Topic:

Nuevo Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Después de presentar durante el año 2016 una imagen renovada de sus vinos, Bodegas Castelo de Medina finaliza esta transformación con el lanzamiento del último vino en adoptar la nueva apariencia: el Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2014. se elabora mayoritariamente con la variedad de uva Verdejo, que se ve completada con una pequeña parte de Sauvignon Blanc (10%). El ensamblaje de ambas variedad blancas fermenta y se cría durante 6 meses en barricas nuevas de roble francés para luego tener un año de guarda en botella antes de ser lanzado al mercado (20.000 botellas). El vino muestra un atractivo color amarillo con tonos dorados y reflejos verdosos. Su paso por madera se traduce en aromas a vainilla y madera nueva, que acompañan a notas de hierba cortada, heno, hinojo y anisados. En boca es graso, con gran cuerpo, equilibrado y con un largo postgusto.

La Experiencia Verema Valencia cierra sus puertas con más de 2.500 asistentes

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Entre el 24 y el 25 de febrero Valencia vivió una de las citas más esperadas por los amantes del vino de todas las que jalonan el calendario: la 16ª Experiencia Verema Valencia, organizada por la comunidad Verema.com, en el Hotel Balneario Las Arenas y a la que asistieron más de 2.500 aficionados y profesionales del mundo del vino y que contó con la participación de más de 90 bodegas. Un éxito.

La Experiencia Verema Valencia se inauguraba de una de las mejores formas posibles, con una cata vertical de Viña Ardanza, con motivo del 75º aniversario de este emblemático vino de La Rioja Alta S.A. Bajo el título “75 aniversario de Viña Ardanza”, el enólogo de la bodega, Julio Sáenz guió un recorrido por las añadas  1989, 1995, 2000, 2001, 2005 y 2008.

El primer día fue también cuando se celebró, de 12 a 21.00 horas, el Espai Verema 2017, donde más de 90 bodegas, representadas bien por sus enólogos, bien por propietarios o equipos comerciales pudieron contactar directamente con apasionados del vino, profesionales, medios de comunicación... Auténticas joyas de la enología nacional e internacional a disposición de los más de 2.500 visitantes que recorrieron los cuatro salones de los dos columnarios del Hotel Las Arenas. Este año se inició un nuevo sistema de entrada previo pago y una única copa por visitante y, lo cierto, es que salvo un pequeño retraso en la apertura, parece que las sensaciones que dejó el nuevo sistema son satisfactorias.

A última hora de la mañana del viernes  tuvo lugar la segunda cata de la jornada. Desde Mar de Frades y dirigida por Paula Fandiño, enóloga de la bodega, se celebró la cata “Albariño:  guarda, presente y futuro según Mar de Frades”. Los vinos Mar de Frades Sobre Lías 2009, 2010, 2012 y 2014, Mar de Frades 2016, Finca Valiñas Crianza Sobre Lías 2014 y Mar de Frades Brut Nature demostraron que si bien el Albariño es fantástico como vino del año, la complejidad, matices y finura que tanto el acertado trabajo con lías, como el paso de los años, le otorgan le hacen subir varios escalones cualitativos.

La jornada del sábado, ya sin salón abierto al público, se centró en un interesante programa de catas comentadas. La primera de ella permitió seguir la evolución del vino Grans Muralles, de Bodegas Torres, de mano de la enóloga Montse Catasús, a través de las añadas  1996, 2004, 2006, 2010 y 2011. 

La diversidad de la Garnacha, una de las cepas más en boga, quedó patente en la cata de los seis monovarietales del Proyecto Garnachas de España, de Bodegas Vintae y que estuvo dirigida por su director técnico Raúl Acha. Los protagonistas fueron La Garnacha Perdida del Pirineo, La Garnacha Salvaje del Moncayo, La Garnacha Olvidada de Aragón, La Garnatxa Fosca del Priorat, El Garnacho Viejo de la Familia Acha y La Garnacha de Hielo.

El conocido Jordi Melendo impartió la cata “La Champagne y el champagne”, en el que se cataron los champagnes Henri Abelé Brut, Lanson Black Label, Chartogne-Taillet Brut, Pierre Mignon Brut Réserve y Pommery Brut.

