Topic:

El ‘motor’ mundial del vino es el Mare Nostrum

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Parte del pabellón en el que se exhibían los vinos españoles.
FOTO: Vinisud. (photo: Vinisud)

Parte del pabellón en el que se exhibían los vinos españoles. FOTO: Vinisud.

Si entendemos el concepto “vino mediterráneo” de calidad como el elaborado en Portugal, España, las regiones del sur de Francia, Italia, Grecia, Croacia, Turquía, etc.  y la cuenca sur del  Mare Nostrum, entonces es fácil comprender que sea una auténtica potencia, capaz de elaborar el 28,7% del vino en el mundo (dato referido a 2015) y que ese “vino mediterráneo” sea el responsable de una cuota similar (28,5%) de las exportaciones mundiales de vino.

Con tales magnitudes, el salón mundial del vino mediterráneo, Vinisud, se ha celebrado en la ciudad francesa de Montpellier (del 18 al 20 de febrero), atrayendo la atención de numerosos compradores internacionales, con gran presencia de agentes de compra de Norteamérica y delegaciones asiáticas. Los datos de la organización hablan de más de 30.000 visitantes internacionales, de 70 nacionalidades diferentes. No hay que olvidar que esta feria internacional es un auténtico escaparate del vino mediterráneo y que supone una ocasión única para estos compradores lejanos de encontrar una gran oferta (alrededor de 1.500 expositores con más de 2.000 referencias de vinos). 

Vinisud atrajo la atención de los grandes compradores mundiales hacia el vino mediterráneo. FOTO: Vinisud.

Vinisud atrajo la atención de los grandes compradores mundiales hacia el vino mediterráneo. FOTO: Vinisud.

Resulta hasta curioso comprobar cómo mientras muchos productores buscan perfiles más “atlánticos” para sus vinos, grandes motores del comercio internacional vitivinícola están atraídos fuertemente por vinos más sureños, siempre que sean capaces de transmitir identidad, origen, buena carga frutal, maduraciones óptimas, acideces y estructuras equilibradas… Vinos disfrutables y que hablen de paisajes en los que nació la cultura del vino, tal y como la entendemos actualmente.

Las cifras hablan por sí solas. Según el informe “Observatorio económico de los vinos mediterráneos en mercados internacionales”, elaborado por Wine Intelligence para Vinisud,  (con estadísticas referidas a vinos bajo D.O.P./I.G.P. de Portugal, España, Francia, Italia, Croacia, Eslovenia y Grecia; y vinos en general de Bosnia, Montenegro, Macedonia, Israel, Líbano, Turquía, Argelia, Egipto, Marruecos y Túnez), en 2016 se exportaron 29,7 millones de hectolitros de estos “vinos mediterráneos”, con un incremento del 1,2% en comparación con el mismo dato de 2015 y, lo que resulta más interesante, con alzas del 4,5% en términos de valor hasta los 9.200 millones de euros de reembolsos. ¿Premiumización?

Existen varios motores del crecimiento del vino mediterráneo. Uno de los más importantes, junto con el amplio abanico de variedades autóctonas de cada una de las zonas y de variedades presentes a lo largo de este Mediterráneo, como la Garnacha, la Syrah o la Monastrell; es la creciente aceptación que están teniendo los vinos espumosos (con espectacular desarrollo del prosecco italiano en los últimos años). Con mercados como Reino Unido, pero también EE.UU., Canadá y el norte de Europa, sedientos de burbujas y con ganas de acceder a alternativas de calidad y de momentos de consumo más relajados que los propios del Champagne. Un apunte, mientras que los vinos mediterráneos tranquilos crecieron un 1,8% en términos de valor (y cayeron un 0,4% en litros), sus hermanos espumosos (bien por método tradicional, ancestral o con segunda fermentación en grandes depósitos) crecieron un 17,4% en retorno económico y un 13% en litros.

