Topic:

La D.O.P. Terra Alta disecciona el ‘cuerpo’ y el ‘alma’ de la Garnatxa Blanca

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Reus fue la ciudad escogida por la D.O.P. Terra Alta para poner en marcha la campaña de promoción del Concurso Internacional de Garnachas del Mundo, del que será sede oficial del 11 al 15 de abril de 2018. Más de 200 profesionales de la restauración y la hostelería participaron recientemente en el showroom que se celebró en la Fira de Reus y en el que participaron 28 de las bodegas que forman parte de la D.O.P. Terra Alta, con más de un centenar de referencias de vino.

Las bodegas participantes en esta primera jornada profesional ligada al concurso fueron: 7 Magnífics, Altavins, Bernaví, Caterra, Celler Arrufí, Celler Bàrbara Forés, Celler Batea, Celler Coma d’En Bonet, Celler Cooperatiu de Gandesa, Celler Frisach, Celler Germans Balart, Celler Jordi Miró, Celler Piñol, Cellers Terra i Vins, Celler Xavier Clua, Cellers Tarroné, Cellers Unió, De Haan Altés, Ecovitres, Edetària, Josep Vicens Vallespí, Lafou Celler, Les Vinyes del Convent, Mas Sersal, Sant Josep Vins, Serra de Cavalls, Vins del Tros y Vins La Botera.

El acto, presidido por el presidente de la D.O.P. Terra Alta, Joan Arrufí, contó con la presencia del director general del Incavi, Salvador Puig; el presidente del Consell Comarcal de la Terra Alta, Carles Luz; el alcalde de Reus, Carles Pellicer; y otros representantes de las instituciones locales y comarcales y de aquellas vinculadas al concurso de las Garnachas, como la Diputación de Tarragona.

Garnatxa Blanca. De la materia, al alma

Esta primera jornada de promoción sirvió también para inaugurar la que será una de las protagonistas de la campaña de promoción del certamen, la exposición itinerante “Garnatxa Blanca. De la materia, a l’ànima” (Garnacha Blanca. De la materia, al alma). Se trata de un camino profesional que transportará a los asistentes al conocimiento y la conciencia de la Garnacha, con la intervención de todos los sentidos. Con esta exposición interactiva, se busca la plenitud de sensaciones del asistente, ayudarlo a entender las raíces de la variedad, en su sentido más amplio.

El recorrido cuenta con seis estaciones: Territorios, Variedades de Garnacha, El trabajo de la viña, Elaboraciones, Suelos y Aromas, que ayudarán a los asistentes a poner el foco en la Garnatxa catalana y, en especial, en la Garnatxa Blanca de la Terra Alta.

Informe de vendimia 2017 en Comunidad Valenciana

 Publicado el por Luis Ibáñez (colaborador)

La producción de uvas cae en la C. Valenciana en algo más de un 10% en esta vendimia 2017.

D.O.P. Utiel-Requena
De la vendimia en la Denominación de Origen Utiel-Requena de este año cabe destacar la menor producción de uvas, principalmente de la variedad autóctona Bobal, la buena calidad del producto y la ausencia de lluvias. Las precipitaciones abundantes que se registraron durante el otoño e invierno pasados que aumentaron la masa vegetal de las vides y la escasez de precipitaciones durante el periodo vegetativo de las cepas son los factores que han contribuido a obtener uvas de excelente calidad. Las primeras estimaciones apuntan a una producción de entre 185 y 190 millones kilogramos, frente a los 219 obtenidos en la pasada campaña, según diversas fuentes y a falta de ser confirmados oficialmente por el C.R.D.O.P.

