Topic:

Chozas Carrascal obtiene el premio de la ‘Cartelera Turia’ por su contribución a la cultura del vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El próximo sábado 7 de julio se celebrará la gala de los 21 Premios Turia, que organiza el veterano semanario valenciano ‘Cartelera Turia’. Entre los premiados figura la bodega valenciana Chozas Carrascal, por su contribución a la cultura del vino.
Los galardones se entregarán en la Casa de Cultura de Burjassot, en una gala presentada por los periodistas Tonino Guitián y Juanjo de la Iglesia y que contará con la actuación del mago Karim, además de estar amenizada con temas de bandas sonoras de películas a cargo del quinteto de Jazz del guitarrista valenciano Joan Soler.
Este año acudirán seis directores españoles cuyas películas han sido galardonadas:
- Enrique Urbizu por “No habrá paz para los malvados” (Mejor película española).
- Kike Maíllo por “Eva” (Mejor ópera prima).
- Mateo Gil por “Blackthorn (“Sin destino”) (Premio nuevos realizadores).
- Max Lemcke por “Cinco metros cuadrados” (Premio nuevos realizadores).
- Benito Zambrano por “La voz dormida” (Premio especial Turia)
- Alberto Rodríguez por “Grupo 7” (Premio especial Turia).
Además, el director valenciano Pedro Pérez Rosado por “Wilaya” (Premio cine social) y las firmas valencianas Maltés Producciones y Sorolla Films por “Capitán Trueno y el Santo Grial” (Mejor producción valenciana).
En el apartado de interpretación acudirán a la gala para recoger la estatuilla del Halcón Maltés:
- José Coronado por “No habrá paz para los malvados” (Mejor actor español).
- Fernando Tejero por “Cinco metros cuadrados” (Mejor actor español ex aequo).
- Malena Alterio por “Cinco metros cuadrados” (Mejor actriz española).
- Marc Clotet por “La voz dormida” (Mejor actor revelación).
En otros apartados se ha galardonado a:
- Luis Pastor (Mejor contribución musical).
- Circo Gran Fele (Premio especial circo).
- Clara Sánchez por su novela “Entra en mi vida” (Mejor contribución literaria).
- Editorial Bromera. 25 Aniversario (Premio especial literatura).
-Restaurante L’Escaleta (Concentaina) (Mejor contribución gastronómica).
- Bodegas Chozas Carrascal (Utiel-Requena) (Mejor contribución cultura del vino).
- Associació Xúquer Viu (Premio “La Turia te pone verde”).
- Cristina Ponce/Proyecto Paula (Mejor contribución cívica).
- Cristina Durán / Miguel Ángel Giner (Mejor contribución cultura del cómic por “Una posibilidad entre mil” y “La máquina de Efrén”).
- Sindicato de Estudiantes del País Valenciá (Mejor contribución social).
- Ignacio Escolar (Mejor contribución periodística).
Finalmente, el actor, director y productor de cine X Nacho Vidal recogerá el premio “Huevo de Colón”.

La gama Estrella Frizzante de Murviedro responde a la demanda de vinos con baja graduación

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Bodegas Murviedro se suma a la tendencia de producir vinos frescos con baja graduación con su Estrella Frizzante, en su dos versiones: Estrella Frizzante Blanco y Estrella Frizzante Rosado. Su baja graduación, su sabor afrutado y su burbuja fina y refrescante lo convierten en un vino fácil de beber, acorde con las últimas tendencias del mercado, con menos alcohol y un carácter más saludable.
Además, ofrece una presentación desenfadada perfecta para acompañar cualquier evento festivo o menos formal. Es un vino nacido para un público joven atraído por sabores dulces y afrutados, gracias a una acidez equilibrada y el toque de la fina burbuja. Esto sumado a su baja graduación lo convierte en el producto ideal para adentrarse en el complejo e indefinido mundo del vino. Resulta perfecto para practicar el “chill out” ya que encaja en cualquier momento del día, e invita a consumo más trivial, tanto en un aperitivo como maridado con comidas ligeras y veraniegas.
El Estrella Frizzante, en sus dos versiones blanco y rosado, es un vino de aguja con menos burbuja, debido al proceso de elaboración que responde a un proceso de fermentación natural. Lo que significa que el gas lo producen los azúcares de las propias levaduras encargadas del proceso fermentativo.

