Topic:

Raïms. Les principals varietats catalanes: història, cultiu i vins

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Raïms es una obra colectiva de especialistas procedentes de diversos ámbitos relacionados con la vitivinicultura (Agustí Villarroya, Montserrat Nadal, Josep M. Puiggròs, Lluís Giralt, Joan Rovira y Carme Domingo; coordinados por Josep M. Puiggròs, Xavier Fornos y Jordina Escala). De la suma de sus conocimientos ha resultado un manual (en catalán) que aborda de una manera muy completa la historia, el cultivo y los vinos de las principales variedades catalanas de vid. Supone una publicación, por tanto, que supera la visión meramente técnica (ampelográfica, vitícola o enológica) y que se enriquece con elementos de historia y socioculturales. Las doce variedades que incluye este manual son las consideradas como autóctonas (Carinyena, Garnatxa, Macabeu, Malvasia de Sitges, Monastrell, Moscatell de gra gros y Moscatell de gra petit, Parellada, Picapoll, Sumoll, Trepat, Ull de Llebre, Xarel·lo y Xarel·lo vermell), que tradicionalmente se han cultivado en Cataluña. Un libro que será de utilidad a viticultores, elaboradores, técnicos del sector vitivinícola y a todos los amantes del vino y consumidores que quieran saber alguna cosa más de las variedades y vinos catalanes.

Pedidos a la editorial.

Coords.: Josep M. Puiggròs,

Xavier Fornos y Jordina Escala

Editorial: Andana

Precio: 20,00 euros

Carta al director: No al empleo de sacarosa en la vinificación y apoyo a la unión de cooperativas de Castilla-La Mancha

 Publicado el por Vicente Ponce Rebato (colaborador)

Después de afrontar un campaña desafortunada 2018/2019, de un desorden injustificado de precios, motivada por una producción más de un 35% superior a la del año 2017, que fue inusual por una bajada del 28%, este descenso de precios no se justifica, porque solo había una subida en la producción de un 7% más que en los años 2016, 2015 y 2014.

Si comparamos, no le echemos la culpa a la campaña 2018 de la gran producción, esto no lo justifica, por lo tanto vamos al grano y aclaremos los motivos de la bajada de precios:

1º Por falta de unión de las cooperativas, que en vez de unirse nos hacemos la competencia unos a otros y esto tenemos que cortarlo de raíz y hacer la fusión de una vez por todas.

2º Y tomemos como ejemplo cómo los compradores se ponen de acuerdo a la hora de comprar, y ponen ellos mismos el precio a nuestros productos, cuando debería ser al contrario.

Estos palos de bolsillos nos pondrán las pilas y no podemos seguir por el mismo camino, de “sabio es rectificar”;  y no lo dejemos para luego. La unión sin demora y achuchar a los presidentes de nuestras cooperativas. Mejor hoy que mañana.

3º Quiero dar un poco de oxígeno a los viticultores y a la cooperativas para que no precipiten en las ventas, porque la bajada de vino ha sido producida por la oferta masiva de los vinos de Argentina, a unos precios anormales, y se han agotado las existencias y después de la tormenta viene la calma y los precios volverán a la normalidad.

4º y atención a la chaptalización. Está haciendo mucho daño. Este mensaje se lo dirijo a nuestros representantes políticos que nos representan en la Comunidad Europea y permitan un tanto por ciento, presionados por Francia e Italia, que se aprobó sin tener mayoría, y en ese porcentaje hay abusos por parte de los bodegueros. Ruego pongamos fin a los abusos y a la totalidad y erradicar una vez por todas a la mezcla de azúcar con nuestros vinos y si no ponemos los medios, entre unos y otros nos harán que abandonemos nuestros viñedos, que es lo que pretenden. Como todos sabemos, nuestros coste de producción hoy por hoy nos dice que producir un kilo de uva cuesta a 0,18 € (30pesetas). Este precio cubre, punto muerto. Todo lo que vendamos por debajo son pérdidas.

Aprovecho para desear próspero año nuevo a todos en general.

Firmado: Vicente Ponce Rebato

DNI: 06141232-W

EMAIL. decoracionesponce1@gmail.com

El vinagre de vino dulce de los Picos de Europa

 Publicado el por Jesús Ávila (colaborador)

Juanfran examinando el contenido de una barrica. FOTO: Jesús Ávila. (photo: Jesús Ávila)

Juanfran examinando el contenido de una barrica. FOTO: Jesús Ávila.

