Topic:

El cuarto Salón Profesional Vinos Alicante D.O.P. se celebrará el 25 de marzo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El 25 de marzo 2019 se celebrará el IV Salón Profesional de Vinos Alicante Denominación de Origen Protegida en el Salón Europa del Hotel Meliá. Este año el evento se presentará con varias novedades, entre ellas, la conferencia de Quique Dacosta (*** Michelin) y Mikel López Iturriaga (El Comidista), “El vino en la gastronomía”.

El acceso a la conferencia está limitado a aforo sala y es imprescindible realizar el registro previo online a través del siguiente formulario: https://vinosalicantedop.org/conferencia/

El Salón Profesional reunirá unas 28 bodegas pertenecientes a la D.O.P. Alicante, que presentarán sus nuevas añadas, vinos, etiquetados y sus renovadas propuestas enoturísticas. Es un evento exclusivo para los profesionales del sector hostelería, distribución, tiendas especializadas, donde tendrán la oportunidad única de conocer todas las novedades, incluso las que no han salido al mercado, de la mano de las propias bodegas y sus viticultores. El acceso está restringido para los profesionales del sector, que han realizado la inscripción online: https://vinosalicantedop.org/salon-profesional-19/

Como cada año, el salón comenzará con la entrega de los premios Winecanting 2018, a los establecimientos que realizan la mejor promoción de Vinos Alicante D.O.P. Se prevé la asistencia de las autoridades, los medios de comunicación y representación de los organismos más importantes del sector Horeca.

El vino Fondillón ya tiene su Cofradía

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Confradía del Fondillón. (photo: )

Confradía del Fondillón.

El pasado 9 de marzo se constituyó, en el seno de la D.O.P. Alicante y en la localidad en Pinoso, La Cofradía del Fondillón, compuesta por elaboradores certificados de este vino tradicional y algunos estrechos colaboradores en la difusión del producto. En su primera reunión acordaron nombrar como Cofrade Honor a Ferran Centelles y a Mireia Molano, durante la visita que realizaron a la comarca del Vinalopó y visita a algunas de las cavas de este vino centenario.

Centelles ha sido sumiller con Ferran Adrià y actualmente se encarga de coordinar la Fundación El Bulli y la bullipedia, un proyecto de recopilación de contenidos gastronómicos, con proyección internacional. También colabora con otras publicaciones de vinos de forma internacional como con Jancis Robinson. Mireia Molano es distribuidora de vinos.

La Cofradía tiene como objetivos hermanar a los productores y compartir inquietudes, proyectos y colaborar en la difusión y prestigio de este vino. El Fondillón es un vino histórico de la Denominación de Origen Alicante. Realizado a partir de la variedad Monastrell sobremadurada en cepa y con un periodo mínimo de crianza de 10 años en pipas o toneles.  Es el único vino añejo del mundo, sin añadidos de alcohol, azúcar o ningún tipo de levadura. Por eso su producción es muy limitada y variable según añadas. Actualmente está elaborado por 9 bodegas de la D.O.P. Alicante, en la comarca del Vinalopó.

El vino de la D.O.P. Utiel-Requena busca sacar rédito del acuerdo comercial UE-Japón

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Consejo Regulador de la D.O.P. Utiel-Requena ha participado recientemente en la feria Foodex Japan 2019, que ha tenido lugar en el recinto de convenciones Makuhari Messe (prefectura de Chiba-Tokio) hasta este 8 de marzo. Dentro del plan de internacionalización de la Denominación de Origen, “Japón es un mercado importante para Utiel-Requena, y con el nuevo acuerdo comercial con la Unión Europea es todavía más una oportunidad para la estrategia de negocio de nuestras bodegas gracias a la retirada de aranceles”, comenta José Miguel Medina, presidente de la Denominación de Origen, que acompaña estos días a las bodegas en la feria.

La apuesta de la D.O.P. en Japón ha incluido, además de la asistencia a feria de la mano del ICEX, una interesante masterclass de los vinos de Utiel-Requena impartida por la escritora y especialista de vinos españoles Yoshiko Akehi, que introdujo las características del territorio, el clima y el suelo, y Takayuki Kikuchi, sumiller jefe del restaurante Sant Pau de Tokio, de la conocida Carme Ruscalleda, que ofreció una cata comentada de los vinos para periodistas e importadores. A juicio de Kikuchi, el Bobal de Utiel-Requena, “que tiene una gran expresividad debido a la tierra donde se elabora, posee un carácter que encaja muy bien con el gusto de los japoneses”. Además, “al ser afrutado y con cuerpo, tiene muchas posibilidades de ponerse de moda aquí, pues marida perfectamente con nuestra gastronomía, sobre todo con el yakimiku, que es un plato de carne a la parrilla”.