La trayectoria en las producciones de Utiel-Requena en los últimos cinco años queda reflejada en la tabla siguiente:

El legado patrimonial arqueológico del vino en Iberia, a un paso de ser Patrimonio Mundial de la Unesco

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El patrimonio arqueológico vitivinícola ubicado en la Denominación de Origen Utiel-Requena aspira formalmente desde este mes a integrar la selecta lista de bienes que la Unesco considera Patrimonio Mundial. Los yacimientos íberos de este territorio, que atestiguan la elaboración de vino con fines comerciales desde hace más de 2.700 años, optan a esta calificación de valor universal junto con otros bienes arqueológicos de Andalucía y Murcia bajo la propuesta “El vino en Iberia”.

El Consejo del Patrimonio Histórico Español aprobó el 6 de octubre incorporar la propuesta “El vino en Iberia” a la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial, que es la relación de bienes que España presenta ante la Unesco para que sean reconocidos por esta institución atendiendo a su valor universal excepcional. Así, con la incorporación a esta lista, estos bienes se encuentran ya en la antesala de un reconocimiento de enorme valor que podría llegar en pocos años.

Testimonio del nacimiento de la cultura íbera

Tras el título de “El vino en Iberia” se encuentra lo que los técnicos denominan un “bien en serie” pues su valor reside en el conjunto que forman. En este caso, se trata de un patrimonio que implica a tres comunidades autónomas y que está formado por los lagares rupestres de Requena, en Valencia (una auténtica factoría de la época), los pecios de Mazarrón y San Javier, en Murcia y el Castillo de doña Blanca, en Puerto de Santa María, en Cádiz. Y su excepcionalidad reside en que el conjunto permite interpretar cómo surgió una de las grandes culturas del Mediterráneo: la Ibérica. Es una civilización que se creó gracias a la relación establecida entre los indígenas que habitaban la Península y los fenicios llegados desde el Mediterráneo oriental y entre los cuales el vino funcionó como un catalizador capaz de impregnar toda la cultura del momento, desde la religión y el comercio hasta las relaciones sociales, el comercio y la producción agrícola. 

Camino de investigación

Llegar a formar parte de esta lista indicativa ha sido una intensa tarea ya que, desde hace varios años, Unesco ha endurecido los requisitos que exige para entrar en sus registros. Para abordarla con rigor, en 2011 se formó la asociación Territorio Bobal D.O. Utiel-Requena, la entidad que ha liderado el proyecto con el apoyo incondicional del Gobierno Valenciano a través de la Conselleria de Cultura. Inicialmente, la idea que se barajaba era la de buscar el reconocimiento como Paisaje Cultural para toda la comarca, pero finalmente se encontró una visión más eficaz porque hace de este un proyecto único: centrar la propuesta en el vino en la época ibérica y, manteniendo el liderazgo del proyecto en la zona, invitar a otras comunidades autónomas a enriquecerlo hasta hacerlo único. Andalucía y Murcia se unieron en primera instancia y, muy recientemente, Aragón ha solicitado unir a la propuesta alguno de sus interesantes bienes de época ibérica.

Aunque tiene como objetivo inmediato el reconocimiento de Unesco, Territorio Bobal tiene como meta final defender la cultura del vino en todas sus manifestaciones en el ámbito de la D.O.P. Utiel-Requena. Y con esa amplitud de miras es como ha conseguido involucrar en su empeño a todos los sectores sociales, desde las administraciones locales y el tejido empresarial hasta el conjunto de la sociedad civil. Así, con el impulso decidido de la Mancomunidad del Interior Tierra del Vino y del Consejo Regulador de la D.O.P. Utiel-Requena y con el apoyo de bodegas, hosteleros, comerciantes y ciudadanos, la asociación se ha convertido en un foro capaz de canalizar las inquietudes de toda una comarca en busca de un crecimiento rural sostenible, basado en una cultura e identidad muy valiosas y rompiendo con él el ciclo de la falta de oportunidades, la despoblación y la irrelevancia.

