Topic:

Premios Cofradía del Vino Reino de la Monastrell 2019

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

El pasado 22 de marzo, el Centro de Cualificación Turística (CCT) de Murcia fue el escenario de la cata de los Premios de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell, convocado por la Cofradía y con asistencia de la Estación Enológica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida). Este certamen cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (MAPA), y participa en la promoción Alimentos de España.

Un panel de 18 expertos catadores evaluó más de medio centenar de muestras de vinos con presencia, en al menos un 50% de su coupage, de la variedad Monastrell. Un certamen que, desde su primera edición en 2001, estimula la producción de los vinos de calidad de la variedad Monastrell y propicia su difusión entre los consumidores.

El concurso se desarrolló mediante estricta cata a ciegas, bajo la presidencia de Fernando Riquelme y la dirección de Adrián Martínez Cutillas, donde los catadores estuvimos magníficamente atendidos por los estudiantes del CCT. Tras las catas, las votaciones del jurado conformaron un palmarés (ver adjunto) que destacó a 15 vinos (nueve oros y seis medallas de plata), repartidos entre las DD.OO. Alicante (cinco oros y tres platas) y Jumilla (cuatro oros y tres platas).

Premios Cofradía del Vino Reino de la Monastrell 2019

Rosados

Medalla de Plata Alceño Rosado 2018 Bodegas Alceño - DOP Jumilla

Tintos añadas 2016 y 2017, elaborados sin madera

Medalla de Oro Honoro Vera Organic 2017 Bodegas Juan Gil DOP Jumilla

Medalla de Plata Ramón Izquierdo Ecológico 2017 Izquierdo Viñedos y Bodegas, S.L. DOP Jumilla

Tintos, añadas 2016 y 2017, elaborados con madera

Medalla de Oro Embaucador 2017 Santa Catalina del Mañan DOP Alicante

Medalla de Oro Laudum XII Plus 2018 Bodegas BOCOPA DOP Alicante

Medalla de Oro Alceño 4, 2017 Bodegas Alceño DOP Jumilla

Medalla de Plata Laudum Roble 2018 Bodegas BOCOPA - DOP Alicante

Tintos, añadas anteriores a 2016

Medalla de Oro Alceño Selección 2015 Bodegas Alceño - DOP Jumilla

Medalla de Oro Alceño 12 Monastrell 2016 Bodegas Alceño - DOP Jumilla

Medalla de Oro Casa Jimenez Crianza 2015Bodega Coop de La Algueña DOP Alicante

Medalla de Plata Éxodo Autor 2015 Bodegas Delampa DOP Jumilla

Medalla de Plata Vivanza Elite 2016 Domus Agrícola, S.L. DOP Alicante

Vinos Espumosos

Medalla de Plata Marina Espumante Rosado Bodegas BOCOPA DOP Alicante

Vinos Dulces

Medalla de Oro Laudum Dulce Negra Bodegas BOCOPA - DOP Alicante

Vinos con envejecimiento oxidativo

Medalla de Oro Fondillón 1980 Bodega Coop. de Algueña - DOP Alicante

 

Más información en: www.cofradiamonastrell.org

Determinación de residuos de fungicidas en vinos españoles mediante inmunoensayo

 Publicado el por Francesc A. Esteve Turrillas (colaborador), Consuelo Agulló (colaborador), Antonio Abad Somovilla (colaborador), Josep V. Mercader (colaborador), Antonio Abad Fuentes (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

La utilización de fungicidas para combatir las enfermedades que afectan a la vid es una práctica ampliamente extendida que contribuye a paliar las graves pérdidas económicas que las infecciones fúngicas ocasionan al sector. La contrapartida de estos tratamientos es la presencia de residuos de estos compuestos en la uva cuando entra en bodega, en ocasiones a concentraciones elevadas. Algunos de los fungicidas más ampliamente utilizados, y muy particularmente los que se han introducido en las prácticas agrícolas de forma más reciente, muestran una elevada tasa de transferencia durante el proceso de vinificación; es decir, los residuos de estos compuestos presentes en el fruto en el momento de la vendimia se transfieren al mosto y de éste pasan al vino en mayor o menor medida (González-Rodríguez et al., 2011; Pazzirota et al., 2013).

La relevancia de este fenómeno de transferencia depende del proceso de vinificación empleado y de las características fisicoquímicas del fungicida (Keikotlhaile et al., 2010, Regueiro et al., 2015), siendo cuantitativamente importante en el caso de fungicidas de nueva generación, como azoxystrobin, boscalid, cyprodinil, fenhexamid y pyrimethanil, los cuales constituyen herramientas químicas muy eficaces para la prevención y tratamiento de diversas plagas de la vid, tales como las causadas por Botrytis cinerea, Plasmopara viticola y Uncinula necator (Tabla 1).

