Topic:

El Gobierno aprueba destinar 90,5 M€ a las medidas extraordinarias para paliar los efectos del Covid-19 en el sector del vino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

RD completos al final del texto.

El Consejo de Ministros aprobó este 9 de junio, a propuesta del Ministerio de Agricultura, un paquete de medidas extraordinarias para el sector del vino, que contempla destilación de crisis, ayudas al almacenamiento privado y cosecha en verde, destinando 90,5 millones de euros, cuyo objetivo es tratar de paliar la difícil situación por la que atraviesa este sector a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

1) Destilación de crisis

Por un lado, se financiará una destilación de crisis para vino a granel con grado alcohólico mínimo de 11% en volumen producido en territorio nacional, en la campaña 2019/20, para un volumen inicial de 2 Mhl de vino, que tendrá cupos separados para vinos con Denominación de Origen (0,5 Mhl) y para el resto de vinos (1,5 Mhl). Excepcionalmente, podrán ser objeto de destilación los vinos base para la D.O.P. Cava, con un contenido alcohólico mínimo de 9,5% en volumen.

A esta medida de regulación del mercado se prevé destinar 65,5 millones de euros, con importes de ayuda de 40 €/hl en el primer caso y de 30 €/hl en el segundo.

Además, para que todas las zonas vinícolas puedan optar a la ayuda (una demanda que se había hecho desde Castilla y León, principalmente), se abonarán suplementos adicionales cuando la distancia a la destilería sea superior a 150 kilómetros.En concreto, los importes señalado se verán incrementados en 0,005 €/l de vino para aquellos volúmenes de vino para los que la distancia entre los 150 y los 300 km, y en 0,01€/l de vino para los que haya más de 300 km de distancia entre el almacén de origen del vino y la destilería de destino.

Esta ayuda incluye tanto los costes de suministro, como los de destilación del vino, es decir, beneficiará tanto a bodegas, como a destiladores autorizados de productos vitivinícolas, que transformen vino en alcohol, con un impacto inmediato en los viticultores, según el MAPA.

El destilador deberá abonar al suministrador de vino el importe de la ayuda, una vez descontados los costes de destilación, pudiendo atender a bonificaciones y depreciaciones derivadas del tipo de vino, la graduación del vino entregado y otros hechos objetivos, pero siempre respondiendo en su cálculo a los principios de objetividad y no discriminación. No obstante, el suplemento por transporte será abonado por el destilador de forma íntegra al suministrador.

El volumen de vino a destilar por solicitante deberá justificarse mediante los contratos celebrados entre la destilería y el productor de vino que lo entregue a tal fin, por un mínimo de 10 hectolitros por contrato, admitiéndose solicitudes de ayuda por parte de los destiladores por un volumen mínimo de 50 hl por solicitud.

El alcohol vínico obtenido deberá utilizarse exclusivamente a fines industriales, incluida la fabricación de desinfectantes y productos farmacéuticos, y energéticos, pero nunca de boca o alimentarios.

Las solicitudes de ayuda deberán presentarse ante el órgano competente de la C.A. donde radiquen las instalaciones de destilación a más tardar el 23 de junio de 2020. En caso de que el volumen total de vino solicitado para destilar supere las limitaciones establecidas para alguna de las categorías o para ambas, se aplicará para cada una de las excedidas una reducción de volumen con ayuda concedida por solicitud, que sería proporcional al volumen excedido, pudiendo asignarse trasvases de volumen entre una y otra categoría, a razón de 1,33 litros de vino sin D.O.P. por cada litro con D.O.P. y de 0,75 litros con D.O.P. por cada litro sin D.O.P., salvo que existiese disponibilidad presupuestaria para aumentar el volumen de vino a destilar.

Las CC.AA. comunicarán al FEGA antes del 13 de julio de 2020 los listados de las solicitudes admitidas, uno para vinos con D.O.P. y otro para el resto, con referencia del volumen de hectolitros y el importe de ayuda correspondiente. El FEGA comunicará a las CC.AA., a más tardar el 17 de julio de 2020, si procede el pago de toda la ayuda solicitada por los beneficiarios o, en su caso, si se debe aplicar algún coeficiente de reducción.

La fecha límite para realizar la entrega del vino a la destilería será el 10 de septiembre de 2020 y antes del 15 de ese mismo mes el beneficiario de la ayuda deberá presentar solicitud de pago, junto con la documentación de prueba de destilación de vino y prueba de pago por parte del destilador, en su caso, de los gastos de transporte, así como la justificación de destino del alcohol.

Finalmente, el pago de la ayuda se efectuará antes del 15 de octubre de 2020, que es cuando concluye el actual ejercicio financiero FEAGA 2020 en la Unión Europea.

2) Almacenamiento privado

En segundo lugar, se darán ayudas al almacenamiento privado para 2,25 Mhl de vino, orientadas exclusivamente a vinos de calidad a granel, almacenados en depósito, barrica o almacén precintables, que, con la recuperación del mercado, retomarán su cotización y ritmo de ventas, según el MAPA. De este volumen, unos 2 millones podrán retirarse coyunturalmente de vino con D.O.P. y otros 250.000 hl de vino con I.G.P.