La capacidad de comunicación de Pepe Ferrer, embajador del vino de Jerez, se dedicó a los “Amontillados y palos cortados: diversidad y estilos”. Una magnífica cata de 16 vinos generosos de una selección de bodegas de la D.O. Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla - Sanlúcar de Barrameda. Los vinos que se cataron fueron: Las 30 del Cuadrado (Bodega Hidalgo La Gitana), Manzanilla Pasada Almacenista Cuevas Jurado (Bodegas Lustau), 1ª Criadera de Amontillado Los Arcos (Bodegas Lustau), Amontillado Tío Diego (Bodega Valdespino), Amontillado El Tresillo (Bodega Emilio Hidalgo), Amontillado Príncipe (Bodegas Barbadillo), Amontillado Fino Imperial VORS (Bodegas Díez Mérito), Amontillado Lustau VORS (Bodegas Lustau), Amontillado Solera Fundacional S. XIX del Conde de Aldama (Bodegas Yuste), Palo Cortado Piñero (Bodegas Juan Piñero), Palo Cortado ARFE (Bodegas ARFE), Palo Cortado Cruz Vieja, (Bodega Faustino González), Palo Cortado Viejo CP (Bodega Valdespino), Palo Cortado Dos Cortados (Bodega Williams & Humbert), Palo Cortado Gutiérrez Colosía Solera Fundacional S. XIX (Bodega Gutiérrez Colosía), Cuatro Cortados Solera Prefundacional de González Byass (Bodegas González Byass). 

Antes de la clausura tuvo lugar la entrega de los Premios Verema 2016, de los que ya hemos dado cuenta en SeVi, que sirvió de preámbulo a la Cata de Clausura de la 16ª Experiencia Verema enfocada a los “Grandes vinos del Duero” (de ambos lados de la frontera) protagonizada por Bodegas Fariña, Arzuaga, Ramos Pinto, Quinta do Crasto, Finca Torremilanos y Quinta do Noval. Esta cata estuvo presentada por Juan Such (CEO y socio fundador de Verema), acompañado de Maxi Bao (sumiller y Nariz de Oro del 2015) y los bodegueros Ignacio Arzuaga (Bodegas Arzuaga), Manu Fariñas (Bodega Fariñas) y Ricardo Peñalba (Finca Torremilanos). En esta cata se pudieron catar una selección de 15 vinos: Primero 2016 (Bodegas Fariña), La Planta 2015 (Bodegas Arzuaga), Pinto Duas Quintas Blanco 2015 (Ramos Pinto), Crasto Branco Superior 2015 (Quinta do Crasto), Los Cantos de Torremilanos 2014 (Finca Torremilanos), Pinto Duas Quintas Tinto 2014 (Ramos Pinto), Crasto Superior 2014 (Quinta do Crasto), Crasto Vinhas Velhas 2013 (Quinta do Crasto), Blanco Peñalba López 2011 (Finca Torremilanos), Arzuaga Reserva 2011 (Bodegas Arzuaga), Amaya Arzuaga 2011 (Bodegas Arzuaga), Gran Colegiata Campus 2010 (Bodegas Fariña), Quinta do Noval 2010 (Quinta do Noval), Torremilanos Colección 2009 (Finca Torremilanos) y Val de Reyes Tinto Dulce (Bodegas Fariña).

Vinolok, el tapón de vidrio

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vinolok. (photo: )

Vinolok.

No es extraño que Vinolok sea una elección habitual de productores ecológicos y biodinámicos de todo el mundo. El vidrio, un material inocuo, limpio, ecológico y reciclable, concuerda muy bien con su filosofía y con las actuales exigencias ecológicas. Las propiedades enológicas del tapón de vidrio Vinolok han sido probadas por el Australian Wine Research Institute (AWRI), que ha comprobado su OTR (tasa de transmisión de oxígeno). Vinolok proporciona un entorno estable en la botella.

Los vinos tapados con este sistema evolucionan más lentamente gracias a su baja OTR, logrando que incluso vinos tintos de guarda mantengan su frescura y su perfil afrutado. Con el corcho, el vino puede perder su aroma afrutado más rápidamente que con Vinolok. El tapón de rosca suele cerrar el vino demasiado y deja entrar menos oxígeno que un tapón de vidrio, lo cual genera notas de reducción indeseables.