También, gracias a las ayudas OCM para la Promoción en Terceros Países permite a la D.O.P. Utiel-Requena llevar a cabo una promoción en medios de comunicación nipones sobre las características de su patrimonio vitivinícola.

En total, ocho bodegas de la D.O.P. Utiel-Requena han participado en Foodex Japan 2019, la feria más relevante del sector agroalimentario del país nipón. En ella se reúnen vinos y alimentos de los cinco continentes, donde se espera una asistencia de más de 80.000 visitantes procedentes de 80 países, principalmente importadores-distribuidores, dedicados al canal de alimentación, Horeca y sector servicios.

Las bodegas que han participado en esta edición son Valsangiacomo, Coviñas, Torre Oria, Bodegas Vibe, Vera de Estenas,  Jiménez-Vila Hnos., Dominio de la Vega y Marqués de Atrio.

Los vinos de Bobal que cada una de ellas ha preparado para la masterclass de Takayiki han sido: Bobal de San Juan, Veterum Vitium, Viñedo Antiguo, Parsimonia, Casa Don Ángel, La Novicia, Paraje Tornel y Faustino Rivero Reserva, respectivamente.

Cadalso de los Vidrios ultima los preparativos de la feria del vino Cadalvín (16 y 17 de marzo)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Cartel de la Feria del Vino Cadalvín, obra de Ainhoa Elvira Moreno. (photo: )

Cartel de la Feria del Vino Cadalvín, obra de Ainhoa Elvira Moreno.

El próximo fin de semana del 16 y 17 de marzo, la Plaza de la Corredera de Cadalso de los Vidrios (Madrid) será el escenario de la octava edición de la Feria del Vino Cadalvín, donde alrededor de 15 bodegas darán a degustar sus vinos.

La organización confía en superar los registros del año pasado, cuando 2.500 visitantes pasaron por la feria. “Para una localidad de 3.300 habitantes, esas cifras avalan la importancia de nuestra industria vitivinícola en sí misma y también como elemento dinamizador de nuestro turismo”, explica Verónica Muñoz, alcaldesa de Caldalso de los Vidrios.

Cadalvín nació fruto de la idea del bodeguero Alberto Ayuso y del esfuerzo conjunto del Ayuntamiento de Cadalso de los Vidrios y las bodegas de la localidad.

Cadalso de los Vidrios es el segundo municipio de la Comunidad de Madrid con mayor número de industrias pertenecientes al subsector vinícola. “En los últimos quince años, aproximadamente, se ha multiplicado por tres el número de bodegas radicadas en el municipio. Y actualmente, al menos otras dos, están estudiando la posibilidad de instalarse aquí”, manifestó Alberto Ayuso.

Cartel de la Feria del Vino Cadalvín, obra de Ainhoa Elvira Moreno.

Cartel de la Feria del Vino Cadalvín, obra de Ainhoa Elvira Moreno.

Bodegas de la D.O.P. Jumilla apuestan fuerte por el pie franco

 Publicado el por Salvador Salinas (colaborador)

Finca La Cabra, parcela de donde sale el primer vino de finca de Bodegas BSI. (photo: )

Finca La Cabra, parcela de donde sale el primer vino de finca de Bodegas BSI.

Los vinos de pie franco se han convertido en verdaderas joyas del mundo enológico debido a su singularidad y calidad. En la D.O.P. Jumilla hay varias bodegas que elaboran magníficos vinos a partir de vides en pie franco, en su mayoría, cepas de Monastrell muy viejas, con rendimientos bajos, pero de mucha calidad.

En la actualidad, BSI es la bodega que tiene a su disposición más hectáreas de viñedo en pie franco con cerca de 200 hectáreas, ya que según apuntan: “Tenemos un compromiso histórico con la salvaguarda del patrimonio que supone este tipo de viñedo, cultivando la mayor extensión del mundo de esta Monastrell pura. Disponemos de más de 1.400 hectáreas de viñas, con una edad media de 35 años, y plantadas en vaso, sistema tradicional de la zona. De estas viñas muy viejas, nuestros viticultores seleccionan en vendimia, a mano, uno a uno los racimos de los que nace la gama Gémina. La máxima expresión de la variedad Monastrell. Rendimientos inferiores a un kilo por cepa para obtener la intensidad, concentración, estructura y elegante potencia varietal necesaria previa a su afinamiento en barricas de roble francés y americano”. De la misma forma, indican que sus viñedos de Monastrell permanecen puros, sin injertar, y subrayan: “Es Monastrell 100% desde la raíz a la uva”.

