Topic:

Contaminación en bodega por levadura Schizosaccharomyces

 Publicado el por Manuel Ruiz (colaborador)

Artículo con ilustraciones en PDF adjunto.

Durante vinificaciones recientes de Rioja (2012 y 2013), hemos observado desviaciones de las fermentaciones tumultuosas hacia levaduras diferentes de las típicas salvajes (Hanseniasporas) y su sucesión por Saccharomyces. Estas levaduras anómalas resultan sencillas a la observación microscópica por: manifestar tabiques, por mostrar ascas con ocho esporas y operativamente por consumir ácido málico y desarrollar acetato de etilo.

Incidencia de 1978:

En 1978 y en vinificación de la Sonsierra riojana, detectamos la derivación de fermentaciones de Tempranillo despalillado hacia olores a acetato de etilo.

Los resultados se expusieron en Conferencia “Ciclo Homenaje a Manuel Quintano”, en Labastida en 1980 y en SeVi nº1.815-16, de 1981.

“La levadura detectada con ocho esporas responde a taxonomía.
Extracto de malta: Células ovales alargadas, algunas tabicadas.
Agar-Malta: Ocho esporas, a veces infrecuentemente, seis; a. elipsoidales, a. reniformes.
Fermenta: Glucosa +; Galactosa -; Sacarosa +; Málico +.
Utilización de etanol: Negativo.
Estos resultados y la morfología adjunta nos orientan con probabilidades hacia Schizosaccharomyces japonicus, var. versatilis”.

EcoWinery: fundamentos para el diseño sostenible de bodegas

 Publicado el por Santiago Mínguez (colaborador)

EcoWinery (photo: )

EcoWinery

El pasado día 26 de noviembre, coincidiendo en la misma fecha con la celebración del EcoSostenibleWine de este año, se celebró la última reunión del Proyecto de la Unión Europea EcoWinery, dos acontecimientos con profundos puntos de coincidencia y bases mutuas. El meeting final del EcoWinery, suponía una cita inexcusable para los investigadores de la UAB y del Incavi que en él habían trabajado, por que en ella se realizaba el examen pormenorizado del grado de consecución de los objetivos previstos en el proyecto. Ambas citas fueron, a nuestro entender, una gran coincidencia y sirvieron, para aquellos que hemos asumido responsabilidades en ambos, en el EcoSostenibleWine en la dirección de las dos primeras ediciones y en el proyecto como investigador principal, la dinámica de sensibilización generada en el sector catalán y español desde el año 2008.

Cualquiera de las actividades del hombre, ya sean particulares o productivas que realice se deberían regir también con la ideario ético de Sostenibilidad, de tal forma que aquellas comporten el mínimo de impacto ambiental. En esa sensibilización se ha venido trabajando desde muchas instancias, aunque pensamos que en España y concretamente para el Sector del Vino, han sido la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Institut Català de la Vinya i el Vi (Incavi), quienes  más han desarrollado actividades de consolidación de la filosofía de la sostenibilidad en el sector

La última de estas actividades creativas, que está a punto de concluir el 31 de diciembre próximo, ha sido el Proyecto EcoWinery de la Unión Europea en su programa Leonardo da Vinci. En este proyecto participan varias organizaciones de investigación y de formación vitivinícola, entre las que se encuentra el Institut Français de la Vigne et du Vin (IFV), el cual ha actuado como coordinador, la Hochschule Aschaffenburg  (University of applied Sciences), La École d’Ingénieurs de Changins y la Planta de Tecnologia dels Aliments de la UAB con el Incavi, gestionado por la empresa Euroquality de Paris.

El proyecto ha tenido como objetivo la elaboración de un programa de sensibilización y de formación para el diseño de bodegas, cuyos ejes principales eran minimizar el uso y recurso de la energía procedente de combustibles fósiles, la gestión racional del agua en el funcionamiento de la bodega. Estos dos conceptos deberían complementarse con una adecuada integración en el paisaje, respetando el patrimonio cultural e histórico del territorio, con el fin de facilitar una imagen diferenciada de la bodega.

