Topic:

Interpretación varietal del terroir de Dominio de Valdepusa

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

El vino tiene la cualidad (más que característica) de ejercer de intérprete de eso que hemos convenido en llamar terruño/terroir, es decir el conjunto de condiciones geográficas, climáticas, físicas y humanas específicas en el que se desarrolla la vid y en el que produce las uvas que se transformarán posteriormente en vino. Y una de las expresiones más reglamentadas del concepto terroir es la de los vinos de pago.

El pasado 30 de junio tuvimos la ocasión de revisitar la interpretación que la bodega Pagos de Familia Marqués de Griñón hace de las variedades Syrah, Cabernet Sauvignon, Graciano y Petit Verdot en el pago Dominio de Valdepusa (Malpica de Tajo, Toledo), gracias a una cata organizada en Valencia por Enocata, que situó a los asistentes en el contexto de la bodega, sus prácticas culturales y la pirámide de calidad del vino.

La cata se abrió con Marqués de Griñón Syrah 2013. El vino mostró un color picota con ribete todavía amoratado, limpio y brillante. De nariz intensa, con buena carga frutal (mora, arándano) y también floral (violeta, rosa pasada). A pesar de su crianza en roble francés de 12-15 meses (barricas nuevas y de varios usos), la madera actúa como acompañante aromático, aportando notas especiadas dulces como el clavo. Al ir evolucionando en copa, aparecieron apuntes de licor de cereza, chocolates y un perfil balsámico. La boca de la Syrah 2013 es directa, amplia, con buena acidez mineral y estructura. Un tanino maduro vivo pero elegante. Medio/largo en boca, dejando un grato recuerdo frutal, de chocolate negro y aftereight.

 

A continuación, se probó el Marqués de Griñón Cabernet Sauvignon 2013, con una crianza de 12-15 meses en roble francés de primer uso. En la fase visual mostró un color intenso y brillante rojo cereza, con el ribete granate. De nariz intensa, con una primera fase de aromas terciarios que interpretamos como de especias dulces (clavo) y tostados (caramelo) y ahumados. Luego despliega aromas de fruta en sazón, pimiento asado dulce y hierbas mediterráneas. Ligeramente licoroso. Boca fresca, con buena acidez. Tanino más duro que el anterior, recuerdos a tinta china y raíz de regaliz.

Pasamos a la añada 2011 de mano del vino Marqués de Griñón Graciano (la primera añada fue la de 2010), con una crianza de 20 meses en roble francés. De color intenso picota brillante, con el ribete granate, todavía con algún destello violáceo. Nariz intensa, con dulces tostados, fruta madura como moras rojas y frutas del bosque. Nos dio recuerdo de hoja de higuera y algo de hierbabuena. Sección especiada con clavo, tabaco rubio, café verde. El Graciano expresó una boca amplia y fresca, de acidez caliza, taninos elegantes, dejó un recuerdo goloso, elegante y contundente.

Cerró la cata el vino Marqués de Griñón Petit Verdot 2011, con crianza de 12-15 meses en barrica de roble francés nueva y seminueva. Fantástica extracción, con un tono picota intenso y brillante, con ribete todavía amoratado. La fase nasal arranca con aromas especiados (canela, clavo), ahumados y torrefactos, que deja paso a frutillos rojos y a ciruela ácida. Boca amplia, con fresca acidez, recuerdos a tabaco rubio, chocolate amargo y grafito.

En definitiva, una cata formativa y que resultó interesantísima.

ViniSmart: encuentro tecnológico vitivinícola franco-español

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Intervención de Eduardo Cotillas y Alicia García Zuazo. (photo: )

Intervención de Eduardo Cotillas y Alicia García Zuazo.

La Residencia del Embajador de Francia acogió el pasado 30 de junio la primera edición de la Jornada ViniSmart Francia-España, un encuentro tecnológico entre empresas vitivinícolas de ambos países organizado por Business France y la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), que contó además con el apoyo de Pernod Ricard Winemakers.

Yves Saint-Geours, embajador de Francia en España, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a la jornada, dando la bienvenida a los asistentes. A continuación, Fernando Pozo, presidente de la Plataforma Tecnológica del Vino tomó las riendas de la jornada para moderar un evento protagonizado por la innovación vitivinícola.