Es decir, esta medida queda limitada a vinos con Denominación de Origen Protegida e Indicación Geográfica Protegida (D.O.P./I.G.P.) y está dotada con 15 M€, teniendo a las bodegas o empresas vitivinícolas como beneficiarias, con un importe de ayuda de 0,027 €/hl de vino y día de almacenamiento (mínimo de 50 hl por solicitante con carácter general, salvo en Illes Baleares, Galicia, Región de Murcia y Comunidad de Madrid, en donde el mínimo será de 25 hl por solicitante).

El periodo inicial de almacenamiento será de 180 días en todos los vinos, que puede ampliarse hasta los 270 o 360 días en caso de los vinos tintos, aunque todos ellos podrán interrumpirse si las condiciones del mercado así lo aconsejan, según el MAPA, que deberá permitirlo mediante una resolución publicada en el BOE.

El beneficiario de la ayuda podrá sacar al mercado el vino almacenado, objeto de esta ayuda, antes de la finalización del periodo comprometido, siempre y cuando esta fecha sea posterior al 10 de septiembre de 2020. Eso sí, con una penalización proporcional al importe de ayuda correspondiente al tiempo restante del periodo al que se había comprometido, incrementada en un 10%.

De forma excepcional podrán retirarse del mercado también los vinos espumosos que, por su particular proceso de elaboración, se almacenan en botella. En este caso, las botellas deberán estar ubicadas en soportes o almacenes precintables que garanticen la integridad del producto objeto de la ayuda.

Según el calendario previsto, las solicitudes se presentarán ante el órgano competente de la C.A. donde radique el mayor volumen de vino para el que se solicite la ayuda al almacenamiento privado a más tardar el 23 de junio de 2020. Y, en caso de que el volumen total de vino solicitado para almacenamiento supere las limitaciones establecidas para cada una de las categorías, se aplicará una reducción de volumen con ayuda, aunque en caso de existir disponibilidad presupuestaria podría incrementarse el volumen de vino objeto de esta retirada coyuntural del mercado.

Antes del 13 de julio de 2020, las CC.AA. deberán remitir al FEGA los dos listados de solicitudes admitidas (uno para vinos con D.O.P. y otro para vinos con I.G.P.), con datos sobre el volumen de hectolitros y el importe de ayuda. El FEGA comunicará a las CC.AA. su resolución a más tardar el 17 de ese mismo mes y éstas “emitirán resolución al respecto, que notificarán al beneficiario en los cinco días hábiles siguientes a la comunicación del FEGA”.

El pago de la ayuda se realizará cuando se hayan celebrado los contratos, tras haber realizado los controles y el precintado de los depósitos o almacenes, y se efectuará antes del 15 de octubre de 2020.

3) Cosecha en verde

El paquete de medidas incluye, además, por primera vez en la regulación del sector vitivinícola, la posibilidad de aplicar en España, la cosecha en verde en aquellas CC.AA. que así lo decidan. En este caso, para parcelas amparadas bajo Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P.s).

La medida estará dotada con 10 M€, que se abonarán directamente a los viticultores en los ejercicios presupuestarios 2020 y 2021 para la cosecha en verde de la vendimia de este año de parcelas completas de viñedo amparadas por una DOP. De este importe, unos 4 millones se abonarán con cargo al ejercicio FEAGA 2020 y el resto al de 2021. Aunque, si existen sobrantes de presupuesto, podrán abonarse con cargo al ejercicio 2020 la totalidad o parte de los 6 M€, cuyo abono está inicialmente previsto para 2021.

Esta ayuda se podrá conceder en las CC.AA. que así lo soliciten al MAPA a más tardar el 14 de junio de 2020.

Se entenderá por cosecha en verde, “la destrucción o eliminación total de los racimos de uvas, cuando todavía están inmaduros, de manera que se reduzca a cero el rendimiento de la parcela, sin que puedan existir uvas sin vendimiar en la parcela de viñedo objeto de la ayuda.”

A esta ayuda podrán acogerse los viticultores inscritos en alguna DOP, para aquellas parcelas de viñedo registradas en esa DOP que se destinen a la producción de uva de vinificación.

Solo podrán acogerse a la ayuda a la cosecha en verde las solicitudes de parcelas completas de viñedo registradas en una D.O.P. que se destinen a la producción de uva para vinificación siempre y cuando no sean parcelas de viñedo plantadas en las tres campañas anteriores a la presente campaña 2019/2020. Las solicitudes se realizarán por parcelas cuya superficie mínima sea igual o superior a 0,3 hectáreas. La cosecha en verde podrá realizarse de forma manual y/o mecánica y/o química.

La ayuda a la cosecha en verde se calculará sumando una compensación por los costes directos de destrucción o eliminación de los racimos de uvas y otra por la pérdida de ingresos vinculada a la destrucción o la eliminación de estos, como establece el reglamento comunitario.

Las CC.AA. que soliciten esta ayuda fijarán la compensación por la pérdida de ingresos calculada como el 60% del valor medio de la uva de las tres últimas campañas en el ámbito territorial donde se ubique la parcela de viñedo objeto de la cosecha en verde, que la Comunidad deberá definir.

Además, las CC.AA. deberán fijar un importe máximo por hectárea de los costes directos de destrucción o eliminación de los racimos de uva para cada una de las formas de eliminación: manual, mecánica o química. La compensación a conceder por este concepto será el 60% del coste directo antes mencionado.

Los viticultores de las CC.AA. donde se vaya a aplicar esta medida podrán presentar solicitud de ayuda para la cosecha en verde a más tardar el 23 de junio de 2020, aportando como mínimo sus datos de identificación y la localización y superficie de la o las parcelas sobre las que se quiere realizar dicha operación.

