Topic:

Intervitis Interfructa Hortitechnica 2016 mostrará las técnicas para garantizar las cosechas pese al cambio climático

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Sea la erosión del suelo, la escasez de agua o los daños por granizo, hay cultivos como las uvas, que sufren especialmente por los efectos del cambio climático. Sin embargo, las nuevas posibilidades como el riego inteligente o el cultivo inteligente, denominado "Smart Breeding“, además de medios auxiliares comprobados como las redes contra granizos, ayudan a los agricultores a proteger sus plantas de la mejor manera posible. Con más de 600 expositores internacionales y unos 36.000 visitantes del país y del extranjero, la feria Intervitis Interfructa Hortitechnica 2016 de Stuttgart (Alemania) fomentará el intercambio interdisciplinar y el diálogo entre ciencia y práctica para la protección contra el cambio climático.

Las tormentas, la clase del suelo, el crecimiento de las raíces y el estado del desarrollo de las plantas son factores que deben tenerse en cuenta. Con las nuevas aplicaciones en línea, como la App para riego desarrollada por el consorcio para la tecnología y la construcción agraria de Baviera (ALB) y la Oficina del Estado federado de Baviera para la agricultura (LfL), los agricultores pueden calcular el agua requerida para diferentes cultivos en concreto y aplicarlo en función de las circunstancias actuales. "El futuro está en los sistemas de riego inteligentes, no solo porque son económicos sino ya que también ahorran recursos y tienen en cuenta los extremos meteorológicos", afirma Martin Müller, director general del ALB de Baviera. "Por eso los agricultores deberían empezar a abordar nuevos conceptos“.

En la viticultura, el mayor reto es la escasez de agua, pero puede gestionarse de forma óptima con sistemas modernos. "Los nuevos sistemas de riego por goteo son, sin duda alguna, una gran inversión para los viticultores“, asegura Hans-Peter Schwarz, director del Instituto Tecnológico de la Universidad de Geisenheim. "Pero los agricultores tienen estar pendientes, ya que solo así podrán asegurar la supervivencia continua de sus cepas a largo plazo y alcanzar la calidad deseada“. Las zonas de cultivo cercanas al río tienen la ventaja de poder acceder a sus aguas, lo cual hace que el riego pueda realizarse de manera más eficiente, en cuanto a costes se refiere.

El cambio climático está produciendo en muchos lugares fuertes lluvias y granizos que van en aumento. Para evitar las erosiones a consecuencia de las precipitaciones que destruyen las cepas, los viticultores ya están experimentando con medidas de reforestación. Entre las cepas se colocan sobre todo plantas que crezcan despacio y requieran poco agua. Otra posibilidad de protegerse de los extremos meteorológicos, es el "Smart Breeding“. Aquí, por ejemplo se crían cepas de vid resistentes, que acusen menos los rigores de la meteorología, como el calor o la falta de agua. "En especial cuando se trata de factores como la escasez de agua y el calor, es donde más se aplican las soluciones nuevas“, comenta el señor Schwarz. "Estos son los problemas que mayores retos representan para el cultivo del vino".

Para evitar los daños del granizo es muy común emplear redes protectoras en la viticultura. Sin embargo, muchos viticultores no las contemplan como alternativa debido a su aspecto. En vez de las redes, emplean las siembra de nubes o máquinas de viento que convierten a tiempo el granizo en lluvia. Los cambios climáticos representan nuevos retos para los viticultores y productores de cultivos especiales de todo el mundo. La Intervitis Interfructa Hortitechnica 2016 muestra a los visitantes soluciones técnicas para los retos que conlleva el cambio climático.

Intervitis Interfructa Hortitechnica es la feria técnica internacional del vino, el zumo y los cultivos especiales. Los puntos centrales de la oferta abarcan la tecnología de cultivo y cosecha, el procesamiento y control de procesos, la tecnología de embotellado y envasado, así como la organización y comercialización. En 2016 se celebrará la feria del 27 al 30 de noviembre por primera vez con el nombre de Intervitis Interfructa Hortitechnica.

