Topic:

Guía del FEGA para la justificación de gastos de la ayuda a la promoción del vino en terceros países (Solicitudes 2016. Pagos FEAGA 2017)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Fondo Español de Garantía Agraria ha publicado la nueva guía para la justificación de gastos de la ayuda a la promoción del vino en terceros países (solicitudes 2016, pagos FEAGA 2017).

La guía ha sido elaborada por la Subdirección General de Regulación de Mercados del FEGA, responsable de la coordinación de la gestión y del control del pago de estas ayudas, con el objetivo de orientar a los perceptores de la ayuda en el cumplimiento de sus responsabilidades de cara a la adecuada justificación de los gastos subvencionables.

En su propio interés, se recomienda a los beneficiarios la lectura detenida de la presente guía (en el documento pdf adjunto).

Aprobada la distribución de 52,1 M€ de ayuda FEAGA para la promoción del vino en mercados de terceros países del ejercicio 2017

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, presidió el pasado 30 de junio la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, a la que han asistido los Consejeros del ramo de las Comunidades Autónomas.

En la reunión se ha acordado la territorialización de 97.685.967 euros, destinados a la financiación de los Programas de Desarrollo Rural, el apoyo al sector vitivinícola, la sanidad animal, así como a programas agrícolas y ganaderos.

Para el programa de apoyo al sector vitivinícola, y en concreto, para la promoción del vino en mercados de terceros países, se ha aprobado la distribución de 52.123.915 euros de ayuda FEAGA.

Este programa tiene como objetivo fomentar el conocimiento de las características y cualidades de los vinos españoles, con el fin de contribuir a la mejora de su posición competitiva y a la consolidación o apertura de nuevos mercados.

Con los fondos asignados se financiarán un total de 1.119 acciones y programas presentados por las Comunidades Autónomas y por el propio Ministerio (1 acción).

Por número de acciones, Cataluña es la que cuenta con mayor número de programas, con 403 planes de promoción en países terceros de la UE y es también la región que concentra mayor presupuesto de ayuda FEAGA (9,1 millones de euros, el 17,5% del total). Por su parte, destacan los datos del País Vasco, que con 45 programas, asume el 16,8% del presupuesto de ayuda, con 8,75 millones de euros. El dato de euros/programa revela que los más ambiciosos son los presentados por Murcia, con una media de 204.972 €/programa.

Programas y presupuesto ayuda promoción en terceros países. Ejercicio 2017
CC.AA. Nº Programas Presupuesto ayuda FEAGA % s/total €/Programa
Andalucía 100 3.079.468,03 5,9% 30.794,68
Aragón 30 3.637.265,60 7,0% 121.242,19
Baleares 2 85.068,00 0,2% 42.534,00
Canarias 2 27.275,50 0,1% 13.637,75
Castilla y León 165 6.700.961,07 12,9% 40.611,89
Castilla-La Mancha 129 3.420.041,36 6,6% 26.511,95
Cataluña 403 9.110.030,51 17,5% 22.605,53
Extremadura 6 157.580,68 0,3% 26.263,45
Galicia 29 901.968,14 1,7% 31.102,35
La Rioja 79 6.333.352,85 12,2% 80.169,02
Madrid 43 2.040.505,43 3,9% 47.453,61
Murcia 17 3.484.531,48 6,7% 204.972,44
Navarra 27 1.232.743,05 2,4% 45.657,15
País Vasco 45 8.751.986,69 16,8% 194.488,59
C. Valenciana 41 2.973.637,46 5,7% 72.527,74
Magrama 1 187.500,00 0,4% 187.500,00
Total 1.119 52.123.915,85 100,0% 46.580,80
Fuente: Magrama. Conferencia Sectorial Agricultura 30/06/16. Elaboración/SeVi.

Circular FEGA: Criterios de coordinación para la gestión y control de ayudas a la promoción del vino en terceros países

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha publicado la nueva circular con los criterios de coordinación para la gestión y control de ayudas a la promoción del vino en terceros países. Los aspectos contemplados en esta circular serán de aplicación para los programas cuyas solicitudes se presenten en el año 2016y se abonen con presupuesto FEAGA 2017 y siguientes.

Circular completa en pdf adjunto.

El vino es el sector que más cumple con la Ley de mejora de la Cadena Alimentaria

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El director de la AICA, José Miguel Herrero. (photo: )

El director de la AICA, José Miguel Herrero.

El sector vitivinícola es un “ejemplo de cumplimiento” de la Ley 12/2013 de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria. Así lo señaló José Miguel Herrero, director de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), en una declaraciones a los medios tras su intervención en la Jornada “Empresas Agroalimentarias: Ley de la Cadena y Responsabilidad Empresarial”, organizada por el grupo de Abogados Acountax y el Foro Interalimentario el pasado 23 de junio.