Con el fin de establecer el camino que debe seguir el sector del vino en materia de innovación, Manuel Laínez, director de INIA; y Ariane Voyatzakis, responsable del sector agroalimentario en BPI France, desgranaron los aspectos clave de la Estrategia de I+D+i que el sector del vino no debe perder de vista. Ambos destacaron aspectos como la importancia de las tecnologías digitales, la genómica o la bioeconomía, como los principales retos y áreas de avance en agroalimentación.

Establecido el marco para el desarrollo y avance del sector, llegó el turno de estudiar las posibles vías de financiación pública disponibles para ello, de la mano del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Así, Eduardo Cotillas y Alicia García Zuazo, detallaron los programas de ayudas existentes para proyectos internacionales de colaboración, haciendo especial incidencia en el Programa Eureka ya que España ha asumido desde el día 1 de julio la presidencia europea de dicho programa.

Pero, sin duda, las protagonistas de la jornada ViniSmart fueron las empresas participantes que, desde su experiencia, dieron a conocer las tecnologías y técnicas más vanguardistas del sector vitivinícola. Por parte española: Agrovin, Sistemas de Marcaje Fotónica y Smart Rural; y la parte francesa corrió por cuenta de Laboratorios Sarco, Process 2 Wine y Prooftag.

Sergio Martínez, nuevo Cellar Master de Bodegas Lustau

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Sergio Martínez, nuevo Cellar Master de Bodegas Lustau. (photo: )

Sergio Martínez, nuevo Cellar Master de Bodegas Lustau.

Bodegas Lustau ha anunciado el nombramiento de Sergio Martínez como sucesor de Manuel Lozano al frente de su equipo. Martínez asume, tras 13 años dentro de la compañía, el proyecto de liderar el equipo de la bodega.

Sergio Martínez es un perfecto conocedor de los vinos y las soleras que Lustau atesora después de una trayectoria de más de 10 años recorriendo a diario junto a Manuel Lozano, tiza y venencia en mano, las andanas que conforman los solerajes de Lustau. Más de una década analizando, conociendo y cuidando las joyas y los secretos que guardan los muros de la bodega. Con este nombramiento, Bodegas Lustau apuesta por mantener la línea enológica que tantos grandes éxitos y reconocimientos han supuesto en los últimos años a la compañía.

Luis Luengo, director general de Bodegas Lustau, afirma: “Sergio cuenta con todo nuestro respaldo para liderar el equipo de Lustau. Nadie mejor que él para mantener el ‘estilo Lustau’ y aportar nuevos aires al proyecto”.

Rectoral de Amandi Edición Limitada Manuel Arnoya

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: OSCAR PINAL)

Sin lugar a la duda, un vino es el mejor homenaje que se le podría hacer a Manuel Arnoya, empresario y fundador del grupo bodeguero Bodegas Gallegas. Para la familia de Manuel Arnoya, el Rectoral de Amandi Edición Limitada Manuel Arnoya “está repleto de multitud de emociones”. Se trata de una edición limitada de 72 barricas, numeradas desde la fecha de nacimiento del fundador de la empresa hasta la de su fallecimiento. Se trata de un vino que ha nacido de una producción cuidada y un trabajo constante. Para su elaboración se han recuperado variedades desaparecidas de la Ribeira Sacra y se ha hecho una importante inversión en I+D+i para conseguir un producto especial, que ya antes de su salida al  mercado recibió varios premios nacionales e internacionales. Fue presentado en sociedad el pasado 30 de junio en un acto en el que también se estrenó un documental dedicado al empresario ourensano.

Bodegas Pasiego: la honestidad como bandera

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

El pasado 15 de junio, Bodegas Pasiego, de Sinarcas (D.O.P. Utiel-Requena) organizó en Valencia un encuentro con prensa especializada y catadores para presentar las nuevas añadas de sus vinos Las Suertes 2015 y Pasiego Bobal 2012, hacer un recorrido en vertical de su Pasiego de Autor y adelantar una dulce novedad.

