Topic:

Felipe Nalda Álvarez, designado nuevo presidente de la D.O.P. Toro

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Felipe Nalda Álvarez  (photo: )

Felipe Nalda Álvarez

El nuevo pleno del Consejo Regulador de Toro, constituido el pasado 28 de septiembre, ha designado a Felipe Nalda Álvarez, representante de Bodegas Torreduero, como nuevo presidente de la Denominación de Origen.

Felipe Nalda Álvarez, oriundo de Logroño pero residente en Toro desde hace 17 años, es la tercera generación de una familia elaboradora de vino en La Rioja. El nuevo presidente de la D.O. Toro estudió Biología e Ingeniería Agrícola, así como un master en Enología, Viticultura y Marketing del Vino. Desde hace 16 años es miembro del comité de cata del Consejo Regulador, también durante una década ha sido miembro del comité de calificación y desde su llegada a la ciudad toresana dirige y elabora los vinos en sus instalaciones Bodegas Torreduero, una filial de Bodegas Riojanas.

Con seis votos a favor y amparado por la asociación Fomentoro, Felipe Nalda Álvarez ha sido elegido presidente en la primera votación.

La revolución del vino en Castilla-La Mancha ha tenido lugar en el siglo XXI

 Publicado el por Joaquín Parra (colaborador)

 (photo: )

Hace poco se ha hecho viral un video haciendo burla de los catadores de vino, a los que intentan expresar los matices que se encuentran en este producto. Este “humorista” hace un repaso a lo que entiendo para él es el vino y sus profesionales, sin mostrar pudor alguno, no sale del “vino con gaseosa”. Sin darme por aludido, he de decir que sentido del humor no le falta, pero demuestra que el desconocimiento en el vino es mayor que sus dotes humorísticas.

Saco este tema a colación porque probablemente hace 18 años me hubiera hecho mucha más gracia, precisamente cuando no sabía nada de vino, aunque por suerte, sabía que era saludable y que en las comidas era, y sigue siendo, sagrado.

18 años en el sector dan para mucho, aunque realmente es un grano de arena en el desierto de un producto que lleva más de 8.000 años elaborándose. Sí que puedo decir que en estos 18 años he vivido la mayor revolución que ha tenido el sector en la historia de nuestra región, Castilla-La Mancha.

Intentaré resumir lo que daría para un libro. En la OCM (Organización Común del Mercado) de 1999 se da paso a los grandes cambios en el sector, sobre todo, como digo para nuestra región. Comienza el primer gran plan de reestructuración del viñedo, lo que ha hecho que nuestros paisajes cambien y se llenen de “palos y alambre”.

Se comienza a transformar el cultivo y de la cepa en vaso pasamos a la espaldera. Con esto, las vendimias ya, ni por asomo, son lo mismo. Mucha máquina, remolques cada vez mayores y menos gente para vendimiar. Los de mi generación y generaciones anteriores sabemos a lo que nos referimos cuando hablamos de la vendimia… Probablemente venía más gente al pueblo que en la feria.

Con respecto a fechas, se comenzaba pasada la primera semana de septiembre llegando en algunos casos a Los Santos. Y no, esto no es cosa del cambio climático, es por la diversificación en variedades de uva plantada.

Otro de los grandes cambios se recoge en una norma que probablemente ocupe menos de un folio… la que prohíbe la mezcla de vinos blancos con tintos (obviamente para hacer vinos tintos). Esto hace que en las cosechas de 1999, 2000 y 2001 (principalmente) se disparen los precios de la uva tinta en nuestra tierra (y en el resto), superando en algunos casos las 200 ptas/kg. Recuerdo hacer compras de vino Cabernet Sauvignon a 1.700 ptas el hectógrado… es decir, algo más de 10 €/hgdo.

