Topic:

Miguel A. Torres y Ramon Viader, miembros del Jurado del 17º Premio de Enología “Jaume Ciurana”

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ramon Viader (i) y Miguel A. Torres (d). (photo: )

Ramon Viader (i) y Miguel A. Torres (d).

La consolidación del Premio de Enología “Jaume Ciurana”, tanto en cuanto a la dotación económica, como por el arraigo que tiene en el ámbito universitario y en las empresas del sector, se ratifica año tras año con la incorporación al Jurado de dos miembros de reconocida valía, que acompañan a los miembros de carácter fijo: el hijo de Jaume Ciurana, que ejerce de presidente, Joan-Miquel Canals, decano de la Facultad de Enología de la URV y Miguel o Santi Rius, como representantes de la consultora patrocinadora del Premio, que se van alternando en su concurso. Los nuevos miembros del Jurado para esta 17ª edición, propuestos por la misma Universidad y por la Consultoría Rius&Rius, son Miguel A. Torres y Ramon Viader, respectivamente.

Miquel A. Torres Riera, nacido en Barcelona (1941), licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Barcelona y en Viticultura y Enología por la Universidad de Dijon (Borgoña). En 1962 se incorpora al más que centenario negocio familiar (casa fundada en 1870) siendo, en la actualidad, su presidente. Su larga y fructífera vida profesional y su firme compromiso contra el cambio climático y en defensa de la ecología le ha supuesto el reconocimiento y distinciones de rango nacional e internacional como: la Orden Bernardo O'Higgins en el grado de Gran Oficial del Gobierno chileno (1996), en agradecimiento por sus servicios en la mejora de las relaciones entre ambos países, así como su contribución al desarrollo vitivinícola de ese país sudamericano; la Orden del León de Finlandia (2012), la más alta distinción que el gobierno finés otorga a una persona extranjera; la Placa de Oro de la Orden del Mérito Agrario, Pesquero y Alimentario, concedida por el Gobierno español (2013); la Insignia de Oro de la Asociación Vinícola Catalana (2015) impuesta por el president de la Generalitat por su trayectoria al frente de la patronal del vino catalán. Reconocimiento en medios internacionales como: la revista ‘Time’ (2011); revista británica ‘Decanter’, que lo distinguió como “Man of the Year”. Autor de varios libros sobre temas vinícolas; el más conocido “Viñas y Vinos” actualmente en la séptima edición. El pasado mes de noviembre fue distinguido, por todos sus méritos profesionales y personales como “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Rovira i Virgili. Recientemente ha sido elegido como presidente de la Federación Española del Vino (FEV). Todo un compendio que explica el posicionamiento de Torres como la marca de vino más admirada de Europa y del mundo.

Por otra parte Ramon Viader Guixà, nacido en Sant Sadurní d'Anoia (1948), licenciado en Farmacia por la Universidad de Barcelona (1975); doctorado por la Facultad de Farmacia de Barcelona (1985), Graduado en Enología por la Universidad Rovira i Virgili; y Master en Gestión de la Calidad Total (1992) por la Universidad de Barcelona. Ex presidente de la Federación Española de Enólogos y de la Union Internationale des Oenologues. Miembro del grupo de expertos de la subcomisión de Métodos de Análisis de la OIV. Socio fundador y primer secretario de la Fundación FIVIN. Autor de varios libros: "Control de calidad en la industria enológica” (1989); “Vademecum Enológico” (2000); "Vino, Corpo e Cervello" primera edición en italiano (2004), de este (2011) se ha publicado la edición en catalán a cargo de la Sección de Ciencias del Instituto de Estudios Catalanes y se ha convertido en obra de referencia en el mundo sobre análisis sensorial. Su última obra "Viader, familia de médicos y boticarios", a modo de legado para futuras generaciones, es un verdadero resumen histórico de la medicina y la farmacia en los últimos 350 años en Cataluña. Ha publicado numerosos artículos científicos y divulgativos y ha realizado una amplia actividad docente, últimamente como profesor adherido de la URV, gozando de un notable prestigio en el sector vitivinícola y agroalimentario

La deliberación del Jurado y la entrega del Premio “Jaume Ciurana” se llevará a cabo el martes, 10 de octubre, en sesión matinal, en la sede de la Facultad de Enología de la URV (Campus Sescelades, en Tarragona) y es pública la concurrencia.

Con esta 17ª edición, Rius&Rius, como empresa de referencia en el sector vitivinícola, reafirma su apuesta por vincular los mundos empresarial y universitario como ejes fundamentales para favorecer el desarrollo, crecimiento y mejora económica y social del sector.