Según Herrero, “con los datos que tenemos de más de 525 inspecciones que hemos realizado, tanto a viticultores (unas 425), como el resto a bodegas, hemos detectado que prácticamente el 95% de las bodegas han trabajado con contratos en el último año”. En cuanto a las deficiencias detectadas en este sector, “se deben en muchos casos a contratos que no tenían todas las cláusulas. En muchas ocasiones a que han querido hacer un contrato por escrito, pero no había un modelo, no había una referencia para poderlo hacerlo bien, pero no a la mala fe”, añadió.

En relación al cumplimiento de los plazos de pago, el director de la AICA afirmó que “estamos viendo que se ha hecho un esfuerzo muy grande por parte de las bodegas y que, en todo caso, habrá sanciones, evidentemente, por incumplimiento, pero no van a ser muchas, es un porcentaje bajo”.

José Miguel Herrero valoró que “de la situación de partida de la que veníamos, donde no había contratos y los plazos de pago eran muy dilatados, hemos pasado ahora a una situación en que este sector se ha convertido en el más cumplidor de la Ley de la Cadena Agroalimentaria. Y, en comparación con los otros sectores que hemos investigado, es el que más está cumpliendo”.

En lo que sí existen dudas, añadió Herrero, porque nos las han trasladado en distintas jornadas es respecto a la nota interpretativa que sacó el Ministerio de Agricultura, en la cual se dice que se puede hacer un doble pago, un anticipo tras la entrega de la uvas a 30 días y otro de liquidación final en el caso de que haya una validación de la calidad de la cosecha por parte de un Consejo Regulador y una comunicación fehaciente.

Validación de cosecha

Esto es muy importante, incidió el director de la AICA, “porque hay Consejos Reguladores que, a lo mejor hacen una validación de la cosecha, pero luego no lo comunican fehacientemente a los viticultores. En ese caso, la Agencia no lo puede dar por bueno. Igual que hay Consejos Reguladores que no hacen validación de cosecha. En este caso, está muy claro que solo puede haber un pago a un plazo máximo de 30 días desde la entrega de la mercancía.”

Por lo demás, José Miguel Herrero anunció que el próximo año se pondrá en marcha un plan de control muy intenso, común a todos los sectores agrarios y agroalimentarios, para comprobar que se cumple con la obligación de tener en las relaciones comerciales entre los productores y el resto de eslabones de la cadena contratos por escrito.

Será una campaña “multisectorial”, añadió el director de la AICA, que se sumará a las tradicionales actuales específicas que ya viene realizando bien por denuncia concreta, bien por indicios y de oficio por la Agencia en sectores específicos, como el aceite de oliva y aceituna de mesa y el lácteo, principalmente, para comprobar que se cumple la Ley de mejora de la cadena alimentaria en este aspecto. “Nos fijaremos si, después de dos años y medio desde que se promulgó esta Ley, se está cumpliendo con la obligación de formalizar contratos en las relaciones entre los productores y el resto de operadores de la cadena”.

De esta forma, la AICA ha previsto llevar a cabo muchas inspecciones a los agricultores y ganaderos, a los que se les preguntará si están vendiendo con contrato o no al resto de los eslabones más fuertes de la cadena. “Veremos si existen esos contratos y haremos inspecciones en los distintos sectores del sector agrario para detectar donde se producen incumplimiento y vigilaremos también si se cumplen los plazos de pago estipulados legalmente”.

Denuncias y sanciones

Desde el inicio de la actividad, hasta el 31 de marzo pasado, la AICA, como organismo supervisor de la Ley 12/2013 de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, ha propuesto un total de 322 sanciones, sobre todo por el no respeto a los plazos de pago legales de 30 días máximo en el caso de productos perecederos y de 60 días para el resto de productos; por no enviar la documentación requerida a la Agencia, y por la ausencia de contratos de compraventa.

Además, la AICA recibió 111 denuncias procedentes de operadores, organizaciones agrarias e industriales por posiblemente incumplimientos de determinados preceptos de la Ley. También inspeccionó desde el inicio de sus actividades a 1.287 empresas y supervisó 4.000 operaciones comerciales, lo que motivo la apertura de 270 expedientes sancionadores, la mayor parte de ellos a la distribución, tanto mayorista, como minorista.

José Miguel Herrero señaló que el cumplimento de la Ley no va contra nadie, sino que quiere ayudar a que las relaciones comerciales entre los distintos operadores de la cadena sean lo más transparentes y equilibradas posibles. Y ahí el eslabón productor es el más débil, frente al poder de negociación que demuestran el eslabón de la industria transformadora y sobre todo el de la distribución. De hecho, resaltó Herrero, el 80% de los procedimientos se archivan tras la investigación, al no detectarse incumplimientos de la Ley.

