Topic:

Andalucía recupera valor en su exportación vitivinícola

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Las exportaciones vitivinícolas con origen en Andalucía alcanzaron, en 2019 un total de 47, 87 millones de litros, encadenando, con este, tres ejercicios de retrocesos en volumen. Respecto a 2018 el descenso es de apenas el 2%, pero hay que tener en cuenta que en 2016 Andalucía exportó un total de 83,4 millones de litros y que la media de exportación regional entre 2010 y 2019 es de 60,13 millones de euros. En valor, estos envíos fronteras afuera generaron unos reembolsos de 109,54 millones de euros, con una ligera recuperación del 1,47%, por lo que los precios medios de los vinos andaluces experimentaron, en término medio, una revalorización del 3,61% hasta situarse en una media de 2,29 euros litro. Este precio duplica el precio medio de la exportación vitivinícola española en 2011 (1,11 euros/litro).

Entre las DD.OO. exportadoras, destaca la D.O.P. Jerez, que, según datos de su Consejo Regulador, cerró 2019 con unas ventas al exterior de más de 19 millones de litros de vino, con alzas del 1%. Con gran incertidumbre por el impacto del Brexit y los aranceles en EE.UU., así como la crisis provocada por el Covid-19. No hay que perder de vista que R. Unido compró 8,2 millones de litros de jerez (más del 43% del total) y que hacia EE.UU. salieron más de 1 millón de litros.

Artículo con tablas aquí.

Descenso de las exportaciones de vino de las DD.OO. de Aragón durante 2019

 Publicado el por Mariano Navascués (colaborador)

Los datos más recientes del comercio internacional generado en las cuatro denominaciones de origen aragonesas (Calatayud, Campo de Borja, Cariñena y Somontano) marcan un total de 37.497.568 litros exportados a los distintos mercados en los que todas ellas operan.  Resulta una cantidad considerablemente inferior con respecto a la del año anterior, aunque la comunidad vitivinícola aragonesa se mantiene (salvo años excepcionales) dentro de la media de otros ejercicios. En total se comercializaron 49.996.757 botellas siendo la D.O.P. Cariñena la que, por superficie y volumen de producción, más unidades ha expendido fuera de nuestro país, seguida de la D.O.P. Campo de Borja, la D.O.P. Calatayud y la D.O.P. Somontano respectivamente.

En la D.O.P. Cariñena se han exportado 27.414.177 botellas, lo que supone el 65,76% de toda su producción. Si se compara con expediciones anteriores el descenso es notable ya que en 2018 fueron 30.627.129 botellas (67,97%), 35.489.285 botellas en 2017 (68,24%) y 36.004.080 botellas en 2016, representando un 67,73% de la producción total. Alemania, con un 21% del total, se consolida como el mejor cliente de Cariñena seguido de Reino Unido (15%), China y Rusia (con un 11% respectivamente) y Canadá, que recibe el 10% de estas exportaciones. A estos cinco países se han destinado 19.479.566 botellas.

Borja, la segunda denominación en cuanto a porcentaje exportador y volumen de negocio se refiere, ha destinado 11.796.794 botellas al mercado internacional, o lo que es lo mismo 8.847.596 litros. Los principales consumidores de la D.O.P. Campo de Borja en la Unión Europea siguen siendo Reino Unido (2.328.133 botellas) y Alemania (1.077.600 botellas) seguidos de Holanda y Bélgica, que mantienen volúmenes similares por debajo en ambos casos de las 365.000 botellas. También en el continente europeo destaca Rusia como mercado emergente, aunque, por ahora, con escasa presencia (270.400 botellas). Estados Unidos (1.754.666 botellas) y Canadá (1.143.066) se erigen como mejores clientes en Norteamérica mientras que los índices que reporta China (2.094.400 botellas) lo convierten en el segundo mejor comprador internacional con vinos de esta denominación de origen zaragozana.

También en la provincia de Zaragoza, la D.O.P. Calatayud ha constatado 7.767.993 botellas comercializadas fuera de nuestro país. Es la zona vitivinícola que mayor porcentaje destina a la exportación ya que suele superar el 85% de su producción. Estos 5.825.995 litros de vino han ido a parar, por este orden, a Noruega (3.319.106 botellas), Estados Unidos (1.656.916 botellas), Francia (752.146 botellas), Alemania (569.764) botellas), Canadá (464.906 botellas) y otros países con consumos menores, pero igualmente importantes para la economía de la propia denominación y las bodegas que la conforman. Algunos de ellos son Irlanda, Bélgica, Rusia, China, Brasil, Suiza, Corea, Japón, Finlandia y Holanda, entre otros.