Wine Intelligence abre oficina en España

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tras un periodo de crecimiento, la consultora Wine Intelligence está ampliando su red de oficinas y profesionales asociados esta vez incluyendo España. Liderada por su director de España y Sudamérica, Juan Park, la nueva oficina en Valladolid destaca por su cercanía a algunas de las regiones de España más prestigiosas así como fácil acceso a Madrid, Ribera del Duero, Rioja, Galicia y regiones portuguesas. Su apertura eleva en número de oficinas globales a 4 y a los países con presencia de expertos en el terreno a 9. Las otras oficinas permanentes de Wine Intelligence se encuentran en Londres, Sídney y Aviñón. Wine Intelligence también tiene profesionales en el terreno en Brasil, Alemania, Sudáfrica, Italia y Estados Unidos.  “El vino español ha dado un paso adelante desde la crisis económica con varietales locales mostrando un gran potencial y las marcas cada vez más concienciadas en la importancia de entender al consumidor final. Ahora es un momento ideal para tomar las mejores decisiones usando las investigaciones e información de Wine Intelligence”, manifiesta Juan Park.

Sobre la oficina de Valladolid: Dirección: Menéndez Pelayo 2, Oficina 11, 47001, Valladolid. Teléfono: +34 637 214 829. Email: juan@wineintelligence.com

Edición limitada para conmemorar los 75 años de Bodegas Fariña

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Bodegas Fariña (D.O.P. Toro) celebra este año su 75º aniversario y para conmemorarlo ha creado un nuevo vino de edición limitada, Fariña 75 Aniversario. El vino (100% Tinta de Toro, con 18 meses en barrica, 85% en roble americano y 15% en roble francés) se muestra de color cereza intenso y despliega aromas varietales de moras y ciruelas con toques de regaliz, clavo, chocolate. Rotundo, pero equilibrado y sedoso en boca. Singular y complejo. Fariña 75 Aniversario está concebido para ser un vino longevo, del que podamos disfrutar ya pero también guardar durante muchos años. Su botella estilo borgoña es un homenaje a las raíces, a los primeros Colegiata que elaboró Fariña en los años 70, y en su interior late en perfecta simbiosis la potencia que aporta la Tinta de Toro de viñedo viejo prefiloxérico y la frescura y frutosidad procedente de viñedos más jóvenes. Combina la experiencia de 75 años, con la visión renovada de la tercera generación de la familia dedicada al mundo del vino.

Antonio Viñal: ‘El sector del vino padece una inflación legislativa’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Antonio Viñal (a la derecha de la imagen) junto a Jesús Martín, presidente de la D.O. Valdepeñas y alcalde la localidad manchega, durante la presentación del Código Vitivinícola. (photo: )

Antonio Viñal (a la derecha de la imagen) junto a Jesús Martín, presidente de la D.O. Valdepeñas y alcalde la localidad manchega, durante la presentación del Código Vitivinícola.

El crecimiento excesivo y desordenado de la legislación que afecta al sector del vino es, sin lugar a dudas, uno de los grandes problemas, y quizá el más oculto, que acucia a la viticultura española. No es un problema exclusivo del sector del vino español pero dificulta su desarrollo y hace necesario que las bodegas cuenten con conocimiento y asesoramiento especializado y actualizado de las normas que afectan a su desarrollo.

Fruto de esta preocupación y de la búsqueda de una herramienta llave en mano que ofrezca soluciones a las bodegas nace el Código Vitivinícola de cuyas ventajas hablamos con su impulsor, el abogado Antonio Viñal.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales problemas que presenta el actual marco regulatorio del sector vitivinícola?

Aunque no son exclusivos del sector vitivinícola, sí le afectan en mayor o menor medida y son básicamente dos: la inflación y la contaminación legislativas. El primero consiste en el exceso de normas, unas normas -las leyes o sus equivalentes, por ejemplo- que crecen a un ritmo de unas 2.000 al año si sumamos las comunitarias, estatales y autonómicas.

El segundo, en que este crecimiento, además de ser excesivo, es desordenado, lo que en ocasiones dificulta saber qué normas están vigentes y cuáles no. Y ambos problemas, la inflación y la contaminación legislativas, suponen un desafío para las empresas, pero también, como señaló acertadamente en su día Aurelio Menéndez, para el Estado de Derecho.

¿Cómo repercute la inflación legislativa en la actividad de las empresas en general, y de las bodegas en particular?