Homenaje del sector del vino a Antonio Sanz

 Publicado el por Javier Pérez (colaborador)

150 amigos y familiares participaron recientemente en un acto sorpresa en el que se rindió homenaje al enólogo y bodeguero de Rueda Antonio Sanz. El lugar elegido fue una de las firmas familiares: Bodegas Menade. Antonio Sanz, sorprendido ante la manifestación de cariño y reconocimiento de los asistentes, expresó su gratitud ante el regalo más importante: la edición de un libro que recoge los pasos de su vida profesional vinculada al vino y los testimonios de cerca de un centenar de enólogos, sumilleres, periodistas, empresarios y compañeros de profesión.
Los hijos de Antonio Sanz: Richard, Marco y Alejandra, además de Tita, su mujer, fueron los artífices de este homenaje que, durante el último año, han sabido mantener en secreto, concitando la participación de las personalidades más importantes de la enología y el periodismo especializado del vino en España.
Los autores del libro describen al enólogo de Rueda en ‘Antonio Sanz, elaborando una vida’ como un “valiente y visionario” (Carlos Delgado, periodista). Carlos Falcó, tras recordar con nostalgia los tiempos en los que ambos elaboraban vinos, le invita en este libro a repetir la experiencia elaboradora en un futuro cercano. La enóloga Isabel Mijares le define como “trabajador, inteligente, testarudo, castellano de alma y universal de formas”, mientras que el enólogo navarro Javier Ochoa dice de él que es un “hombre con visión con la cabeza bien amueblada”.
Por su parte, Manuel Ruiz Hernández le recuerda en los años 70 en la Estación Enológica de Haro y se refiere a él como “un símbolo en el impulso de los vinos y un ‘hombre neurona”. También desglosa las cualidades profesionales de este incombustible hombre del vino Salvador Manjón, director de ‘La semana Vitivinícola’.
Su amigo Mariano García le describe como “quien situó a Rueda en los mercados nacionales”. Y así, infinidad de citas, relatos, recuerdos e historias; unas, recogidas en la publicación; otras, narradas en un acto con grandes dosis de emoción y amistad.
La hija menor de Antonio Sanz, Alejandra, periodista y responsable de Comunicación de la bodega familiar, destacó de la trayectoria profesional y humana de su padre su contribución al sector y a mantener una de las sagas familiares más sólidas del mundo del vino español.
Sigue con ganas
Durante el homenaje, y tras visionar un vídeo-homenaje, recibir regalos y el aplauso de familiares y amigos, Antonio anunció que todavía tiene “ganas de seguir creando” y que pronto se inaugurará su nuevo complejo empresarial en Rueda.
Al acto-homenaje asistieron, entre otros, Mariano García, Carlos Falcó, Benjamín Pérez Pascuas, Luis Sanz Busto, Manuel Ruiz Hernández y Toni Falgueras, entre otras personalidades del mundo del vino.
Antonio Sanz nació en Rueda, en el seno de una familia vinculada al cultivo de la vid, la elaboración y la comercialización de vinos. Estudió Enología en la Escuela de Requena y, tras independizarse de su padre, creó Bodegas de Crianza Castilla La Vieja, donde desarrolló todo su potencial como empresario y enólogo, lo que se tradujo en los años 90 en un proyecto en claro crecimiento.
En la década de 2000, Antonio Sanz dirigía una bodega en Rueda, otra en Toro y una tercera en Ribera del Duero; exportaba a más de medio centenar de países y sus vinos Palacio de Bornos se convirtieron en un referente de la D.O. Rueda. En la añada de 2008, Antonio Sanz hace pública la venta de todas sus empresas, salvo algunas plantaciones de viñedos. No obstante, a los 65 años, Antonio no se resigna a seguir elaborando vinos exclusivos y a afrontar retos, como el futuro complejo empresarial que desarrolla en su villa natal, Rueda.
 

Pilar Oliver, enóloga y gerente de Bodegas Miquel Oliver: ‘Ser respetuoso con la tierra es vital para la calidad de la uva’

 Publicado el por Norka M. López (colaborador)

Bodegas Miquel Oliver, de Petra, Mallorca, acaba de cumplir 100 años ininterrumpidos haciendo vinos, la única bodega local que lo ha conseguido. También carga sobre sí el haber estado entre las bodegas pioneras en introducir elementos de modernización como la utilización de depósitos de acero inoxidable. Hablamos con su actual responsable, Pilar Oliver.

Terroir, ¿la salvación del vino? ¿Mito o realidad?