 

Gastrónoma recibe 15.000 visitantes en tres días y se consolida en el calendario ferial valenciano

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Gastrónoma 2015 reunió a todo el sector. FOTO: Alberto Sáiz. (photo: )

Gastrónoma 2015 reunió a todo el sector. FOTO: Alberto Sáiz.

Gastrónoma 2015 ha superado todas las perspectivas tras haber recibido a cerca de 15.000 visitantes en tres días. La muestra en Feria Valencia ha logrado aunar una atractiva oferta comercial con un programa de actividades en torno a la mejor gastronomía mediterránea del que han disfrutado tanto los profesionales como el público aficionado.

Casi 50 chefs de máximo prestigio, 16 Estrellas Michelin y 26 soles Repsol han deleitado a los visitantes en la gran apuesta de la feria, su “Cocina Central”, con showcookings permanentes en los que han exhibido su creatividad chefs como Jordi Cruz, Kiko Moya, Manuel Alonso, Quique Barella, Alessandro Castro, Alejandro Platero, Bernd Knöller, María José San Román , Alberto Ferruz, Xesc Reina, Miguel Barrera o Vicente Patiño entre tantos otros. Todo ello, gracias a la colaboración de la firma Gastronostrum.

Periodistas especializados de toda España se han dado cita en Valencia para disfrutar de esta gran cita gastronómica que cerró el lunes 16 de noviembre sus puertas con un éxito rotundo que anima a la organización a pensar con ambición en el futuro. “Creemos que hemos dado un paso importante para consolidar Gastrónoma como el gran evento gastronómico que necesitaba la Comunidad Valenciana. Se ha constatado que el sector quiere esta cita y la va a apoyar, desde las administraciones, hasta los productores, hostelería, el mundo del pan y por supuesto el público gourmet”, asegura Alejandro Roda, director de Gastrónoma.

Son muchos, de hecho, los colectivos que ya han respaldado con claridad esta primera edición. Entre ellos, la Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana, cuyo presidente, Sergio Adelantado, ha considerado Gastrónoma “una iniciativa muy positiva, con un gran éxito de participación, esfuerzo y logros organizativos, y sin duda un primer paso para convertirla en un evento gastronómico de primer nivel en España”.

Para Manuel Espinar, presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, Gastrónoma “ha sido un éxito indiscutible y desde nuestro punto de vista es imprescindible que a partir de ahora se haga cada año; estamos hablando de un sector como la hostelería que, en total, mueve un 25% del PIB, un sector totalmente estratégico para esta Comunidad. Por eso, Gastrónoma es un foro más que necesario, porque aquí confluyen las necesidades del sector y sus soluciones”.

Desde Valencia Club Cocina, Pablo Lozano expresa que la “sensación generalizada es muy buena, la gente comenta que se nota vida, evolución e implicación, y se espera ir creciendo y mejorando en próxima ediciones, pero pensamos que el balance es muy positivo”.

El apartado dedicado al vino ha sido coordinado por Verema.com y con la colaboración de la Asociación Valenciana de Sumilleres (Asvasu). En la Wine Lovers Experience diversas bodegas han dado a conocer sus elaborados, pero también ha habido entrega de premios (como los Distinguidos Utiel-Requena 2015 de Asvasu), ponencias monográficas, catas guiadas y cursos de cata.

Wine Lovers Experience, el espacio del vino en Gastrónoma 2015. FOTO: Alberto Sáiz.

Wine Lovers Experience, el espacio del vino en Gastrónoma 2015. FOTO: Alberto Sáiz.

Entrega de Premios Distinguidos 2015 Utiel-Requena de Asvasu. FOTO: Alberto Sáiz.

Entrega de Premios Distinguidos 2015 Utiel-Requena de Asvasu. FOTO: Alberto Sáiz.

Ponencia sobre la Monastrell. FOTO: Alberto Sáiz.

Ponencia sobre la Monastrell. FOTO: Alberto Sáiz.

