Topic:

El sector vinícola español apoya la primera edición de Barcelona Wine Week

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Alimentaria Exhibitions y la Federación Española del Vino (FEV) se han comprometido a colaborar en el impulso del salón Barcelona Wine Week, que se celebrará por primera vez en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona del 3 al 5 de febrero de 2020. Con una previsión de ocupación de más de 30.000 m2 y alrededor de 600 expositores, este evento profesional de carácter disruptivo nace con la voluntad de convertirse en el mayor escaparate del vino español de calidad para los operadores nacionales e internacionales.

Barcelona Wine Week (BWW) está recibiendo una acogida muy positiva por parte de empresas, instituciones y organismos del sector en el ámbito nacional. El acuerdo alcanzado con la FEV (la organización privada más representativa que agrupa al sector bodeguero español, con más de 600 empresas en todo el país) contribuirá decisivamente a ampliar la participación de las bodegas españolas más reconocidas como expositoras en el nuevo certamen.

La colaboración estratégica entre Alimentaria y la FEV también se reflejará en el apoyo a la promoción nacional de visitantes a la Barcelona Wine Week. Asimismo, la FEV asesorará en la elección de mercados de interés para el sector vinícola español, principalmente a través de BWW Hosted Buyers, un programa de compradores de vino que prevé invitar a más de 300 profesionales internacionales de alto nivel. Reino Unido, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Rusia, Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, China-Hong Kong, Japón e India destacan entre los 37 países considerados estratégicos por el sector.

J. Antonio Valls, director general de Alimentaria Exhibitions, destaca que “BWW pretende ser un fiel reflejo del estado de la industria del vino en España y una inmejorable oportunidad para seguir potenciando su internacionalización. En este sentido, el papel de la FEV como partner estratégico y altavoz de las inquietudes y necesidades del sector será clave para hacer de este proyecto la gran plataforma de negocio y oportunidades que todos los agentes del sector estaban esperando”.

Por su parte, José Luis Benítez, director general de la Federación Española del Vino (FEV), señala que “la puesta en marcha de Barcelona Wine Week es una buena noticia que puede contribuir a la mejora de la imagen y del valor del vino español en los mercados internacionales. En este sentido, está animando a las bodegas a participar en esta primera edición, que cuenta con la garantía de la experiencia de Alimentaria Exhibitions en la organización, y con importantes novedades enfocadas a aumentar las oportunidades de negocio y maximizar así el retorno de las empresas expositoras”.

Barcelona Wine Week ocupará íntegramente los pabellones 1 y 8 del recinto Montjuïc de Fira Barcelona, con una superficie de más de 30.000 metros cuadrados y una previsión de más de 600 expositores, entre los que habrá desde grupos bodegueros y marcas de referencia hasta proyectos y propuestas que surgen en el sector, así como una fuerte presencia de vinos amparados por diferentes sellos de calidad: Vinos de Pago, con Denominación de Origen y Vinos de la Tierra, entre otros. También habrá espacio para los vinos ecológicos y biodinámicos y para aquellos productos y bodegas que hacen de la sostenibilidad su seña de identidad. Asimismo, en el salón estarán representados los destilados, así como los equipos, utensilios, accesorios y servicios orientados al sector.

Como subraya Javier Pagés, presidente de Barcelona Wine Week, “BWW se compromete a poner todos los medios para crear la feria referente, nacional e internacional, del mundo del vino español. Su objetivo es convertirse en un evento dinámico, actual y de éxito tanto a nivel de negocio como de representatividad, en el que viticultores, elaboradores, asociaciones, D.O.s, el sector de la gastronomía, clientes y líderes de opinión estén unidos alrededor de una oferta de vinos españoles rica y diversa, única y excepcional”.

