Topic:

La OIV aplaude el desarrollo del sector vitivinícola chino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La presidenta de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), la argentina Claudia Quini, y el director general de esta organización, Federico Castellucci, participaron el pasado 10 de julio en la séptima edición de la Exposición Internacional de Vino de Yantai, uno de los acontecimientos más importantes del sector vitivinícola de China, que este año se ha celebrado bajo el lema central de “Marcas, cultura y cooperación”. Esta situación contrasta, sin embargo, con el devenir de las bodegas, empresas y operadores de los países productores de la UE, entre ellos España, que en estos días (con un plazo que se cierra el 21 de julio) corren para registrarse ante el Ministerio de Comercio Chino (Mofcom), con el fin de evitar males (o posibles sanciones) mayores, ante la apertura el pasado 1 de julio de los procedimientos anti-dumping y anti-subvención frente a las importaciones de vinos comunitarios.

Los profesionales piden a Bruselas una promoción más efectiva

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Las organizaciones profesionales agrarias comunitarias y sus cooperativas (COPA-Cogeca) han demandado que los programas de promoción de los productos agrarios (en los que se incluirá al sector del vino por vez primera a partir de 2014) sean más flexibles y efectivos, y estén mejor diseñados. En especial para las marcas que han sido desarrolladas por productores y cooperativas, y que les permiten incrementar el valor de su producción. Además, exigen que su aplicación se simplifique desde el punto de vista administrativo.
La Comisión Europea presentará próximamente una propuesta de reforma de la política europea de promoción de los productos agrarios en el mercado interior y en países terceros, tras la comunicación que sobre este asunto publicó el 30 de marzo de 2012.

Macromagnitudes

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
La Renta Agraria en términos corrientes ha experimentado en 2012 un aumento de un 2,4% respecto al año anterior. Considerando para el mismo periodo un descenso del 1,4% en el volumen de trabajo de la agricultura expresado en UTAs (Unidades de Trabajo Año), de acuerdo con los datos proporcionados por la “Encuesta de la Mano de Obra en la Agricultura” suministrados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se obtiene un incremento de la Renta Agraria en términos corrientes por UTA del 3,9%. Finalmente, para un deflactor del PIB del 0,2%, el valor del Indicador A (valor de la Renta Agraria en términos constantes por UTA) registra un incremento del 3,7%.
La Rama de Actividad Agraria a precios básicos ha experimentado un aumento del 4,3% en valor. La producción vegetal aumentó un 1,0% en valor, mientras que la producción animal registró un aumento del 10,0%. Producción vegetal: Aumenta en valor un 1,0% debido a un incremento de un 9,1% en los precios, variación que ha sido compensada en gran parte por un descenso de un 7,4% en las cantidades producidas. 
Se ha producido un aumento generalizado de precios, destacando los incrementos experimentados en vino y mosto 39,2%, plantas forrajeras 19,0%, cereales 14,5%, patata 14%, hortalizas 6,5%, aceite de oliva 4,4% y frutas 1,3%. Cantidades. Se ha registrado un descenso generalizado en los volúmenes producidos, destacando los experimentados por las plantas industriale (-25,0%), cereales (-19,8%), vino y mosto (-14,4%), patata (-10,7%) y frutas (-10,3%). 

No confundir síntomas con enfermedad

 Publicado el por Juan Antonio Mompó (colaborador)