El presidente de Gastrónoma y uno de sus principales impulsores, Carlos Mataix, se ha mostrado “entusiasmado” con el resultado y se ha comprometido a trabajar “desde ya” para mejorar y reforzar la cita en la próxima edición.

 

Intervin 2016 se reinventa para afianzarse como salón estratégico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

. (photo: )

.

Intervin, salón de los vinos y espirituosos, será uno de los puntales de Alimentaria 2016, que entre el 25 y el 28 de abril se celebra en Fira de Barcelona. Para consolidar su posición como referencia internacional en el sector vitivinícola, el salón organizará el primer Intervin Business Meetings, un programa de compradores exclusivo con unos 180 representantes clave, procedentes de los cinco continentes, que se reunirán con las más de 700 empresas del sector que participarán para cerrar acuerdos comerciales en la feria.

Intervin ha reforzado su colaboración con instituciones como la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para atraer compradores internacionales, cerrar encuentros con agentes con poder de decisión de compra y, finalmente, preparar el plan de visitas internacionales más ambicioso de su trayectoria con el Intervin Business Meetings como principal apuesta. El Intervin Business Meetings atraerá a los representantes de las principales empresas del sector en Europa, Canadá, México, EE.UU., Colombia, Corea del Sur, China, Japón y países del sureste asiático, entre otros.

Desde esta edición, Intervin cuenta con un nuevo presidente, Xavier Pagès, director general del Grupo Codorníu.

Además de su apuesta por la internacionalización, la organización prepara un programa de actividades renovado para Vinorum, un espacio clave para revelar las últimas tendencias del sector y visualizar el potencial del vino español. Así, se ha diseñado un plan pensado para todo el sector desde bodegueros o empresarios vitivinícolas hasta importadores, periodistas o enólogos. Participarán prestigiosos críticos de vino y espumosos, Masters of Wine y los jurados más influyentes del mundo a través de un programa con catas, mesas redondas y sesiones de showcooking y maridajes. Así, Intervin apostará por la gastronomía como principal canal de expresión del vino y su principal aliado para la promoción.

La participación de CC.AA. que presentarán sus productos volverá a ser relevante en Intervin. Los visitantes podrán probar los vinos más destacados de Extremadura, Castilla León, Cataluña, Galicia, La Rioja y Navarra, entre otras regiones. Asimismo, en The Alimentaria Experience, se ha incluido un espacio para el turismo enogastronómico. A cinco meses de la celebración de Intervin, las empresas expositoras ya han reservado más de 11.000 metros cuadrados, un 75% del objetivo marcado por la organización para la edición de 2016. Alimentaria celebrará en 2016 su 40 aniversario. Se estructurará en cinco salones, que reunirán los principales mercados de la alimentación y las bebidas: Intervin (vinos y espirituosos), Intercarn (cárnicos y derivados), Restaurama (restauración), Interlact (lácteos y derivados) y Multiple Foods (multiproducto del dulce, conservas, aceites y productos Premium). En su última edición, la cita reunió a más de 140.000 visitantes de todo el mundo.

Una tesis plantea reducciones del 30% al 50% en la demanda energética de la industria enológica

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Rubén Celorrio Lázaro ha obtenido el grado de doctor por la Universidad de La Rioja tras la defensa de su tesis “Metodología para la reducción de la demanda energética basada en medida y verificación, eficiencia energética y energías renovables. Aplicación a procesos de frío en la industria enológica”.

Desarrollada en el Departamento de Ingeniería Mecánica, la tesis ha sido dirigida por Julio Blanco Fernández y Emilio Jiménez Macías (Universidad de La Rioja), y ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’ por unanimidad del tribunal.

La energía está presente en todas las actividades humanas, creciendo exponencialmente las necesidades energéticas con el desarrollo de la humanidad. La coyuntura energética actual, con previsiones de incremento continuado de los precios, reduce la competitividad de las organizaciones e inestabiliza la economía de los países. Además, todo consumo innecesario supone un coste que no aporta valor al producto por el que el cliente no está dispuesto a pagar, reduciendo en consecuencia el beneficio de las organizaciones.