 Publicado el por Luis Moreno (colaborador)

Esta es la pregunta que se planteó en la segunda Jornada Internacional del Terroir Vitícola, a la que intentaron contestar destacados especialistas en viticultura, junto a dos expertas en comercialización y mercadotecnia. El congreso estuvo organizado por el Máster International Vintage (Erasmus Mundus) y el Vintage Master Club, el pasado 15 de junio, en la Universitat Politècnica de Valencia.
Y es que el significado de terroir vitícola es un concepto difícil de transmitir por los especialistas en técnicas de mercado. Es complejo y tiene una importante componente de subjetividad. Es intangible. La ciencia no ha sido capaz de demostrarlo pero, sin duda, existe, como aseguraron algunos ponentes. Aunque no todos estuvieron de acuerdo.
Suelo, clima, paisaje y biodiversidad
Antes de los años 50 del pasado siglo el término terroir tenía una connotación negativa en Francia, que se refería a un sabor terroso del vino. A partir de entonces pasó a significar una virtud, que contenía la tipicidad de un viñedo.
La Organización internacional de la Viña y el Vino (OIV) define el terroir vitícola como un espacio sobre el cual se desarrolla un saber colectivo de las interacciones entre un medio físico y biológico identificable y las prácticas vitivinícolas aplicadas, que confieren unas características distintivas a los productos originarios de este espacio. Incluye características específicas del suelo, de la topografía, del clima, del paisaje y de la biodiversidad.
En esos aspectos se centraron Stéphane Burgos, de L’École d’Ingenieurs de Changins, en Suiza; y Vincent Courtin, de L’Asociation Cellule Terroirs Viticoles, de Angers, Francia, quien se centró en explicar cómo ayuda la cartografía en la moderna viticultura.
El profesor Burgos basó su exposición en los estudios realizados en Coteau de Lully, una pequeña zona vinícola del Cantón de Ginebra. Se trata de un viñedo donde la uva madura una semana antes que la de sus vecinos y, además, sus vinos son de mejor calidad que los del entorno. Para averiguar cuáles son los factores diferenciadores su departamento ha elaborado un complejo estudio que comprende el análisis del clima, altitud, pendientes, orientación, cálculos de radiación potencial, geología y corrientes de aire, así como un exhaustivo trabajo de campo en el que se ha entrevistado a los viticultores de la zona. También se han recabado datos históricos, y se ha constatado que con el trabajo de la vid se contribuye a evitar la erosión del terreno, dadas las grandes pendientes de esta región de montaña.
El concepto de terroir cuestionado
Por su parte, Richard Smart se centró en lo que mejor conoce, es decir, en el manejo del riego y el control de la masa foliar para controlar el vigor, su conocido canopy effect, que nunca deja de vender en todas las plazas en donde actúa. Afirmó que el componente químico del suelo no afecta tanto al resultado del vino, “en cambio, la aportación de agua a la tierra tiene más variables, incluso en distancias de pocos metros”.
Se mostró escéptico sobre la existencia del terroir, lo redujo a una estrategia de “marketing” que utiliza el vino europeo. Pero después diferenció tres “escalas” de terroir: el “macroterroir”, que sería el equivalente al territorio que abarca una denominación de origen. Por eso unas zonas vitícolas son mejores que otras, o están especializadas en trabajar con uvas blancas o tintas. El “mesoterroir”, que se hallaría en el viñedo de una finca; y el “microterroir”, que serían las particularidades que ofrece si analizásemos una sola cepa. Smart afirmó que el concepto actual de terroir está siendo cuestionado por el cambio climático y el calentamiento global. “¿Qué pasará cuando las temperaturas de la Ribera del Duero sean parecidas a las del clima Mediterráneo?”, se preguntó.
Terroir: mito o realidad
El valor de la mención terroir en la comercialización de los vinos fue abordado por la profesora Inés Kluster, de la Universidad de Valencia; mientras que Frédéric Jourjón, del Groupe Esa, de la ciudad francesa de Angers, expuso su estudio sobe la percepción de la noción terroir y de la tipicidad por parte de los consumidores.
Frédéric dedujo que el terroir es un factor importante de diferenciación entre vinos de la misma zona en Europa, en contraposición con la percepción que tienen los consumidores del Nuevo Mundo. En su investigación aprecia que el concepto de terroir no se trata únicamente de una estrategia de mercadotecnia y de comunicación estratégica.
La especialista en técnicas de mercado concluyó que el concepto de terroir sí le importa al consumidor interesado. “¿Se trata de un mito o de una realidad?”, a lo que ella misma contestó: “Es un hecho. Existe por cuanto es apreciado por los consumidores. Es una realidad”.