Como ya avanzó la SeVi en su día, hasta el 31 de marzo pasado, la AICA abrió de oficio 65 expedientes sancionadores al sector vitivinícola y también recibió 8 denuncias de operadores y asociaciones, aunque solo dos dieron lugar a que se incoara un expediente de posible sanción.

Incertidumbres ‘indirectas’ para el vino español tras el ‘Brexit’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Brexit, el Reino Unido decide abandonar la Unión Europea (UE) (photo: )

Brexit, el Reino Unido decide abandonar la Unión Europea (UE)

El pasado 23 de junio, el referéndum en el Reino Unido dijo sí a su salida de la Unión Europea. El ‘Brexit’, como se ha venido en denominar esta desconexión, genera incertidumbres “indirectas” para el vino español. Hay que tener en cuenta que en 2015, Reino Unido adquirió vino español por valor de 237,84 millones de euros (España es el tercer proveedor en valor a este mercado, por detrás de Francia e Italia). Al respecto, el director del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), Rafael del Rey, no augura “grandísimos problemas” para el sector, pero sí esa incertidumbre.

En declaraciones a Efe, Del Rey señala que si la desconexión del Reino Unido con la UE tiene costes económicos para sus ciudadanos, estos deben pagar más impuestos y pierden poder adquisitivo, “es posible que se vean afectadas las ventas en dicho país de vinos y otros productos”. Pero, en líneas generales, debería haber “tranquilidad” en el sector empresarial vitivinícola tras la decisión del Reino Unido.

España es el tercer proveedor de vino a Reino Unido en valor, tras Francia e Italia, y el cuarto en volumen, después de Italia, Australia y Francia, con 198,4 millones de litros en 2015, por valor de 356 millones de euros, según Del Rey.

En el primer cuatrimestre de 2016, Reino Unido se situó como cuarto mayor cliente de España, que le envió 54,4 millones de litros, 20 millones de ellos con Denominación de Origen, aunque también se exportaron vinos envasados sin D.O.P. (10,9 millones de euros), graneles (2,2 millones), espumosos y cavas (11,5 millones) y otros vinos (fundamentalmente vinos de Jerez), por 11,9 millones de litros. El precio medio de venta fue 1,71 euros por litro, superior al que logra España en otros mercados exteriores.

El director del OEMV ha recordado que, a corto plazo, el “Brexit” se va a notar en acciones especulativas con la libra, movimientos en las primas de riego y caídas de las bolsas, efectos que cree que serán “coyunturales”. Eso sí, ha incidido en que escenarios de devaluación de la moneda británico o de apreciación del euro perjudican a las ventas españolas. En el ámbito comercial, “no veo que el Brexit provoque nuevas trabas comerciales a los productos europeos que entran en el Reino Unido”, porque “entiendo que no es el deseo de los británicos”, que siempre han defendido el libre comercio y que dependen en gran medida de las importaciones de alimentos de todo el mundo. “No deben producirse nuevas trabas comerciales al vino español en Reino Unido”, ha asegurado.

Por su parte, desde la Federación Española del Vino (FEV), se emitió un comunicado en el que se valora como una “mala noticia para el sector del vino” el resultado del referéndum en Reino Unido para abandonar la Unión Europea, con repercusiones “inmediatas y en el medio y largo plazo para el mercado común y, concretamente, para el sector del vino español, que tiene históricamente en Reino Unido a uno de sus mejores clientes”.

Según la patronal del vino, los primeros efectos negativos del “Brexit” sobre la economía se están observando ya, con una caída histórica de la libra esterlina que va a tener “consecuencias directas sobre nuestro sector como el encarecimiento del vino en aquel mercado”.

“En segundo lugar, el ‘Brexit’ podría tener un impacto importante sobre una posible caída del turismo británico en España como consecuencia de una devaluación de la libra, un sector económico de enorme peso para nuestro país en sí mismo, pero también una importante vía para dar a conocer y poner en valor nuestros vinos entre los consumidores ingleses, que podría verse afectada a partir de ahora”, explica la FEV. 

Además, la patrobal bodeguera indica que pueden surgir otras consecuencias en el medio y largo plazo, una vez se haga efectiva la salida de Reino Unido de la UE. En concreto, alertan de que existe el “riesgo” de que Reino Unido establezca sus propias normas fiscales, que hasta ahora ha mantenido armonizadas en el marco del mercado común, así como el establecimiento de nuevas barreras arancelarias y no arancelarias para los vinos españoles y europeos. 

Desde la FEV se aboga por ser “cautelosos” ante el periodo de “incertidumbre” que se abre y pide esperar a conocer las condiciones de salida de la UE del Reino Unido y los posibles futuros acuerdos bilaterales a los que se llegue con ese país. La Federación Española del Vino reclama a las autoridades que trabajen a partir de ahora con la vista puesta en que haya “el menor impacto” en las relaciones comerciales con el Reino Unido, un mercado que va a seguir siendo de enorme importancia para el vino español.