La noción de diseño ecológico de una bodega exige que esta se organice para implantar técnicas que permitan ahorrar energía y agua, mediante energías renovables, así como la gestión de residuos y el uso de materiales de construcción de menor impacto ambiental, tanto aquellos que permitan el mayor confort para el trabaja como para la salud de los trabajadores.

No es un hecho inusual percibir que en la promoción de las bodegas, y de sus vinos, frecuentemente se recurre a los aspectos sostenibles de las mismas. Términos como arquitectura solar, arquitectura bioclimática, energía solar pasiva, biomasa, emisiones cero, etc., definen y complementan muchos proyectos de vanguardia y luego son percibidos como imagen diferencial por el consumidor.

La condición  de ecoconcepción o ecodiseño de una bodega, como sinónimo de bodega bioclimática y sostenible, es que integre el mejor escenario medioambiental junto con aquel socialmente responsable y económicamente viable. No hay más características, aunque ello no es fácil de conseguir. Solamente conviene tener el conocimiento de las técnicas que lo permiten y el criterio de aplicarlas.

En ello reside el valor de este proyecto: proporciona información sobre las razones y las estrategias en las diferentes etapas que deberían tenerse en cuenta en la concepción de una bodega y la forma de vehicularlas a las personas con capacidad de decisión de las mismas: propietarios, enólogos, ingenieros o arquitectos, tanto si están ya tomando decisiones o en fase de formación. Esta información está consultable en las tres lenguas de los diferentes equipos de cada país participante: en francés, español, alemán y, como lengua de interés general, en inglés.

EcoWinery desarrolla un módulo inicial de sensibilización o de justificación del proyecto. Este tiene en cuenta las bases en las que se sustenta la sostenibilidad, en particular presentando los argumentos del consumo de energía y agua, en consecuencia de posible factor de la huella de carbono y del uso de un bien escaso y de la generación de efluentes a depurar.

El primer módulo trata del Marco Normativo general en la Unión Europea y de las normas que en Francia, Alemania, Suiza y España lo desarrollan. Es un módulo de referencia que permite obtener información de los aspectos legales que tiene la actividad vitivinícola.

El segundo módulo trata sobre el enfoque arquitectónico en el ecodiseño. En él se desarrollan las bases y beneficios del ecodiseño, el paisaje, la estructura de la bodega, las paredes, el techo, los suelos, los techos vegetales y jardines, el aislamiento, la ventilación y la iluminación de la bodega. Es decir los aspectos arquitectónicos que mejor pueden integrar la bodega en un escenario de sostenibilidad y también de biodiversidad.

El módulo tres está dedicado a la energía, su uso racional, la generación de ésta de forma que no incremente su consumo, principalmente cuando éste procede del mix energético basado en combustibles fósiles. Está subdividido en cuatro partes: el suministro de la electricidad, el suministro de calor, la eficiencia energética y, finalmente, el almacenamiento de la energía.

El cuarto módulo, está dedicado al agua, uno de los recursos que se aventuran más escasos en países como España, donde cada vez más se vuelve aleatoria la disponibilidad de la misma en las zonas semiáridas de la península ibérica. El modulo esta dividido en cuatro partes: la problemática del agua, el agua en la bodega, el uso sostenible del agua en la bodega y estrategias para el tratamiento de los efluentes vínicos.

Finalmente el quinto módulo se dedica al seguimiento y evaluación de un proyecto de eco-concepción de bodega y su impacto medioambiental. Para ello se utilizó la Bodega Château Cheval Blanc, localizada en Sant Emilion (Francia), la cual es un buen ejemplo de las condiciones de sostenibilidad propugnadas en los módulos anteriores. Este módulo también se subdivide en cuatro partes: el estudio de su anteproyecto, diagnóstico, y definición de necesidades para la actividad de la bodega; la segunda parte esta dedicada a la adecuación, concepción y elección de materiales e instalaciones; la tercera parte está dedicada a la especificación de los beneficios generados para la empresa y el medio ambiente con la política de sostenibilidad que se ha realizado. Y la cuarta está dedicada a otros ejemplos de bodegas cuya filosofía de sostenibilidad está fuera de toda duda. Entre ellas se puede encontrar, como un ejemplo bien conocido, la Bodega Gramona, de Sant Sadurní d’Anoia.