BWW prevé reunir a más de 15.000 visitantes profesionales y estima la celebración de más de 5.800 reuniones B2B durante el salón. En este sentido, la herramienta informática de última generación BWW Matchmaking System permitirá optimizar el contacto entre expositores y compradores invitados del sector (distribuidores, importadores, mayoristas, detallistas, etc.) con poder de decisión y compra, tanto los 300 internacionales que asistirán invitados a través del programa Hosted Buyers como los 1.000 profesionales nacionales, avalados por el programa VIP Buyers.  Por otro lado, el evento ha creado el área BWWHub, que constituirá un punto de encuentro entre el conocimiento, la cultura, la transformación digital, los mercados y el networking, que ofrecerá un amplio programa de conferencias, mesas redondas, sesiones formativas y experiencias sensoriales.

Igualmente, en este espacio multidisciplinar los profesionales podrán disfrutar de la Barra de Vinos Fabulous 50 by Women, una zona de cata autoguiada en el que el protagonismo recaerá en cincuenta propuestas lideradas por enólogas, seleccionadas por un prestigioso comité de expertos.

Cinco razones por las que participar en Wine Paris 2020 te interesa

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Wine Paris 2020 (10 al 12 de febrero) está consolidando su condición de gran evento internacional del comercio del vino en París. Con el apoyo de todos los consejos de comercialización del vino, está en condiciones de acoger a más de 2.200 expositores y 30.000 visitantes, de los cuales el 35% serán de fuera de Francia, en la Expo Porte de Versailles de París, y promete aún más descubrimientos, compromisos y negocios.

Como bien saben los lectores de SeVi, Wine Paris es la combinación de dos exposiciones complementarias, Vinisud y VinoVision Paris, donde convergen el clima mediterráneo y los vinos internacionales de clima fresco. Su primera edición a comienzos de 2019, con el apoyo de todos los consejos fundadores y sus socios, permitió a Wine Paris ganar un lugar como gran evento de negocios y consolidar la reputación de París como la capital mundial del vino.

Desde la organización señalan cinco razones por las que participar en el salón:

LUGAR: Descubre el nuevo pabellón del mercado internacional ubicado justo a la entrada del recinto ferial. Una visibilidad muy estratégica.

FECHAS: 10-12 de febrero 2020, excelente periodo de compra.

SERVICIO DE MATCH MAKING: Un servicio en línea para concertar citas antes del evento con los compradores pre-registrados.

ZONA DE DEGUSTACIÓN ESPECÍFICA Y EXCLUSIVA.

NUEVOS VISITANTES: En el 2019, WINE PARIS ha logrado atraer un 42% de nuevos visitantes en comparación con las ediciones anteriores de Vinisud y de VinoVision. Para el 2020 se esperan 30.000 visitantes con el 35% de compradores internacionales.

 

Más información:

www.wineparis.com

Kevin Dagneaux (Responsable comercial España)

+33 (0)1 76 77 17 74 kevin.dagneaux@comexposium.com

Pau Roca (OIV): ‘El cambio climático desplaza ya la mejor producción hacia el Norte de Europa’

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Pau Roca, director general de la OIV. (photo: )

Pau Roca, director general de la OIV.

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Pau Roca, afirmó recientemente que los vitivinicultores están sufriendo de lleno el impacto del cambio climático. En el caso de Europa, los viñedos de mejor producción se están desplazando hacia el norte del continente.

En declaraciones a la agencia ‘EFE’, en un receso del 42 Congreso Mundial de la OIV, celebrado en Ginebra, Roca señaló que, por ejemplo, “la última cosecha de Alemania ha sido muy elevada y mucha calidad, como consecuencia de un cambio climático que está desplazando hacia el Norte la producción óptima de vino. Y esto nos lleva a preguntarnos si se podrán cultivar viñedos en Suecia…y la respuesta es que sí”.

Para Roca, “el cambio climático es una de las cuestiones más importantes para el sector del vino, que se asienta en un territorio que incluye el suelo, el clima, la variedad de la uva y las tradiciones de transformación. Es un conjunto de factores y, si uno cambia, como es el clima, enseguida se produce una alarma”.