Las fechas de comunicación, resolución y pago de la ayuda por parte de las CC.AA. y del FEGA son las mismas que para las anteriores medidas de destilación de crisis y almacenamiento privado.

El objetivo de estas tres medidas, según el Ministerio de Agricultura, es tratar de paliar la difícil situación que está atravesando el sector vitivinícola por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, agravada inicialmente por el cierre, y actualmente por las limitaciones a la capacidad, en el canal Horeca (hostelería y restauración), que es la salida principal de muchos de nuestros vinos, principalmente, aunque no solo, de los que incorporan mayor valor añadido.

Regulación del mercado

Además de estas medidas de apoyo para reequilibrar el mercado, el Real Decreto aprobado incorpora otras medidas de regulación, como limitaciones de los rendimientos máximos de uva por hectárea para vinos con D.O.P., que deberán comunicarse por el Consejo Regulador a los vitivinicultores antes de este 30 de junio, así como, en su caso, un posible incremento del volumen de alcohol exigido en los subproductos resultantes de la elaboración del vino (destilación de prestaciones vínicas), si la situación del mercado en cada campaña así lo recomendase.

Respecto a este último punto, el RD señala en concreto, en una disposición adicional quinta, que “cuando las disponibilidades de vino para una campaña determinada sean superiores a la media de las últimas cinco campañas, el MAPA podrá incrementar el volumen de alcohol que deben de contener los subproductos hasta una cantidad no superior al 15% del volumen de alcohol contenido en el vino del que procede. A estos efectos, las disponibilidades de vino se establecerán a partir de la información sobre existencias y cosecha estimada disponibles a 15 de agosto.

Norma de comercialización

El real decreto recoge también en una disposición final la modificación del RD 774/2014, por el que se desarrolla la aplicación del artículo 167 del Reglamento (UE) 1308/2013 y se fijan los requisitos y el contenido de una norma de comercialización en el sector del vino.

Esta medida, que se aplicaría en caso de necesidad a todas las parcelas y a todas las campañas, contempla que las uvas de vinificación que se destinen a bodegas para su transformación en vino, deberán proceder de parcelas en las que los rendimientos por hectárea nunca superen los 18.000 kg/ha para uva tinta y 20.000 kg/ha para uva blanca.

Así se señala que “en el caso en el que las uvas de las parcelas de viñedo destinado a la producción de vino no cumplan con el requisito descrito en el párrafo anterior y sean vendimiadas, no podrán destinarse a la producción de vino, y sólo podrán destinarse exclusivamente a la elaboración de mosto, vinagre o a la destilación para alcohol de uso de boca, usos industriales y energéticos. Para que puedan destinarse a dichos usos, el elaborador de mosto, de vinagre o el destilador deberá acreditar que el producto de la transformación de estas uvas ha sido eliminado totalmente del canal del mercado del vino”.

En el caso de uvas de vinificación amparadas dentro de una D.O.P., el rendimiento máximo admitido será el establecido dentro de cada Denominación, debiendo la autoridad competente en cada caso efectuar los controles necesarios para garantizar el cumplimiento de este precepto e imponer en caso de incumplimiento las sanciones que se deriven de la legislación vigente en la materia.

Según el MAPA, todas ellas consolidan el apoyo a un sector que, antes de esta crisis sanitaria, ya estaba siendo afectado desde el pasado 18 de octubre por los efectos de los incrementos arancelarios, activados por el gobierno de Estados Unidos, en relación a ciertos productos agroalimentarios, entre los que se encuentra el vino tranquilo envasado de graduación alcohólica igual o inferior a 14% vol.

Las medidas se adoptan con la mayor urgencia posible, aprovechando las posibilidades que ofrecen los reglamentos comunitarios, publicados con motivos de la pandemia, y que responden a muchas de las peticiones realizadas por España.

Con estos apoyos, el MAPA respalda decididamente a un sector fundamental para la economía agraria española, cuyo valor de producción, solo en origen, supera los 1.200 millones de euros, constituyendo más del 4% de la producción vegetal.

Flexibilización de requisitos

Por otra parte, el Consejo de Ministros aprobó también este 9 de junio, a propuesta del MAPA, la modificación de 4 reales decretos reguladores del sector de las frutas y hortalizas y el vino, con el fin de adaptar la normativa nacional a las excepcionales circunstancias vividas por estos sectores, derivadas de la pandemia producida por el Covid-19.

Estas modificaciones afectan al RD 532/2017, por el que se regula el reconocimiento y el funcionamiento de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas; al RD 1179/2018, por el que se regulan los fondos y programas operativos de estas mismas organizaciones de productores; al RD 1338/2018 por el que se regula el potencial productivo vitícola, y al RD 1363/2018 para la aplicación de las medidas del programa de apoyo 2019-2023 al sector vitivinícola español (PASVE).

Potencial productivo vitícola

En el régimen de autorizaciones de viñedo, las modificaciones introducidas evitarán, según el MAPA, que los viticultores y titulares de autorizaciones de viñedo vean mermados sus derechos, tras haberse visto abocados a inevitables retrasos en los procedimientos de autorización, y enfrentado a grandes dificultades para realizar las labores del cultivo del viñedo.

Con esta modificación de la normativa reguladora del potencial productivo vitícola se retrasan algunos plazos del procedimiento de concesión de autorizaciones de nuevas plantaciones.

