Topic:

Perspectivas futuras de las marcas e indicaciones geográficas

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Los próximos 3 y 4 de octubre de 2018, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), con sede en Alicante, acogerá la Conferencia sobre “Marcas e Indicaciones Geográficas: Perspectivas futuras”.

La conferencia está organizada conjuntamente por la Oficina y la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea (DGAgri) y abarcará diversos aspectos del ámbito de las marcas comerciales y las indicaciones geográficas (I.G.s), haciendo hincapié en las interacciones entre estos derechos de propiedad intelectual.

Los participantes se beneficiarán del conocimiento de una amplia gama de expertos, que abordarán cuestiones tales como las I.G.s como derechos anteriores en procedimientos de oposición de marcas; la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE / TG; la aplicación forzosa de las I.Gs.; la protección de las indicaciones geográficas no agrícolas; la interfaz entre las I.G.s y las marcas a nivel internacional, etcétera.

Esta conferencia está diseñada para alentar la discusión activa entre los participantes sobre los desafíos y las oportunidades que enfrentan, ya sea como partes interesadas institucionales o como propietarios / beneficiarios de los derechos.

Más información sobre este evento y el programa aquí.

La conferencia es gratuita y las personas interesadas en asistir pueden registrarse en línea aquí antes del 24 de septiembre.

 

Vendimia 2018 en Italia: 49 Mhl (+15%) de excepcional normalidad

 Publicado el por Carlo Flamini Il Corriere Vinicolo (colaborador)

Italia. (photo: )

Italia.

///AMPLIACIÓN/// Artículo publicado originalmente por ‘Il Corriere Vinicolo’ y reproducido con su autorización por ‘La Semana Vitivinícola’. Todos los derechos reservados. Para consultar el artículo original, visite www.corrierevinicolo.com

Según estimaciones realizadas por Ismea y la Unione Italiana Vini (UIV) presentadas en Roma, en presencia del Ministro de Agricultura, Alimentación y Bosques y Turismo, Gian Marco Centinaio, la producción vitivinícola de Italia debería alcanzar los 49 millones de hectolitros en 2018, con una recuperación del 15% con respecto al año pasado (42,5 Mhl), una de las más bajas de la historia. De esta forma, Italia se mantendría como primer productor mundial de vino, por delante de Francia y de España.

A continuación, información para suscriptores.

El secreto mejor guardado de Suiza se exporta cada vez más

 Publicado el por Frédéric Galtier - (colaborador)

Paisaje vitivinícola suizo. FOTO: Swiss Wine. (photo: )

Paisaje vitivinícola suizo. FOTO: Swiss Wine.

Se reconoce que los productos y servicios suizos son caros, pero fiables y de gran calidad. “Queremos que los vinos suizos formen parte de nuestro patrimonio, al igual que los relojes, los bancos y el chocolate”, afirma Jean-Marc Amez-Droz, director de la promoción de los vinos suizos. “Los vinos suizos ocupan un nicho en el mercado, pero ofrecen excelentes perspectivas. Los amantes del vino de todo el mundo quieren productos de calidad que pocos conocen. Y los vinos suizos cumplen con esta exigencia”, concluye.

Las exportaciones crecen en valor y en volumen

Los suizos beben casi exclusivamente su producción de vino (más del 99%). Casi toda la producción se vende en Suiza y menos del 1,5% se exporta. Sin embargo, la pequeña industria vitivinícola suiza está preparada para desarrollarse. Según la Dirección General de Aduanas, en 2017, las exportaciones de vino suizo alcanzaron los 571.000 litros (379.500 litros de vino blanco y 191.700 litros de vino tinto), lo que representa un incremento del 8,5% con respecto a 2016. Los principales países importadores son Alemania (el mayor importador mundial en valor y volumen) y Francia (el cuarto importador mundial en volumen). En 2017, el valor de las exportaciones suizas aumentó considerablemente, pasando de 10,58 francos suizos (CHF) por litro (9,40 €) a 11,25 CHF para el vino tinto y 9,35 CHF para el blanco. El precio medio de las exportaciones internacionales de vino en botella es de 3,56 euros. El primer trimestre de 2018 también ha sido prometedor: los volúmenes de exportación se estabilizaron y el precio medio subió bruscamente a 21,99 CHF por litro (19,50 €). La Oficina Federal de Agricultura registra un crecimiento de un 93,6% en el valor de las exportaciones suizas (junio 2017-junio 2018).