Viticultura constante

Carmen Pérez, presidenta de Territorio Bobal, requenense y experta en patrimonio de prestigio internacional, valora la entrada en Lista Indicativa como una gran noticia. Y contempla el posible reconocimiento de la Unesco desde su valor cultural pero también “como un revulsivo que puede ayudar a estos territorios rurales de las tres comunidades autónomas a mejorar su propia percepción y a explotar mejor sus recursos”. Recuerda, además, que “estos espacios vitivinícolas, herederos todos de la cultura íbera, no son regiones ricas, sino lugares donde los viticultores trabajan a partir de un valor fundamental: la constancia”.

En cuanto a qué sucederá después de la Lista Indicativa, “ahora es el momento de redactar un proyecto importante, digno de ser avalado por la Junta de Patrimonio y que podamos llevar a París con todas las garantías de salir con el reconocimiento de Patrimonio Mundial”, confirma la restauradora. De modo que el camino ya está trazado y la meta perfectamente definida para dentro de dos o tres años.

 

Utiel acoge los días 8 y 9 de noviembre la 20ª Jornada Vitivinícola y el 2º Foro Bobal de la D.O.P. Utiel-Requena

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El C.R.D.O.P. Utiel-Requena prepara para las mañanas de los días 8 y 9 de noviembre un intenso programa que profundiza en diferentes aspectos del presente y el futuro de la variedad autóctona Bobal. El escenario será esta vez el Teatro Rambal de Utiel, al que asistirán profesionales de la viticultura, la enología, sumillería, comercialización, restauración, distribución y prensa especializada.

El primer día, el 8 noviembre, estará dedicado a la 20ª Jornada Vitivinícola D.O.P. Utiel-Requena. Para celebrar la que ya es la vigésima edición de este encuentro anual, la Jornada tendrá en cuenta las cuestiones de cómo afecta el cambio climático a la vitivinicultura, la agroecología y el proyecto de selección clonal de la variedad Bobal en la zona y la sanidad vegetal en lo que respecta a la implantación de medidas efectivas contra la yesca y la polilla.

Los ponentes principales de la Jornada serán los destacados ingenieros agrónomos Raúl Compés, de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Diego Intrigliolo, del Centro de Edafología y Bilogía Aplicada del Segura CEBAS-CSIC, además el técnico del Servicio de Sanidad Vegetal GVA Vicent Badia, el catedrático e investigador del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la UPV , Josep Armengol; el director del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), Enrique Moltó; y, finalmente, el presidente del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana (CAECV), José Antonio Rico.

Programa:

Jornada Vitivinícola DO Utiel-Requena: presente y futuro de la Bobal

8 noviembre

09 h. Inauguración

09.15 h ‘Los desafíos del sector vitivinícola ante el cambio climático’, con Raúl Compés (UPV)

10.15-11.15 h ‘Proyecto de recuperación, zonificación y selección clonal de la variedad Bobal en DO Utiel-Requena’, con Diego Intrigliolo (CEBAS-CSIC)

11.15 h Almuerzo-café

11.45 h Mesa redonda: Hongos de madera de la vid (yesca): Guía de buenas prácticas para reducir su impacto, con Vicent Badia (Serv. Sanidad Vegetal GVA), Josep Armengol (UPV) y Enrique Moltó (IVIA)

12.45 h. Mesa redonda: Implantación en la DO Utiel-Requena de la técnica de confusión sexual para el control de la polilla del racimo como herramienta de viticultura ecológica, con V. Badia, José Antonio Rico (CAECV) y viticultores de la zona

13.45 h. Clausura

2º Foro Bobal D.O. Utiel-Requena

El día siguiente, el 9 de noviembre, tendrá lugar el segundo Foro Bobal DO Utiel-Requena. Al igual que el año pasado, el Foro arrancará a las 9.30 horas con una exposición cata de los Bobales Singulares de las bodegas adscritas a esta D.O. A continuación, habrá dos interesantes ponencias y una mesa redonda.