Por su parte, en la provincia altoaragonesa, el Somontano cerró su ejercicio internacional con un total de 2.263.345 litros, o lo que es lo mismo, 3.017.793 botellas. Por tipología de vinos, ganan los tintos (1.406.317 botellas), seguidos de blancos (1.053.066 botellas) y rosados (558.409 botellas). En cuanto a la distribución por países, Bélgica se consolida como mayor importador copando el 30,67% de toda la exportación. Le siguen en el ránking Alemania (14,47%), Holanda (10,58%), México (7,25%) y Rusia (6,48%). Además de estos cinco destinos preferentes, la denominación de origen exporta a otros cuarenta países más distribuyendo pequeñas partidas por medio mundo.

Como conclusiones generales del vino aragonés destaca la bajada en mercados internacionales cayendo un 11% en los dos años anteriores generando a pesar de ello un volumen de negocio en torno a 90 millones de euros (en 2018 alcanzó los 95,26 millones). También llama la atención el retroceso que ha tenido la exportación en países como Reino Unido y Estados Unidos, mercados de vital importancia y compradores habituales de los vinos elaborados en esta comunidad. En ambos casos se ha llegado incluso a un 30% menos de ventas.

La tendencia descendente se mantiene y surge la incertidumbre de las consecuencias y el agravio por la crisis económica generada por el Covid-19 en los primeros meses de 2020.

Ambel se convierte en el primer municipio sostenible y responsable del Campo de Borja

 Publicado el por SeVi (colaborador)

A las 23:59 horas del pasado día 15 de mayo se ponía fin a la primera anualidad 2019-2020 de la Bandera Verde en el destino Ruta de la Garnacha, un periodo para que los municipios puedan ejecutar y justificar las acciones previstas y así lograr puntos.  Ambel, con un total de 108, ha logrado colocarse como el primer municipio que consigue  la bandera verde tras superar la barrera de los 107 puntos, mínimo exigido para alcanzar la distinción. Los municipios que le han seguido por puntuación, de los 20 que conforman el destino turístico y que también participan en el proyecto, son Alberite de San Juan,  Ainzón y Albeta

Un territorio turísticamente sostenible

El objetivo de la bandera es lograr que nuestros municipios, un total de 20 reconocidos como destino Ruta Garnacha, alcancen un verdadero compromiso por la conservación de nuestro legado cultural y paisajístico, de forma que no solo esté bien presentado sino que vele por el mantenimiento y conservación de su entorno natural contribuyendo a la sostenibilidad de su  población, de sus comunidades locales, lo que se traduce en su bienestar social y mejora de la calidad de vida de la misma. Sin duda la Bandera Verde contribuirá al desarrollo de políticas de ordenación del territorio además de las que la vinculan, directamente, con las turísticas.

La Comarca Campo de Borja al frente del proyecto

Fue en 2017 cuando se aprobó un Plan de Gestión del Paisaje Ruta de la Garnacha a 10 años, (2017-2027) liderado por la Comarca Campo de Borja y ratificado, mediante la “Declaración del Paisaje”, por cada una de las entidades locales que componen la Comarca junto con Vera del Moncayo y El Buste. Coordinado por la Asociación para la Promoción Turística de la Ruta de la Garnacha, la Bandera Verde se ha convertido en una herramienta que se facilita a cada uno de los ayuntamientos para que apliquen los objetivos y estrategias del Plan que consta de más de 170 acciones solicitadas por la población del territorio, tras celebrarse un proceso participativo. Las entidades locales son las que pueden implementar, en cada uno de sus municipios, un proyecto único y ejemplar en todo Aragón.

La Comarca Campo de Borja junto con el Gobierno de Aragón y bajo la marca Enoturismo de Aragón, alineadas y comprometidas con los 17 ODS (Agenda 2030), hacen realidad un plan ambicioso  en materia de sostenibilidad y responsabilidad social que se suma, siguiendo sus pautas, a la estrategia de sostenibilidad turística que desde la Dirección General de Turismo de Aragón se ha puesto en marcha desde este mismo año.

Acciones y méritos

Las reglas de juego establecen a cada uno de los municipios y como requisitos obligatorios para poder iniciar la carrera hacia la consecución de la Bandera:  formar  parte del destino turístico de La Ruta de la Garnacha;  haber firmado previamente la “Declaración del Paisaje”; ser miembro del Observatorio del Paisaje Campo de Borja y contribuir con  una  aportación económica establecida y cuyo fin es ejecutar una vez al año la limpieza del entorno del municipio, contribuyendo también de este modo a la sostenibilidad e inserción laboral de un colectivo de personas  asentado en la Comarca, con necesidades especiales.