Muchos firmarían que hoy, 16 años después, se mantuviera a 4 euros por hectogrado. Por supuesto, cambia el “color” en el cultivo, pasando de una hegemonía absoluta de la uva blanca Airén, de la que se han perdido más de 122.000 hectáreas que han ido a otras variedades que en su momento se llamaron “mejorantes” y que han internacionalizado nuestros vinos.

El cambio en el cultivo también ha obligado al cambio en las bodegas. Jamás en la historia del vino hubo una actualización en medios técnicos como los surgidos en estos últimos 18 años. Sustitución generalizada de los depósitos de hormigón por acero inoxidable. Curiosamente ahora en Francia vuelven al hormigón para los vinos de calidad. Mejora en todos los procesos, desde la recepción de la uva, hasta la línea de embotellado. Comienza a ser habitual ver naves de barricas en las bodegas, la madera comienza a abrirse paso, también las embotelladoras.

En muchos casos necesarios y, en otros, frutos del “poyaque” (pues ya que nos metemos en inversiones de depósitos, vamos a poner una embotelladora, a abrir una tienda o a sobredimensionar las necesidades de la sala de barricas…, por si acaso). He visto casos sangrantes como el de una cooperativa que vendía poco más de 3.000 botellas/año y puso una embotelladora. Esto no es lo peor. Lo peor es que ni por asomo se planteaban la posibilidad de tener un equipo comercial. “Mi vino es muy bueno, ya verás como vienen a comprarlo y nos lo quitan de las manos”, llegué a oír.

A nivel técnico-humano, una generación de enólogos preparados comenzó a ocupar los laboratorios de las bodegas. Por fin muchos se dan cuenta de la necesidad de contar con un profesional para elaborar los vinos. Para esto, para la contratación de técnicos también hubo una importante partida de subvenciones, que también dieron para comenzar con la comercialización de los vinos y la promoción.

Creación de nuevas denominaciones de origen, pagos vitícolas, Vinos de la Tierra de Castilla, la fallida Fundación Castilla-La Mancha Tierra de Viñedos, la región con más hectáreas de viñedo ecológico del mundo... y más.

Visto de esta forma tan resumida, hablamos de cambios en el campo, modernización de las plantaciones, mecanización y diversificación de las variedades. Remozamiento completo de las instalaciones en las bodegas, capital humano para gestionar la parte técnica y también, incremento constante en la venta de vino embotellado, sobre todo a nivel internacional, aunque sigue siendo una parte ínfima del total de hectolitros elaborados.

Quien lea este resumen y no sepa nada del vino podrá pensar que nuestros viticultores son privilegiados y muy ricos. Nada más lejos de la realidad. Seguimos teniendo los mismos problemas que hace 18, 40 u 80 años. Seguimos con la idea de que hay que producir mucho para que el viñedo sea rentable. Seguimos sin tener una estrategia clara de comercialización. Seguimos dependiendo (a nivel general) de los compradores que, según el año y la producción en otros países, pagan la uva. No somos capaces de fijar nuestros precios atendiendo a los costes de producción. No se premia al que lo hace bien, aunque este año las cooperativas más grandes de La Mancha van a implantar un sistema de control para pagar la uva por calidad. Veremos si luego los gestores son capaces de defender esto con mejores precios en el mercado.

No se nos debe olvidar que nosotros hemos mejorado, pero la competencia también.

Por último, para quien quera reflexionar sobre unos datos: España supera en 200.000 y 300.000 hectáreas de viñedo a Francia e Italia con producciones similares. ¿Tiene España/Castilla-La Mancha un problema de superproducción? ¿Es Castilla-La Mancha responsable de los excedentes de vino en el mundo? No, lo que seguimos teniendo es un grave problema de comercialización (y no me refiero a la venta a graneles).

 Francia es el primer país comprador de vino español. Lo compran a granel, lo embotellan y lo comercializan. Es decir, nuestros vecinos venden su vino y parte del nuestro multiplicando el precio de compra.