Los resultados obtenidos y la información generada, han sido puestos a disposición de personas, instituciones u organizaciones que los pueden vehicular fácilmente a las bodegas o a los futuros empresarios de bodegas. Entre ellas podemos destacar desde Universidades (UPM, UPC, UAB, UAM) hasta escuelas de formación profesional agraria (Escola Mercè Rossell de Sant Sadurní d’Anoia). Sin embargo, un hecho que ha sido muy interesante ha sido la experiencia realizada con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo. Durante la presentación de EcoWinery que se realizó en su sede de Cacabelos, se percibió el sumo interés tanto en las empresas asociadas como en los representantes del Consejo, por complementar los conocimientos que ya disponían y por observar nuevos enfoques de la sostenibilidad y como, en su conjunto, permitía consolidar su responsabilidad corporativa. Un hecho como este puede ser el núcleo que permita, voluntariamente, la organización de planes sectoriales de sostenibilidad, similares a los que se han producido en otras zonas vitivinícolas, especialmente en aquellos países de gran conciencia medioambiental y de los que nuestro país escasea, excepto honrosas excepciones (D.O. Costers del Segre, entre otros).

En cualquier caso, los resultados del proyecto EcoWinery están libremente a disposición tanto de formadores como de usuarios finales, en la web http://www.ecowinery.eu/e-learning donde, tras cumplir el trámite inexcusable de registro, se puede acceder a la documentación generada.

Campaña para ayudar nuevos procesos en el olivar andaluz

 Publicado el por Francisco Acedo (colaborador)

La consejera Víboras, en el Parlamento autonómico. (photo: )

La consejera Víboras, en el Parlamento autonómico.

La Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía ha destacado el importante papel del aceite para la región a nivel económico. Y lo ha hecho durante dos días consecutivos a través de la consejera Elena Víboras.

En su intervención en el Parlamento autonómico habló de las medidas de apoyo a esta actividad agroindustrial y lo centró resumido en varios apartados: la transformación y la comercialización para contribuir al aumento de la competitividad y del valor añadido de las producciones. Esta línea cuenta con diversas actuaciones como aplicar las nuevas tecnologías; mejorar los procedimientos de manipulación y transformación, así como los canales de comercialización; implantar sistemas de gestión de la calidad; impulsar una mejor presentación de los productos; orientar la producción según las tendencias e impulsar la eficiencia energética de las industrias para proteger el medio ambiente.

Recogida muy adelantada de la aceituna para aceite de 2014/15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el sector oleícola mantuvieron el pasado 27 de octubre una reunión de la mesa sectorial del aceite de oliva y la aceituna de mesa para analizar la situación del mercado, así como los datos de producción, movimientos y existencias a 31 de octubre de 2014. El aceite de oliva vive una situación similar a la de hace dos campañas: previsiones de cosecha bajas y precios al alza.

Conforme a las primeras previsiones del Ministerio, la producción esperada para la actual campaña se situará en torno a las 826.000 toneladas. A la hora de abastecer los mercados, esta menor producción se verá compensada por el elevado nivel de existencias. A pesar de que las cantidades de aceite de oliva recolectadas en octubre son poco significativas respecto a la cosecha total, se ha constatado un adelanto de la recolección, motivado por una recogida más temprana del fruto y por la costumbre, cada vez más extendida, de recolectar antes. 

Cecidómidos. Mosquitos del olivo

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador), Isabel López-Cortés (colaborador)

Artículo con ilustraciones en PDF adjunto.

Existe un grupo de dípteros que son considerados como plagas secundarias en el olivar. De Andrés (1991) menciona tres cecidómidos como plagas del olivar, estos son:

- Thomasiniana (Reseliella) oleisuga Targ, mosquito de la corteza,
- Dasyneura oleae Löew, mosquito de las hojas, y
- Prolasioptera berlesiana Paoli, mosquito de la aceituna.

El control de estos mosquitos es similar, pero sus ciclos, sus características básicas, así como sus daños, que normalmente son poco intensos, son diferentes.