Mario Cermeño Fernández, gerente en Abbeto Soluciones Tecnológicas: ‘La tecnología en el mundo del vino puede ayudar a ahorrar’

 Publicado el Por SeVi

Mario Cermeño. (photo: )
Mario Cermeño.

Mario Cermeño defiende que la tecnología y su integración en los procesos del sector vitivinícola son fuente de infinitos beneficios, control de costes, mejora de la calidad del producto, productividad, optimización, control de normativa, eficiencia... Desde Abbeto Soluciones Tecnológicas ayudan a que sea una realidad.

¿Cuál es actualmente el 'estado de salud tecnológico' del vino español?

Se encuentra actualmente en un estado tecnológico medio. No es un sector muy tecnificado, sobre todo porque hay muchas bodegas pequeñas y con una forma de trabajar muy tradicional y manual. Existe un gran número de bodegas que están empezando a trabajar con medios tecnológicos y hay otro grupo, las menos, que ya llevan años desarrollando o implantando sistemas tecnológicos para sus procesos. En cualquier caso, hasta ahora se ha dado prioridad a la implantación de la tecnología en los procesos de bodega (depósitos, máquinas para embotellados y etiquetados, etc.), y se ha dejado de lado el tema de los costes: desarrollar sistemas que controlen realmente el coste del producto desde el campo hasta la expedición. Ese coste más menos se calcula en el proceso de fermentación y logística de bodega, pero se ha dejado de lado la parte del campo. Pocas bodegas tienen sistemas de recogida de datos automatizados para calcular los costes y saber realmente dónde y cómo se les va el dinero en las tareas y recursos del viñedo.

¿Cuáles son últimas novedades para el sector?

Actualmente se está trabajando mucho en el área de la trazabilidad automatizada en el producto final y la toma de datos en el viñedo. Cuando hablamos de la trazabilidad en el producto final, me refiero a medios que nos permitan saber a dónde llega la botella que yo he vendido, es decir, completar mi traza interna hasta el cliente final. Hoy en día, hay un problema ante la cantidad de vinos y la cantidad de precios que existen en el mercado, y es que la competitividad entre distribuidores hace que se venda donde se puede, aunque no sea la zona de cada uno, por lo que cada vez más bodegas están montando sistemas de traza por botella para saber exactamente a quién se ha vendido esa botella y cuando. Nosotros mismos hemos implantado en varias bodegas sistemas de trazabilidad con cámaras de visión artificial para recoger el número de la tirilla y a partir de ahí registrar en qué caja y palet va esa botella y a qué cliente.

En cuanto a la toma de datos en campo, se está intentando controlar las tareas y productos que se utilizan, esto nos va a dar unos costes que nos van a permitir saber si es rentable o no nuestro producto y si debemos o no cambiar la forma de trabajar o los productos que utilizamos. Y lo que es más importante, nos va a permitir controlar mejor y mejorar la calidad de la uva.

Por otro lado en nuestro afán por el I+D+i estamos desarrollando toda la parte de sensorística en viñedo que nos permita controlar la planta y tratarla de forma adecuada en cada momento. Además, hemos incorporado a nuestros sistemas de toma de datos los famosos drones, que nos van a dar otra serie de datos que, junto con los sensores y el dato humano, se integraran bajo la misma plataforma y nos permitirán completar el ‘big data’ que tanto esta ahora de moda.

En los últimos años la movilidad y la toma de datos directa en viñedo ha sido una revolución. ¿Qué avances vamos a ver en un corto plazo en este campo?

La toma de datos en viñedo como te comentaba es la forma de saber realmente el estado del producto, la uva, lo más importante de este negocio. Actualmente se está utilizando en prácticamente todas las bodegas el papel y el bolígrafo para tomar estos datos, con el trabajo posterior que eso conlleva. Nosotros, como socio tecnológico especializado en bodegas, tenemos un sistema que no rompe con el hecho de seguir escribiendo, lo cual es muy cómodo para el que lleva toda la vida haciéndolo, pero que sí mejora el paso posterior de meter esos datos en un soporte informático. Son los bolígrafos digitales, que nos permiten escribir en un papel normal y de forma automática trasmitir a través del móvil o dejándolo en una base en la oficina los datos que hemos tomado. El coste de estos bolígrafos es muy asequible para bodegas de cualquier tamaño.

Hay otras bodegas que se están decantando por las tabletas o dispositivos móviles, y por supuesto que nuestros sistemas también trabajan en estos entornos, pero en el campo a día de hoy es un medio complicado, las condiciones son muy desfavorables para este tipo de dispositivos.

¿En qué consiste el software ERPAgro? ¿Qué beneficios aporta la gestión integral?

ERPAgro es un ERP (software de gestión integral) modular, con un núcleo muy potente que cubre los procesos internos de negocio comunes a cualquier sector, y unos módulos verticales adaptados a las actividades específicas del sector agroalimentario. Los módulos horizontales que presenta son: Financiero, Ventas, Compras y Almacenes, Calidad, Bodega, Viñedo, trazabilidad, Recursos Humanos. Y los verticales: Semilleros, Técnicos Agrícolas, Suministros Agrícolas, CRM, etc.

No importa el tamaño de la bodega, ERPAgro se ajusta a cualquier bodega y se dimensiona dependiendo de las necesidades y posibilidades de cada una. La potencia que tiene ERPAgro es la especialización en bodega, entrada de uva, procesos de bodega (trasiegos, remontados, embotellados, etiquetados, etc.), trazabilidad y calidad y sobre todo en la parte de viñedo, con una gestión total del parcelario y la toma de datos automatizada, tanto con medios humanos, con sensorística o incluso utilizando drones.

En 2015 llevaron a cabo varios desayunos tecnológicos orientados al sector. ¿Qué balance hace de ellos? ¿Se han programado de nuevo para 2016?

El resultado ha sido muy bueno, el día a día de las bodegas te deja sin tiempo para explorar otras cosas y hemos procurado hacer estas jornadas en periodos más tranquilos, sobre todo para enólogos y técnicos de campo y que pudieran conocer y experimentar con las soluciones que se están implantando en el sector. Han salido varios proyectos a partir de esas jornadas y sobre todo hemos podido poner nuestro granito de arena para mejorar el sector. A lo largo del 2016 están planificados varios eventos en diferentes zonas y denominaciones que ya os iremos anunciando.

Uno de los desayunos tecnológicos desarrollados por Abbeto Soluciones Tecnológicas.

Uno de los desayunos tecnológicos desarrollados por Abbeto Soluciones Tecnológicas.

¿Cada cuánto tiempo sería recomendable que una bodega se sometiera a una auditoria tecnológica?

¡Puf! Lo ideal sería todos los años, pero es complicado, puesto que lo más importante para la bodega es hacer vino y hacerlo de calidad. Yo creo que lo principal es marcarse una meta tecnológica y sobre todo relacionarla con un objetivo que mejore el producto y su calidad y, a partir de ahí, desarrollarlo. Si tengo que dar un periodo de tiempo real y asequible, diría cada dos años.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Mario Cermeño Fernández, gerente en Abbeto Soluciones Tecnológicas: ‘La tecnología en el mundo del vino puede ayudar a ahorrar’”

Comentarios disponibles para usuarios registrados