Otro dato, que para muchos es desconocido pero que tiene mucha importancia, es que China supera ya en hectáreas plantadas a Francia con 830.000 hectáreas, convirtiéndose en la 2ª mayor plantación de viñedo del mundo después de España. Ya veremos si cuando todo entre en producción no hay países que optan por comprar ese vino a granel en lugar del nuestro.

Mis mejores deseos para todo el sector, sobre todo a los que más trabajan y menos reconocimientos tienen, los viticultores, mis paisanos.

La 4ª edición de Vino y Música en L’Umbracle de este sábado 1 de octubre en Valencia incorpora novedades

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El pasado 29 de septiembre en el Centro de Artesanía de la Comunitat Valenciana, Proava y el Consorcio de Gestión del Centro de Artesanía de la Comunitat Valenciana, hicieron pública la colaboración entre ambas partes para para contribuir al fomento de la artesanía agroalimentaria de la Comunitat Valenciana. Lo harán a través de un convenio de colaboración marco firmado entre sus representantes Félix Cuartero, presidente de Proava; y Natxo Costa, en calidad de vicepresidente segundo del Consorcio. Mediante el establecimiento de dicho acuerdo se pretende entre ambas entidades contribuir a la mejora de la promoción de las empresas de artesanía agroalimentaria cualificada de la Comunidad Valenciana.

A continuación Félix Cuartero presentó las novedades que introduce la 4ª Sesión de Vino y Música, que tendrá lugar en L’Umbracle Terraza el sábado 1 de octubre a partir de las 19.30 horas:

SORTEO- ENOPACK FIN DE SEMANA- con la colaboración de Ruta del Vino Utiel-Requena

APP PROAVA- DESCARGA LA APP DE PROAVA EN LA VIMU Y TE INVITAMOS A UNA COPA DE VINO

CONCIERTO 19:30 -21:30 h- “ NO COMMENT”. Grupo Valenciano- versiones de pop rock nacional e internacional

DJ COMPAKT- 21:30 a 0:00 am

CENTRO DE REDES SOCIALES –información durante todo el evento en Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.

LISTADO DE EXPOSITORES:

-        Alturia

-        BOCOPA

-        Bodegas Arráez

-        Bodegas Los Frailes

-        Bodegas Ontinium

-        Bodegas 40 grados Norte

-        Hacienda La Pajarera

-        Heretat de Taverners

-        La Baronía de Turís

-        UVE

 

Alimentación:

-        Horno tradicional Hermanos Yuste

-        Carnicería Isidora

Cristina Vicent

La Noche del Vino de la D.O.P. Navarra (21 de octubre) más londinense

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Vuelve el evento más exitoso de la Denominación de Origen Navarra a convocar a los amantes de sus vinos: los #NavarraWineLovers. La novena edición de La Noche del Vino transformará, el próximo 21 de octubre, la Sala de Armas de la Ciudadela de Pamplona en la londinense calle Carnaby de los años 60, en plena explosión cultural, para contagiar el optimismo al millar de personas que podrán realizar este viaje en el tiempo a través de los vinos Navarra.

Los vinos blancos, rosados y tintos de más de 30 bodegas y pinchos Reyno Gourmet elaborados por el cocinero Iñaki Andradas se sumarán a una completa programación artística y permitirán vivir durante tres horas la experiencia del “Swinging London”, el “vibrante Londres”, que dejó atrás los fantasmas de una época oscura de postguerra en la historia de la ciudad con la música de los Beatles, los Rolling Stones, The Who o The Kinks.

Londres será recreado gracias a la decoración integral de Nicolás Alba Rico, que además propondrá diversas actividades de interacción con el público. La música correrá a cargo de los Beat-Less, banda tributo de los Beatles, Dj Funk Fatal que pinchará desde los clásicos de los 60 hasta los himnos del BritPop más contemporáneo. Además, Javier Ibáñez ofrecerá sus “per-versiones íntimas” de bandas como The Animals o Roy Orbison, entre otros.

