Topic:

Montesquius celebra 100 años elaborando cavas con Montesquius Rosé Doré y Blanc de Blancs 2015

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Este año 2018 y coincidiendo con el 100 aniversario de cavas Montesquius (1918-2018) se lanzan al mercado dos joyas enológicas. Se trata de Montesquius Blanc de Blancs 2015 y Montesquius Rosé Doré 2015, ambos de edición limitada, de larga crianza (gran reserva – más de 36 meses en lías) y brut nature (sin adición de azúcar).

Montesquius Blanc de Blancs 2015, (4.775 botellas), ha sido elaborado con Xarel·lo 75% (Viña Cuquet, plantada entre 1950 y 1955) y Macabeu 25% (plantada entre 1958 y 1963) de dos grandes viñedos de l’Arboç (Baix Penedès); es Mediterráneo en estado puro. Criado durante más de 36 meses sobre lías es un cava generoso, que sorprende por su mineralidad y delicadeza al mismo tiempo.  Tiene un delicioso color dorado en el que destacan en nariz las fragancias de flores blancas y cítricos, tomando una especial relevancia el jengibre. En boca, pan tostado y bizcochos, con una burbuja fina y cremosa que se deshace en la boca.

Montesquius Rosé Doré 2015, es una edición mucho más exclusiva de solo 1.980 botellas; otro gran reserva sin dosaje de azúcar (brut nature) con un maravilloso color rosa coralino dorado (de ahí su nombre); tan sutil que nadie identifica con cava rosado a simple vista. Procede de dos magníficos viñedos, la viña Verger, en l’Arboç y la viña Nin, en Lavern; este vino engloba lo mejor del Alt y el Baix Penedès.  Es la maestría del equilibrio entre dos grandes variedades, la Pinot Noir (87%) y la Chardonnay (13%).  Su estilo es elegante, afrancesado.  Delicado, cremoso, de elegante burbuja y muy sutil, tiene notas finas de frambuesa, moras silvestres deshidratadas, claveles, frutos secos y brioche, con un matiz ligeramente ahumado muy personal.  En la boca crea un deleite de complejidad y de refinamiento absoluto. 

Su maestro ensamblador es Manel M. Fernández, un enólogo sencillo y paciente con los tiempos, con paladar sublime y elegante, y que lleva toda su vida dedicada a la elaboración de cavas de calidad con añada o vintage. Manel no tiene prisa, por ello en la bodega se pueden encontrar aún cavas sin realizar el degüelle, en lías de más de 20 o 30 años, esperando el momento de poder expresarse.

Montesquius se fundó en 1918 en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona). Fue la familia Santacana, una de las de más raigambre de la comarca, la que inició su andadura en el interesante mundo del vino. Sus productos alcanzaron notoria fama y allá por los años 60, al despertar el interés del público por el cava, se consolidó como una de las firmas mejor valoradas del sector.

El 8 de octubre de 1992 se inaugura la ampliación más importante y completa de la bodega, consiguiendo una extraordinaria combinación entre tradición y arquitectura. Durante este periodo nace una nueva filosofía, un nuevo proyecto, que cree firmemente en una viticultura exigente, artesana y respetuosa, comprometida profundamente con su entorno y naturaleza; que se esfuerza día a día por conseguir vinos excelentes aplicando buenas prácticas enológicas y demostrando una gran maestría en sus ensamblajes.

Además de diferentes estilos de cavas de largos envejecimientos, la bodega elabora tres vinos: un blanco, un rosado y un tinto muy afrutados llamados “Nature Lovers” como expresión de su naturaleza en el terreno.

Más información en www.montesquius.com

Vinventions y Born Digital Wine Awards anuncian su colaboración para la edición de 2018

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Desde 2011, los Born Digital Wine Awards (BDWA) son el gran altavoz del contenido online de calidad, a nivel mundial y en diferentes idiomas, reconociendo en cada edición a un elenco de periodistas y producciones audiovisuales especializadas en vino. Asimismo, han creado un marco que fomenta la competitividad profesional en la comunicación del vino con igualdad de posibilidades. Ahora en su séptima edición, los Born Digital Wine Awards anuncian su alianza con Vinventions, el proveedor más completo de soluciones de cierres para vino que protege una de cada siete botellas en todo el mundo. Ambas organizaciones están trabajando juntas para dinamizar los Premios, elevando el nivel de innovación y originalidad a través de la creación de nuevos premios y categorías que resaltan la importancia del vino en un contexto más amplio.