Los vinos suizos se producen en pequeñas cantidades. Los costes laborales son elevados, como lo es también el precio del vino. Teniendo en cuenta la orografía del país, se trabajan los viñedos casi exclusivamente a mano sin la ayuda de máquinas. Además, los productores están haciendo un verdadero esfuerzo para preservar el medio ambiente; más del 80% de la producción vitivinícola suiza es sostenible. Todo ello justifica los precios.

La tendencia más reciente de aumento de las exportaciones en términos de valor es prometedora. Se enmarca en la estrategia del país de posicionar a los vinos suizos en la más alta gama “En un mundo de nichos de mercado, el tamaño limitado del viñedo suizo no es una barrera, sino una ventaja. Los vinos suizos son auténticos, inspirados por el terruño y elegantes”, comenta Jean-Marc Amez-Droz de Swiss Wine Promotion.

Un mercado tradicionalmente importador

La mayor parte del vino importado procede de Italia, Francia y España, los tres principales países exportadores de vino del mundo. Según la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, las importaciones de vino aumentaron en 2017. Las importaciones de vino blanco aumentaron en 632.100 litros (+1,6 %) hasta alcanzar unos 40 millones de litros. También se produjo un incremento de las importaciones de vino tinto (+527.500 litros, +0,4%), que ascendieron a 123 millones de litros. Como en el pasado, Italia lidera los países importadores con 77,2 millones de litros (+4,8% respecto a 2016), seguida de Francia con 39,4 millones de litros (+2,0%) y España con 30,7 millones de litros (-2,9%). Las importaciones de vino portugués se mantuvieron estables (alrededor de 10,6 millones de litros). El mayor descenso se produjo en las importaciones de vino de EE.UU. (3,9 millones de litros en total, 1,2 millones de litros menos, un 23,8%).

¡El consumidor suizo gasta más en vino que nadie en el mundo!

Según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), los suizos consumen más vino que en Austria, Grecia, Chile y Bulgaria, y casi tanto como Bélgica. Suiza es un país con vocación vinícola. Un estudio británico ha revelado que los suizos gastan más en vino que nadie en el mundo, casi 600 euros por persona y por año. En comparación, los bebedores de vino en Portugal y España gastan sólo 127 euros por persona y año. Una gran parte del vino que se consume en Suiza se compra principalmente en establecimientos minoristas o en tiendas, aunque la mayoría de las bodegas están abiertas al público y venden directamente su producción.

La próxima edición del Concours Mondial de Bruxelles, tendrá lugar en Suiza (Aigle, cantón de Vaud) en mayo 2019.

Vicente Linares Bermúdez, restaurante Del Tinto al Odiel, de Aracena: ‘Deseo introducir en los comensales la cultura del vino'

 Publicado el por Jesús Ávila (colaborador)

Vista parcial de Aracena, desde el castillo. FOTO: Lola Artero. (photo: FOTO: Lola Artero.)

Vista parcial de Aracena, desde el castillo. FOTO: Lola Artero.