Cumplidos dichos requisitos básicos, y existiendo en esta primera anualidad de la Bandera Verde 2019-2020 un total de 22 acciones a ejecutar,  Ambel  ha contribuido al proyecto  mediante  la celebración de actividades y charlas entre su población y escolares, poniendo en valor el paisaje y sus cuidados; la ejecución de actividades deportivas en el que el entorno natural  ha sido soporte de las mismas  (senderismo, btt, etc.);  celebración del Día del Paisaje entre la población; sensibilización entre sus ciudadanos sobre  la relevancia de los senderos como caminos tradicionales mediante andadas; educación ambiental entre diferentes colectivos, especialmente escolares;  fomento y apoyo a asociaciones locales y voluntariado; y contribución económica al mantenimiento y limpieza de recursos naturales y culturales catalogados.

A todo ello hay que sumar otros méritos que también le han facilitado la distinción y que van desde asistir a talleres de formación e informativos en materia del paisaje, gestión del destino, etc.,  a utilizar canales de comunicación que redunden como mejora en el proceso informativo de su compromiso con la sostenibilidad tanto a sus ciudadanos como visitantes.

Ambel izará la primera Bandera Verde en el territorio

Siempre y cuando lo permita la actual situación (mejora de la crisis sanitaria a consecuencia del COVID-19) será el próximo 28 de junio, domingo (festivo más próximo al Día del Paisaje, 30 de junio), cuando se proceda al izado de la primera "Bandera Verde" ubicada en el destino de La Ruta de la Garnacha, compuesto por la Comarca Campo de Borja, Vera de Moncayo y El Buste. 

Los vinos de la I.G.P. Vi de la Terra Mallorca lideran las cifras de exportación de las Illes Balears

 Publicado el por Norka López (colaborador)

La Indicación Geográfica Protegida Vins de la Terra Mallorca ha continuado liderando los datos de comercialización en las Illes Balears durante 2019, también en lo que respecta a exportación, con mucha diferencia de las denominaciones de origen y del resto de I.G.P.s del territorio balear.

En 2019, las Illes Balears comercializaron 49.587,91 hl de vino, de los cuales se destinaron a exportación un 17,48%. Por islas, los resultados son muy dispares. Vins de la Terra Mallorca comercializó un 21,38% de su producción en mercados foráneos, mientras que la D.O.P. Pla i Llevant hizo lo propio con el 13% de sus vinos, la D.O.P. Binissalem envió un 12,05% al mercado exterior e islas como Menorca e Ibiza colocaron fuera de las fronteras españolas un 2,38% y un 7,02% de sus productos, respectivamente.

Cabe destacar que, a pesar de todo, el mercado interno ha continuado siendo en 2019 el principal nicho de comercialización de los vinos baleares, impulsado principalmente por el turismo que visita las islas.

Vi de la Terra Mallorca

Con 833 ha de viña (un 13,58% más que en 2018) y una producción de 28.437,14 hl de vino el año pasado, la I.G.P. Vi de la Terra Mallorca sigue liderando las cifras de comercialización entre las marcas de calidad de las Illes Balears. En 2019 las bodegas que producen bajo esta marca comercializaron 26.757,61 hl de vino, un 14,06% más que el año precedente, y destinaron a la venta en países de la Unión Europea 4.492,75 hl, al tiempo que 1.227,28 hl de vino se vendieron en terceros países.

En el territorio de la UE el principal destino de estos productos fue Alemania (75,23%), seguido de Chipre (9,12%), Dinamarca (5,8%) y Suecia (3,43%). Los países de fuera de la Unión que recibieron los vinos de Mallorca fueron Suiza (78,46%), Noruega (4,30%), Rusia (3,4%), Estados Unidos (2,56%), República Dominicana (2,23%) y México (1,02%).

D.O.P. Pla i Llevant

El año pasado las 391,76 ha de viña (+2,39%) que registraron los viticultores amparados en la D.O Pla i Llevant lograron poner en el mercado 14.516 hl (-10,46%) de vino, de los cuales comercializaron 11.992,45 hl

(-18,31). Del total de hl vendidos se enviaron a la Unión Europea 1.326,49 hl y a terceros países 232,65 hl. Los principales países de destino en la UE fueron Alemania (95,12%), República Checa (1,10%), Suecia (1,37%), Dinamarca (1,79%), Noruega (0,72%) y Bélgica (0,34%). En la categoría de terceros países Suiza lidera la recepción de estos vinos (86,26%) seguido de Estados Unidos (11,80%) y Puerto Rico (1,22).