La edición 2018 de los Premios abre el próximo 1 de diciembre el plazo de presentación de propuestas para todo el mundo, con fecha de cierre a finales de año. Las obras se pueden inscribir en las cinco categorías siguientes:

1. Mejor contenido editorial (Best Editorial Content): una oportunidad exclusiva para que los periodistas y comunicadores presenten sus obras escritas de alta calidad, desde cualquier ángulo del negocio del vino.

2. Mejor contenido turístico especializado en vino (Best Tourism Content with a Wine Focus): una oportunidad para que los escritores y productores de vídeos enseñen cómo el vino encaja en un contexto más amplio de un área al explorar la historia o los aspectos culturales de una región vinícola específica.

3. Contenido sobre vinos y comida (Wine and Food Content): una nueva categoría para obras escritas o audiovisuales que pretende reconocer los contenidos que colocan el vino con su mejor aliado, la comida.

4. Mejor entrevista (Best Interview): otra nueva categoría donde los narradores pueden compartir sus entrevistas más interesantes, independientes e inspiradoras, dedicadas al arte de dejar que otra persona cuente su historia a través de texto, vídeo o podcast. Este último se incorpora como nuevo medio a considerar para esta edición de los premios BDWA.

5. Mejor narración visual (Best Visual Storytelling): esta es la categoría más compleja, y con la experiencia de las seis ediciones anteriores, los participantes podrán enviar hasta cinco (5) imágenes relacionadas (incluidas las redes sociales, fotos e infografías) que cuenten la historia de cualquier aspecto del mundo del vino.

También la importancia del medio ambiente en el plano actual y su impacto continuo en la industria del vino se verán reflejadas en el Premio especial de sostenibilidad, susceptible de reconocimiento en todas las categorías y medios, y que evaluará el trabajo que los individuos o empresas están haciendo para crear una industria más sostenible.

Y como premio final, los creadores de contenidos, las empresas y personalidades que constantemente desafían el status quo en el negocio del vino, también podrán participar en el Premio a la Innovación. Vinventions, pionero en tecnología de cierres e innovación en la calidad del vino, otorgará este Premio a los candidatos que buscan la disrupción, fomentar el cambio positivo y ayudar a impulsar la industria del vino hacia delante.

Las inscripciones de los Premios estarán abiertas desde el mes de diciembre y se podrán presentar los materiales producidos y publicados online entre el 1 de junio de 2017 y el 30 de noviembre de 2018. Se aceptarán en seis idiomas: inglés, español, francés, italiano, portugués y alemán. Los premios de categoría y los premios complementarios serán evaluados por un prestigioso panel de expertos profesionales del sector, prescriptores y comunicadores (incluidos los ganadores del año pasado). La lista de finalistas se publicará entre los meses de marzo y abril de 2019. Los ganadores recibirán premios económicos y regalos especiales de los socios de BDWA.

Más información en http://borndigitalwineawards.com  y www.vinventions.com

Grupo Argraf: sin límites a tu creatividad

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Grupo Argraf impulsó el primer encuentro internacional de diseñadores, celebrado el 3 y 4 de octubre en Logroño. (photo: )

Grupo Argraf impulsó el primer encuentro internacional de diseñadores, celebrado el 3 y 4 de octubre en Logroño.

Madrid, Barcelona, Valencia, Burdeos…y un denominador común: Grupo Argraf. La empresa líder en impresión de etiquetas impulsó el primer encuentro internacional de diseñadores que tuvo lugar los días 3 y 4 de octubre en Logroño. Reunió a más de veinte expertos de diferentes ciudades españolas y contó con la presencia de diseñadores franceses. Pensar en la etiqueta requiere tiempo y reflexión. Es la primera imagen que el cliente se lleva del producto, es la gran vendedora silenciosa que nace del talento y la creatividad de estos grandes diseñadores. Bajo el lema “Sin límites a tu creatividad”, Grupo Argraf dio a conocer las infinitas técnicas de impresión que trabajan en la empresa.