En su tesis doctoral, Rubén Celorrio desarrolla una metodología para la reducción de la demanda energética basada en medida y verificación, eficiencia energética y energías renovables. La acción conjunta desde la información real del propio proceso en los tres conceptos indicados permite maximizar los resultados conseguidos, optimizando globalmente el sistema energético, reduciendo el impacto económico y medioambiental en el mayor grado posible.

En concreto, plantea tres casos prácticos de aplicación de la metodología desarrollada aplicados a procesos de refrigeración en la industria enológica. Los procesos de refrigeración son los principales consumos energéticos en bodegas. Las aplicaciones prácticas se desarrollan sobre procesos de fermentación alcohólica, maceración prefermentativa en frío y estabilización por frío.

Los resultados de la investigación del doctor Celorrio plantean reducciones en la demanda energética del 30% “fácilmente conseguibles en muchas ocasiones sin grandes inversiones en equipamiento”, aunque considerando el uso de las energías renovables, la eficiencia energética y una adecuada gestión energética activa a través de la medida y verificación de la instalación se consiguen reducciones de la demanda energética superiores al 50%.

Efecto de la radiación UV-B sobre la variedad Tempranillo

 Publicado el por J. Martínez-Lüschera (colaborador), N. Torres (colaborador), G. Hilbert (colaborador), F. Morales (colaborador), S. Delrot (colaborador), M. Sánchez-Díaz (colaborador), J. Aguirreolea (colaborador), E. Gomès (colaborador), I. Pascual (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La radiación ultravioleta (UV) emitida por el sol es absorbida en gran medida por el ozono que se acumula en la estratosfera. En las últimas décadas, los niveles de radiación UV-B (280-315 nm) han aumentado sensiblemente debido al descenso en la concentración de ozono estratosférico, a su vez inducido por la emisión de gases de origen antrópico como los cloro fluorocarbonados.

Tras el éxito del protocolo de Montreal, encaramos una fase de recuperación en la que se prevé una vuelta a los niveles de radiación UV-B similares a los de antes de los años 70 para mediados de este siglo. A su vez, existen algunas incógnitas sobre esta recuperación relacionadas con los posibles cambios globales en el clima (Williamson et al. 2014) y que se comentan a continuación.

Dentro del marco del cambio climático, la temperatura media del planeta se está elevando de forma pareja a los niveles de CO2. En principio, esta mayor temperatura, conllevaría una mayor tasa de evaporación, y por lo tanto, un aumento de la nubosidad y precipitación a escala global. Sin embargo, estas precipitaciones no estarían distribuidas de forma homogénea. De este modo, para la mayor parte de la cuenca mediterránea, las previsiones indican una reducción de la cobertura nubosa media y, por extensión, una reducción de la disponibilidad hídrica y un aumento de la radiación solar incidente, incluyendo la radiación UV-B (IPCC 2013).

Actualmente el cultivo de la vid se ve afectado por un cambio global en el clima, y cabe esperar un mayor impacto en las próximas décadas. Comparando las fechas de cosecha de las últimas décadas con las actuales, se ha observado un adelanto de 2-3 semanas. Así pues, existe un fenómeno generalizado, por el cual la acumulación de azúcar en la uva se da de una forma acelerada, y esto a su vez puede repercutir en otros parámetros de calidad, como la acidez o la coloración de las uvas (Mira de Orduña 2010).

Los factores enmarcados dentro de las predicciones climáticas para la región mediterránea: niveles de CO2, temperatura, disponibilidad hídrica y radiación solar, han demostrado tener de forma individual un impacto tanto en la fisiología como en la composición de la uva (Mira de Orduña 2010).

El objetivo de este trabajo fue estudiar cómo la combinación entre la radiación UV-B y los diversos factores enmarcados dentro del cambio climático afectan a los procesos fisiológicos más importantes de la hoja de vid y cómo pueden repercutir sobre la maduración y la calidad del fruto.