Un 15% de media de exportación global:

Antoni Bennàssar, presidente de los consejos reguladores de la D.O.P. Pla i Llevant y de la I.G.P. Vi de la Terra Mallorca, considera que, para entender la evolución reciente de los datos de exportación de estas entidades, es necesario “distinguir factores intrínsecos y extrínsecos” que afectan a su comercialización en mercados extranjeros. Como término medio de comercialización global a lo largo de los últimos años, explica, estaríamos hablando de un 15% destinado a la exportación y, de éste, un 95%, destinado al mercado alemán. Bennàssar puntualiza que el 85% del vino producido por ambos consejos reguladores se comercializa en Mallorca, y que, de esta cifra, un 75% lo consumen la restauración y comercios y un 25% corresponde a venta directa en las bodegas. De este 25% buena parte es adquirido por la población extranjera que vive de forma continuada en la isla.

Tras contextualizar las cifras globales de comercialización, el presidente de las dos entidades reguladoras ha indicado que “en estos últimos 15 años se ha dado un aumento sostenido de la exportación alrededor del 15% anual a los países europeos. La anomalía en la exportación se produjo en el año 2018 en que esta se duplicó y en 2019 volvió a sus valores normales. Si se compara la exportación entre 2017 y 2019 la diferencia en positivo es del 15%. Con los países terceros se dan unos valores en porcentaje similares, aunque el volumen de exportación sea mucho menor. A todo ello hay que añadir que el año 2019 fue de escaso rendimiento en las viñas, puesto que la cantidad de quilos de uva recogida y de litros de vino elaborados fue menor”.

Para Bennàssar, los buenos datos de exportación de Vi de la Terra Mallorca se deben a que, “al no producirse en sus exportaciones la anomalía de 2018, la marca ha seguido con sus valores normales de aumento sostenido de la exportación a los países de la Unión Europea, con un detrimento de los países terceros debido a cambio de destino de las partidas de exportación”. Asimismo, ha querido destacar que, para comprender los valores de comercialización de Mallorca hay que tener en cuenta siempre la afluencia de turismo a la isla, ya que “la mayoría de la clientela en este territorio son los turistas que nos visitan. En el año 2018 se batieron récords de visitas, mientras que estas descendieron en el 2019”.

Consultado sobre los posibles efectos de la pandemia en el futuro de la comercialización del Vi de la Terra Mallorca y de Pla i Llevant, Bennàssar responde: lo que pasará en los próximos años respecto a la crisis del coronavirus es difícil de predecir. Seguramente habrá cambios generales en toda la sociedad porque hemos comprendido nuestra vulnerabilidad y que realmente no somos una especie aparte de las otras, sino que estamos regidos por las mismas leyes químicas, físicas y biológicas del resto, esto hace que nos repensemos nuestras relaciones. La primera revisión es plantearnos nuestra dependencia del turismo. Cuando se produce una crisis natural o social uno de los primeros afectados es el turismo, por tanto, debemos potenciar por un lado el mercado interno autóctono y, por otro lado, potenciar la exportación. En estos últimos años la afluencia del turismo ha sido masivo y en aumento año en año. Ello ha hecho que quizá no se haya puesto la debida atención a la exportación, pero en estos momentos ya se ha convertido en obligación organizar la venta en el exterior.

Finalmente se ha reafirmado en la necesidad de un mayor esfuerzo en la promoción de los vinos. “Sin duda se tiene que acentuar esta actividad. De hecho, este año justo antes del cierre de la población realizamos una presentación en Düsseldorf que tuvo bastante éxito. No se pudo participar en la Prowein por las razones conocidas y, también se frustró una presentación en Bruselas, pero en estos momentos estamos elaborando un plan para organizar actividades de distinto signo, como participar en un mayor número de ferias internacionales, organizar eventos propios de presentación, mantener el contacto con los distribuidores en el extranjero y fomentar el contacto personal con restaurantes, enotiendas, sumilleres y comunicadores.

D.O.P. Binissalem

La D.O.P. Binissalem, cuya superficie de viña ha aumentado en 2019 un 5,53% hasta las 289,86 ha, comercializó 7.330,51 hl de vino, de una producción anual de 9.367,44 hectolitros. Del total de ventas la D.O. colocó en la UE 436,53 hl de vino y en terceros países 446,71 hl. Alemania fue el principal mercado receptor de estos vinos en un 88,90%, seguido de Finlandia (2,06%), Dinamarca (3,30%), Países Bajos (1,61%), Reino Unido (1,55%), Suecia (1,2%), Francia 0,59%), Luxemburgo (0,55%), Bélgica 0,16% y República Checa 0,15%. Mientras, la comercializaron fuera del mercado común se centró en Suiza (97,35%), seguido de Japón (1,81%), Australia (0,61%) y Canadá (0,23%).