Por una parte, se aplaza hasta el 4 de mayo de 2021 la vigencia de las autorizaciones de nueva plantación y replantación que vencen en 2020, así como el vencimiento de los arranques comprometidos en autorizaciones de replantación anticipada que caducan en 2020.

En segundo lugar, se amplía en una campaña más la vigencia de los derechos de replantación y las autorizaciones de conversión de derechos que caducan en la campaña 2019/2020, dándose la posibilidad a las CC.AA. para que realicen los controles sobre el terreno de los arranques de cepas, con posterioridad a la notificación de la resolución de arranque.

Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola

En lo relativo al Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE), los cambios establecidos afectan a las medidas de promoción en terceros países, restructuración y reconversión de viñedo e inversiones, y vienen a resolver los problemas existentes para la ejecución de las operaciones y proyectos en curso, que finalizan en el ejercicio financiero 2020, y se han visto paralizados o afectados por el estado de alarma.

Según el MAPA, mediante la inclusión de la fuerza mayor, se aporta más seguridad jurídica a las entidades gestoras de las diferentes medidas a la hora de resolver expedientes, además de facilitar el acceso a la ayuda a los beneficiarios, y la flexibilización de determinados procedimientos y plazos consecuencia de la actividad paralizada por el estado de alarma.

Consulta los RD publicados en el BOE 10/06/20 aquí y aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

El stock de vino en España a 30 de abril quedó en 42,3 Mhl, un 7% menos que un año antes

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Las existencias iniciales de vino y mosto sin concentrar en manos de grandes productores (referencia histórica de igual o más de 1.000 hl de producción) y de almacenistas comenzaron el mes de abril en casi 48,15 Mhl, de los cuales 44,63 millones eran de vino y 3,52 millones de mosto s.c., con el añadido de otros 250.000 hl más de otros productos derivados del mosto, elevando este stock a 48,4 millones, según el avance estadístico del Sistema de Información del Mercado del Vino (Infovi) de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), organismo del Ministerio de Agricultura.

A 30 de abril, el stock vitivinícola descendía a casi 45,5 Mhl, de los que 42,32 millones eran de vino y casi 3,18 millones de mosto sin concentrar, junto con otros casi 249.100 hl de otros derivados del mosto, con lo que las existencias acabaron el mes en torno a 45,75 millones.

Es decir, las existencias de vino y mosto descendieron a lo largo del mes de abril un 5,1%, frente al 5,7% de marzo % que bajaron en marzo, y en casi 2,7 millones, frente a 2,93 millones del mes anterior.

En vino, el stock bajó casi un 5,2% y 2,31 Mhl, frente a la caída de un 5,4% y de 2,5 Mhl de marzo, para quedar en 42,3 millones; el mosto sin concentrar rebajó existencias un 9,8% (-10% en marzo), con 344.453 hl menos (-390.000 hl un mes antes), quedando en casi 3,18 millones, y los otros derivados del mosto un 0,42% (-0,75% en marzo) y en poco más de 1.000 hl (casi la mitad que en marzo), quedando en algo más de 249.000 hectolitros.

Las existencias de vino a finales de abril de 2019/20 en manos de grandes productores caían casi un 5,6% y en 2,33 millones de hectolitros para quedar en poco más de 39,6 millones, mientras que los almacenistas guardaban 2,7 Mhl, un 0,85% y casi 23.000 hl más a finales de ese mes.

De este volumen en stock, a 30 de abril, unos 22,58 Mhl (-5,2% y casi 1,24 millones menos) eran de vino tinto/rosado a granel; casi 13,62 Mhl (-7,24% y cerca de 1,1 millones menos) a vino blanco a granel; casi 3,26 Mhl (-0,7% y cerca de 23.100 hl menos) a vino blanco envasado, y 2,86 Mhl (+0,77% y 21.847 hl más) a vino tinto/rosado envasado.

Castilla-La Mancha

El desglose detallado de los stocks por CC.AA. y tipos de vino se incluyen en los archivos adjuntos, aunque cabe destacar que Castilla-La Mancha, la principal Comunidad productora a nivel nacional, europeo y mundial, disminuyó su volumen de existencias de vino y mosto sin concentrar un 8,1% y en cerca de 1,5 millones hectolitros, pasando de 18,5 millones a 1 de abril a 17 millones a día 31, según el avance datos del Infovi, apenas cerca de 150.000 hl menos que el mes anterior.

Este descenso representa cerca de 56% del descenso total a nivel nacional durante marzo, representando su stock vitivinícola acumulado a finales de ese mes un 38,4% del existente en todo el país.

De ese volumen, un 7,87% y 1,21 millones menos correspondieron al descenso en vino, representando un 52,4% del recorte total a nivel nacional, quedando en casi 14,16 millones en stock (33,5% del total nacional).

En mosto sin concentrar, las existencias en esta Comunidad se redujeron durante abril un 8,95% y en 282.405 hl, equivalente a casi un 83,8% del recorte total nacional en este producto y, a su vez, equivalente a un 89,9% del stock total nacional que había del mismo a finales del pasado mes de abril.

Existencias iniciales y finales de vino y mosto s.c. Abril 2020. Campaña 2019/20

Existencias abril 2020 (hl)

Stock inicial (1 abril)

Stock final (30 abril)

Diferencia vol. (hl)

Diferencia (%)

1.Total vino + mosto s.c.