Los ponentes serán la Master of Wine británica Sarah Jane Evans, que expondrá los argumentos para la ‘La defensa de los vinos de Bobal de D.O. Utiel-Requena en el mercado mundial’. Le seguirá el conocido y valorado enólogo berciano Raúl Pérez, que transmitirá su filosofía de la recuperación y ‘El valor de la variedad autóctona’.

Al final de la mañana, ambos se unirán a una mesa redonda con enólogos y sumilleres que actualmente trabajan con la uva Bobal en la zona, como son Juan Piqueras (Bodegas Pigar), Antonio Fernández (Bodegas Covilor), Bruno Murciano (Caudete de las Fuentes) y Arnoldo Valsangiacomo (Bobal de SanJuan).

Foro Bobal DO Utiel-Requena

9 noviembre

09.30 h. Exposición+cata Bobales Singulares DO Utiel-Requena

10.30 h. Apertura ponencias

10.45 h. ‘La defensa de los vinos de Bobal de DO Utiel-Requena en el mercado mundial’, Sarah J. Evans Master of Wine

11.45 h. ‘El valor de la variedad autóctona’, con el enólogo berciano Raúl Pérez

12.45 h. Mesa redonda: ‘La visión de los enólogos que trabajan con la Bobal en DO Utiel-Requena’, con Juan Piqueras (Bodegas Pigar), Antonio Hernández (Bodegas Covilor), Bruno Murciano (Caudete de las Fuentes) y Arnoldo Valsangiacomo (Bobal de San Juan), acompañados de S.J. Evans y R. Pérez.

Una vendimia 2017 que augura excelentes vinos en la C. Valenciana

 Publicado el por Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL) (colaborador)

Tareas de vendimia en Bodegas Pasiego. (photo: )

Tareas de vendimia en Bodegas Pasiego.

Los ingenieros agrónomos valencianos hacen un excelente balance de la vendimia de 2017 en un año, otro más, con un verano muy seco. Las estimaciones del Colegio de Ingenieros Agrónomos son que más de un centenar de sus colegiados trabajan de manera más o menos directa en el sector vitivinícola valenciano, y lo hacen en toda la cadena de valor: desde el proyecto y ejecución de las bodegas hasta la investigación, pasando por la dirección de la producción y enológica, marketing, finanzas o gerencia. Aunque apuntan un fenómeno que hasta ahora no era tan frecuente, que es el de emprender y convertirse en bodegueros.

Para el decano del COIAL, Baldomero Segura, “este sector está avanzando a pasos agigantados, ha evolucionado muchísimo y ha tenido una capacidad de adaptarse a los cambios que le ha impuesto el mercado que resulta ejemplar”, aunque no deja de apuntar un problema que tiende a cronificarse como lo es el déficit hídrico: “En el escenario en el que nos encontramos, es más que previsible una mayor dedicación de ingenieros agrónomos para gestionar eficientemente los pocos recursos hídricos con los que contamos”. Por otra parte señala que “la diversidad de modelos que cohabitan en nuestro territorio, desde grandes cooperativas hasta las denominadas microbodegas, está abriendo nuevos nichos de mercado para nuestros ingenieros que va más allá de los proyectos, la dirección de producción o la gestión”.

En este caso, para tomar el pulso a la vendimia recientemente finalizada, el COIAL ha recabado la opinión de este singular colectivo, el de ingenieros agrónomos bodegueros, que en buena medida conocen y controlan todas y cada una de las áreas de la empresa vitivinícola.

Vendimia escasa, pero de gran calidad

En algunas zonas la vendimia comenzaba en agosto, con semanas de adelanto a lo que es habitual. Es el caso de la zona conocida como “Terres dels Alforins”. Pablo Calatayud, de Celler del Roure, celebra las abundantes precipitaciones. "En diciembre llueve mucho, en enero tenemos lluvia y nieve, el día 20 cae una gran nevada de medio metro y en marzo vuelve a llover”. En total, recogen más de 800 litros de vendimia a vendimia. “¡Una maravilla!”, exclama Calatayud. “Con toda esta lluvia y unas temperaturas algo más altas de lo normal, especialmente en mayo y junio, el ciclo se adelanta y tenemos mucho vigor y muchas hojas para madurar no demasiados racimos. A pesar de la lluvia, la producción este año es baja debido a la sequía del año anterior."