En Esanos, pequeña aldea del municipio de Cillorigo de Liébana, al este de la comarca de Liébana (Cantabria), se elabora uno de los mejores vinagres de vino dulce del mundo. Su artesano se llama Juan Francisco Gutiérrez Roiz, joven de 42 años, natural de Potes, convertido en verdadero alquimista de licores, quien, desde su juventud, se sintió atraído por el vinagre, convirtiéndolo en un producto a la altura de los mejores aceites de oliva, vinos o licores. Hablar con él, bajo las impresionantes cumbres de los Picos de Europa, ha sido una inolvidable experiencia.

Interior del bosque de la Braña de los Tejos. FOTO: Jesús Ávila.

Interior del bosque de la Braña de los Tejos. FOTO: Jesús Ávila.

Esanos, a 460 metros de altitud, es uno de los barrios del Concejo de Bedoya, perteneciente al municipio de Cillorigo de Liébana; la capital, Tama, está a sólo 4,2 kilómetros de distancia, en dirección a Potes. Con sólo 35 habitantes, Esanos (en la subida hacia la Braña de los Tejos, último reducto de los druidas de Cantabria), se convierte en un verdadero pesebre viviente, acurrucado en la ladera de la montaña, con casonas tradicionales que se alzan a ambas orillas de un riachuelo y de la ermita renacentista de Ntra. Sra. de los Ángeles. El escenario geográfico no puede ser más espectacular, al hallarse sobre la vertiente occidental de Peña Sagra, la cordillera sagrada de los antiguos celtas, y con los altos parellones de roca caliza de los Picos de Europa, enfrente, al otro lado del río Deva. Todo este cosmos natural favorece un microclima en toda la comarca de Liébana, caracterizado por un aire fresco y seco, una menor pluviosidad que en el resto de Cantabria, y una amplia producción de frutas y hortalizas, gracias a la fertilidad de una tierra sumamente rica en humus, que, además, produce excelentes vinos, buen aceite de oliva, rica miel, patatas, cebollas y toda clase de frutas.

No nos fue nada difícil dar con Juan Francisco, porque todo el mundo le conoce en Liébana; su prestigio y honorabilidad le preceden. “Juanfran” (como a él le gusta que le llamen) nos abrió su obrador al instante, mientras los aromas no tardaban en invadir nuestros sentidos. Aquel ambiente de soleras, alcoholes y frutos silvestres no se me olvidarán jamás.

Juanfran desde muy pequeño ha estado estrechamente vinculado con el mundo vitivinícola, porque su familia, en Potes, ha tenido viñedos. Pero pronto se dio cuenta que el vinagre era una asignatura pendiente; aunque, por tradición, el vinagre se elaboraba pensando en el consumo familiar, considerándose siempre como un producto de secunda importancia, a la sombra del aguardiente, el orujo y el vino.

A tenor de ello, Juanfran quiso romper una lanza a favor del vinagre, y no dudó en desplazarse a Andalucía, concretamente a las bodegas de José y Miguel Martín, en la localidad de Bollullos del Condado, en la provincia de Huelva, para formarse al respecto. Se da la circunstancia que el enólogo con quien trabaja Juanfran es el mismo que lleva esas bodegas onubenses y pariente suyo, y con quien está en estrecho contacto.

El artesano, en la sala de envejecimiento del vino en barricas de roble. FOTO: Jesús Ávila.

El artesano, en la sala de envejecimiento del vino en barricas de roble. FOTO: Jesús Ávila.

Después de admirar las diferentes salas de este obrador, donde Juanfran se mueve como pez en el agua, examinando el estado de los contenidos de todas y cada una de las barricas y el proceso de elaboración de los vinagres, el artesano nos describe los cinco pasos que ha establecido en la elaboración de sus preciados vinagres:

En primer lugar, es la llegada del vino natural (tinto) de las Bodegas de Ángel Martínez de Cos, elaborado con viñas viejas, de comienzos del siglo XX, de las variedades Mencía, Tempranillo y Garnacha, en Mieses (Camaleño), otro municipio lebaniego, entre Potes y Espinama.