48.149.988

45.498.273

-2.651.715

-5,51%

1.a. Total vino

44.628.051

42.320.789

-2.307.262

-5,17%

Tinto-rosado

26.659.393

25.444.409

-1.214.984

-4,56%

-A granel

23.817.566

22.581.735

-1.235.831

-5,19%

-Envasado

2.840.827

2.862.674

+21.847

+0,77%

Blanco

17.961.658

16.876.380

-1.085.278

-6,04%

-A granel

14.680.071

13.617.883

-1.062.188

-7,24%

-Envasado

3.281.587

3.258.497

-23.090

-0,70%

Grandes productores

41.943.512

39.613.302

-2.330.210

-5,56%

Almacenistas

2.684.539

2.707.487

+22.948

+0,85%

1.b. Total mosto s.c.

3.521.937

3.177.484

-344.453

-9,78%

Tinto/rosado

619.092

532.286

-86.806

-14,02%

Blanco

2.902.845

2.645.198

-257.647

-8,88%

Grandes productores

3.504.768

3.167.735

-337.033

-9,62%

Almacenistas

17.169

9.749

-7.420

-43,21,%

Fuente: Infovi/MAPA. Fecha de extracción, 26 de mayo de 2020.

Comparativa

En la comparativa respecto a las mismas fechas de la campaña 2018/19 anterior, las existencias de vino a 1 de abril de este año eran un 8,23% y 4 millones inferiores a las de ese mismo mes de la campaña anterior, pasando de 48,6 millones a 44,6 millones de hectolitros, con descensos principalmente en los graneles de vino blanco (-17,4% y 3,1 millones menos), que bajaron a 14,7 Mhl, y, en mucho menor cuantía, de vino tinto/rosado (-4% y un millón menos) para quedar en 23,8 millones.

Por el contrario, en relación a 1 de abril de 2019 aumentaban tanto los envasados de vino tinto/rosado (sobre 100.000 hl, hasta 2,8 Mhl), como los de vino blanco (sobre 100.000 hl más, quedando en 3,3 Mhl, según los datos del Infovi).

A 30 de abril y en comparación con esa misma fecha del año anterior, las existencias de vinos bajaban de 45,5 Mhl a 42,3 millones, reduciéndose el stock un 7,03% y en 3,2 millones.

Las caídas mayores se concentraban en los vinos a granel, sobretodo blancos, que eran un 16% y 2,6 millones inferiores, hasta quedar en 13,6 millones, mientras que en vinos tintos/rosados, su stock respecto a 30 de abril de 2019 quedaba un 2,6% por debajo y con alrededor de 600.000 hl menos, hasta 22,6 millones.

Por su parte, el stock en vinos envasados subían se mantenía en 3,3 Mhl en vinos blancos y aumentaba alrededor de un 3,6% y en 100.000 hl en tintos/rosados, quedando en 2,9 millones, según el registro del Infovi.

Existencias iniciales de vino. Productores de 1.000 hl y almacenistas. Abril 2019 y 2020. Campaña 2019/20 vs. 2018/19

Vino

Abril (Mhl)

(%) Dif. abril 19/20-18/19

Var. abril (Mhl) 19/20-18/19

2018/19

2019/20

Blanco envasado

3,2

3,3

+3,1%

+0,1

Tinto/rosado envasado

2,7

2,8

+3,7%

+0,1

Blanco a granel

17,8

14,7

-17,4%

-3,1

Tinto/rosado a granel

24,8

23,8

-4,0%

-1,0

Total global

48,6

44,6

-8,23%

-4,0

Fuente: Infovi/MAPA. Fecha de extracción, 26 de mayo de 2020. Volúmenes en poder de grandes productores (1.000 hl) y almacenistas.

Existencias finales de vino. Productores de 1.000 hl y almacenistas. Abril 2019 y 2020. Campaña 2019/20 vs. 2018/19

Vino

Abril (Mhl)

(%) Dif. abril 19/20-18/19

Var. abril (Mhl) 19/20-18/19

2018/19

2019/20

Blanco envasado

3,3

3,3

+0%

+0,0

Tinto/rosado envasado

2,8

2,9

+3,6%

+0,1

Blanco a granel

16,2

13,6

-16,0%

-2,6

Tinto/rosado a granel

23,2

22,6

-2,6%

-0,6

Total global

45,5

42,3

-7,03%

-3,2

Fuente: Infovi/MAPA. Fecha de extracción, 26 de mayo de 2020. Volúmenes en poder de grandes productores (1.000 hl) y almacenistas.

Por último, las existencias de otros derivados del mosto apenas variaban en abril, restando solo un 0,42% y poco más de 1.000 hl para quedar en 249.087 hectolitros, de los cuales 162.764 hl (-4,83% y 8.251 hl menos) eran de mosto concentrado; 77.750 hl de mosto concentrado rectificado (+11,5% y 7.993 hl más) y 8.573 hl de mosto parcialmente fermentado (-8,44% y 791 hl menos).

Existencias iniciales y finales de otros productos. Abril 2020. Campaña 2019/20

Otros productos

Inicial (hl)

Final (hl)

Dif. (%)

Dif. (hl)

Mosto concentrado

171.015

162.764

-4,83%

-8.251

Mosto concentrado rectificado

69.757

77.750

+11,45%

+7.993

Mosto parcialmente fermentado

9.364

8.573

-8,44%

-791

Total otros productos

250.136

249.087

-0,42%

-1.049

Fuente: Infovi/MAPA. Fecha de extracción, 26 de mayo de 2020.

Documentos del Infovi aquí aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.