Otro ingeniero agrónomo que también elabora en la zona, Juan Llobell, de la bodega Fil·loxera&Cia, explica que la climatología del verano ha sido casi extrema. “Otro verano seco ha hecho que el desarrollo de estos racimos haya sido muy poco, disminuyendo aún más los kilos y acelerando la maduración debido a un mes de julio más típico del trópico que de un clima mediterráneo, puesto que hemos tenido muchos días con temperaturas y humedades relativas muy elevadas”. Esto ha provocado una maduración mucho más rápida, entre doce y quince días de anticipación. “A partir del envero ha sido una carrera de velocidad, las uvas han alcanzado muy pronto concentraciones de azúcar altas que recomendaban vendimiar para no tener unos vinos excesivamente alcohólicos, pero la maduración de las pieles y semillas no ha sido la habitual. La gestión en bodega se ha alterado para acomodarse a las condiciones de la uva, variando las maceraciones y los tiempos de encubado”, explica Llobell.

Ambos ingenieros se felicitan por el resultado final de la cosecha y destacan que la habilidad para “leer” la uva que les ha entrado, que como es normal, condiciona la elaboración, haga que podamos disfrutar de unos muy buenos vinos.

Utiel-Requena: vendimia adelantada, pero no tanto

El panorama ha sido ligeramente diferente en Utiel-Requena. El verano tan seco ha obligado a adelantar la vendimia, pero no tanto como al sur de la provincia de Valencia. Así lo atestigua otro ingeniero agrónomo, José Luis Salón, propietario de una pequeña bodega, Pasiego. “En la zona alta de Utiel Requena, formada principalmente por varias aldeas de Utiel y los municipios de Camporrobles y Sinarcas, la vendimia no se ha adelantado tanto como en otras zonas, debido principalmente a las heladas padecidas tras la brotación en primavera. En Requena terminó pronto la vendimia de las variedades blancas tanto para vinos base cava como para vinos blancos. Y a mediados de septiembre comenzó la vendimia de variedades tintas como la Tempranillo, la Garnacha y la Bobal”. En cuanto a la calidad de la uva, la satisfacción es total, al igual que en la zona de La Costera: “El estado sanitario de la uva es el idóneo, a pesar de que ha habido algunos brotes tardíos de mildiu, que solo han afectado parcialmente al follaje en algunas parcelas”. Las heladas y el pedrisco caído en mayo han hecho caer el volumen de la cosecha un 50% con respecto al año pasado. “La cosecha va a ser corta pero de una gran calidad”, resume Salón.

Nuevos modelos de empresa

El último testimonio es el de Pablo Cortés, de WineryOn, que elabora en la vecina Yecla, aunque su actividad profesional le hace recorrer y conocer todas nuestras zonas vitivinícolas. Coincide con la valoración del resto de compañeros: “Vendimia corta con pocos kilos debido a la severa sequía, pero la calidad de la uva es excelente, así que se trata de una muy buena cosecha que va a dar unos grandes vinos en el futuro”. Para el decano de los ingenieros agrónomos, “la tecnología ha evolucionado mucho en muy poco tiempo, lo que abarata la inversión que supone poner en marcha una bodega, pero también las bodegas y agricultores se han abierto a nuevos modelos de empresa, como puede ser el de Cortés, en la cual su activo es el conocimiento y la inteligencia comercial, que explota, a modo de economía colaborativa, con otras empresas cuyos activos pueden ser la tierra, las viñas o la propia bodega”. Segura concluye destacando que estamos “ante un sector del que nos tenemos que sentir orgullosos”.