Y parece claro que hay que seguir mirando hacia los países terceros de la UE, pues esos mercados exteriores crecen a un ritmo tres veces superior a los de la Unión Europea. De ahí la necesidad de contar con escaparates como Vinisud, en el que la presencia de vinos españoles, en su mayoría bajo el “paraguas” del ICEX ha ganado tanto en términos numéricos (alrededor de 60 expositores españoles), como en calidad expositiva, con un pabellón mejor iluminado y con diseños de stands mucho más acordes a los del conjunto de la feria. El salón fue, además, el escenario de la presentación del próximo concurso internacional Garnachas del Mundo, en el stand de los vinos del Rosellón, que se desarrollará del 12 al 14 de abril en la D.O.P. Terra Alta.

Vinisud, feria de la que La Semana Vitivinícola es mediapartner, ofrece, además de los contactos directos con productores y equipos comerciales de las bodegas y distribuidores, espacios de cata libre, en los que descubrir variedades, métodos de elaboración y productores, al margen de espacios específicos para destacar a jóvenes elaboradores, tendencias digitales en el mundo del vino y el enoturismo, aspecto en el que todavía tiene que crecer esta feria. En esta ocasión, la 14ª edición de Vinisud, la organización puso el foco en la sostenibilidad y el consumo ético del vino. Así en el salón pudimos comprobar una creciente tendencia, especialmente en vinos dirigidos al mercado británico, estadounidense y de los países nórdicos, tanto de vinos procedentes de viñas cultivadas en ecológico, como de elaboraciones basadas en la biodinámica, vinos “naturales” con mínima intervención, incluso vinos veganos o referencias que hacían de la responsabilidad social un argumento de venta adicional al vino en sí mismo.

Para la próxima edición de 2019 el atractivo de Vinisud se verá incrementado, pues se celebrará en la ciudad de París (10-12 de febrero en Paris Expo Porte de Versailles) y generará una auténtica semana del vino, junto con VinoVision Paris (salón internacional de los vinos septentrionales, que transcurrirá de forma conjunta) y  el preludio de los World Wine Meetings, también en París del 6 al 9 de febrero. El acuerdo supone que tanto Vinisud como VinoVision se celebrarán de forma conjunta los años impares, mientras que la celebración en los años pares será por separado.

Los salones Enomaq, Oleomaq, Tecnovid y Oleotec 2019 abren el plazo de preinscripción

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Feria de Zaragoza se convierte en el escaparate de referencia internacional del sector agroalimentario con la celebración conjunta de Enomaq, Oleomaq, Tecnovid y Oleotec, del 26 de febrero al 1 de marzo de 2019. La maquinaria más puntera de la industria del vino, así como la maquinaria y tecnologías aplicadas a la industria del aceite, se exhibe en este salón, de talla y referencia internacional, en el que los profesionales tienen una oportunidad inmejorable para descubrir y conocer in situ los principales equipos, proyectos de investigación y propuestas técnicas.

El comité organizador de Enomaq, Oleomaq, Tecnovid y Oleotec, formado por más de veinte empresas, asociaciones y entidades del sector, entre las que figura La Semana Vitivinícola desde su primera edición, se reunió el pasado 6 de febrero para diseñar las líneas de actuación de la edición de 2019. En la reunión se presentó la edición más ambiciosa del certamen, en la que destaca un amplio programa de jornadas, actividades y debates técnicos.

