Topic:

El plazo para renovar el registro de operadores ante la FDA de Estados Unidos expira el próximo 31 de diciembre

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El vino en EE.UU. (photo: )

El vino en EE.UU.

Las elecciones norteamericanas del pasado 8 de noviembre, que determinaron que el magnate Donald Trump, sea a partir del próximo 20 de enero el nuevo presidente de Estados Unidos por un periodo de cuatro años, podría hacer más perentorio, si cabe, el plazo que hasta el 31 de diciembre tienen todos los operadores de productos agroalimentarios, incluidos los que exportan vinos hacia ese destino para su consumo en el mercado norteamericano, para renovar su registro ante la Food and Drug Administration (FDA), según la Food Safety Modernization Act (FCSMA).

Desde la Federación Española del Vino (FEV) se viene recordando e insistiendo en que todos los operadores que tengan establecimientos registrados ante la FDA deben renovar su registro. El plazo de esta renovación se abrió el pasado 1 de octubre y llega hasta el 31 de diciembre de 2016.

En tal registro deberán incluirse todas las instalaciones (estadounidenses o extranjeras) de procesado, envasado, etiquetado y almacenamiento de productos alimenticios destinados para su consumo en el mercado norteamericano. El fin es determinar la ubicación y la fuente de un hipotético incidente de bioterrorismo o un brote de enfermedades transmitidas por alimentos, así como para notificar rápidamente a las instalaciones que pudieran verse afectadas.

En caso de no realizarse ninguna renovación o no recibir una confirmación por parte de la FDA, esta autoridad puede proceder a eliminar el registro anterior y, por tanto, la empresa afectada y que se encuentre en esa situación no podrá exportar sus productos a Estados Unidos desde el 1 de enero de 2017.

El registro es obligatorio para las empresas productoras y fabricantes, envasadoras y almacenistas que sean nacionales o extranjeros. Hay que tener en cuenta las personas que pueden realizar el registro, las solicitudes a través de intermediario y los nuevos requisitos de la FDA para el registro.

La vendimia 2016 en la región de Borgoña

 Publicado el por Bureau Interprofessionnel des Vins de Bourgogne (colaborador)

FOTO: BIVB / www.armellephotographe.com (photo: )

FOTO: BIVB / www.armellephotographe.com

A las gentes de la región vitivinícola de Borgoña les gustan las historias con un final feliz. Los vinos de la añada 2016 harán que ese deseo se cumpla, exhibiendo una calidad que pocos esperaban dados los complicados inicios de la campaña. Acontecimientos climáticos durante la primavera se llevaron gran parte de la cosecha, que sin duda estará entre las más cortas de los últimos 20 años. Afortunadamente, eso no ha impedido a los productores elaborar vinos que colmarán las expectativas de todos los amantes del vino de Borgoña.

La noche del 26-27 de abril de 2016 permanecerá en la memoria de todos los habitantes de Borgoña. Trajo consigo una helada tardía histórica, justo cuando las primeras hojas de la vid emergían. Mientras que hay zonas que están acostumbradas a este tipo de fenómenos, el impacto territorial que tuvo fue excepcional. Días antes, una fuerte granizada golpeó la parte sur de la región. Y el 27 de mayo, otro episodio de granizo barrió el Mâconnais y el norte de Borgoña. Una gran proporción de la vendimia quedó comprometida. Mientras que todo el mundo se esforzaba en preservar los racimos que se habían salvado y en cuidar las vides, nadie podía imaginar cómo terminaría la vendimia.

Durante el solsticio de verano del 21 de junio las cosas cambiaron de forma radical. Después de una primavera particularmente fría y húmeda, le llegó el turno al sol y al calor. Este cambio repentino permitió al viñedo recuperar parte de su vigor. Se compensó el retraso en el inicio del ciclo vegetativo.

Tras un exceso de agua, algunos puntos de la región experimentaron ahora sequía, que fue aliviada afortunadamente por algunas precipitaciones en septiembre, lo que permitió al fruto madurar en unas condiciones muy buenas. Así siguió hasta finales de octubre, concediendo a cada parcela la oportunidad de ser vendimiada en el momento ideal. La vendimia arrancó el 20 de septiembre y se prolongó durante un mes.

Las uvas que se recogieron estaban en condiciones óptimas, maduras y deliciosas. Otra sorpresa agradable fue que las viñas habían aprovechado al máximo el verano para crecer y esta abundante vegetación permite tener buenas previsiones para la añada 2017.

Los viñedos de la región presentaban, sin embargo, dos aspectos que contrastaban: o bien vendimias muy cortas o inexistentes en las parcelas afectadas por el granizo o las heladas; o buenos rendimientos en las zonas que se salvaron.

Durante el transcurso de la vinificación, el potencial cualitativo quedó rápidamente confirmado, con un equilibrio fantástico, que aportará a los vinos de 2016 elegancia, finura y estructura, tanto en tintos como en blancos. Es la inesperada característica de esta añada. En 2016, más que nunca antes, cada enólogo ha dejado su marca personal en sus vinos, lo que da cuenta de esta singular añada.

Los vinos:

Los vinos blancos de Borgoña de 2016 presentan su tensión característica. Hay en ellos buena materia que se expresará en plenitud una vez que la fermentación maloláctica se haya finalizado. La paleta aromática incluye fruta blanca, con evolucionará y se enriquecerá durante la crianza.