No faltará el teatro con “Su majestad, la Reina de Inglaterra y su séquito”, ni el arte, con pintura en directo de Santiago Morilla y danza afro contemporánea con María Arcos, en el marco de la exposición “Mapamundistas”. Además, Iosu Zapata realizará un mural de gran formato psicodélico.

Estos ingredientes, sumados a un “photocall” interactivo, Ludovino: el casino del Vino D.O. Navarra o la proyección de los videoclips de música que concursan en el certamen Scopifest, entre otras cosas, buscarán crear de nuevo una experiencia irrepetible en torno a la Denominación de Origen Navarra.

Las entradas tienen un precio de 15 euros e incluyen cuatro vinos y cuatro pinchos además de la copa de cristal y el “portacopas”. La venta es anticipada en Katakrak y Vinoteca Murillo de Pamplona.

Enólogo del año en R. Checa. Vinař Roku 2016

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

 (photo: )

Este concurso, totalmente consolidado como el más respetado, auténtico, honesto y prestigioso entre los concursos de vino en la República Checa, cumple 14 ediciones y está dirigido a vinos checos y de la región de Moravia. No es un concurso internacional de vinos. El objetivo de la competición es designar al mejor productor, no por uno solo de sus vinos, sino por varios de ellos. Para hacerlo, el productor debe remitir al menos seis vinos (puede presentar tantos como desee). Solo sus seis vinos mejor puntuados son tenidos en cuenta. Además, debe presentar vino en al menos tres de las siete categorías (blanco seco, semiseco, semidulce, dulce, rosado, tinto y espumoso).

Fueron tres días de cata preliminar y este año se presentaron alrededor de 600 vinos. Los ocho productores cuyos seis vinos mejores juntos lograron las puntuaciones más elevadas pasaron a la final. Por tanto, en la final se cataron 48 vinos (seis vinos de ocho productores).

Durante nueve años he llevado a un pequeño grupo de Master of Wine para actuar como jurados en el concurso. Este año lo integramos yo mismo, junto con Liam Steevenson, Emma Symington, Annette Scarfe, Lenka Sedláčkova (primer Master of Wine de Chequia) y Elsie Pells (Cape Wine Master). El jurado final estuvo compuesto por 10 jueces, los antes citados y cuatro especialistas checos más: Ivo Dvořák, Klára Kollárova, Michal Šetka y Josef Valihrach (ganador del concurso en dos ocasiones consecutivas).

La cata final se desarrolló en condiciones excelentes. Buena iluminación, paredes blancas, amplios ventanales sobre un soleado jardín, y en una sala fresca, ventilada y espaciosa. El lugar era la Residencia Villa Grébovka, una hermosa mansión situada en los magníficos jardines sobre el río, en el corazón mismo de Praga. Catamos en mesas separadas, con Ivo Dvořák como coordinador. Dispusimos de escupideras, buenas copas (3), galletas saladas, servilletas de papel, mantelería blanca y agua mineral.

Se utilizaron las fichas de cata de la OIV/UIO, con notas en base a 100, e introdujimos las puntuaciones directamente en tabletas electrónicas. Este año todo transcurrió con eficacia, con una pausa en la que tomar la tradicional tosta llamada en checo chlebíčky. La cata de los 48 vinos nos llevó tres horas, pero este año además catamos para determinar el mejor blanco y el mejor vino y tuvimos tres vinos por juez (los tres vinos con las puntuaciones más elevadas de entre los 600 vinos a concurso).

En los últimos años, Petr Marek y Hana Marková, propietarios y responsables del concurso y que provocan al resto de concursos competidores con el lema “el concurso en el que las medallas nos e pueden comprar”, han introducido en el programa ponencias a cargo de Master of Wine. Las de este año fueron:

“Las mujeres en el vino”, por Emma Symington y Lenka Sedláčková.

“Vinos de Inglaterra”, por Liam Steevenson.

“New Zealand no es solo Marlborough”, por Liam Steevenson.

