Topic:

Estadísticas de perfil agroclimático y seguros agrarios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

El año 2018 ha sido cálido en España, con una temperatura media de 15,5ºC, valor que supera en 0,4ºC al valor medio anual (periodo de referencia 1981-2010). Se ha tratado del decimosegundo año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y del noveno más cálido en lo que llevamos del siglo XXI. Según recoge la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su Resumen Anual climatológico de 2018, el año ha tenido un carácter muy cálido en amplias zonas de Cataluña, Valencia, Murcia, Aragón, Galicia, noroeste de Castilla y León y norte del País Vasco y Navarra, llegando a alcanzar un carácter extremadamente cálido en puntos aislados de Cataluña, sur de Galicia y costa del País Vasco. En el resto de la mitad norte y del tercio este de la península predominó el carácter cálido. En contraste, en amplias zonas de Extremadura, Andalucía y sur de Castilla- 2018 resultó entre frío y muy frío. En Baleares el año fue en conjunto cálido, mientras que en Canarias fue frío o muy frío. Se observaron anomalías comprendidas entre 0 y 1ºC en la mayor parte de la mitad norte y del tercio este de la península, así como en Baleares, mientras que en el cuadrante suroeste peninsular y en Canarias las anomalías fueron predominantemente negativas, situándose entre 0 y -1ºC.

El año comenzó con un mes de enero cálido, con una temperatura media en España 1,1ºC superior al valor normal de este mes. El mes de febrero fue muy frío, con una temperatura media que se situó 1,6ºC por debajo de la media de este mes. La primavera (1 de marzo a 31 de mayo) tuvo un carácter frío, con una temperatura media de 13,4ºC, valor que queda 0,2ºC por debajo de la media de esta estación. El verano 2018 (1 de junio a 31 de agosto de 2018) tuvo un carácter cálido, con una temperatura media sobre España de 23,6ºC, valor que queda 0,6ºC por encima de la media de esta estación. El otoño (1 de septiembre a 30 de noviembre de 2018) tuvo un carácter muy cálido, con una temperatura media sobre España de 16,8ºC, valor que queda 1,0ºC por encima de la media de esta estación. El mes de diciembre presentó en conjunto un carácter cálido aunque cercano a muy cálido, con una temperatura media sobre España de 9,2ºC, valor 1,2ºC por encima de la media de este mes.

Estadísticas de superficie

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

El nuevo régimen de autorizaciones para plantaciones de viñedo sustituye al sistema anterior de derechos de plantación de viñedo a partir del 1 de enero de 2016, con duración hasta el 31 de diciembre de 2030. Este sistema básicamente consiste en que solo se podrá plantar viñedo de uvas de vinificación con fines comerciales si se tiene una autorización de plantación, conseguida por una de las siguientes vías:
- Obtenida a partir del cupo de nuevas plantaciones por el que se puede optar anualmente (autorizaciones para nueva plantación);
- A partir de un viñedo arrancado (autorizaciones por replantación de viñedo);
- A partir de un derecho de plantación que el titular tiene en el registro vitícola correspondiente y convierte en autorización (autorizaciones por conversión de derechos de plantación de viñedo).

A diferencia del sistema anterior de derechos, las autorizaciones de plantación ya no son transferibles.

Cada año se deben poner a disposición autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo por una superficie equivalente al 1% de la superficie plantada del país, pudiendo los Estados miembros fijar un límite inferior de forma debidamente justificada. Para el tercer año de aplicación (2018), las concesiones para autorizaciones de nuevas plantaciones en España se fijaron en el 0,52% de la superficie plantada a 31 de julio de 2017, lo que equivale a 4.950 ha (por medio de la Resolución de 27 de diciembre 2017 de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA.)

Estadísticas de la situación vitivinícola mundial

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

El director general de la OIV, Pau Roca, presentó el pasado 15 de julio la actualización estadística del sector vitivinícola mundial, durante la celebración del 42º Congreso Internacional de la Viña y el Vino en Suiza.

La superficie mundial de viñedo (independientemente del destino final de la producción de las uvas, incluidas la superficie todavía no productiva) alcanzó en 2018 a los 7,4 millones de hectáreas y es ligeramente superior a la de 2017 (+24.000 ha). España sigue siendo el país líder en superficie de viñedo, con 969.000 ha, por delante de China (875 miles de hectáreas-mha) y Francia (793 mha). La superficie vitícola china sigue creciendo (+10.000 entre 2017 y 2018). Por otra parte, los viñedos de la Unión Europea parece que han frenado su ritmo de descenso y se han situado en 3,32 millones de hectáreas en 2018 (+10.000 ha/2017).