Hacía tiempo que se conocía el rumor de una posible acción del gobierno chino, en defensa de los intereses de sus bodegas, denunciando a los vinos procedentes de la Unión Europea por dumping y subvenciones ilegales ante la OMC. Este hecho no se ha producido hasta recientemente, el pasado lunes día 17 de junio. El Gobierno chino, que tenía guardada en un cajón esta denuncia, esperaba la resolución de la UE en relación a las importaciones de paneles solares procedentes de la R.P. China. Como es sabido, finalmente el expediente anti-dumping acabó resolviéndose con una imposición adicional de aranceles a este producto. En este expediente la industria alemana fue especialmente activa, en defensa de los intereses de sus industriales, presionando para que esta sanción fuera impuesta.
Las consecuencias de la imposición de este arancel suplementario fueron inmediatas, ya que el gobierno chino inició un expediente anti-subvención y otro anti-dumping contra los vinos importados procedentes de la UE. El procedimiento anti-dumping se dirige a todas las bodegas europeas mientras que el anti-subvención hace referencia a determinadas ayudas regionales de España, Francia y Alemania.
Resolver esta denuncia implica proceder a una investigación sobre los precios de ventas de las bodegas europeas. La investigación se realiza en colaboración entre las autoridades chinas y las empresas europeas que voluntariamente acepten la misma (que deberán inscribirse en un registro específico que se abrirá para ello en el Ministerio de Comercio chino). Este proceso será muy costoso para las empresas que sean seleccionadas como empresas colaboradoras. La situación es, desde luego, muy complicada y afecta de un modo especial al sector francés, principal exportador a China, pero también al resto de países productores europeos y, en especial, a España.
El proceso va a ser muy complicado, ya que lo que las empresas españolas y europeas tendrán que demostrar es que no se está vendiendo en China a precios más baratos que en el mercado local. Es decir, hay que poder demostrar que productos, que pueden tener una marca reconocida en el mercado español o europeo, cuando son comercializados en China, donde no tienen ese conocimiento de marca y hay que intentar conseguirlo con una competencia mucho mayor y con un menor control del mercado del que se tiene del mercado local, se comercializan a los mismos precios que en el mercado nacional. De aquí la dificultad y la alta probabilidad de que, finalmente, se apliquen aranceles complementarios.
Por tanto, este grave problema debe ser una prioridad para la Comisión Europea. El esfuerzo que se debe realizar para apoyar al sector vitivinícola es importante, pero esta defensa, sin coste material para la Comisión, es definitivamente imprescindible en estos momentos para evitar lo que puede ser a medio plazo un lastre imposible de superar para el sector vitivinícola.
China es ya, no una promesa, sino una realidad, como uno de los principales países importadores de vinos. El vino es un producto cuyo consumo crece (sus ventas en datos del ICEX casi se duplican entre 2005 y 2011 por un valor superior ya a los tres millones de hectolitros). Las estimaciones del crecimiento del volumen de mercado, siendo diversas, muestran una clara tendencia a que China, por su incremento y cantidad, se convierta en uno de los principales países importadores de vino.
La importancia, de una pronta y satisfactoria resolución de este conflicto es vital para el sector español. Es cierto que los vinos españoles no tienen en este país una cuota de mercado importante, pero somos el cuarto país en volumen; Francia, Australia y Chile, por este orden nos superan; y el quinto, si consideramos solo el vino embotellado, ya que en este caso también somos superados por Italia. Pero la realidad es que hay dos factores que hacen especialmente interesante este mercado para los exportadores españoles: por un lado el que el crecimiento de las ventas españolas es, en porcentaje, mucho mayor que el de nuestros países competidores; y por otro que en China el porcentaje que representan los vinos franceses hoy en la importación de vinos deberá ir moderándose en favor de una mejor cuota de otros países como España e Italia.
Hay que añadir que el mayor volumen de vinos españoles importados en China se encuentra en la franja de precio en la que nuestros vinos son directamente competidores con los vinos chilenos y que tienen la ventaja de gozar de la condición de país preferencial, sin aranceles, con lo que la imposición de un arancel suplementario sería letal para los intereses de los vinos españoles.
Además, el esfuerzo que están haciendo muchas bodegas españolas para posicionarse en este mercado está siendo muy importante y, por tanto, una “sanción” en forma de un arancel suplementario (ya de por sí es alto) va a pesar como una losa en este crecimiento. El mercado del vino en China está empezando a desarrollarse ahora y por ello es el momento de sembrar en este destino. Una eventual sanción va a cortar de raíz todo el desarrollo conseguido por los vinos españoles, en provecho de otros vinos que pueden sustituirlos, como son los chilenos, argentinos y australianos.
Una posible multa como con la que estamos amenazados perjudicará mucho lo que ha sido una muy buena evolución de los vinos españoles en estos últimos años e indirectamente ayudará a que sea nuestra competencia la que pueda, más fácilmente, poner los cimientos imprescindibles para un futuro posicionamiento de sus productos. China ya es una realidad como país importador, tal y como he señalado, pero se encuentra en un momento clave. El mercado chino, que empezó a abrirse para el vino a mediados de los años 90, ha sufrido una gran transformación. De ser un mercado caótico en la que las importaciones se realizaban sin ningún tipo de estrategia por importadores no profesionales, ha pasado a una incipiente reorganización. Los distribuidores chinos empiezan a ser empresas profesionales. Estas empresas comienzan a realizar un verdadero trabajo profesional, es decir están pasando de “vender” a “hacer marca”. A conseguir esto, en el caso de los vinos europeos, ha ayudado mucho el desarrollo de la línea de promoción. Hacer marca en China es difícil por múltiples circunstancias, que no son objeto de este artículo, pero sí que quiero significar que, si los vinos españoles que hoy están ganando posiciones ven interrumpida esta línea que han emprendido, luego va a ser imposible recuperar el terreno perdido.
Es por esto por lo que es necesario que el Gobierno español y la Comisión Europea tomen, con la máxima urgencia, el camino de una resolución política, puesto que se trata de un tema que no podrá solucionarse de otro modo y evitar un perjuicio a corto plazo pero además y sobre todo la perdida de una oportunidad de futuro, ya que el sector se resentirá, casi de un modo definitivo al perder una oportunidad de posicionarse en un país que esta llamado a ser el principal importador.
 