Durante el encuentro se visitaron varios escenarios. En Bodegas Campo Viejo, Alberto Pérez, director comercial de Grupo Argraf, explicó cómo ha ido evolucionando el mundo de la etiqueta en todos sus aspectos. “Hace veinte años las limitaciones de las etiquetas eran totales, estábamos condicionados por los papeles, por los tamaños…afortunadamente esto ha ido cambiando” y añadió en un guiño de agradecimiento a los asistentes que “este cambio ha venido en gran parte, por vosotros. Fuisteis los que primero lo demandasteis. Hoy estamos aquí bajo el lema “Sin límites a tu creatividad” porque nuestros trabajos son complementarios. Vosotros nos decís qué queréis hacer y nosotros os ayudamos en el cómo. Llegaremos juntos al mismo lugar pero por distinto camino”, concluyó.

Miguel García, director de desarrollo de negocio Wine&Spirit de Avery Dennison Iberia habló de los incontables tipos de papeles que se pueden utilizar a la hora de imprimir las etiquetas.

La majestuosa sala de barricas de Bodegas Campo Viejo fue el lugar donde apareció por sorpresa el ilusionista Jorge Luengo, que hizo reír y disfrutar a los asistentes. En su conferencia didáctica no faltaron los juegos mentales relacionados con las emociones sin olvidar en ningún momento el lema “sin límites”, el mismo que ha unido a todos en este evento.

Más información en www.grupoargraf.com

 

La viticultura de precisión permite a Terras Gauda minimizar el impacto ambiental en el viñedo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El presidente del Grupo Terras Gauda, José Mª Fonseca Moretón; el vicepresidente, Antón Fonseca Fernández, y el director enológico de la bodega, Emilio Rodríguez Canas. (photo: )

El presidente del Grupo Terras Gauda, José Mª Fonseca Moretón; el vicepresidente, Antón Fonseca Fernández, y el director enológico de la bodega, Emilio Rodríguez Canas.

Terras Gauda ha conseguido minimizar hasta un 20% el impacto medioambiental en el viñedo a la vez que ha avanzado en su apuesta por el I+D+i gracias al desarrollo del proyecto europeo FOODIE durante los tres últimos años. En el marco de este estudio, se ha diseñado un software “ad hoc” para la bodega, que analiza e interpreta en tiempo real la información obtenida por sensores instalados en el viñedo, los datos recabados de los satélites europeos y el registro de actividades actuales y de años previos en la viña.

La viticultura de precisión es una realidad en Terras Gauda después de dos campañas trabajando con el software y la plataforma Cultiva, cuyos beneficios se han constatado en cuatro aspectos de vital importancia: una mayor sostenibilidad medioambiental por la optimización de los tratamientos y abonos; mejora en el rendimiento de las parcelas, tanto en el potencial cualitativo como de producción de la uva; la inmediatez en la toma de decisiones relativas a la intervención en el viñedo y una mayor eficacia en la gestión de los recursos.

Medioambiente

Consciente del valor de la tierra y de la importancia de la conservación del entorno, una de las cuestiones que Bodegas Terras Gauda ha primado con el desarrollo de este proyecto es minimizar el impacto ambiental asociado a su actividad en el viñedo. Un objetivo conseguido puesto que se han ajustado al máximo las necesidades de abonos y tratamientos. Al disponer de recomendaciones tan precisas, ha disminuido en un 20% el número de aplicaciones fitosanitarias y un 15% el empleo de abono.

A estos logros hay que añadir un menor consumo de combustible de la maquinaria necesaria para estas intervenciones, con lo que se han reducido las emisiones de CO2 a la atmósfera y se ha obtenido, además, una mayor eficacia en la gestión de recursos y costes de producción.

Al recoger, asimilar e interpretar la información en tiempo real, la toma de decisiones es inmediata. Ante una incidencia en el viñedo, se actúa en el momento, cuando anteriormente transcurría un período mayor desde que se detectaba la incidencia hasta que se intervenía.