Luego, Juanfran vierte el vino recibido directamente en las barricas, de roble francés, con 220 litros de capacidad. Y lo hace de la siguiente forma: solo llena la barrica con 190 litros, dejando en la parte superior una cámara de aire; el de vino tinto permanece allí, en la más absoluta oscuridad y silencio, más de tres años, sin echarle nada más a la barrica, simplemente el artesano va reponiendo la pérdida de líquido, a consecuencia de la evaporación y la absorción de la madera; este registro se produce cada 6 meses, aproximadamente.

Parte final de la sala de las barricas. FOTO: Jesús Ávila.

Parte final de la sala de las barricas. FOTO: Jesús Ávila.

El tercer paso es que, una vez que el vino se ha transformado en vinagre, se saca de la barrica, dejando dentro entre un 35 y un 40% del contenido, convirtiéndose en solera.

Después se pasa a un depósito de acero inoxidable, donde permanece un mes aproximadamente, para que todas las impurezas se bajen al fondo, evitando, al mismo tiempo, el filtrado agresivo. Es importante recordar, en este sentido, que las bacterias actúan mejor en una atmósfera de calor. En el vino, al entrar en contacto con el oxígeno, genera ácido acético; las acetobacterias se alimentan del alcohol y generan acidez, por eso el vinagre no se mide en grados alcohólicos, sino en acidez; y cuando la bacteria consume todo el alcohol, es cuando el vinagre ha alcanzado su estado óptimo.

Momento de la apertura del depósito de acero inoxidable nº 2. FOTO: Jesús Ávila.

Momento de la apertura del depósito de acero inoxidable nº 2. FOTO: Jesús Ávila.

Y, finalmente, llegamos al embotellado del producto, que se lleva a cabo por decantación natural, con un pequeño filtrado, para evitar posos.

Juanfran lo hace todo personalmente, y, de principio a fin, los procesos son todos totalmente artesanales. Él va realizando pruebas con las diferentes catas. El vinagre de Vino Dulce de los Picos de Europa, que es su marca comercial, con 6º de acidez, elegantemente envasado en frascos de cristal en forma de lacrimal, de 250 ml de capacidad, lo recomienda para acompañar ensaladas con frutos secos; también es bueno para cocinar carnes rojas y de caza, así como ciertos pescados; entre los cuales, el de roca. A consecuencia del mimo que lo elabora, de comienzo a fin, este artesano, verdadero alquimista de nuestros días, ha conseguido un producto de la mayor calidad (delicatessen), digno de los paladares más exigentes.

También hace poco que ha lanzado al mercado las guindillas en vinagre de vino dulce; un producto no menos tradicional de Liébana, que está recibiendo una notable acogida en las tiendas de alimentos ecológicos y de gourmand, tanto a nivel nacional como internacional.

Un tarro de guindillas, en vinagre de vino dulce. FOTO: Jesús Ávila.

Un tarro de guindillas, en vinagre de vino dulce. FOTO: Jesús Ávila.

Conversamos luego con Juanfran distendida mente, sentados en la sala de muestras, y consultando libros de una pequeña pero interesante biblioteca de libros relacionados con alcoholes, licores, vinos y orujos, mientras atendía una llamada de unos grandes almacenes de la ciudad de Frankfurt, interesados por su exquisito vinagre de vino dulce.

Personas como Juanfran son las que hacen grande nuestro país. Nuestras más sinceras felicitaciones a este joven emprendedor, orgullo de Cantabria y prestigio de su querida Liébana.

Estos tarros con vinagre de vino dulce de los Picos de Europa están conquistando el mercado. FOTO: Jesús Ávila.

Estos tarros con vinagre de vino dulce de los Picos de Europa están conquistando el mercado. FOTO: Jesús Ávila.

Presentados los Premios ASPA 2019 al mejor Vino Alicante D.O.P.

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La Asociación Provincial de Sumilleres de Alicante, ASPA, ha presentado en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Alicante la convocatoria de sus “Premios ASPA 2019 al mejor Vino Alicante D.O.P.”. Se trata de un nuevo concurso que busca reconocer la calidad de estos vinos y premiar el objetivo de calidad de muchas de las bodegas en alianza con el sector de la sumillería, representado en esta asociación de sumilleres que ya ha cumplido cerca de 20 años trabajando en la zona. 