José Luis Salón, director técnico de la bodega, realizó una breve presentación de Bodegas Pasiego, desde sus inicios en 1997, bajo el nombre entonces de Criadores Artesanos (pues solo envejecían vino comprado a granel a terceros y lo embotellaban), hasta la actualidad. Destacó la altitud de sus viñedos (900 metros) y su filosofía de trabajo “artesanal” con el vino. Luego, Salón dejó que fuéramos los participantes los que “diseccionáramos” los vinos, en lo que fue un ejercicio muy entretenido y participativo.

Abrió la cata el blanco Las Suertes 2015, elaborado con Macabeo (75%) y Sauvignon Blanc (25%). De color oro pálido, con reflejos verdosos. Mostró una nariz intensa, tropical y con buena carga de fruta madura, cítricos y flores blancas. Boca amplia y fresca gracias a los amargos finales. Un blanco que se beneficia muchísimo de la altura de los viñedos.

A continuación, se presentó la añada 2012 de Pasiego Bobal (85% Bobal, 10% Syrah y 5% Merlot), envejecido en barricas de primer y segundo año, de roble francés, húngaro y americano durante 11 meses. Destacó su buena extracción de color, un vino de color picota y ribete cardenalicio. Intenso en nariz, especias dulces, con notas de fruta madura, como ciruelas casi en compota. Al oxigenarlo se realzan las especias y se revela un fondo balsámico muy interesante. Tiene una entrada en boca directa, frutoso y con un tanino presente. La integración de sus 14,5º es fantástica.

Tras las novedades, llegó uno de los momentos más esperados, la cata vertical de los vinos de autor de Pasiego, que incluyó una retrospectiva con Pasiego de Autor 2003, Pasiego Reserva 2004, Pasiego de Autor 2005 y Pasiego de Autor 2009.

Se sirvió en primer lugar el Pasiego de Autor 2003, con un coupage de 60% de Tempranillo, 30% de Cabernet Sauvignon y un 10% de Bobal. Mostró un color evolucionado pero agradable, con el menisco rojo carrocería y ribetes ya atejados. Con 13 años a sus espaldas mostró una nariz compleja, conservando todavía notas de fruta dulce, en forma de higos secos y pasa. Maderas dulces. Elegante en boca. Sorprendió.

A continuación pasamos a Pasiego Reserva 2004 (45% Cabernet Sauvignon, 45% Tempranillo y 10% Merlot), nariz compleja, con predominio de los tostados, licoroso. Tal vez pasó su mejor momento.

Seguimos con Pasiego de Autor 2005 (47% Cabernet Sauvignon, 33% Bobal y 20% Tempranillo), Rica nariz, con notas de caramelo tostado en sartén y café, que no ocultan una sección frutal en forma de compota, y un apunte de regaliz fresco y balsámico. Boca con un tanino muy agradable.

La vertical la cerró Pasiego de Autor 2009, añada que está ahora en el mercado, con un coupage de 55% Cabernet Sauvignon, 25% Merlot y 20% Bobal. Atractivo color cereza, ligeramente volátil en copa (hay que tratarlo con cierto mimo y no agitarlo demasiado), frutos rojos y negros, con cierta frescura, especias y puntas balsámicas (de nuevo el regaliz). Boca de buen volumen. Gustó.

La noche deparaba una dulce sorpresa, pues José Luis Salón nos dio a probar una muestra sacada de barrica de un vino dulce natural que saldrá al mercado próximamente y que dará bastante que hablar. ¿Queremos estar presentes cuando José Luis considere que está "terminado"!

No podemos pasar por alto el entorno de la cata, el Restaurante El Cantó (Juan de Garay, 44 Valencia), de propiedad sinarqueña, que se encargó del servicio de los vinos y de maridarlos con ejemplos de la gastronomía local.

Días más tarde, en el salón Placer Bobal, José Luis Salón volvió a sorprendernos con una nueva referencia, en homenaje a su padre César Salón, se trata del vino Pasiego CÆsar, que se estrena con la añada 2012 y que es un coupage de Cabernet Sauvignon 45%, Syrah 25%, Bobal 20% y Merlot 10%, con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés, húngaro y americano. Elegante, potente y con gran carga frutal.