En abril salieron casi 3,8 Mhl de vino al mercado en plena pandemia del Covid-19

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto al final del texto.

Según los últimos datos del Sistema de Información del Mercado del Vino (Infovi) durante el pasado mes de abril se contabilizaron unas salidas de vino de 3,78 Mhl. De este volumen, casi 2,33 Mhl (61,8%) fueron a cubrir las necesidades de la demanda interna de consumo y casi 1,44 Mhl (38,2%) se destinaron al mercado exterior. Teniendo en cuenta que abril fue el mes central de la pandemia del Covid-19 en nuestro país, con el estado de alarma en pleno apogeo, el confinamiento de la población y el cierre de negocios del canal de restauración, hostelería y catering (Horeca) y del enoturismo, estaba más que descontado que los volúmenes de salidas al mercado iban a ser inferiores este mes a los del mes anterior, como así ha sido.

Sin embargo, la primera impresión (aunque las interpretaciones y las visiones son subjetivas) es que este descenso, con todo ese cúmulo de condicionantes y en base a tales datos estadísticos, es bastante considerable, pero inferior del que en principio cabría esperar.

En relación a marzo, las salidas totales de vino, es decir, la comercialización del mismo un mes después, fueron un 16,4% y 740.000 hl inferiores a las contabilizadas entonces. De este descenso, la demanda interior absorbió un 20,2% y 590.000 hl menos y a exportación se destinó un 10% y 160.000 hl de vino menos.

Lo que vaya a suceder con las cifras de comercialización en mayo es todavía una incógnita, aunque nada hace pensar que vayan a ser mejores o mucho mejores que las de abril. Las dificultades para los operadores de vino continuaron en ese mes y se necesitará mucho más tiempo y apertura, junto a una mayor dosis de confianza en los mercados para volver a una situación pre-Covid-19 o similar.

Abril comenzó con unas existencias iniciales de 44,63 Mhl de vino y de 3,52 Mhl de mosto sin concentrar en manos de los grandes productores (referencia histórica media de igual o más de 1.000 hl) y almacenistas. En conjunto, con un stock vitivinícola de más de 48,2 Mhl, si sumamos también unos 150.000 hl de otros derivados del mosto.

Durante dicho mes se produjeron aún 11.320 hl de vino, de los cuales 9.802 hl fueron de tinto/rosado (9.238 hl en la Comunidad Valenciana; 470 hl en Castilla-La Mancha, y 4 hl en Aragón) y 1.518 hl de blanco (1.255 hl en la Com. Valenciana y 263 hl en Andalucía).

La producción de vino acumulada en la campaña 2019/20 (de 1 de agosto a 30 de abril) por parte de los grandes productores apenas experimenta cambios. Ascendió a 32.990.963 hl, de los que casi 17,44 millones (52,86% del total) fueron de vino tinto/rosado y 15,55 Mhl (47,14%) de vino blanco. Esta producción resultó de una entrada de uva para vinificación en bodega de 4,93 millones de toneladas, de las cuales 2,62 millones (53,14%) lo fueron de uva blanca y 2,31 millones (46,86%) de uva tinta.

Durante todo el mes de abril, el Infovi registró unas entradas de vino procedentes de España de casi 1,56 Mhl, casi un 27% y 570.000 hl menos que en el mes anterior. De éstas, 836.345 hl fueron de vino tinto/rosado a granel; otras 528.906 hl de vino blanco a granel, 105.443 hl de vino tinto/rosado envasado, y 87.377 hl de vino blanco envasado. Del volumen total, 1,23 Mhl correspondieron a grandes productores y 327.695 hl a almacenistas.

En ese mes desde otros países entraron al mercado español 9.736 hl de vino, un 52,9% y 10.950 hl menos que en marzo, de los cuales 8.093 hl (51,93% y 8.738 hl menos que entonces) llegaron del resto de países de la UE y 1.643 hl (57,5% y 2.212 hl menos) de terceros países.

De estos volúmenes de entrada de vino del exterior, unos 4.960 hl correspondieron a vino tinto/rosado a granel; 3.395 hl a vino blanco a granel; 1.063 hl de vino tinto/rosado envasado, y 318 hl de vino blanco envasado. Los grandes productores realizaron compras en el exterior de 9.051 hl, un 52,3% y 9.908 hl menos que en marzo, y los almacenistas de 685 hl, un 60,3% y 1.042 hl menos.

Salidas de vino

De los casi 3,77 Mhl contabilizados por el Infovi de salidas de vino al mercado, como se ha señalado, casi 2,33 millones fueron a atender la demanda de consumo interno y casi 1,16 millones fueron al mercado exterior.

De las salidas interiores, la mayor parte, con casi 2,25 Mhl, un 18,5% y alrededor de 510.000 hl menos que en marzo, fueron a atender las necesidades de consumo de destinos distintos a destilería y vinagrería; otros 53.019 hl, un 59,3% y 77.330 hl menos que entonces, a la destilación alcohólica, y 28.992 hl, un 6,2% y 1.926 hl menos, a la industria fabricante de vinagre.

En la comparativa respecto a ese mismo mes de la campaña anterior 2018/19, los envíos de vino en abril hacia la destilación de alcohol fueron un 73,4% y 146.000 hl inferiores, pues entonces se desviaron 199.000 hl hacia este destino. De ese volumen, 43.000 hl (-67,9%) fueron de vino blanco y apenas 10.000 hl (-84,4%) de vino tinto/rosado.

