Topic:

El valor bruto de la producción

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura referidos al valor bruto de la producción vitivinícola española del 2017 la sitúan en 1.561,1 millones de euros, frente los 1.182,4 M€ de la del 2016, lo que representa un crecimiento de algo más del treinta y dos por ciento. Un excelente dato que encuentra su principal explicación en el descenso de la producción al que se vio abocado el sector a nivel mundial, y de forma muy especial la Unión Europea, donde apenas se alcanzaron los ciento cincuenta y cinco millones de hectolitros frente los ciento setenta y cinco del año anterior.

Situación que, en términos generales, y siendo conscientes de que no son extrapolables a otras campañas, ni los datos pueden ser considerados de manera individualizada por países ya que el comercio exterior desempeña un papel transcendental en todo este asunto; debería hacernos reflexionar sobre dónde se encuentra el verdadero valor de la producción. Y yendo un poco más allá, cuál sería la estrategia que España, como país, y todas sus regiones, como núcleos de producción con características muy variopintas, deberíamos adoptar de cara a establecer una planificación común.

A continuación, información para suscriptores.

Mercados 07-11-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 31-10-18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Los vinos más emblemáticos de Chivite, parte del homenaje a Juan Mari Arzak

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

San Sebastián Gastronomika celebra este año el 20 aniversario del congreso de San Sebastián y lo hace homenajeando a la revolución que transformó la culinaria española hace dos décadas. El programa rinde tributo a los artistas de esa revolución, y también a quienes les siguieron y mantienen a España en la primera línea mundial. Por todo ello, el Premio Homenaje “debía ser para un chef que lo empezó todo y que, a día de hoy, sigue trabajando”, para Juan Mari Arzak (San Sebastián, 1942). El chef del restaurante Arzak, según el jurado, “es símbolo de nuestra revolución culinaria, con una creatividad culinaria imparable e inmensamente generoso”.

Julián Chivite, gran amigo de Arzak, ha querido que las botellas más especiales de la bodega estuvieran en esta cena homenaje a Juan Mari Arzak. Con las burbujas del Gran Claustro Cuvée Especial Gran Reserva se recibió a los invitados para, y una vez en la mesa, abrir la cena con un rosado muy especial, el que han elaborado mano a mano Chivite y Arzak, Chivite Las Fincas 2017, un referente desde que salió al mercado. Dos blancos armonizaron con los platos de pescado, el Legardeta Chardonnay 2017 y el Chivite Colección 125 Chardonnay 2015, que no podía faltar en esta ocasión.

A continuación, y en primicia, Chivite La Zamaca 2015, un vino de parcela, variedad Garnacha que ha nacido para convertirse en un nuevo emblema de la bodega y que no estará en el mercado hasta 2019. El broche final fue otra de las referencias de culto, el Chivite Vendimia Tardía 2016.

Chivite Las Fincas, el vino en el que Chivite y Arzak han trabajado conjuntamente, es un vino gastronómico y sorprendente que tras su delicada apariencia esconde todo un mundo de sensaciones y que aúna el talento de estos dos amigos.

Su singular botella y su atractivo color rosa pálido le convierten en objeto de deseo que, una vez se descorcha, muestra un aroma intenso, muy frutal y con un delicado final floral. En boca es suave, equilibrado, untuoso, muy vivo y persistente.

Detrás de este vino tan singular hay un cuidadoso proceso de elaboración que permite la extracción de la fracción aromática y así conservar su característica finura. Este vino está acogido a la IGP Vino de la Tierra 3 Riberas. Las variedades Garnacha y Tempranillo con que se ha elaborado proceden de viñedos cultivados en Tierra Estella, bajo la influencia de los climas atlántico y continental.

Orujos Panizo prevé una campaña de destilación récord de 3 millones de kilos de orujo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Una gran cosecha es sinónimo también de una gran campaña de destilación. Orujos Panizo comenzó a mediados de octubre la que prevé como una campaña récord, ya que espera que al terminar se recojan cerca de 3 millones de kilos de orujo en bodegas de distintas denominaciones de origen.  La campaña se prolongará hasta mediados de enero de 2019 y se elaborarán 400.000 litros de aguardiente de orujo, base de su amplia gama de licores.

La mayor parte del orujo recogido es fresco, de las variedades Verdejo, Prieto Picudo y Sauvignon Blanc, con la que Panizo elabora su gama Premium de Monovarietales de Orujo, si bien la destilería también recoge orujo fermentado de las variedades Tempranillo y Tinta de Toro. Tras la destilación del orujo en calderas de cobre por arrastre de vapor a baja presión, el aguardiente obtenido pasa a una columna desmetilizadora que elimina el metanol, el acetato de etilo y el acetaldehído, componentes responsables de olores no deseados que enmascaran los verdaderos aromas del orujo fresco.  Así se obtiene un aguardiente de primera calidad, untuoso, glicérico y suave en el paso de boca, cuyos aromas recuerdan la variedad con la que ha sido elaborado.

Orujo-Turismo

La campaña de destilación es la mejor época para visitar la destilería y conocer in situ, el desconocido proceso de la destilación y  elaboración de los licores de orujo. Entrar en la planta de destilación es embriagarse de aromas a orujo y descubrir (al calor de las calderas de cobre que trabajan sin descanso) los entresijos del proceso mediante el cual se extrae al orujo toda su esencia. Previa concertación de cita, puede visitarse tanto la planta de destilación como la nave de elaboración y embotellado, donde termina de elaborarse toda la gama de licores Panizo.