A finales de 2018 vio la luz el vino Gémina Finca La Cabra, que supone la entrada de Bodegas BSI en el segmento de vinos de parcela, precisamente de Monastrell en pie franco y el inicio de un proyecto de identificación de las mejores parcelas de los socios de la cooperativa jumillana para poner en valor su producción a través de vinos exclusivos, premium y de ediciones muy limitadas. Cepas prefiloxéricas que hunden sus raíces en suelos calizos acariciando la roca madre.

Por su parte, en Bodegas Juan Gil disponen de aproximadamente 150 hectáreas de viñedos en pie franco, a través de los cuales elaboran vinos como El Nido, Clío, Juan Gil Etiqueta Azul y parte de Juan Gil Etiqueta Plata. “Como es lógico, de estos viejos viñedos, de secano en nuestro caso, con una producción media de 1.200 kilos por hectárea, solo nos permite incorporar los vinos elaborados con las uvas procedentes de los mismos en aquellos embotellados de mayor valor añadido, con los que poder rentabilizar unos viñedos cuya viabilidad sería imposible en los embotellados de precios más bajos. En nuestro caso, esto lo conseguimos porque su pequeña producción da lugar a uvas de mucha mayor concentración y expresividad varietal con las que se obtienen vinos de una calidad muy superior a los obtenidos de viñedos con mucho mayor rendimiento. Sin esta diferenciación cualitativa en los vinos de mayor precio dentro de nuestra gama de embotellados, en un mercado donde el consumidor está cada vez más formado y es muy exigente, sería imposible poder comercializar esta gama de vinos con éxito, ya que no aceptaría pagar más por aquello que no lo vale”, explican.

Asimismo, Bodegas Luzón dispone de unas 120 hectáreas de viñedo Monastrell en vaso, de secano y en pie franco, siendo viñedos con más de 30 años. Estas parcelas son suyas en gran parte y el resto de terrenos los llevan gestionando más de doce años. Según señalan, con estas uvas elaboran los vinos más emblemáticos de la bodega: Alma de Luzón, Portú, Altos de Luzón y Luzón Colección Crianza. “Este tipo de viñedo es muy especial debido a su dulzor y a su sabor que hace únicos a los vinos. Vienen siendo viñedos de muy poca producción, entre 500 y 1.000 gramos por cepa, y debido a su antigüedad y a la sequía faltan muchas plantas en una parcela, por lo que de media recogemos entre 1.500 y 2.000 kilos por hectárea”, exponen desde la bodega.

Bodegas Xenysel también dispone de viñedo en pie franco, concretamente 60 hectáreas, con el que elaboran el vino joven Xenysel Pie Franco y el crianza Calzás Pie Franco. “Evidentemente, las cepas de pie franco dan menos kilos de uva, aproximadamente uno o 1,5 kilos por cepa, lo que significa que la calidad es altísima. Sí es verdad que el precio de venta al público no supone diferencia, la diferencia está en el cuidado y en la elaboración del vino”, destacan.

Igualmente, Ego Bodegas es otra de las que sí dispone de viñedos en pie franco (concretamente 33 hectáreas de Monastrell) con los que elaboran sus vinos Crianzas 12 y 18 meses en barrica americana. Para ellos la relación calidad/producción/precio de estos vinos es alta.

Del mismo modo, Bodega TorreCastillo dispone de un viñedo de pie franco de dieciocho hectáreas con el que elaboran TorreCastillo El Tobar que da nombre a la parcela. Sobre la calidad, comentan que “es excelente por su baja producción y el precio de la botella no supera los siete euros, aunque sí es cierto que hay mucha gente que considera que un vino que cuesta por debajo de diez euros es mediocre, pero eso no es cierto, si fuera una marca conocida se podría poner un precio por encima de quince o veinte euros la botella con este tipo de vino, pero al conocerse la marca es imposible vender a esos precios”.

También Bodegas Viña Campanero cuenta con tres hectáreas y controla otras seis de viñedos en pie franco, con los que elaboran sus mejores vinos, “vinos con más personalidad y calidad”. Y en cuanto a la calidad/producción/precio, sostienen: “La relación es alta, ya que encontramos vinos de gran calidad elaborados con pie franco a precios realmente bajos para la calidad de la uva y los costes de producción que conlleva su cultivo y elaboración”.

Por último, citar a Casa Rojo, más escépticos. Elaboran su vino Machoman de la selección de uvas Monastrell de nueve parcelas, de las cuales, una es de cepas en pie franco. “No creemos que la relación de la calidad y el precio dispuesto a pagar por parte del consumidor (valor) tenga una relación directa con el hecho de que las viñas sean o no de pie franco. Honestamente, no creo que el pie franco pueda tener una repercusión en el sabor de la uva, y técnicamente opino que es mucho más seguro conducir una cepa con el portainjerto adecuado para la zona y la sequía, que la raíz de la vitis vinifera”, explican desde Casa Rojo.