea la que ha decidido unirse y mover la bolita.

Sin más recursos que los ya existentes pre-pandemia, el Comisario Wojciechowski ha anunciado un aumento del 10% de la cofinanciación comunitaria de medidas como la reestructuración, inversiones, cosecha en verde y promoción en terceros países. Lo que, salvo que asistamos al milagro de la multiplicación de los panes y los peces, bien se podría traducir en que serán menos los beneficiarios de estas ayudas. Las mismas, conviene recordarlo, de las que provienen los noventa millones de euros con los que se financiará la destilación de crisis, el almacenamiento y la cosecha verde en nuestro país. Vamos que, entre una cosa y otra, los que puedan beneficiarse de estas ayudas van a resultar ser unos escogidos, porque serán menos y recibirán un mayor importe del que hubieren percibido anteriormente.

Pero como si todo esto no fuera ya, por sí mismo, bastante lamentable, por lo que genera de graves perjuicios comparativos, algunas comunidades autónomas han decidido sumarse a la fiesta y aportar recursos propios. Casualidad o no, son las comunidades con un sentimiento más nacionalista: Cataluña, País Vasco y Navarra. ¡Ojo! Que no quisiera que se me malinterpretase. Que me parce genial esto de que las administraciones regionales hagan lo que no ha hecho la central y es apoyar al sector, más allá de limitarse a mover los fondos asignados a unas medidas para financiar otras diferentes. Pero con estas políticas heterogéneas volvemos a romper la igualdad del sector y a situar en condiciones de competencia desiguales a los viticultores y bodegueros de unas regiones y otras de España.

A continuación, información para suscriptores.