Cierto aumento de stocks:

Consultado sobre la evolución de los datos de la D.O.P. Binissalem, José Luis Roses, presidente del Consejo Regulador, ha destacado que hasta 2019 se ha ido vendiendo la producción de vino de forma razonable, pero que en los últimos meses han notado cierto aumento de stocks. En este sentido, ha explicado que la D.O.P. Binissalem propuso en base a ello en noviembre 2019 una limitación a la plantación de viñas por dos años “tal como han hecho muchas denominaciones de origen españolas y europeas”. Sin embargo, continúa, las organizaciones agrarias no apoyaron la iniciativa y la Consellería d’Agricultura la descartó, a pesar del elevado número de plantaciones que ha habido en los últimos 3 años. “Creemos que se ha de volver a trabajar sobre ello, y más tras los últimos acontecimientos”.

Roses recuerda que el aumento de exportación de los vinos de la D.O.P. Binissalem a Suiza, en la categoría de terceros países se debe a que este destino “siempre ha sido un destino tradicional de vinos de D.O.P. Binissalem, pero que de alguna manera había bajado en 2018”. Así mismo, señala que las ventas a la Unión Europea muestran un descenso que podría ser menor si se atiende a las siguientes circunstancias: “cada vez hay más ventas de bodegas baleares que se facturan en España y los clientes, consumidores finales, se autoenvían a sus domicilios en la Unión Europea. Asimismo, distintos mayoristas radicados en España envían también al extranjero vino balear, junto a otros productos de alimentación, a consumidores finales europeos”.

Roses ha insistido en que, aunque siempre es positivo aumentar cuota en mercados foráneos, que tanto podrían ser extranjero como en la propia Península ibérica, la situación de excedentes y la falta de ventas las están sufriendo todas las DD.OO. de España y Europa.

Sobre la coyuntura actual marcada por el Covid-19, el presidente del Consejo Regulador de la D.O.P. Binissalem, considera que es más factible incrementar ventas en las propias Islas, aumentando la cuota de mercado de los vinos producidos localmente. “Si en la actualidad se estima entre 15% y un 17% la cuota de vinos con D.O. en las Islas, un aumento a un rango de 22% o 25% podría ser mucho más efectivo que aumentos en exportación. “Para aumentar ventas en exportación no queda más remedio que entrar en una franja de precios mucho más económicos y en una lucha de precios y las pequeñas DD.OO. poco pueden hacer. No olvidemos que en Baleares se elaboran únicamente un 1,2 por mil del vino de España”.

En todo caso, la estrategia exportadora, sostienen Roses, es más un tema que atañe a cada bodega y empresa, donde la D.O. puede dar apoyo con algunas actuaciones. “La D.O.P. ha trabajado mucho para que los turistas que nos visiten conozcan la Comarca y lo vinos con temas como Wine Days y el enoturismo, y así a la vez ir dando conocimiento de los vinos y conseguir que en sus respectivos países nos identifiquen, y busquen”, ha informado.

Vi de la Terra Menorca

La superficie de viña en Menorca continúa su ritmo de crecimiento y el año pasado llegaron a 44,48 ha, un 6,31% más. La producción de estas bodegas se situó en 2019 en 1.361,08 hl de vino (-0,26%), de los que se comercializaron 1.303,44 hl (+11,10%) y de esta cantidad se vendieron en la UE 26,46 hl y en terceros países 4,50 hl. La estrategia comercializadora de los operadores menorquines está más enfocada al mercado local, donde creen que pueden sacar más partido a sus vinos artesanos.

Xavier Solano, portavoz de la asociación de Productores de vino de Menorca, explica que la mayoría de operadores han estado enfocados en una estrategia de crecimiento y que exportan “prácticamente nada”, debido a las características de sus negocios: “nuestras bodegas son pequeñas y familiares. Hacemos un producto de la tierra artesano y para nosotros es complicado llevar a cabo estrategias de exportación, aunque sería deseable”, ha precisado.

Solano ha recordado también que la I.G.P. Vi de la Terra Menorca es muy joven y que aún puede seguir explorando en la búsqueda de mercados. Sobre la situación actual, marcada por la crisis sanitaria de la Covid-19, el representante de los productores menorquines ha expresado que desde que comenzó el estado de alarma “no se ha podido vender ni una sola botella de vino” y que la esperanza está puesta en que la isla pueda llegar a recibir visitantes y, quizás así, poder salvar el 50% de la facturación del año pasado. También ha informado que se encuentran en conversaciones con el Govern de les Illes Balears con el objetivo de diseñar estrategias público-privadas que potencien el consumo local e impulsar campañas de promoción del vino menorquín.