Aracena, en el centro geográfico de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, al norte de la provincia de Huelva, a 714 m de altitud y con 8.048 habitantes, es una de las poblaciones más interesantes y, a pesar de su denso patrimonio monumental e histórico-artístico, naturalístico y arqueológico, es bastante desconocida. Durante unas jornadas, aprovechando una conferencia que impartí en la sala de cultura, y después de muchos años de ausencia, he tenido el placer de volver a visitarla, y descubrir otros valores de esta villa, no menos interesantes, como los gastronómicos y enológicos; y qué mejor lugar que el restaurante Del Tinto al Odiel, cuyo propietario, Vicente Linares Bermúdez, un manchego afincado en Aracena, que, además de ser un gran cocinero, ha creado una bodega espectacular, en el nivel subterráneo del establecimiento. Un verdadero altar para los grandes gourmets y también para quienes desean introducirse en el apasionante mundo del vino. Con este hombre, inquieto de mirada profunda y entusiasta como nadie de su oficio, hemos conversado sin prisas en su sancta sanctórum, donde el silencio que se respiraba y el aroma de los efluvios del dios Baco daban a este enclave oculto, casi esotérico, un ambiente casi monacal.

Vicente Linares nos muestra una de sus preciadas botellas. FOTO: Lola Artero.

Vicente Linares nos muestra una de sus preciadas botellas. FOTO: Lola Artero.

¿Por qué apostaste por Aracena?

Yo nací en Yeste, en efecto, el 9 de noviembre de 1973, y después, como otros muchos familiares míos, nos trasladamos a Mallorca, donde aprendí el oficio de la restauración y cimenté mi afán por conocer el apasionante mundo del vino. Después, tras años de trabajo en las Baleares, con mi familia, decidimos trasladarnos al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, estableciéndonos en la localidad de Alájar, un lugar que nos ofreció la oportunidad de arrancar con un primer proyecto que duraría 14 años. Pero después, descubrimos Aracena, que no tardamos en coincidir todos que era el mejor lugar para llevar a cabo el segundo proyecto, porque ofrecía un núcleo de población mucho más grande, las vías de comunicación, localización, oferta cultural, un patrimonio atractivo para un turismo de calidad (Gruta de las Maravillas, el castillo, los monumentos, el conjunto histórico-artístico, etc. etc.). En esta decisión, por lo tanto, tuvo un peso importante también toda la familia.

¿Qué te llevó a crear este restaurante?

Las ganas de cualquier persona de luchar por algo que lleve tu sello y en lo que te sientas identificado. Yo he querido trasladar en mi establecimiento un poco de toda mi experiencia, y, al mismo tiempo, ese sentimiento de paz y felicidad que toda persona debe respirar mientras saborea excelentes plantas, hechos con el alma y el conocimiento.

¿Qué falta en la restauración de Aracena?

Aracena y el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en general ha dado pasos agigantados en los últimos años, de eso podemos estar orgullosos., como lo demuestra la gran cantidad de certámenes gastronómicos y enológicos que no cesan de programarse en Aracena, Cortegana, Almonaster la Real, Cumbres Mayores y otras poblaciones del norte de la provincia onubense. Y en cuanto a ¿qué falta?, pienso que se echan a faltar personas que realmente quieran trabajar en esta sacrificada profesión.

Rincón interior de la bodega, con vitrina, para licores selectos. FOTO: Lola Artero.

Rincón interior de la bodega, con vitrina, para licores selectos. FOTO: Lola Artero.

Parte de la bodega está destinada a comedor, para catas de vinos. FOTO: Lola Artero.

Parte de la bodega está destinada a comedor, para catas de vinos. FOTO: Lola Artero.

¿Por qué quieres transmitir una cultura enológica a la ciudad de Aracena con tu bodega?

Nuestra idea es que sea esta bodega con sus vinos, un motivo para volver a salir con la familia, con los amigos, en una reunión de trabajo etc. Porque con una buena copa de vino todo resulta más sencillo. El sentido de felicidad y asombro que advierto en muchas de las personas que descienden hasta la planta inferior, en donde se encuentra la bodega, es realmente maravilloso; la mayoría de estos visitantes no sólo desean disfrutar en esta sala de una buena comida, sino que se recrean examinando las diferentes denominaciones de origen que tenemos para colmar los deseos de los grandes amantes del vino, y también de quienes quieren entrar en la cultura enológica.