Estudios recientes ponen de manifiesto la incidencia de residuos de fungicidas en vinos elaborados en diferentes países europeos, como España (Fontana et al., 2011), Francia (Humbert & Bonneff, 2013), Moldavia (Duca et al., 2012), o Eslovenia (Cus et al., 2010, Cus et al., 2013). Otros estudios demuestran que se trata de un hecho global que afecta a vinos de todo el mundo, y que en el grado de incidencia influyen factores tanto climatológicos como relacionados con el proceso de vinificación, así como con el tipo de fungicidas utilizados (Pesticide Action Network Europe, 2008; Esteve-Turrillas et al., 2016).

Reducción del grado alcohólico de los vinos manteniendo sus propiedades sensoriales

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La combinación del uso de levaduras seleccionadas, la aireación del mosto en las primeras etapas de fermentación y el control de factores ambientales (temperatura, aporte de nitrógeno, etc.) logra reducir el alcohol presente en el vino hasta 3 y 4 grados en laboratorio (y entre 1 y 2 grados en escala piloto) sin disminuir sus propiedades sensoriales.

Esta propuesta es fruto de los estudios del Grupo de Investigación ‘MicroWine’ del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV: Gobierno de La Rioja, CSIC, UR) y la tesis de Alda João Sousa Rodrigues por la Universidad de La Rioja.

Alda João Sousa Rodrigues ha obtenido el grado de doctora por la Universidad de La Rioja con la tesis titulada ‘Características fisiológicas de Saccharomyces cerevisiae y especies de levaduras enológicas alternativas en relación con la reducción del contenido alcohólico del vino’, por la que ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’ con mención internacional.

Dirigida por Ramón González García y María Pilar Morales Calvo, investigadores del Grupo de Investigación ‘MicroWine’ del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino, la tesis se ha desarrollado en el marco del programa de Doctorado Ciencias Biomédicas y Biotecnológicas del Departamento de Agricultura y Alimentación de la Universidad de La Rioja; y con un contrato del Ministerio de Economía y Empresa (MINECO).

Vinos con menor grado alcohólico

La obtención de vinos con menor contenido alcohólico es una demanda creciente del mercado, tanto por consideraciones de salud y seguridad vial, como por las políticas de impuestos sobre bebidas alcohólicas de algunos países importadores.

Esta tendencia choca con el progresivo aumento de grado de los caldos que se está produciendo en los países de clima cálido (derivado del mayor contenido en azúcares de las uvas en el momento de la vendimia).

Un problema relacionado, principalmente, con el cambio climático global, pero también con la variación en las preferencias de los consumidores hacia vinos con mayor cuerpo y potencial aromático.

El Grupo de Investigación ‘MicroWine’, liderado por Pilar Morales y Ramón González, ha identificado la ‘aerobiosis’ (aireación o presencia de oxígeno en contacto con el mosto) como la vía metabólica más prometedora para desviar el flujo de carbono de la producción de etanol: al airear el mosto para que incorpore oxígeno las levaduras no-Saccharomyces pueden ‘respirar’, consiguiendo que parte de los azúcares se consuman por esta vía y no puedan ser fermentados ni producir alcohol.

Esta técnica, por sí sola, presenta un gran inconveniente: la presencia de oxígeno incrementa la producción de ácido acético por parte de la levadura Saccharomyces cerevisiae (la más empleada en fermentación) y algunas otras levaduras.

Para solucionarlo, la doctora por la Universidad de La Rioja Alda João Sousa Rodrigues ha identificado tres genes de S. cerevisiae cuya eliminación reduce significativamente la producción de ácido acético en presencia de oxígeno.

Para la identificación de estos genes, la doctora Alda João ha empleado técnicas de biología computacional (análisis de modelos predictivos) e ingeniería genética. Este conocimiento permite el diseño de estrategias naturales de mejora genética, como la evolución dirigida, no basadas en ingeniería genética, para obtener levaduras con mejores características para este proceso.

A estas estrategias (aireación, selección y mejora de levaduras Saccharomyces y no-Saccharomyces) se añade el control de otros factores ambientales, como la temperatura (que puede afectar a determinadas cepas) y el aporte de nutrición nitrogenada. Combinando estas técnicas los investigadores han logrado la reducción del grado alcohólico en unos 3 ó 4 grados, en condiciones de laboratorio (y en 1 ó 2 grados a escala piloto).

Torres & Earth, a un paso de alcanzar su objetivo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Miguel A. Torres. (photo: )

Miguel A. Torres.

Torres & Earth es el nombre del ambicioso programa ambiental que Familia Torres puso en marcha en 2008 con un objetivo claro: reducir sus emisiones de CO2 por botella en un 30% en el 2020 desde la viña al transporte final, es decir contemplando los alcances 1, 2 y 3. Según informan desde el grupo, el balance 2018 se situaría en un 27% (cifra pendiente de certificación a finales de marzo) tras una inversión de 15 millones de euros en los últimos diez años.

La bodega continúa intensificando sus esfuerzos para adaptarse y mitigar el cambio climático y ya se ha fijado nuevas metas: reducir sus emisiones de CO2 directas e indirectas en un 50% en 2030 y en un 80% en 2045, en relación al 2008.