Vi de la Terra Eivissa

Los productores ibicencos produjeron en 2019 1.662 hl de vino (-14,53%) y comercializaron 1.185,46, hl

(-29,34%). Del total de ventas se vendieron en la UE 1,35 hl y en terceros países 82,11 hl. Joan Riera, de la Asociación de viticultores y bodegueros de Eivissa, ha explicado que, aunque les gustaría impulsar sus datos de exportación, el coste de esta estrategia es elevado para los pequeños productores de la isla.

Riera ha explicado que en la actualidad la crisis producida por la Covid-19 está afectando drásticamente sus ventas. En el caso de Eivissa, según indica, el 80% de la facturación depende de los turistas que visitan el territorio y, en el corto plazo, no cree que impulsar la exportación pueda ayudar a paliar los efectos negativos de la caía de ventas. “Estamos intentando dar un impulso a las ventas por internet y trabajar en una estrategia de comercialización hacia el exterior, pero llevará tiempo, esto no es de un día para otro”, ha indicado.

Para Riera la prioridad de los viticultores ibicencos es aguantar hasta la próxima temporada, tarea difícil si se consideran los elevados costes fijos que soportan y la inversión de cara a la próxima vendimia en un escenario de freno en la facturación. “Esperamos que haya algo de turistas este año”, ha concluido.

Vi de la Terra Formentera

Con una superficie de viña de 13,19 ha la producción de vino en Formentera alcanzó los 156,45 hl en 2019 (-38,28%) y comercializó 178,80 hl de vino, un +3,50% que el año anterior. La exportación en esta isla es de apenas 1,35 hl en la UE y de 4,05 hl en terceros países.

Vi de la Terra Serra de Tramuntana Costa Nord

Las 16,70 ha de viña de esta I.G.P. permitieron la producción 224,40 hl en 2019 (-45,3%) y una comercialización ese mismo año de 174,37 hl (-26,1%). La exportación en esta marca es prácticamente inexistente, con sólo 0,85 hl vendidos dentro de la UE.

Vi de la Terra Illes Balears

La I.G.P. Vi de la Terra Illes Balears ha conseguido incrementar considerablemente su producción, tras unos años en fuerte descenso. Con 165,61 ha de viña (+22,62%) en 2019, los operadores bajo esta marca produjeron el año pasado 3,859,34 hl de vino (-10,83%) y comercializaron 655,2 hl, un 377% más que en 2018. Del total de hl vendidos, 172,60 (1.970,78%) tuvieron como destino la UE, mientras que 25,79 hl viajaron a terceros países (+100%).

Artículo completo aquí.

Exportaciones 2018/2019 de las DD.OO. de Castilla y León

 Publicado el por Patricia Fernando (colaborador)

El volumen de las ventas de vino en el conjunto de las DD.OO. de Castilla y León, correspondiente a la campaña vitivinícola (agosto-julio) de 2018/2019 se ha mantenido en la misma línea que la campaña de 2017/2018 alcanzando un volumen de 1,6 millones de hectolitros comercializados, de los cuales se han exportado 218.639 hl por un valor de 131,7 millones de euros; el 54% de esta cantidad se exportó a Europa y el 46% a terceros países.

Según los datos facilitados por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), el volumen de vino comercializado dentro el mercado nacional ha sido similar a la anterior campaña (1,4 millones de hectolitros), mientras que las ventas en el exterior han caído un 10%.

D.O.P. Arlanza

Unos 3.000 hl se han quedado en el mercado español, superando el millón de euros e incrementando estas ventas nacionales en un 15% respecto del ejercicio anterior; las ventas en nuestro país suponen un 97% del total de las ventas de la D.O.P. Arlanza. Del vino exportado (88 hl por un valor de 31.691 euros), el 40% se ha quedado en la Unión Europea, repartido entre Alemania, Reino Unido y Polonia. Fuera del mercado europeo, han sido Suiza, Estados Unidos y Japón los compradores mayoritarios.

En relación al volumen de vino exportado durante las últimas seis campañas, la D.O. ha experimentado una fuerte caída, directamente relacionada con la baja de alguna de sus bodegas principales, lo que ha provocado una merma en su producción y, por ende, en sus ventas. Esta bajada en las ventas ha crecido de forma paulatina desde la campaña 2013/14 en la que el volumen de las exportaciones era de 365 hl, hasta hoy, en la que tan solo se han exportado 88 hl.