Gracias a los datos aportados por los satélites, sensores y a los algoritmos de predicción desarrollados por Seresco y la Misión Biológica-CSIC, Terras Gauda ha logrado mejorar el estado del viñedo en momentos clave como la floración, el cuajado del fruto y la maduración, lo que ha repercutido de forma positiva en la calidad, estado y producción de la uva, puesto que la plataforma aporta recomendaciones totalmente precisas y por parcelas para poder actuar según las necesidades de áreas de viñedo muy definidas.

Proporciona alertas tempranas de meteorología, maduración, incidencias en la vid; aporta indicadores de vigor, humedad, lluvia acumulada al instante; realiza un análisis de la evolución histórica teniendo en cuenta todas las variables: zonas, variedades, etc. También establece el momento óptimo y el orden para vendimiar e incluso predice la producción por parcelas.

Con el desarrollo de este proyecto, el Grupo Terras Gauda continúa en su afán por matizar todavía más las peculiaridades de sus vinos, de marcada singularidad y personalidad. Es el objetivo fijado por la bodega de O Rosal en su larga trayectoria apostando por el I+D+i, en la mayoría de los casos en colaboración con la Misión Biológica de Galicia – CSIC. Como en su proyecto conjunto más reciente, el proceso pionero protegido bajo la figura de “secreto industrial” de titularidad mixta, un trabajo con el que han conseguido potenciar de forma natural las propiedades biosaludables de los vinos al aumentar de forma sustancial la concentración de Flavanoles extraídos de la uva.

Expansión del Grupo Terras Gauda

El ejercicio 2018 de Terras Gauda ha estado marcado por la incursión en Rioja con la adquisición  de una bodega en Alfaro, ubicada en una finca de 110 hectáreas de superficie. Esta operación  contribuye a mejorar la competitividad global del Grupo y a alcanzar nuevos segmentos de mercado.

El reconocimiento de Rioja en el exterior también se plasma en un espaldarazo a la estrategia de internacionalización de Terras Gauda, presente en 60 mercados. Las exportaciones para la bodega representan un 20% del volumen de ventas que, el ejercicio pasado, se incrementó un 6,7%. Sus mercados de referencia son Reino Unido, Noruega, EE.UU., Suiza, Alemania y México.

Las otras dos bodegas del Grupo, Pittacum y Quinta Sardonia, también han continuado consolidando su posicionamiento. Pittacum ha crecido en el último ejercicio un 11%, siendo el incremento en el exterior del 22%. Los principales mercados internacionales para la bodega de El Bierzo son China, Suiza, Brasil, Canadá y Reino Unido. Destina a exportaciones un 40% del total de la producción.

En cuanto a Quinta Sardonia, el grueso de la producción (75%) se comercializa en el exterior, con Dinamarca, Suiza, China, Estados Unidos y Austria como mercados más relevantes. El crecimiento de la bodega de Sardón se situó en un 9% en el último ejercicio.

Finos de añada de González Byass

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

González Byass presenta Fino de Añada 2010 y Fino de Añada 2011, sus nuevos “Vinos Finitos” procedentes de dos botas que han permanecido en crianza estática 8 y 7 años, respectivamente. El clima, la tierra albariza y la Palomino Fino, tres elementos clave en el devenir de estos vinos únicos, marcan la esencia de dos joyas enológicas embotelladas en el momento óptimo, cuando su estilo y expresión de fino son máximos. La vendimia y la climatología de 2010, un año fresco con una pluviometría muy generosa, y la de 2011, con periodos concretos de predominio de levante, temperaturas suaves y un régimen de lluvias algo superior a la media histórica, han determinado, en parte, la personalidad de los primeros finos de añada de González Byass. Elaborados a partir de las uvas de Palomino Fino de los Pagos Carrascal y Macharnudo, estos Vinos Finitos, imposibles de replicar en el futuro por su escasez, han envejecido durante 8 y 7 años en la bodega de La Constancia, bajo el mimo y cuidado de Antonio Flores, enólogo y master blender de González Byass.