Perfil agroclimático y seguros agrario

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
El año 2012 tuvo carácter cálido en España, con una temperatura media estimada de 15,3ºC, que superó en 0,7ºC al valor medio normal (periodo de referencia 1971-2000). El invierno resultó más frío de lo habitual, mientras que en el resto de las estaciones las temperaturas medias superaron los valores normales, con una anomalía cálida especialmente significativa en el verano, estación en la que las temperaturas superaron en cerca de 2ºC los valores medios habituales. El año resultó extremadamente cálido en áreas del extremo nordeste peninsular, tuvo carácter muy cálido en el tercio este peninsular y algunos puntos del centro, mientras que en el resto de España tuvo en general carácter cálido. Tanto en Baleares como en Canarias resultó en general muy cálido. En puntos de Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja, Canarias y sureste de Castilla-La Mancha las anomalías térmicas medias anuales superaron ligeramente el valor de +1ºC.
El verano de 2012 resultó extremadamente cálido en España. Las temperaturas medias trimestrales en el conjunto de España superaron en 1,7ºC el valor medio normal. Fue el cuarto trimestre veraniego más cálido de la serie histórica desde 1961, después de los correspondientes a los años 2003, 2005 y 2009. 
A lo largo del otoño de 2012 las temperaturas medias se mantuvieron ligeramente por encima de sus valores normales, con anomalías térmicas medias de +0,6ºC en septiembre, +0,8ºC en octubre y +0,3ºC en noviembre.
El episodio de frío más importante del año fue, con diferencia, el que afectó a España en la primera mitad de febrero por la irrupción en la Península Ibérica de una masa de aire muy frío y seco procedente del continente europeo. Esta entrada se produjo en tres oleadas, los días 3, 8 y 11 de febrero. El frío fue especialmente intenso entre los días 3 y 4 y del 11 al 13, alcanzándose temperaturas mínimas por debajo de - 10 ºC en zonas altas de los sistemas montañosos y en algunos puntos de las dos mesetas, con valores inferiores a -15ºC en los Pirineos.