En este sentido, Familia Torres ha impulsado recientemente, junto a la californiana Jackson Family Wines, la creación de un grupo internacional de bodegas que, bajo el nombre International Wineries for Climate Action, impulsará la implementación de soluciones encaminadas a descarbonizar el sector del vino. Entre las acciones realizadas en 2018, destacan la compra de un fundo de cerca de 6.000 hectáreas en la Patagonia chilena, donde ya se ha iniciado la reforestación de una pequeña parte, y el desarrollo de tecnologías para la captación y reutilización del CO2 de la fermentación del vino, en colaboración con diferentes empresas y universidades.

Reconocimiento a la lucha contra el cambio climático

Familia Torres entregó a finales de marzo los terceros Premios Torres & Earth, que reconocen el compromiso de empresas, personas y territorios frente al cambio climático.

Estos galardones, que nacieron con el objetivo de premiar los esfuerzos de aquellos proveedores de Familia Torres que más reducían las emisiones de CO2, han recaído este año en el viticultor de Batea Andreu Julià Creixenti; Cartonajes Bernabeu, empresa valenciana dedicada a la fabricación de cartón ondulado, y Manufacturas Metálicas Canals, de Martorell, centrada en el diseño y producción de cápsulas de sobretaponado.

Como en la anterior edición, Familia Torres también ha concedido otras dos distinciones. Por un lado, ha reconocido la labor de concienciación sobre la problemática del cambio climático que realiza el periodista especializado en medio ambiente Antonio Cerrillo, a través de las páginas de ‘La Vanguardia’ y de la web ‘La Vanguardia Natural’. Por otro lado, la bodega ha entregado el Premio Torres & Earth a la Autosuficiencia energética a Costa Rica, por conseguir que el 99% del consumo energético del país proceda de fuentes renovables y por su compromiso de ser Carbon Neutral en 2021.

Balance de campaña del aceite de oliva a 28 de febrero de 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

Según los datos de la AICA a 28 de febrero, la producción española de aceite de oliva alcanzó las 1.694.704 toneladas, con lo que se constata un ritmo de producción en los últimos meses muy superior al de las últimas campañas. En estos momentos, la producción es un 39% superior a la de la campaña precedente y un 46% más elevada que la media de las cuatro campañas precedentes. A esa producción se suman unas importaciones que, con datos provisionales para el mes de febrero, totalizan 65.900 toneladas, con una significativa reducción del 11,5% respecto a la campaña 2017/18; aunque están un 12,5% por arriba de la media de las últimas cuatro campañas.

Todo ello, junto con las existencias iniciales a 1 de octubre (375.500 toneladas, +23%), hacen que los operadores  contaran a 28 de febrero con unas disponibilidades totales de 2.136.100 toneladas, un 33% por encima de la campaña pasada.

La exportación acumulada hasta el 28 de febrero sumó 415.100 toneladas, con una buena marcha, especialmente en los meses de enero y febrero, lo que hace que el volumen total exportado sea un 26% superior al de la campaña pasada por estas fechas, con una media mensual de 83.000 toneladas. Sin embargo, el mercado interior acumula una demanda de 197.500 toneladas, un 4,9% menos que hace un año, con una media mensual de salidas de 39.500 toneladas.  La comercialización total se sitúa en 612.600 toneladas, un 14% por arriba de la campaña anterior, de las que el 68% tuvo como destino el mercado exterior y el 32% el nacional.

Con estos movimientos de mercado, las existencias acumuladas a 28 de febrero ascendían a 1.523.600 toneladas (+43%), de las que 1.249.900 estaban en las almazaras y el resto en envasadoras.

Según el MAPA, los precios mantienen descensos en todas las categorías, de manera menos pronunciada en la de aceite de oliva virgen extra.

Por otro lado,  el pasado 28 de marzo se celebró la mesa sectorial en el Ministerio. La previsión de producción en España para la campaña 2018/2019 se estima en 1.740.000 toneladas, lo que supone un incremento del 38 % con respecto a la campaña pasada. A nivel mundial, la producción se reducirá en un 5 %, con caídas muy significativas en Italia (-59%), Grecia (-42%), Portugal (-20%) y Túnez (-57%).

Se examinó la evolución de los precios de esta campaña para el aceite de oliva, caracterizada por el descenso de las cotizaciones con respecto a la campaña pasada. No obstante, la reducción de la producción en el resto de países productores y el mantenimiento del consumo a nivel mundial, propiciarán un incremento de las exportaciones que podrá favorecer un cambio de tendencia en los precios. Al respecto, se han analizado los distintos mecanismos existentes que puedan contribuir a la recuperación de los precios, como almacenamiento privado del aceite de oliva. Sobre esta, el Ministerio señala que si bien las cotizaciones han bajado significativamente durante las últimas semanas, “aún se encuentran por encima del umbral de referencia”.