Las catas verticales del Henschke Barossa Tappa Pass Shiraz 2005 y 2010 de Australia (con Vinolok tiene un potencial de guarda de más de 25 años) son prueba de las singulares propiedades del tapón de vidrio Vinolok. Según la Sra. Dušková, DipWSET & Weinakademiker y alumna del Institute of Masters of Wine: “Una y otra vez he quedado fascinada por la singular combinación de notas de chocolate maduro, cuero y carne, mientras se conservan los aromas de arándanos, moras y ciruelas, que le otorgan al vino un equilibrio extraordinario. Junto con Franz Josef Loacker, copropietario de las Bodegas Loacker, en Italia, hicimos una cata vertical de Sangiovese biodinámicos de Montalcino. La añada más antigua, de 2001, se mantenía increíblemente joven y la 2004 presentaba frescura, fruta y una agradable acidez, combinada con notas maduras. Estos vinos, de singular complejidad y largo final, son excelentes ejemplos de vinos tintos cerrados con tapón de vidrio y son prueba de que Vinolok no es solo adecuado para vinos frescos y jóvenes destinados a consumo inmediato, lo cual es un mito, y que sus propiedades enológicas pueden también beneficiar a vinos tintos grandes de añejado prolongado.”

Uno de los mayores clientes españoles de Vinolok es La Freixeneda (Freixenet Group).

“Cuando comenzó el proyecto de creación de La Freixeneda, el primer objetivo fue crear algo diferente, un vino distinto de todos los demás vinos creados en la empresa Freixenet”, explica Josep Buján, director técnico del Grupo Freixenet. Para diferenciar la nueva marca La Freixeneda, se eligió un envasado específico. El aspecto  medioambiental fue el primer criterio que se tuvo en cuenta a la hora de decidir, junto con la necesidad de crear algo especial con un toque de lujo que la colocara en un posicionamiento de alto nivel. Por esa razón, se escogió el tapón Vinolok para sellar el vino. “¡El vino se conserva de manera excelente! El principal motivo para elegir Vinolok fue utilizar una solución sostenible. El tapón está hecho de vidrio y es un material natural. Inicialmente, no teníamos expectativas en cuanto al tiempo de almacenamiento y a la guarda del vino, y quedamos gratamente sorprendidos por la buena evolución de La Freixeneda 2011 tras 2 años y medio embotellado.” añade Buján.

Vinolok es miembro de Preciosa Group, un líder global en productos de vidrio.

Más información en: www.vinolok.com

 

Excepcional maduración en Áster Finca El Otero 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Bodegas Áster (Grupo La Rioja Alta S.A.) presenta su vino Áster Finca El Otero 2014, amparado por la D.O.P. Ribera del Duero. Elaborado 100% con Tinta del País de la finca El Otero (Anguix, Burgos). El tinto es fruto de una añada en la que se alcanzó una excepcional maduración y una magnífica sanidad de la uva, lo que garantizó una completa maduración fenólica y un equilibrio entre acidez y grado óptima. Áster Finca El Otero 2014 ha tenido una crianza de 16 meses en barricas nuevas de roble francés, después de haber completado la fermentación maloláctica con bastoneos semanales. El resultado es un tinto cereza picota con borde granate. Nariz penetrante, con aromas a frutas negras en compota, sotobosque, anisados y especias. Torrefactos y balsámicos. Amplia estructura en boca, con acidez equilibrada y tanino elegante. Recuerdos de regaliz, fruta y toffé. Potente elegancia.

Bodegas Torres implica a sus proveedores en su lucha contra el cambio climático

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Entrega de los primeros premios Torres & Earth. (photo: ProCrea)

Entrega de los primeros premios Torres & Earth.

Bodegas Torres ha distinguido a tres de sus proveedores que más han contribuido a mitigar el cambio climático con la reducción de sus emisiones de CO2. Miguel A. Torres, presidente de la bodega familiar e impulsor del programa ambiental Torres & Earth, ha otorgado sendos Premios Torres & Earth al fabricante de botellas de vidrio Vidrala, al operador logístico JF Hillebrand y a la familia de viticultores Canela.

Miguel A. Torres ha reconocido el compromiso real que estas empresas han demostrado con el medio ambiente gracias, sobre todo, a iniciativas y medidas que promueven la eficiencia energética en sus procesos y con las que han reducido significativamente sus emisiones. Teniendo en cuenta que las emisiones que generan los proveedores suponen más del 80% de la huella de carbono de Torres, esta reducción incide positivamente en el balance final de emisiones de CO2 de la bodega ya que abarca todo el ciclo de una botella de vino, desde la viña hasta el transporte final.