En los nueve primeros de la actual campaña (agosto-abril), se enviaron 1.432.000 hl de vino a destilaría, frente a 1.604.000 hl en la actual 2019/20, un 10,7% y 172.000 hl menos. De este volumen, 1,22 Mhl (-15,1%) fueron vino blanco y 212.000 hl (+27,7%) de vino tinto/rosado.

En el destino vinagrería, la diferencia entre abril de 2019 y de 2020 fue de 6.000 hl de vino. En abril, se llevaron a la fabricación de vinagre 23.000 hl de vino, frente a los 29.000 hl de ese mes de 2019, un 20,7% menos. De este volumen 22.000 hl fueron de vino blanco, un 18,5% y sobre 5.000 hl menos que en ese mes de 2019, y casi 1.000 hl de vino blanco, prácticamente la mitad que en abril de 2019.

No obstante, en el acumulado anual (agosto-abril), el volumen de vino para vinagrería fue de unos 212.000 hl, un 31,7% y 51.000 hl más que en el mismo periodo de la campaña anterior, de los cuales 193.000 hl (+30,4%) procedieron de vino blanco y apenas 19.000 hl (+72,7%) de vino tinto/rosado.

En relación al mercado exterior, en abril salieron casi 1,44 Mhl de vino en total. A otros países comunitarios se destinaron casi 1,16 Mhl y otros 279.379 hl a terceros países. En el acumulado de los nueve primeros de la campaña 2019/20, con datos orientativos, las ventas al exterior sumarían 14,77 Mhl, un 10,6% y 1,42 millones más que en el mismo periodo de la campaña anterior.

El Infovi suma también unas exportaciones de mosto sin concentrar de 76.639 hl, un 19,1% y casi 14.000 hl más que en marzo, realizados por los grandes productores, de las cuales 74.665 hl (+25,2%) fueron a países de la UE y 1.974 hl (-35,6%) a terceros países.

La exportación de mosto s.c. en estos nuevo primeros meses de campaña, según datos orientativos del Infovi, fue de 623.000 hl, un 11,6% y alrededor de 82.000 hl inferior al del mismo periodo de 2018/19.

A este volumen de mosto s.c. se suman en abril otros 43.591 hl de otros derivados del mosto (32.599 hl de mosto concentrado; 10.765 hl de mosto concentrado rectificado y 227 hl de mosto parcialmente fermentado), de los que 34.642 hl fueron a otros países de la UE y 8.949 hl a terceros países.

Por último, las existencias de vino a 30 de abril, transcurridos dos tercios del total de la vigente campaña 2019/20, se situaron en 42,32 Mhl en manos de grandes productores y almacenistas. Esto supone prácticamente un 7% y 3,2 millones menos que en el mismo periodo de la campaña anterior.

Movimientos de vino y mosto s.c. Abril 2020. Campaña 2019/20

Vino

Vino abril 2020

Mosto s.c. abril 2020

Existencias iniciales (1/04)

Hectolitros

Hectolitros

-Productores ≥1.000 hl

41.943.512

3.504.768

-Almacenistas

2.684.539

17.169

Total existencias iniciales

44.628.051

3.521.937

Entrada de uva

Kilogramos

Kilogramos

-Tinta

-

-

-Blanca

-

-

Total entrada uva

-

-

Producción de vino

Hectolitros

Hectolitros

-Tinto/rosado

9.802

-

-Blanco

1.518

-

Total producción vino

11.320

-

Entradas de vino de España

1.558.071

-

-Productores ≥1.000 hl

1.230.376

-

-Almacenistas

327.695

-

-Tinto/rosado

 

-

    -A granel

836.345

-

    -Envasado

105.443

-

-Blanco

 

-

    -A granel

528.906

-

    -Envasado

87.377

-

Entradas vino de otros países

9.736

-

    -Resto de la UE

8.093

-

    -Terceros países

1.643

-

-Productores ≥1.000 hl

9.051

-

-Almacenistas

685

-

-Tinto/rosado

 

-

    -A granel

4.960

-

    -Envasado

1.063

-

-Blanco

 

-

    -A granel

3.395

-

    -Envasado

318

-

Total salidas de vino

3.768.733

-

-Interiores

2.329.698

-

    -Distintas destilería/vinagrería

2.247.687

-

    -Destilería

53.019

-

    -Vinagrería

28.992

-

-Exteriores**

1.439.035

76.639

    -Unión Europea

1.159.656

74.665

    -Terceros países

279.379

1.974

Existencias finales (30/04)

 

 

-Productores ≥1.000 hl

39.613.302

3.167.735

-Almacenistas

2.707.487

9.749

Total existencias finales

42.320.789

3.177.484

-Tinto/rosado

25.444.409

532.286

    -A granel

22.581.735

532.286

    -Envasado

2.862.674

-

-Blanco

16.876.380

2.645.198

    -A granel

13.617.883

2.645.198

    -Envasado

3.258.497

-

Fuente: Infovi/MAPA. Extracción a 26 de mayo de 2020. **Solo los volúmenes declarados por los operadores obligados y con carácter orientativo.

Documentos del Infovi aquí y aquí.

Artículo con tablas aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.