El presidente de la Asociación, Jose Guerrero, junto con otros representantes de su Junta Directiva, y el presidente del Consejo Regulador, Antonio Miguel Navarro, han presentado el concurso, sus bases, el jurado y las fechas de realización a los bodegueros. El jurado cuenta con la presidencia de Juanjo Ruiz Martínez, vicerrector de infraestructuras de la Universidad Miguel Hernández de Elche así como otros reconocidos profesionales del sector y la formación. La inscripción de vinos comenzará a partir de ahora y hasta el 31 de marzo, fecha a partir de la cual se realizarán las sesiones de cata. Para principios de junio está previsto el fallo del jurado y la entrega de premios.

El concurso ha establecido 6 categorías: vinos blancos, blancos de Moscatel, rosados, tintos, vinos dulces y de licor y Fondillones. Entre ellos se establecerán 4 premios ASPA en formatos de Medallas de Oro, Plata, Bronce y Especial a los mejor puntuados.

Tanto ASPA como el Consejo Regulador de la D.O.P. Alicante han manifestado su voluntad de colaboración y difusión de la iniciativa así como la profesionalización del concurso, cuyo objetivo es incluso tener un reconocimiento oficial y la mejor difusión y participación posible año tras año.

AVA-Asaja cifra en un 37,5% la caída media del precio de uva de vinificación en la vendimia 2018 en la C. Valenciana

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Comité Ejecutivo de AVA-Asaja. (photo: )

Comité Ejecutivo de AVA-Asaja.

El Comité Ejecutivo de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), presidido por Cristóbal Aguado, hizo balance agrario del 2018 en la C. Valenciana el pasado 10 de diciembre. Un año agrario que estuvo protagonizado por un comportamiento “muy irregular” del clima y que en el sector de la uva para vino se ha caracterizado por una drástica caída en las cotizaciones del fruto en la última vendimia 2018.

Según las informaciones que maneja AVA-Asaja, los precios de la uva de transformación en la última vendimia pueden calificarse como “bajos”, tanto en blancas, como en tintas. “El descenso de las cotizaciones se materializa en un 37,5% respecto al ejercicio anterior”, concreta el balance agrario de la organización agraria.

La campaña 2017/18 ha sido “complicada”, especialmente a causa de factores ambientales, ya que se han registrado numerosos pedriscos y lluvias copiosas durante el momento final de la maduración de la uva. Según explica AVA-Asaja, el hecho de que estos incidentes climáticos se produjesen en los momentos previos a la recolección causó “ciertos problemas con el grado alcohólico y generó un incremento de los costes por la mayor aplicación de tratamientos en algunas explotaciones”.

En el contexto general, la recuperación de producción vitivinícola a nivel mundial y una tendencia negativa en nuestras exportaciones preocupan al sector del vino de la C. Valenciana.

Aguado no desaprovechó para recordar que, por segundo año consecutivo, el Ministerio de Agricultura decidido limitar la autorización de nuevas plantaciones de viñedo de uva destinada a la elaboración de cava, como ha venido publicando SeVi. El dirigente agrario dejó clara la postura de su organización que es de un “rechazo frontal” a estas limitaciones “arbitrarias” para el cava de Requena “que dispone de un potencial de crecimiento muy prometedor”. Al respecto, expresó su voluntad y deseo de que este “agravio” se corrija en 2020 pues el cava de Requena “tiene la venta asegurada”.

En materia de sanidad vegetal, la principal preocupación ha sido (y lo seguirá siendo en 2019) la Xylella fastidiosa, que sigue extendiéndose en la provincia de Alicante (afectando a almendros, básicamente, pero también a plantas leñosas de monte mediterráneo y a un albaricoquero). La zona demarcada abarca ya 101.003 hectáreas.

Por su parte, el cultivo del olivar ha experimentado este año 2018 un descenso de precios respecto al año anterior que se ha concretado en un 22,7% en virgen extra y en un 30% en virgen y lampante. Sin embargo, las perspectivas del sector de cara al futuro son optimistas, ya que la tendencia negativa de bajada de precios en este último mes se ha visto atenuada y ahora mismo incluso “se prevé un repunte de las cotizaciones debido a la disminución de la producción de aceite en el resto de países productores, donde la caída productiva, en el conjunto de los mismos, sería de un 27% respecto a la campaña anterior”.