Por su parte, desde el Comité Europeo de Empresas del Vino (CEEV), se emitió un comunicado en el que se lamenta la decisión expresada por el referéndum en el Reino Unido y en el que se exige que se empiece a negociar un óptimo acuerdo comercial para el vino tras el “Brexit”. El secretario general de la CEEV, Ignacio Sánchez Recarte, destaca que el Reino Unido es el segundo mayor importador vitivinícola del mundo, tanto en volumen como en valor y que el vino de la UE supone cerca del 50% de sus compras, por lo que “no hay duda de que el mercado británico es de importancia capital para el vino de la UE”. Al respecto, manifiesta que “pase lo que pase, el Reino Unido seguirá siendo un mercado preferente para los vinos comunitarios y trabajaremos con nuestros colegas británicos para elaborar un óptimo acuerdo comercial en el nuevo escenario político”.

“Esperamos que el volumen de negocio tan importante que genera el vino, tanto en el Reino Unido como en la UE sea tenido en cuenta durante las negociaciones de los tratados que regirán las relaciones entre ambos actores y que serán definidos durante los dos próximos años. La seguridad jurídica y unas condiciones de acceso al mercado justas y transparentes son necesarias para mantener tanto los empleos como el crecimiento en ambos lados del Canal de la Mancha”, añade Sánchez Recarte.

Aunque el referéndum no es vinculante, y en teoría el parlamento podría frenar el proceso, es muy poco probable que lo haga. Pero Reino Unido no deja de ser miembro de la UE en forma automática. El mecanismo para abandonar el bloque está contemplado en el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fija dos años para negociar las condiciones de la salida de uno de sus integrantes. Mientras, los tratados europeos se siguen aplicando.

La Rioja, Cataluña y País Vasco, las CC.AA. que más facturan por vino a Reino Unido

A tenor de la expectación generada por el “Brexit”, el OEMV emitió una nota de prensa (ver también el Extra de Exportación de SeVi) en la que reitera que España exportó 159,3 millones de litros de vino a Reino Unido por valor de 343 millones de euros. Estas cifras suponen ligeras subidas del 0,1% en volumen y del 0,5% en valor respecto a 2014. El precio medio se mantuvo en los 2,15 €/litro, casi el doble que la media de exportación española de vino, que bajó hasta los 1,10 €/litro (-2,9%). Reino Unido fue el quinto destino mundial para el vino español en volumen (6,6% del total), pero el segundo en valor (13% del total facturado).

Reino Unido tiene mucha más importancia entre las exportaciones españolas de vino en términos de valor por la mayor cuota de los vinos con gran valor añadido. De hecho, es el principal mercado mundial para los vinos con denominación de origen (D.O.P.) con 72 millones de litros y 201 millones de euros registrados en 2015. El vino espumoso también tiene bastante peso en Reino Unido con 22 millones de litros y 54,7 millones de euros, siendo nuestro tercer mercado en volumen y cuarto en valor. Sin embargo, ambas categorías registraron caídas respecto a 2014, a precios más elevados. En 2015 destacó la buena marcha de los vinos sin indicación, productos más baratos.

Todas las comunidades autónomas exportaron vino a Reino Unido en 2015, salvo Cantabria y Asturias. La Rioja fue la que más facturó con 93,9 millones de euros, seguida de Cataluña con 59,2 millones, y del País Vasco con 41,6 millones. Las tres son importantes vendedoras de vinos con gran valor añadido, de ahí que registren precios muy superiores a la media de exportación española: los vinos con D.O.P. envasados representaron algo más del 90% de la facturación total para La Rioja y el País Vasco en Reino Unido, mientras que la suma de éstos y de los espumosos supuso el 92% de los ingresos para Cataluña. Sin embargo, Castilla-La Mancha lideró las exportaciones a Reino Unido en volumen con 30,3 millones de litros (25% del total). En este caso, las ventas están mucho más enfocadas a los envasados sin indicación, vinos más económicos, de ahí que el precio medio se situara en los 91 céntimos/litro. Castilla-La Mancha fue la única junto a Extremadura (83 céntimos) y la Comunidad Valenciana (84 céntimos) que no alcanzó la barrera del euro por litro. En el polo opuesto encontramos a Canarias, Madrid y Castilla y León, por encima de los 6 euros/litro, pero con exportaciones menos importantes en volumen. Desde el año 2000, La Rioja ha sido la que más ha aumentado el valor de sus ventas a Reino Unido (+56 millones de euros), mientras que Andalucía, que entonces fue la que más facturó, ha perdido 17,4 millones sobre todo por la fuerte caída del vino de Jerez, con fuerte descenso también para los vinos valencianos.