D.O.P. Arribes

Durante la campaña 2018/19, la Denominación de Origen Arribes superaba los 5.000 hectolitros comercializados en el mercado nacional por un valor de 1,5 millones de euros; mil hectolitros y 30.000 euros más que en la anterior campaña. El volumen de vino exportado ha sido de 641 hectolitros por un valor de 192.477 euros.

Hacia la Unión Europea se enviaron 105 hectolitros y los destinos principales fueron Bélgica y Dinamarca; un 72% del vino enviado a Europa ha sido tinto, un 25% blanco y el 3% restante ha sido de rosado de Arribes.

Fuera de Europa, del mismo modo que sucedía en la campaña pasada, ha destacado China por la compra del 92% de lo exportado hacia terceros países y tinto, prácticamente en su totalidad.

D.O.P. Bierzo

Han sido un total de 83.238 los hl comercializados por la D.O.P. Bierzo, de los cuales 66.380 hl se quedaban en España y los 16.858 hl restantes se enviaban fuera de nuestro país. En relación al valor de las ventas, han superado los 7 millones en las exportaciones, mientras que 27,8 millones se quedaban en nuestro país.

El 80% de la producción se ha quedado en España y el porcentaje restante se ha enviado a mercados exteriores. La media del volumen de vino exportado en esta denominación durante las últimas seis campañas se sitúa en los15.000 hl, por lo que, según estos datos, este año la D.O.P. Bierzo ha superado esta media en un 12%.

La Unión Europea recibía el 40% del vino exportado (7.514 Hl), siendo relevante la demanda recibida desde Alemania, con el 50% de la producción exportada, seguido por Reino Unido y Holanda, tal y como sucedía en la campaña pasada.

Fuera de Europa recibían 9.343 hl de la D.O.P. Bierzo y el 66% de esta cantidad se quedaba en el continente americano, repartido entre Estados Unidos, Brasil y Canadá.

D.O.P. Cebreros

En la Denominación de Origen Cebreros, durante su segunda campaña con ese estatus se han comercializado unos 730 hl de vino en nuestro país por un valor de 398.400 euros. Respecto a los mercados exteriores, se han comercializado 281 hl por un valor de 123.035 euros de los cuales 236 hl se quedaban en Europa y los 45 hl restantes se enviaban a terceros países; durante la última campaña la D.O.P. Cebreros ha duplicado su volumen de ventas en el exterior.

D.O.P. Cigales

En la D.O.P. Cigales el volumen de ventas registrado en nuestro país ha sido de 27.552 hectolitros por un valor de 11 millones de euros, un 18% menos que en la campaña pasada. Por otro lado, hacia los mercados exteriores se enviaron 3477 hectolitros, por un valor de 1,4 millones de euros. La D.O.P. Cigales ha registrado una caída del 50% en las exportaciones del mismo modo que le sucedía hace dos campañas (2016/17) en la que se recogía una cantidad similar.

Dentro del mercado europeo, Bélgica ha vuelto a destacar con la compra de un tercio de lo exportado (1.085 hl). Alemania ha vuelto a situarse en segundo lugar siguiendo la tendencia de los últimos años. En Europa se comercializaron 2.479 hectolitros por un valor de 991.000 euros. China es el comprador clave fuera de Europa con 426 hl, prácticamente el 50% de lo exportado a terceros países (998 hl).

D.O.P. León

Según el último ejercicio facilitado por la Junta de Castilla y León, durante la campaña 2018/19 se comercializaron 14.261 hectolitros por un valor económico de cinco millones de euros en el mercado interior, quedando reflejada la buena marcha de las ventas de la D.O.P. León en nuestro país.

Respecto a las ventas fuera de España, el volumen exportado fue de 427 hl por un valor de 139.023 euros. En la Unión Europea se quedaban 385 hl, siendo Bélgica y Reino Unido los principales importadores de vino de Tierra de León con 144 hl y 235 hl respectivamente; un 85% del vino exportado era tinto. Sin embargo, durante el ejercicio anterior fueron Holanda y Alemania los países que importaron vino de esta denominación; fuera de la Unión Europea se quedaron 42 hl de los exportados.

D.O.P. Ribera del Duero

Los datos sobre los resultados de la comercialización de vino en la Denominación de Origen Ribera del Duero, recogen un total de 551.236 hectolitros vendidos en nuestro país, por un valor de casi 207 millones de euros.