Detalle de uno de estos nichos, con tres estantes. FOTO: Lola Artero.

Detalle de uno de estos nichos, con tres estantes. FOTO: Lola Artero.

¿Cuál es para ti el mejor vino de tu bodega, y cada cuánto tiempo cambias la carta de vinos?

No me gusta decantarme por alguno en especial, para mí todos los vinos son buenos. Y es importante recordar que para cada persona el mejor vino es que más le ha gustado, en todos los sentidos. Os cuento una anécdota, hace unos días, regresé a mi tierra y tuve el placer de volver a catar el vino que se lleva haciendo durante décadas en casa de mis padres; seguramente no será el mejor vino, pero a mí me lo sigue pareciendo; por ello, aquellos entrañables vinos de la zona de Yeste, no pueden faltar en esta bodega. Por otra parte, también hay que saber elegir el momento y la compañía a la hora de tomar vino.

¿Cuáles son los vinos andaluces más solicitados en tu restaurante?

Tratándose de Huelva, los blancos D.O.P. Condado de Huelva. Aunque es verdad que algunas bodegas en la provincia están apostando por incluir tintos en su producción; como los cordobeses, de Montilla y Moriles, y algunos claretes de Albondón (Granada); una idea que está agradando a la clientela, como estoy teniendo oportunidad de comprobar.

¿Y los del resto de España?

Sin dejar de lado los vinos de esta zona de la Andalucía Occidental, estoy notando que son cada vez más los clientes que apuestan por otras denominaciones de origen como; entre las cuales: Toro, Rueda, La Mancha..., aunque sí que es verdad que los Ribera del Duero son los vinos más demandados por la clientela, incluso superando a los vinos de La Rioja; especialmente cuando se trata de acompañar un buen jamón de Jabugo, un queso manchego, o una carne roja….

¿Por qué los vinos no llegan a alcanzar un papel más destacado en Aracena?

Aunque haya crecido la demanda del vino, es verdad que tratándose del Sur, y en concreto de estas poblaciones del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, el cliente de la zona tiene muy arraigadas sus costumbres en lo referente a comida y bebida; pero el vino va ganando lenta, pero progresivamente, la batalla a otras bebidas alcohólicas o no.

¿Prefieres los monovarietales o los polivarietales?

Me gustan con distintas variedades, pero sin excesos.

¿En los menús de degustación aconsejas un solo vino, o bien varios, para terminar con un buen cava o licor?

Según el plato. Por ejemplo, para acompañar un jamón de Jabugo de bellota, aconsejo que sea un vino de Jerez; para Jamón de codorniz en escabeche, un Valdepeñas; para un arroz de secreto ibérico con boletus, un Cava; para un plato de canelones de rabo de toro, un Toro; para un Piquillo relleno de bacalao islandés a la riojana, un Rioja blanco (fermentado en barrica); para un flan de castaña, un aromático Vino de Naranja del Condado de Huelva. La cocina de la Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche está considerada de las más variadas y gastronómicamente completas del mundo, joya de la Dieta Mediterránea.

¿Cuál sería tu próximo proyecto enológico en el restaurante Del Tinto al Odiel?

Seguir creciendo en el mundo del vino, visitando bodegas, programar catas sensoriales y a ciegas e introducir en los comensales la cultura del vino, porque no hay una buena mesa sin la presencia de un buen vino.

¿Qué le falta a tu bodega?

Tener más tiempo para dedicarle, y convertirla en un lugar de encuentro tanto para los profesionales del vino, como para los amantes de una buena comida y su maridaje con un excelente vino, porque cada plato pide un vino diferente, que el paladar agradece, porque todo forma parte de la cultura del buen comer, la cual hay que desarrollar, con tiempo, sin prisas, saboreando cada bocado, acompañado en boca con el vino adecuado.