En las páginas web de los salones es posible ya descargar los formularios para realizar la preinscripción en estos encuentros internacionales. Enomaq | Oleomaq

Más información en la página web www.enomaq.es

Modificación de la pared celular de diferentes variedades de vid mediante el uso de elicitores

 Publicado el por D.F. Paladines-Quezada (colaborador), A.B. Bautista-Ortín (colaborador), J. D. Moreno-Olivares (colaborador), J. I. Fernández-Fernández (colaborador), J.A. Bleda-Sánchez (colaborador), R. Gil-Muñoz (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

Uno de los requisitos para la obtención de vinos tintos de calidad es la presencia en alta concentración de compuestos fenólicos (CF) procedentes de las uvas, ya que juegan un papel fundamental en las características funcionales y sensoriales de los mismos. Este hecho ha sido corroborado en numerosos estudios realizados en los que se ha demostrado su relación con el color, uno de los aspectos organolépticos más importantes o astringencia, cuerpo o amargor [1]. Además, a estos compuestos se les ha atribuido propiedades antioxidantes, de tal manera que una elevada ingesta de estos compuestos, confiere cierta protección ante enfermedades cardiovasculares [2] entre otras.

Existen estrategias para incrementar el contenido de CF en las uvas, tales como diferentes prácticas culturales (poda, riego deficitario, aclareo de racimos) [3] u otras más novedosas como la mejora genética clásica (obtención de híbridos), selección clonal de variedades [4], o uso de elicitores [5].

El uso de elicitores se ha empezado a utilizar en los últimos años con dos objetivos diferenciados: por un lado como agentes de defensa frente el ataque de patógenos en sustitución de los fitosanitarios convencionales, y por otro lado como una estrategia para incrementar la síntesis de metabolitos secundarios como es el caso de la vid, mangos, melocotones, manzanas, etc., tal como se menciona en Ruiz-García y Gómez-Plaza [6].

Bodegas con una diversidad biológica extraordinaria

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Biome Makers, una compañía nacida en San Francisco (EE.UU.) y con sede en Valladolid, lanza un estudio del índice de diversidad microbiológica de más de 600 viñedos analizados a nivel mundial, y pone en valor a las bodegas que cuentan con parcelas de una diversidad biológica extraordinaria.  Este ránking de biodiversidad mide y valora la estructura global de las comunidades microbianas como base de la actividad biológica de los suelos e indicador de su sostenibilidad. Este es un aspecto derivado del respeto al terroir y de la aplicación de buenas prácticas en el viñedo.

El ránking se ha establecido a partir del cálculo y aplicación de índices de biodiversidad, tradicionalmente aplicados en ecología y otras ciencias afines, en base a la riqueza, complejidad y el equilibrio de las comunidades de microorganismos que habitan en el suelo del ecosistema del viñedo.

Las bodegas con viñedos que han presentado una diversidad microbiológica extraordinaria, en base a los resultados obtenidos, han sido agrupadas en un top 10 en el ranking de biodiversidad del año 2017.

En España, las bodegas con mayor diversidad microbiológica (en orden alfabético) son: 3 Ases Bodegas y Viñedos (Ribera del Duero), Bodegas y Viñedos Gancedo (Bierzo), Bodegas Riojanas (La Rioja), Bodegas Roda (La Rioja), Finca Tobella (Priorat), La Garoña (viticultor en Palencia), Mas Blanch y Jové (Costers del Segre), Mas de Sella (Alicante), Pago de Carraovejas (Ribera del Duero) y Vinos Alex (Navarra).

El Mapama regula las autorizaciones de replantación de viñedo en la D.O.P. Cava

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Ministerio de Agricultura publicó el pasado jueves 15 de febrero en el BOE una Resolución de la D.G. de Producciones y Mercados, por la que modifica la del pasado 27 de diciembre de 2017 sobre la fijación para este año de las autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo en la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) supraautonómica Cava.

En la citada Resolución se indica que las CC.AA. que figuran en el ámbito geográfico de la D.O.P. Cava comunicarán a la citada Dirección General, antes del próximo 26 de febrero, las solicitudes de autorizaciones de replantación o de conversión de derechos de replantación, presentadas hasta el 20 de febrero ante esas administraciones competentes, o antes de esa fecha “cuando las solicitudes presentadas excedan de la superficie total disponible”.