El volumen de las exportaciones ha sido 74.293 hl por un valor de 80,7 millones de euros; ambas cantidades similares a los datos recogidos en la campaña anterior. En Europa se quedaban con 35.333 hl y en el resto de mercados ajenos a la Unión Europea 38.961 hl).

Dentro de la Unión Europea fueron Alemania, Dinamarca y Reino Unido han destacado por encima del resto de países, siendo Alemania el principal comprador con la importación de la tercera parte de lo exportado hacia Europa (9.850 hl) mayor demanda de vino de la Ribera del Duero; multiplicando casi por tres el vino enviado al mercado alemán (11.042 hl) respecto al danés y el holandés. Un total de 35.269 hl han sido consumidos por el mercado europeo, por un valor de 35,5 millones de euros, mientras que 38.961 hl eran para países no pertenecientes a Europa por un valor de 40 millones de euros.

Fuera de Europa ha destacado sobre todo el mercado suizo con la compra de 14.000 hl, un 35% de lo exportado a terceros países.

D.O.P. Rueda

Los datos de la D.O.P. Rueda reflejan que en el mercado nacional se quedaron 685.504 hectolitros por un valor de 192 millones de euros, 15 millones más que en la campaña pasada, mientras que hacia el mercado internacional se enviaban 82.208 hectolitros por un valor de 23 millones de euros, un 15% menos que en la campaña 2017/18.

Dentro del mercado europeo, Alemania y Holanda encabezan la lista de compradores de vino de la D.O.P. Rueda con la compra de 38.000 hectolitros entre ambos, un 73% de lo exportado a la Unión Europea. En total se exportaron 52.861 hectolitros a Europa, por un valor de 14,8 millones de euros.

En relación a la lista de terceros países, los dos países de mayor demanda han sido Suiza y Estados Unidos con 6.497 hl y 7.080 hl hectolitros, respectivamente. En el grupo de países ajenos a la Unión Europea se comercializaban 29.347 hectolitros, por un valor de 8,2 millones de euros.

D.O.P. Sierra de Salamanca

Durante la campaña 2018/19 la Denominación de Origen Sierra de Salamanca ha comercializado 1.415 hl en el mercado nacional por un valor de 707.000 euros. La suma de vino exportado ha sido de 153 hl por un valor de 173.026 euros (93 hl dentro de Europa y 60 hl en terceros países). En Europa quedaban 93 hl por un valor de 93.000 euros con el mercado alemán como principal comprador y los 60 hl restantes por un valor de 79.600 euros fueron enviados a Estados Unidos casi en su totalidad.

D.O.P. Toro

Cerca de 19 millones de euros eran los ingresos recogidos por las exportaciones en la Denominación de Origen Toro y unos 64,3 millones de euros provienen de las ventas en nuestro país, con un volumen de ventas de 39.464 hl y 64.390 hl respectivamente; cantidades muy similares a las registradas en la pasada campaña.

En Europa se quedaba el 40% de lo exportado (17.757 hl) por un valor de 8,2 millones de euros, repartido prácticamente en su totalidad entre Alemania, Holanda, Reino Unido, Austria, Bélgica y Francia. Fuera de la Unión Europea, se enviaron 21.705 hl por de vino de la D.O Toro por un valor de 10,1 millones de euros, siendo China (8.031 hl) y Estados Unidos (8.248 hl) los principales mercados.

D.O.P. Tierra del Vino de Zamora

En Tierra del Vino de Zamora se comercializaron 1.134 hl en nuestro país por un valor de 597.260 euros, mientras que en el exterior se vendieron un total de 248 hl por un valor de 220.379 euros. En la Unión Europea se enviaron unos 91 hectolitros, los cuales quedaban divididos entre los mercados alemán, polaco y británico; estos países destinaron el 50% de su compra al vino blanco y el 50% restante al tinto de la D.O.P. Rusia, Estados Unidos y China, destacaban entre la lista de terceros países como destinos para los vinos de Tierra del Vino de Zamora; en estos países se vendieron 156 hectolitros por un valor de 170.000 euros.

D.O.P. Valles de Benavente

La D.O.P. Valles de Benavente durante la campaña 2018/19 comercializaba en nuestro país 1.414 hl por un valor de 424.199 € y fuera de nuestro país 500 hl por un valor de 175.181 euros, manteniendo unos resultados similares a los de la anterior campaña. Respecto al total de lo exportado, 357 hl se quedaban en el mercado europeo por un valor de 125.128 euros y los 143 hl restantes se exportaban hacia terceros países por 50.053 euros. En Europa destacaba el mercado alemán mientras que fuera del continente europeo lo hacía China.

Artículo con tablas aquí.