El director general de esta institución multilateral, que prevé mudarse de su actual sede histórica de la18 Rue d’ Aguesseau en septiembre, en París (cercanías del Parque Monceau, 8º distrito, y de la sede de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE) sostiene que “los viticultores llevan ya bastante tiempo trabajando en acciones de mitigación del cambio climático, en particular en la reducción de emisiones de dióxido de carbono, en la mejor gestión del agua y en la reducción del gasto energético”.

En el ámbito de la adaptación al cambio climático, una de las medidas principales tiene que ver con posibles cambios en la variedad de las uvas por la posible modificación de los periodos de maduración de las mismas. Portugal y Chile han avanzado en la reducción de emisiones contaminantes de CO2 y España está trabajando de manera intensa en la gestión del agua, ya que los efectos adversos en cada país se abordan de forma singular. Así Sudáfrica se ha visto afectada por la sequía en sus últimas vendimias, California por la proliferación de grandes incendios descontrolados, etcétera.

Sin embargo, Roca considera que no todos los efectos son negativos. A algunos países el cambio climático les está favoreciendo, pero incluso en estos casos se ven obligados a adaptarse, ya que sus modelos de producción no se acomodan más al clima”.

En una rápida radiografía para el caso de España, el director de la OIV anticipa que el mayor estrés por causa del cambio climático se sufrirá en La Mancha, donde la superficie de viñedo es importante y la desertificación está avanzando a un ritmo alarmante, aunque también ve problemas en la zona del Levante y Extremadura.

“Hay que tener medidas de gestión hídrica, de adaptación de algunas variedades de uva a la nueva realidad y, desde el punto de vista político, se debe seguir apoyando a los viticultores”, recomienda Roca, quien cree que, “pese al enorme desafío que supone el cambio climático, el sector vitivinícola está imbuido en la mayoría de los países de una sensación general de oportunidad” ante mercados, como el asiático, “que tiene aún un gran potencial de desarrollo”.

Nueva técnica de manejo del viñedo: brotación forzada de nuevas yemas

 Publicado el por Fernando Martínez de Toda (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Efectos de las altas temperaturas sobre la vid, la uva y el vino
Los principales efectos de las altas temperaturas sobre la vid, la uva y el vino se exponen en la Tabla 1.

Adelanto de los estadios fenológicos:
El impacto directo del calentamiento climático sobre la vid se traduce en un adelanto de todos los estadios fenológicos; en todo el mundo de observa dicho adelanto en los últimos años. En prácticamente todas las regiones vitícolas del mundo, la maduración y las fechas de vendimia se han adelantado entre dos y tres semanas en los últimos cincuenta años. La principal consecuencia de este adelanto en los estadios fenológicos es que la maduración de la uva se lleva a cabo en condiciones más cálidas que antes.

Estrategias para mitigar los efectos en el viñedo de las altas temperaturas y del calentamiento climático
Ante la situación general de cambio climático, se están buscando soluciones tecnológicas para enfrentarse al calentamiento del clima, por ejemplo, para conseguir vinos con menor contenido alcohólico. Las soluciones técnicas propuestas hasta ahora actúan a nivel enológico y están enfocadas a intervenir sobre la materia prima a transformar, es decir, a la reducción de la concentración de azúcar en el mosto (membranas de ultrafiltración, nanofiltración, etc.) o también a la desalcoholización de los vinos resultantes (ósmosis inversa, evaporación con columnas de conos rotativos, etc.). Estas técnicas pretenden ofrecer soluciones y responder a las nuevas expectativas del consumidor pero, en general, se consideran demasiado artificiales como para ser ampliamente aceptadas para vinos de alta calidad.

Otro tipo de estrategia, este abordado por nuestro grupo de investigación, es el de actuar a nivel vitícola tratando de conseguir, desde el viñedo y de forma natural, una uva más equilibrada, de calidad suficiente y con un menor contenido en azúcares. Este es el tipo de estrategia que pasamos a desarrollar a continuación.

Entre las estrategias vitícolas para mitigar los efectos negativos del cambio climático, se distinguen dos grandes grupos: estrategias en el establecimiento del viñedo y estrategias en las técnicas de cultivo.

Precios del aceite 31-07-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.