“Vignerons Independants de France”, por John Salvi.

“Mi camino para ser Master of Wine”, por Lenka Sedláčková.

Estas charlas están siendo un éxito año tras año y estoy convencido de que continuarán.

El programa social fue cómodo, pero suficiente. A nuestra llegada todos disfrutamos de una buena cena en el restaurante francés Obecni Dum.

Al día siguiente se celebró el concurso de cata, después de una sesión de fotos con el jurado. A la cata le siguió una comida ligera en el restaurante del Pabellón Grébovka. Esa noche se celebraron dos de las ponencias y catas guiadas antes señaladas. Elis Pells y yo participamos en la de “Mujeres en el vino” y luego fuimos a buscar un escalope vienés con un pastel de manzana de postre para cenar.

 

El día siguiente lo tuvimos libre. Klára Kollárová nos llevó a Liam Steevenson y a mí a Moravia, donde visitamos la bodega Pavel Springer. Hace un magnífico Pinot Noir y pudimos catar toda la gama de sus vinos. Me marche en el cielo con dos botellas de su vino Slivovitz, de lo mejor en la República Checa. Luego pasamos la noche en la pensión de Vinařství Žižkov Nezávislí ČR donde pronuncié mi ponencia y luego tuvimos una cena deliciosa. A la mañana siguiente visitamos las dos bodegas de Georgios Ilias y de Jaromír Gala. Almorzamos con Gala antes de volver a Praga para la cena de gala (valga la redundancia no buscada). Los otros jueces tomaron una comida típica de la República Checa y visitaron la Bodega Salabka, una bodega soberbia y moderna con buenos vinos, un enólogo apasionado, Tomáš Osička, y un restaurante gastronómico con vistas a los viñedos.

La cena de gala fue un gran espectáculo. Más de 300 invitados en el espléndido Palacio Zofin. La ceremonia se celebró en el Gran Salón. Hubo música, con un pianista que cantaba en un inglés incomprensible con un pésimo gusto, una presentadora de gran verbo y el mismo Ministro de Agricultura. Uno por uno, se fueron anunciando los ganadores por parte de los Masters of Wine y para mi asombro y emoción, me hicieron un pequeño homenaje de agradecimiento por haber contribuido a que un equipo de Master of Wine participe en el concurso durante los últimos ocho años.

A las presentaciones le siguió una breve rueda de prensa en la que tuve la ocasión de animar a los enólogos checos a seguir en el camino de la mejora de la calidad en el que están. Como prueba, ninguno de los 48 vinos en la final recibió menos de 82 puntos sobre 100, el nivel de una medalla de plata en muchos los concursos internacionales.

La cita fue un torbellino social, con un buffet y una gran cata de los 600 vinos presentados a concurso este año. Pudimos hablar con todos los productores, incluso con el ministro de Agricultura. Luego, nuestro chófer nos llevó al hotel a las 23.30. La fiesta se había terminado.

Yo me quedé un día más para llevar a cabo una visita técnica con la gente de la Bodega Salabka y una cena “post mortem” con Petr y Hana y mi escalope vienés favorito.

Petr Marek y Hana Markova son una pareja genial. Petr es muy tímido y aun así, con la ayuda de Hana, que es una organizadora nata y la dama más agradable, se las arregla para organizar todo el concurso con eficacia. El programa se lleva al minuto, los eventos están bien organizados, la comida es buena, la hospitalidad fue cálida y generosa y todo el concurso fue una delicia. Gracias Petr y Hana, yo ya estoy esperando que llegue Vinař Roku 2017.

Los ganadores del concurso Enólogo del Año 2016 fueron:

1. Zámecké vinařství Bzenec

2. Vinařství Volařík

3. Vinné sklepy Valtice

 

Campeón de vinos tintos: Štěpán Maňák

Campeón de vinos blancos: Vinařství Spielberg

 

Más información y resultados completos en la web: www.vinarroku.cz

Traducción: Vicent Escamilla.