Topic:

Estimaciones de producción en la campaña 13/14 por Ocovice/Jurisvinum

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El bufete Ocovice/Jurisvinum ha emitido un comunicado en el que indica las hipótesis de producción vitivinícola para esta campaña 2013/2014 que maneja. De esta manera, para España, estima una elaboración de entre 48 y 49 millones de hectolitros y se convertirá así en el primer productor mundial. Le seguirán en volumen Italia, país para que este bufete estima una elaboración de 46,5 millones de hectolitros; y Francia, para el que mantiene una hipótesis de producción de 44,1 millones de hectolitros. Portugal quedaría con una elaboración de 6,74 millones de hectolitros.
De este modo, la producción previsible para la Unión Europea en esta campaña 2013/2014 alcanzará los 171 millones de hectolitros. De ellos, entre el 28 y el 29% los aportará España. Nuestro país, junto con Italia y Francia representan el 82% de la producción vitivinícola de la Unión Europea.
El comunicado también aporta cifras de producción en dos países del Nuevo Mundo, como Chile y Nueva Zelanda. Para el primero maneja un volumen de 12,8 millones de hectolitros; mientras que en el caso del segundo la cifra que aporta es de 2,5 millones de hectolitros.

La inversión en vino en hogares sube un 4,13% hasta agosto

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
Durante los ocho primeros meses de 2013 (enero-agosto), los hogares españoles consumieron un total de 306,8 millones de litros de vinos, cavas y bebidas con vino, lo que supuso un descenso del 2,67% en comparación con el mismo periodo del año precedente. No obstante, el repunte de los precios unitarios del vino (especialmente de los vinos de mesa) ha propiciado que en estos meses el valor acumulado en el canal alimentación supere los 645,8 millones de euros, con un incremento del 4,13%, según recoge el panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). Como consecuencia de ello, el precio medio de todos los productos vitivinícolas quedó en 2,11 euros por litro, con una revalorización de 7%.

La OIV prevé 281 Mhl de producción mundial de vino en 2013 (+9%)

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

//// AMPLIACIÓN ////
Tabla en pdf adjunto.
La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) estima en su previsión de coyuntura de la campaña 2013/14 una producción mundial de vino, sin incluir zumos de uva y mostos, comprendida entre los 276,5 y los 285,4 millones de hectolitros, con una cifra promedio en el centro de la horquilla de estimación de 281 Mhl, lo que supone un 9% más que en 2012, cuando la cosecha fue históricamente baja.
Esto supone un incremento de entre el 7,1% y el 10,5% más que en la campaña anterior y, en cifra promedio, un aumento de casi 23 Mhl en relación a la producción vinificada de 2012/13, que fue, hay que recordar, de un nivel extremadamente modesto, con apenas 258,3 Mhl.
Para Federico Castellucci, director general de la OIV, que presentó el pasado 28 de octubre los datos de coyuntura 2012 en la sede de la Unesco, en París, la cosecha vitivinícola mundial fue importante, gracias al crecimiento de la productividad de las viñas”.

La UE destinará 6.200 M€ de fondos comunitarios para financiar las medidas de los Programas de Apoyo 2014-2018 al sector vitivinícola

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Comité Consultivo Vino de la Comisión Europea del pasado 15 de octubre hizo una breve presentación de los Programas de Apoyo nacional al sector vitivinícola comunitario para el nuevo periodo quinquenal 2014-2018, en que se ha presupuestado casi 6.200 millones de euros, a razón de más de 1.230 M€ por año, a repartir según lo previsto entre 19 países productores de los 28 Estados miembros de la UE (Bulgaria, República Checa, Alemania, Grecia, España, Francia, Italia, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Croacia, Malta, Austria, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia y Reino Unido).