En 2018, la producción mundial de uvas (destinadas a todo tipo de usos) alcanzó casi los 78 millones de toneladas. Desde el año 2000, la tendencia de la producción de uva ha ido en aumento (+1% anual), a pesar de la disminución de la superficie de viñedo (-3% en el mismo periodo). China, a pesar de la caída del 11% de la producción en 2018, es el primer país productor de uva del mundo, con 11,7 Mt (el 15% de la producción mundial de uva), seguido de Italia (8,6 Mt), EE.UU. (6,9 Mt), España (6,9 Mt) y Francia (5,5 Mt). Los tres principales productores europeos registraron un aumento de la producción del 28%.

Estadísticas de producción

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

La campaña vitivinícola 2017/18 concluyó con unas existencias de 30,1 Mhl de vino y mosto sin concentrar, según los datos provisionales del Sistema de Información del Mercado del Vino (Infovi), que incluye los stocks en bodegas e instalaciones de los grandes y pequeños productores y de almacenistas a 31 de julio pasado. Un 97,1% de todo ese stock de final de campaña, con casi 29,24 Mhl, era de vino y el 2,9% restante y 869.773 hl de mosto sin concentrar. A este volumen se suman 169.000 hl más de otros productos derivados del mosto, con lo que el stock vitivinícola final alcanzaría realmente los 30,276 millones.

En manos de los grandes productores de igual o de más de 1.000 hl de media histórica habría un 90,95% de todo el stock vitivinícola, con 27,38 Mhl. De este volumen, 26,5 Mhl eran de vino (90,7% del total) y otros 866.917 hl de mosto sin concentrar (99,67% del total).

En poder de los pequeños productores con una media histórica inferior a 1.000 hl, el Infovi apunta unas existencias finales de vino y mosto s.c. de 1.157.278 hl, un 3,8% del total, de las que algo más de 1,15 millones eran de vino (3,95% del total) y apenas 2.641 hl (0,3%) de mosto s.c.

Estadísticas de precios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

Hablar de precios no es sencillo, especialmente cuando nos enfrentamos a una campaña tan complicada como la 2018/2019 que estamos a punto de cerrar. Todas las previsiones apuntan a que el crecimiento de nuestra producción de uva de transformación, a pesar de la intervención del mercado irá creciendo hasta llevarnos, muy posiblemente, a situarnos en el primer lugar del mundo por extensión y producción, no obstante, los rendimientos han experimentado un notabilísimo crecimiento en las últimas campañas consecuencia de la puesta de producción de las hectáreas reestructuradas y que nos han traído volúmenes que fácilmente triplicaban los históricamente obtenidas en esas mismas parcelas. Hoy en día saber cuál es el potencial productivo de nuestro país es una gran interrogante que despista a todos. algo de eso debe haber sucedido. Y algo de esto debe haber porque el despiste existente en los primeros momentos de la campaña no podía ser mayor, con estimaciones totalmente erradas y precios en origen por las uvas que eran corregidas casi a diario conforme se iba viendo la verdadera cantidad de fruto recogido.

Sin que los problemas meteorológicos tuvieran muchas más consecuencias que la de emplearse con interés en la utilización de los medios técnicos con los que contaban nuestros enólogos. No fue tan sencillo para los precios de los elaborados que, desde prácticamente el primer momento, comenzaron a dar muestras de debilidad y emprendieron una caída pronunciada y prolongada y que nos ha llevado a pasar de los 4,04 euros por hectogrado con los que comenzamos la campaña para los blancos y 4,93 para tintos en la semana 31, del 30 de julio al 5 de agosto 2018, cuando en la semana 28, que comprende del 8 al 14 de julio de 2019, la cotización ha sido de 2,07 € y 3,09 €/hl para blanco y tinto respectivamente. Encontrarle explicación a esta espectacular caída de los precios no es sencillo, si bien todo parece indicar que una buena parte de ella la deberíamos buscar en el comportamiento de nuestros principales países compradores: Francia, Italia y Portugal cuyas compras se han visto reducidas como consecuencia del incremento de sus cosechas, que ha llevado a cifras récord de producción mundial con 284,7 millones de hectolitros y una cosecha en la Unión Europea de 189 Mhl, solo antes superada por los 202,5 Mhl del 2004, año de récord absoluto. La duda está ahora en saber cuáles serán las consecuencias que esta caída de los precios pueda tener en la campaña que asoma y sobre la que hay muchos temores a que los precios de las uvas acaben viéndose muy afectados por el gran temor existente de cotizaciones frenadas en las exportaciones.