Vicente se muestra orgulloso de su labor. FOTO: Lola Artero.

Vicente se muestra orgulloso de su labor. FOTO: Lola Artero.

 

Nos despedimos de Vicente Linares Bermúdez, conscientes de su gran formación empírica tanto en el sector de la restauración, como en la magia del mundo enológico; en nuestro pensamiento, el haber conocido a un verdadero druida de los aromas y sentidos aplicados al arte del buen yantar y beber; un hombre sencillo que transmite un brutal entusiasmo a quien le rodea por el fascinante mundo del vino, desde que elige la botella adecuada a cada plato, hasta la finalización de la comida con un excelente dulce.

Carta al director: El vino y los sufridores que lo producimos

 Publicado el por Vicente Ponce Rebato (colaborador)

Quiero constatar con todos los viticultores a través de la revista La Semana Vitivinícola, para ayudar con mi humilde conocimiento de lo que es la agricultura y en especial el sector del vino, para que levante cabeza y se pongan unos precios razonables, para poder seguir luchando, como dijo en su presentación el nuevo ministro de Agricultura D. Luís Planas (que me ganó con unas frases que dijo): “Cojo la cartera de ministro de Agricultura no solo por mis conocimientos en el sector sino por el mero hecho de que la agricultura me apasiona”.

Esta frase es la que llevamos dentro los agricultores grabada en el corazón: “No es trabajo, es pasión por la misma”. De no ser así no existiría ni la agricultura ni sus agricultores, tantas penalidades como se pasan y para más inri ni te compensa económicamente hablando.

Así está pasando que las nuevas generaciones no se incorporan a este oficio tan de nuestra tierra, porque están viendo a sus padres dejarse la piel, de sol a sol, sin vacaciones porque no se las pueden permitir. Ahí está el motivo por el cual no tenemos relevo generacional y el hecho que lo prueba es el mismo abandono de las tierras que por sí solo habla, añadido a los problemas para encontrar personal que trabaje las tierras en busca de mejores cosechas porque “nadie” quiere pisar el campo y encima dicen las estadísticas del paro que superamos los 3,5 millones de parados, cosa que hay que controlar porque en este país no cotiza ni el 80% de la población, ni seguridad social, ni IVA a excepción de un porcentaje.

Pero los socios de las cooperativas sí pagamos, esa es la diferencia en lo que hemos mejorado, estando todos fiscalizados, por darle valor a lo que producen nuestras cooperativas y después de 50 años ni siquiera somos capaces de comercializar lo que producimos, seguimos ahí “en punto muerto”, está claro que esto no es posible si no se ficha a profesionales cualificados. Así no se puede seguir, hay que hacer publicidad: “lo que se anuncia, se vende”.

Nos vemos obligados a que el beneficio se lo lleve un tercero y a que ponga el precio el que nos lo compra. Esto no tiene arreglo, nuestras mentes están saturadas por el trabajo físico y no tenemos capacidad mental para pensar que todo lo que está pasando no es culpa de los presidentes de las cooperativas, sino de nosotros mismos, que no damos nuestro apoyo para fichar personal especializado, acuerdos entre cooperativas y que se comprometan a ponerse de acuerdo en la fusión de todas, aunque después cada una de las cooperativas tenga su propia autonomía.

Resumiendo: De no hacerse la fusión seguiremos siendo unos hombres pobres mientras otros están haciendo el agosto. A nosotros nos pagan a 0,30 € y ellos se llevan 1,50 € de beneficio por botella, si esto no cambia ya sabemos cuál será el final

“Pobres hombres”.

Aprovecho para saludar a todos los agricultores

En Tomelloso a 6 de Septiembre de 2018

 

Firmado: Vicente Ponce Rebato

DNI: 06141232-W

EMAIL. decoracionesponce1@gmail.com