En la documentación, las CC.AA. deben indicar día y hora de presentación, superficie solicitada admisible y NIF del solicitante para que el Mapama comunique posteriormente el orden correspondiente de admisión de las solicitudes “por riguroso orden de entrada, hasta agotar la superficie máxima” permitida, es decir, las 57,4 hectáreas para las peticiones de replantación e idéntica superficie para las de conversión de derechos en autorizaciones de plantación.

Las CC.AA., antes de la notificación de la propuesta de resolución correspondiente, en el trámite de audiencia, aceptarán las comunicaciones de desistimiento de la solicitud que sean presentadas por los ciudadanos o, en su caso, de modificación de las mismas para que la autorización no se refiera a la producción de vinos dentro de la D.O.P. Cava.

En el caso de que se produzca superficie liberada por desistimientos, añade la resolución, la Comunidad Autónoma donde tenga lugar enviará una comunicación sobre la misma a la D.G. de Producciones y Mercados Agrarios del Mapama, a fin de que pueda ser tenida en cuenta en la estimación de solicitudes siguientes por orden de puntuación.

El Mapama recuerda que, el artículo 11.2 del Real Decreto 772/2017, por el que se regula el potencial de producción vitícola, dispone que a cada solicitud de nueva autorización de plantación de viñedo con mayor puntuación se le concederá toda la superficie solicitada, antes de pasar a la siguiente solicitud, hasta que se agote la superficie disponible.

Y si concurre la misma puntuación, y no hay superficie disponible, se distribuye la superficie a prorrata. Ese mismo criterio es el que, por seguridad jurídica, es el que quiere el Mapama aplicar a las solicitudes de autorizaciones de replantaciones de viñedo o autorizaciones de conversión de derechos de replantación que pretenden desatine su producción a la elaboración de vinos con la citada D.O.P. Cava.

Rechazo extremeño

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, volvió a reiterar su rechazo ante la citada resolución del Mapama de limitar las nuevas plantaciones de viñedo para la producción de uva destinada a la elaboración de cava e insistió en que recurrirán a los tribunales si en un mes no contesta a su requerimiento previo, que se presentó el 29 de enero pasado, antes de acudir a la vía judicial.

En concreto, la intención de la Consejería regional es acudir en mayo a los juzgados de Madrid por la vía contencioso administrativa si no se atiende la solicitud de la Administración extremeña de considerar nula la decisión de limitar las hectáreas de cava este año, tanto por la vía de nuevas plantaciones, como por la de replantaciones y de conversión de derechos.

Según García, “si el Gobierno no contesta antes del 1 de marzo a ese requerimiento, se entiende que hay silencio negativo, tras lo cual hay dos meses para interponer recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ya que la resolución del Mapama de 29 de diciembre incumple toda la normativa y es “nula de pleno derecho”, bajo nuestro criterio.”

La Junta de Extremadura se opone a los criterios de reparto del Mapama de las “escasas” 57,4 hectáreas autorizadas para nuevas plantaciones en todo el país, dado que había solicitado que no se optase por un único criterio, el del orden de llegada de las solicitudes, para decidir ese reparto de hectáreas, como recoge la resolución publicada en el BOE el pasado 15 de febrero.

Según García Bernal, se concederán las hectáreas al primero que llegue si pide 57,4 hectáreas, aunque indicó que la Junta no entra a valorar el criterio de reparto, sino el fondo, la resolución de limitación de finales del mes de diciembre.

Hay que recordar que la resolución del Mapama de 29 de diciembre aplicaba a la D.O.P. Cava una limitación del 0,52% de la superficie plantada de viñedo, que es el máximo acordado de autorización de nuevas plantaciones de viñedo en el ejercicio de 2018. Esto se traduce en un máximo de 172,2 hectáreas, aplicable a las solicitudes de 2018, contabilizando las peticiones de nuevas plantaciones, replantaciones y conversiones de derechos de replantación, a razón de un máximo de 57,4 hectáreas en cada caso.