En el caso de los tintos, presentan un color profundo y brillante, con colores sorprendentemente intensos, revelando lo que el (todavía tímido) bouquet no sugiere todavía: van a ser vinos que proporcionarán placer. En boca son frescos y suaves, confirmando esa primera impresión, y subrayados por una buena amplitud. Aún serán necesarios algunos meses antes de que se pueda conocer la auténtica personalidad de estos vinos.

Respecto al vino Crémant de Bourgogne, los vinos base son redondos, sutiles y frescos. Muestran las características de sus respectivos terroirs, con un buen balance edificado sobre una acidez que está presente pero sin ser abrumadora. Podemos encontrar toda la paleta aromática del Chardonnay, desde los aromas más minerales típicos de la región del Auxerrois, hasta las notas de fruta blanca y flores blancas que caracterizan a la parte sur de la denominación. El Pinot Noir aporta vinos elegantes, con aromas de cereza. El Gamay es muy expresivo con un toque de acidez.

Traducción: Vicent Escamilla

Rusia confirma la subida de los impuestos especiales al vino a partir de 2017

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Rusia. (photo: )

Rusia.

Tal y como avanzó la SeVi, el Gobierno de la Federación Rusa presentó una propuesta para incrementar los impuestos especiales aplicado al alcohol, que afectan al vino y a otros bebidas. Así, llevó ante el Parlamento hace poco más de una semana un proyecto de ley para modificar la normativa fiscal con cambios en los tipos de los impuestos especiales del alcohol, que entrarán en vigor en  los próximos tres años, a partir del próximo 2017.

A continuación, información para suscriptores.

La Guia de vins de Catalunya

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

‘La Guia de vins de Catalunya’ se ha erigido en un perfecto fedatario de la actualidad del vino catalán, además de un acicate para el debate vitivinícola, gracias a las conclusiones a las que llega el equipo elaborador de la guía desde su primera edición, allá por 2008. Merece el reconocimiento por su contribución a la evolución del sector en Cataluña en estos, prácticamente, nueve años. Los expertos Jordi Alcover y Sílvia Naranjo son las caras más visibles de esta publicación que recoge los resultados de las catas a ciegas de 1.381 vinos, de 282 bodegas catalanas. La obra, de 496 páginas (íntegramente en catalán), incluye además de unas fichas de cata muy sintéticas y visuales, apostando por la sencillez, varios textos y reflexiones sobre el vino catalán, su evolución y su ubicación en el mercado. Defensa a ultranza de los vinos a partir de las variedades tradicionales/autóctonas, la apuesta por que las crianzas no enmascaren la fruta y la necesidad de aproximarse al consumidor son algunas de las conclusiones que se extraen de su lectura. También incluye cuatro relatos literarios, las clasificaciones (mejores vinos y los “descubrimientos”), así como la cata de vinos experimentales y de escuelas de viticultura y enología.

Autores: Jordi Alcover y Sílvia Naranjo
Editorial: Cossetània Edicions y El Punt Avui
Precio: 19,90 euros

Pedidos a los editores.

Las marcas de tiza, de las botas de vino a las etiquetas institucionales de la D.O.P. Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: Kiko Jimenez)

El Consejo Regulador de los Vinos de Jerez y Manzanilla lanzó el pasado mes de junio un concurso dirigido a aficionados, estudiantes y profesionales del mundo del diseño, en busca de la nueva etiqueta y cápsula para vestir los vinos institucionales que representan a la Denominación de Origen Origen Jerez, Xérès, Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda  en sus actos oficiales.

El Jurado del “Concurso Internacional de Diseño de Etiqueta del embotellado genérico de Vinos de Jerez”, compuesto tanto por miembros del departamento de comunicación del Consejo Regulador como  por profesionales de los diferentes ámbitos del diseño, ha decidido otorgar el Premio, dotado con 1.000 euros, a la propuesta de diseño presentada a concurso por el estudio creativo madrileño “+b”, compuesto por Bibiana Domecq, con 10 años de experiencia previos en marketing; y Blanca del Río, con un gran recorrido en el mundo del arte contemporáneo. Entre sus proyectos se encuentran las nuevas etiquetas de bodegas, ilustraciones para Loewe o Bvlgari, páginas webs tanto de instituciones como de artistas, además de numerosos trabajos de identidad de marca y branding; todos ellos con caracterizados por mantener una línea fresca, contundente y actual.

 En la elección del trabajo ganador se ha valorado la combinación de los principios y valores que inspiraron la creación de la nueva identidad corporativa (tradición, evolución y dinamismo), con la originalidad del diseño presentado, los símbolos a golpe de tiza, un valor diferencial para esta denominación de origen, la única que posee este tipo de distintivos para identificar en las botas cada una de las tipologías de los vinos de Jerez y Manzanilla.

La Creatividad, en la forma y en la idea de síntesis con las marcas de tiza, con un juego visual en el formato de la etiqueta, plasman la herencia y la tradición de la historia vitivinícola del Marco de Jerez  y el dinamismo, consigue a través de los espacios vacíos de la botella, dejando a la vista la "transparencia" del vino.

Debido a la calidad y al gran número de trabajos presentados, más de 200 diseños procedentes de 34 países, desde España, Holanda, Suecia, Alemania, EEUU e Italia a Egipto, Vietnam e India, el Jurado ha estimado oportuno presentar estas etiquetas durante La International Sherry Week, considerada la mayor celebración global en torno a los vinos de Jerez, con una repercusión internacional asombrosa, una treintena de países y más de 2000 eventos.