Las ventas de vino caen un 7% desde el inicio de la crisis

 Publicado el por Nielsen (colaborador)

Tabla en pdf adjunto.
Como la gran mayoría de los sectores de la economía española, el mercado del vino no ha permanecido ajeno al impacto de la crisis económica. Desde el año 2007 se ha registrado una caída de en torno al 7% en volumen de ventas en el mercado interior, lo que supone marcar un mínimo dentro de las ventas globales en los últimos veinte años. Al final de 2012 se vendieron en España, tanto en el canal de hostelería como en alimentación, 594 millones de litros de vino frente a los 661 millones de 1991, según un informe de Nielsen elaborado con motivo de la Cumbre Internacional del Vino que se celebró recientemente en Toledo.
En la recta final de la crisis, desde el año 2010 al cierre de 2012, las cifras de ventas retrocedieron un 4,6%, dato que se explica por el contexto económico generalizado de recesión económica y contención del gasto que ha afectado directamente al consumo. En volumen de negocio, se percibe un descenso algo menor del 3,1%, desde los 1.977 millones de euros que los españoles gastaron en vino en 2010, hasta los 1.914 millones al cierre del pasado año, debido principalmente a una clara democratización de la oferta.
Por tipología de vino, y pese a la caída de ventas, los vinos con D.O. mantienen una evolución creciente en el mercado doméstico, sobre todo en el hogar, hasta alcanzar el 51% del total de ventas en el año 2012, frente al vino sin indicación geográfica que representa el 42,9%. Estos datos evidencian la buena aceptación que el consumidor español dispensa a aquellos vinos asociados a una procedencia geográfica, algo motivado también por mayor número de denominaciones de origen surgidas en estos últimos veinte años.
Esta misma tendencia se confirma con la irrupción en 2005 de los vinos de importación, aumentando desde entonces su presencia en el mercado español, hasta representar el 3,6% del total de ventas en 2012. El volumen de vinos importados en España se basa principalmente en los conocidos lambruscos y otros vinos italianos, representando el volumen de vinos de otros grandes países productores del viejo y nuevo mundo una parte poco significativa de las ventas.
El descenso en el consumo es mayor en el canal de hostelería que en los hogares, ya que muchos de los consumidores han dejado de tomar el vino en bares y restaurantes para disfrutar de un buen caldo en la tranquilidad del hogar. En definitiva, el bolsillo de los españoles se resiente y la tendencia decae desde 2007, año que coincide con el estallido de la actual crisis económica.
El futuro del vino español está en el exterior
Frente al descenso de la demanda doméstica, los datos de Nielsen muestran cómo el vino español tiene una evidente oportunidad de negocio en el mercado exterior. El innegable crecimiento económico de los países emergentes generará en las próximas décadas un aumento sustancial de la clase media que alcanzará los 2.000 millones de consumidores en 2020, con su estilo de vida y forma de consumo como estandarte comercial. En este sentido, el reto de las empresas productoras residirá en aumentar la penetración en mercados como el chino, el ruso o el indio donde el consumo de vino está considerado como algo elitista y sofisticado.
En 2012, el 62,5% del vino se consumió en los hogares, frente al 37,5% del consumo en Horeca
Otro de los factores a tener en cuenta para la externalización del vino es la importancia de atraer al “público senior”, es decir, las personas mayores que además disfrutan de un mayor poder adquisitivo. Los ratios de crecimiento numérico de este sector de la población es muy potente en América, Asía y África. En Estados Unidos estos consumidores gastan más del 50% de su presupuesto en productos de gran consumo, pese a que tan solo el 5% de las campañas publicitarias se destina a ellos.
Por último, el papel de la mujer en los países emergentes es cada día más relevante. De hecho, el 66% del gasto en consumo pasa por sus manos. Esos sí, para seducir a este sector de la población los vinos españoles deberán variar sus actuales conceptos comerciales optando por vinos con una mayor demanda entre estos nuevos consumidores de alto potencial y desarrollando estrategias diferenciadas y adaptadas por tipo de mercado y consumidor.