Bacchus 2016, grande entre los grandes

 Publicado el Por John Umberto Salvi

Sesiones de cata en el Casino de Madrid. (photo: )
Sesiones de cata en el Casino de Madrid.

Bacchus es actualmente y sin ninguna duda el mejor y más importante concurso de vinos en España y se ha ganado claramente su puesto entre los grandes concursos internacionales de vinos de todo el mundo. Organizado por la Unión Española de Catadores (UEC), lo que lo hace grandioso no es solo el número de muestras, sino (y particularmente) por la calidad de las referencias que participan. En este aspecto, Bacchus está en la parte alta del pódium. Este año 2016 celebró su 14ª edición y yo he tenido el honor de participar en 13 de ellas y soy su catador más veterano.

Bacchus cuenta con el apoyo del Magrama y está reconocido como concurso oficial. Tiene el patrocinio tanto de la OIV, la UIOE, y Vinofed (Federación mundial de concursos de vinos internacionales), de la que es miembro.

Como en ediciones anteriores, pero no en la pasada, todos nos alojamos en el Hotel Paseo del Arte en la calle de Atocha de Madrid y la primera noche consistió en un encuentro de todos nosotros en el hotel y una velada en la Embajada de México con la embajadora, Roberta Lajous Vargas, como anfitriona. Vino mexicano y comida azteca, discursos a cargo de Fernando Gurrucharri, director de Bacchus, traducciones por Miguel Berzosa y un discurso de bienvenida de la embajadora fueron unos buenos comienzos.

Las cuatro mañanas siguientes catamos en el magnífico Casino de Madrid, el mejor club privado de la capital española, donde es obligatorio vestir chaqueta y corbata. Fundado en 1836 fue declarado Bien de Interés Cultura en 1993.

Las catas en el soberbio Salón Real se realizaron bajo condiciones ideales. Ambiente fresco, sala espaciosa, cómoda y con una iluminación óptima. Las mesas estaban ampliamente separadas. 13 jurados con cinco jueces cada uno, para un total de 65 catadores. Mantelería almidonada blanca, escupideras negras, colines, agua mineral, servilletas de papel y hasta 12 copas por catador.

Este año participaron 1.854 muestras llegadas de 21 países, 1.058 tintos, 539 blancos, 96 rosados, 108 espumosos, 7 vinos de aguja, 33 vinos de licor, 3 vendimias tardía y 10 vinos de uva pasificadas. Lamentablemente, muy pocos oportos y jereces, pero los que participaron se llevaron muchas medallas. Naturalmente, España envió la mayoría de las muestras, pero Eslovaquia participó con la increíble cifra de 105 vinos, 90 de Portugal, 47 de la República Checa, 39 de México, 28 de Brasil, Francia envió solo 19, Italia 4, Alemania 3 y Reino Unido 1. Al final del artículo encontrarán lo más destacado del palmarés.

Las normas de la OIV se siguieron a rajatabla y, de hecho, el director general de la OIV, Jean-Marie Aurand, estuvo presente. Aunque, como he mencionado antes, el nivel de los vinos fue elevadísimo y más del 30% fue merecedor de medalla, solo el 30% de los vinos pueden conseguirla, por lo que, siguiendo la norma de la OIV, se las quedaron aquellos con las puntuaciones más elevadas. Catamos 35 muestras el primer día, 38 el seguro, 34 el tercero y 38 el último día. 145 vinos por catador.

Bacchus decidió no conceder las medallas de bronce. Muy pocos productores anuncian los bronces. Se necesitaron 84 puntos para una medalla de plata, 88 para el oro y 93 para el Gran Bacchus de Oro. Se extraía la media de las cinco puntuaciones de cada jurado, cualquier puntuación que se desviara un 7% por encima o por debajo de esa media era descartada y la media recalculada. Así se obtuvo una nota muy justa que eliminaba las puntuaciones extremas.

Fue un evento agradable. Tras las catas de la mañana, disfrutamos de una comida gastronómica, invitados por la UEC, tarde libre y una noche fantástica.

El primer día fue mi favorito, dedicado al jerez. La comida fue en Casa Patas y consistió en fantásticos platos y la cata de 11 vinos de la D.O. Jerez-Manzanilla (finos, olorosos, amontillado, palo cortado, PX, manzanilla…) La cena corrió a cargo de González Byass en el restaurante La Trainera con lenguado a la parrilla, buen vino y un oloroso fabuloso de añada muy antigua.

El almuerzo de trabajo del segundo día fue en el Hotel Villa Real acompañado de una cata de vinos de Monastrell y Bobal. La cena se basó en el ya famoso Gastro Bacchus, una ruta gastronómica a través de 10 bares de tapas con una receta diferente y un vino de una D.O. diferente en cada local. Completé cinco etapas y aun así, me retiré a la 1.00 h. Taberna Mariano y Taberna Palo Cortado fueron mis favoritas.

La comida del tercer día se sirvió en el Restaurante Max Madrid y en esta ocasión se acompañó de una selección de 16 vinos de la añada 2015. Fue fascinante y muy instructiva. La cena fue un festín de cocina moderna en el Hotel Urban, ofrecida, como ya es tradición, por la D.O.P. Rías Baixas. Consistió en siete platos gastronómicos, con una amplia gama de vinos de Rías Baixas.

La última comida, antes de un catastrófico viaje de vuelta a casa, del que Bacchus no tiene culpa, sino la huelga de controladores aéreos en Francia, fue en Prada A Tope y fue un perfecto colofón final, con muchos abrazos.

Como dije al inicio, Bacchus es un evento fundamental en el calendario del vino internacional. Está magníficamente dirigido por Fernando Gurrucharri y organizado por Miguel Berzosa, con el apoyo de la encantadora Lola y es fantástico poder participar. Considero que es de vital importancia para el sector del vino español, tanto para los productores, para evaluar la calidad de sus vinos, y para el consumidor para contar con una referencia fiable a la hora de comprar los vinos galardonados por uno de los jurados más competentes del mundo. Va ganando fuerza y, felizmente, ahora es de carácter anual. Mis más profundos agradecimientos y enhorabuena a todos los implicados.

El palmarés completo puede consultarse aquí.

 

Vinos premiados con un Gran Bacchus de Oro 2016

Anselmann Gewürztraminer Spätlese 2015            Anselmann (Alemania)

William Deutz 2006 Champagne Deutz-Delas Frere (Champagne-Francia)

Furmint, Cibébový Výber 2013     Jaroslav Ostrozovic-J & J Ostrozovic (Eslovaquia)

Cuatro Palmas   Gonzalez Byass (Jerez-Xérès-Sherry)

Pedro Ximenez Tradicion              Bodegas Tradición (Jerez-Xérès-Sherry)

Noe       González Byass (Jerez-Xérès-Sherry)

Carpe Diem Trasañejo    Tierras de Mollina (Málaga)

Gewürztraminer - Výber Z Hrozna 2015   Vins (Malokarpatská Vo-Eslovaquia)

Don PX Convento Selección 1931              Bodegas Toro Albalá (Montilla-Moriles)

Vasques de Carvalho 40 Years Old Port    Vasques de Carvalho (Porto-Portugal)

Superbia Chardonnay Pozdni Sber (Late Harvest) 2011      Davinus (República Checa)

Arzuaga Crianza 2013     Bodegas Arzuaga Navarro (Ribera del Duero)

Arautava Blanco Dulce Gran Reserva 2002            El Penitente (Valle de La Orotava)

 

Traducción: Vicent Escamilla


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Bacchus 2016, grande entre los grandes”

Comentarios disponibles para usuarios registrados