“Hace un año y medio pedimos a nuestros proveedores una mayor implicación en la lucha contra el cambio climático y que nos ayudaran a reducir nuestra huella de carbono, así que establecimos dinámicas de trabajo conjuntas para impulsar planes de reducción de emisiones y auditoria de la huella de carbono”, ha señalado Miguel A. Torres. Y añade: “Hoy hemos querido reconocer los esfuerzos de estas compañías en la mitigación del calentamiento global. Estoy satisfecho de ver que avanzamos, aunque sea despacio, y les animo a continuar con esta apuesta medioambiental ya que la lucha contra el cambio climático es cosa de todos”.

Hasta un 26% menos de emisiones de CO2

Vidrala, fabricante de vidrio con sede central en Llodio (Álava) y proveedor histórico de Bodegas Torres, ha recibido el premio Torres & Earth al ‘Mejor proveedor de vidrio’ por la fabricación de botellas más ligeras y la eficiencia en sus procesos de producción. La estrecha colaboración con Torres ha permitido desarrollar botellas más respetuosas con el medio ambiente, ya que al ser más ligeras (hasta 130 gramos menos de peso) requieren menos energía en su fabricación y también en el transporte, lo que supone una reducción del 26% de las emisiones de CO2 en 2016 en relación con el 2008. Vidrala también ha reducido en un 14% las emisiones en su planta de Llodio (Álava) porque ha mejorado la eficiencia en el proceso de producción gracias a la aplicación de un sistema de gestión de energía en hornos de fusión, nuevos diseños de hornos más eficientes y la introducción de un mayor porcentaje de vidrio reciclado.

JF Hillebrand España, la división española del operador logístico internacional, ha sido distinguida con el premio Torres & Earth al ‘Mejor proveedor de transporte’ por la implementación de medidas a nivel global con el objetivo de reducir las emisiones de CO2. Estas medidas, que forman parte de un exhaustivo programa medioambiental en marcha desde hace más de 10 años, incluyen el diseño de un novedoso sistema protector térmico de aluminio (VinLiner) que, frente a un sistema refrigerado, permite reducir en un 25% las emisiones de CO2; el transporte de mercancías por mar o tren, en lugar de por carretera; el uso de pallets wide para incrementar el número de cajas por contenedor, e incluso incentivos por bajo consumo de carburante para los conductores.

Por último, la familia de viticultores Canela, de la Conca de Barberà, ha recogido el premio Torres & Earth ‘Al mejor proveedor de uva’ por reducir un 9% sus emisiones de CO2 por hectárea gracias a medidas de eficiencia energética como la utilización de un tractor más eficiente; ajustes de las dosis de fertilización; reducción del número de tratamientos fitosanitarios y de pasadas de laboreo; uso de abonos de liberación lenta, y optimización de los viajes de transporte de uva.

Más de 12 millones de inversión en 10 años

Bodegas Torres ha reducido las emisiones de CO2 por botella del 2008 al 2015 en un 13% según el último balance de organización certificado por Lloyd’s. En 2016 el balance se sitúa en el 15,6%, una cifra que está pendiente de la correspondiente auditoria, gracias, especialmente, a la reducción del peso de las botellas de vino y también de brandy, y la homogeneización del cálculo de la huella de carbono por parte de los proveedores partiendo del año base 2008. Cada año, Bodegas Torres destina el 11% de los beneficios a inversiones relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático, y acumulará este año más de 12 millones de euros de inversión desde la puesta en marcha del programa Torres & Earth.

Las actuaciones más destacadas que Torres ha llevado a cabo en 2016 incluyen la ampliación hasta 18.000 m2 de la instalación de paneles fotovoltaicos en su bodega en Pacs del Penedès; la instalación de estaciones de carga de vehículos eléctricos e híbridos en la bodega y oficinas centrales, y la plantación de 30 hectáreas de bosque en Catalunya, además de proyectos experimentales para buscar usos alternativos al CO2 que se genera durante la fermentación del vino. Para 2017, tiene previsto instalar paneles solares en sus bodegas de Ribera del Duero y Rueda y un innovador sistema de frío solar en su sede central de Vilafranca del Penedès, entre otros.