El enoturismo se ofrece como una potente alternativa en el verano del Covid

 Publicado el por Federación Española del Vino (colaborador)

 (photo: )

En los últimos días, a medida que ha ido avanzando el Plan de Desescalada del Gobierno, buena parte de las bodegas y museos del vino de nuestro país están reabriendo sus puertas a los turistas nacionales, preparadas para afrontar con garantías la temporada veraniega como una potente alternativa turística para aquellos que quieran huir de destinos masificados y opten por espacios abiertos y enclaves naturales en el medio rural.

Esta temporada, además, la actividad enoturística española se verá reforzada con nuevas medidas para evitar el contagio de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, gracias a las guías oficiales publicadas la semana pasada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR) a través del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). Las guías, que se pueden descargar gratuitamente a través de la web del MINCOTUR, recogen una serie directrices y recomendaciones específicas para las visitas a bodegas y otras actividades que forman parte de la oferta enoturística.

Estas guías han contado con las aportaciones de diversas organizaciones sectoriales, entre ellas la FEV, y recogen muchas de las recomendaciones incluidas en un documento interno circulado a los asociados hace unas semanas. Asimismo, para reforzar la difusión de las guías, desde la FEV, en colaboración con Wine Tourism School, se ha organizado un seminario el próximo 11 de junio para detallar y explicar las nuevas directrices higiénico sanitarias y de seguridad para la reapertura del enoturismo en España. En apenas dos días se ha completado el aforo, por lo que ha sido necesario habilitar una lista de espera para el resto de bodegas interesadas. 

Precisamente hace unos días, el presidente y el director general de la FEV se reunían de manera virtual con el ministro Luis Planas para pedirle, entre otras cosas que se contemplase específicamente al enoturismo en el plan de desescalamiento de las diferentes actividades económicas, ya que para muchas bodegas el enoturismo español es una fuente de ingresos notable, así como una oportunidad de venta directa de sus vinos y de potenciar su imagen, además de generar riqueza en el medio rural.

Medidas necesarias que no acaban de contentar a nadie

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Si bien el Real Decreto que adoptara la puesta en marcha de medidas extraordinarias en el sector del vino para hacer frente a la crisis causada por la pandemia de Covis-19 era una exigencia ampliamente demandada por el sector, la publicación del RD 557/2020 podríamos decir que no ha dejado a nadie totalmente contento.

Unos, porque consideran que los plazos para su propia aplicación son extremadamente cortos. Recordemos que antes del 23 de este mes deberán presentarse las solicitudes en las comunidades autónomas para cualquiera de las medidas. Que su prorrateo, en el más que probable caso de que exista, será dado a conocer por el Ministerio no más allá del 17 de julio. Y el pago de la ayuda deberá haberse producido antes del 15 de octubre.

A otros, porque la ayuda la consideran insuficiente. Para el caso de la destilación es de 0,4 €/litro para el caso de que se trate de vino amparado por alguna denominación de origen y de 0,3 €/l para aquellos que no lo estuvieran, más un suplemento por desplazamiento de 0,005 €/l para el caso de que la distancia entre bodega y destilería sea superior a 150 kilómetros e inferior a 300 y de 0,01 €/l para distancias superiores. De 0,027 €/hl/día para la inmovilización y del sesenta por ciento del precio medio de la uva de las últimas tres campañas para la cosecha en verde.

A la mayoría, porque su volumen (2 Mhl de destilación (0,5 Mhl con D.O.P. y 1,5 para aquellos sin ella), 2,25 Mhl para el almacenamiento de 2 Mhl de vino con D.O.P. y 0,25 con I.G.P) no resuelve el problema de excedentes que esta situación anómala del mercado (y que viene a unirse a las trabas arancelarias de Estados Unidos y las incertidumbres del mercado británico) ha generado entre los operadores.

Y, a la totalidad, porque el origen de los fondos con los que se van a financiar, estimados en 90,5 M€, provienen de los que ya contaba el sector en su Plan de Apoyo para la campaña 20/21. La mayoría (40%) de ellos procedentes de los inicialmente destinados a la reestructuración y reconversión del viñedo, el 30% de las ayudas a la promoción en terceros países y otro 30% de la medida de inversiones.

Tampoco ha contentado mucho a las denominaciones de origen la confusión provocada con el famoso art. 37, por el que sus Consejos Reguladores debían modificar sus normas de campaña, disminuyendo sus rendimientos máximos. Circunstancia que no es exacta, ya que el Real Decreto tan solo aconseja, por corresponsabilidad con la situación, proceder a esta inclusión en sus medidas de campaña, pero no obliga a hacerlo, siempre y cuando ya figuren en sus reglamentos y no excedan de 18.000 kilos en variedades tintas y 20.000 en blancas.

Para el caso de que la disponibilidad a 15 de agosto exceda a la media de las últimas cinco campañas, el contenido alcohólico de los subproductos deberá ser del 15%.

Sumándose a ese sentimiento de insuficiencia, el Consejo de FIAB ha instado a Nadia Calviño a adoptar medidas que fomenten la competitividad de la industria. Entre otras, la Federación pide promover la unidad de mercado y evitar regulaciones que resten competitividad a la industria de alimentación y bebidas.

Asimismo, la FIAB le ha pedido al Gobierno, a través de la vicepresidenta Calviño, que trabaje por la recuperación de la confianza de los ciudadanos para el impulso del consumo, la reapertura de la hostelería en condiciones de seguridad, la atracción del turismo y la promoción de los productos españoles en el extranjero.

Para ello se ha solicitado que desestime la imposición de impuestos al consumo y

tenga en cuenta sus propuestas en la toma de decisiones, al tratarse de un sector estratégico.