El alcance de la repercusión depende, en última instancia, de la estructura, del tamaño o de la gestión de la empresa o bodega de que se trate, pero lo que es seguro es que, de una manera o de otra, esa repercusión existe. El exceso de normas tiene un enorme impacto en la actividad respectiva, tanto por las cargas administrativas derivadas del cumplimiento de esta ingente masa normativa (que hace que nuestro país ocupe, de entre los 30 países de la OCDE, el último puesto en empresas unipersonales, y el puesto 26 en el resto de las empresas), como por los costes administrativos asociados a dicho cumplimiento (que, de nuevo, en nuestro caso, supone aproximadamente el 4,6% del PIB general y el 7,6% del PIB empresarial).

¿Cómo incide, a su vez, la contaminación legislativa en la actividad empresarial, ya sea, como decíamos antes, de las empresas en general, o de las bodegas en particular?

Si partimos de la base de que las normas, de conformidad con el principio de competencia, deben conocerse y respetarse (recogido en el conocido artículo 6.1 del Código Civil, según el cual " la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento"), el empresario o bodeguero tiene que estar al corriente, le guste o no, de qué normas han sido derogadas por otras de forma tácita o expresa, o de qué normas, por el mero paso del tiempo, se han convertido en obsoletas, y para ello necesita disponer no sólo de asesores especializados, sino también de instrumentos que le faciliten a éstos dicha labor de asesoramiento, y ello incide directamente en su productividad, en su competitividad, en su responsabilidad.

¿Ha sido adoptada alguna medida, por parte de los poderes públicos, para enfrentarse a estos dos problemas?

A escala comunitaria hay diversas iniciativas, como el Programa SLIM para la simplificación legislativa, el Programa ABR para la reducción de cargas administrativas o el Programa REGIT para la adecuación de la reglamentación. A escala nacional se ha impulsado el Real Decreto 1083/2009, por el que se regula la memoria del análisis de impacto normativo o la Ley 20/2014 por la que se delega en el Gobierno la potestad de dictar diversos textos refundidos pero en ambos casos estamos todavía bastante lejos de llegar a eso que se ha dado en llamar "regulación inteligente", esto es, inteligible, flexible, práctica, eficaz y eficiente y fácilmente accesible.

Hablando, justamente, de accesibilidad, ¿existe algún instrumento, en el caso concreto del sector vitivinícola, en el que este pueda encontrar "just in time" la normativa que lo regula?

Existe, claro que existe, y es el resultado de una preocupación compartida por AVCO -nuestro Despacho- y Thomson Reuters por poner al alcance de las bodegas dicha normativa, haciendo hincapié, además, en su vigencia.

Fruto de esa preocupación - y de nuestra experiencia en la materia- es el Código Vitivinícola en cualquiera de sus dos ediciones, papel o digital, con la ventaja adicional de que esta última recoge las novedades legislativas más recientes a medida que éstas se van produciendo, como la Ley 1/2017, de 3 de enero, por la que se regula el control del potencial vitícola en la Comunidad Autónoma de La Rioja; o el Real Decreto 772/2017, de 28 de julio, por el que se regula el potencial de producción vitícola. A través de este Código, las bodegas, con una mínima inversión de tiempo, pueden estar al tanto del marco regulatorio actual. Otra cosa, claro, es la necesidad de que este sea más breve y mejor, pero esto, como diría Kipling, es "otra historia", y en tanto no llegue, este instrumento es, en mi opinión, imprescindible.

¿Cómo está estructurado el Código Vitivinícola y qué temas aborda?

El Código está estructurado en tres partes que abarcan Legislación Comunitaria, Estatal y Autonómica, seguidas de un Índice Analítico Abreviado para facilitar la consulta. Cada parte, a su vez, integra distintas materias, como, por ejemplo, la política agrícola común, el programa de apoyo al sector vitivinícola o las Denominaciones de Origen Protegidas y sus Consejos Reguladores, ya mencionados.

El Código puede adquirirse directamente en nuestras oficinas, con una pequeña deducción sobre el precio oficial de venta. El formulario para hacerlo está disponible en nuestra página web a través del siguiente link: http://avco.legal/es/?option=com_rsform&formId=5

Zaragoza acogerá del 28 al 31 de mayo el Congreso Internacional Macrowine 2018

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Del 28 al 31 de mayo, España albergará, por primera vez, la celebración del Congreso Macrowine, centrado en los metabolitos y macromoléculas en enología. La sede será el Hotel Palafox de Zaragoza y estará organizado por Vicente Ferreira y su equipo del Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología (LAAE) de la Universidad de Zaragoza, el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2) y el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICCV) de La Rioja.

La edición de 2018 pondrá su foco en cómo la ciencia puede ayudar a conseguir mejores vinos, más seguros, más sanos y más estables y diversos en un contexto fuertemente condicionado por el cambio climático. En concreto, se centrará cómo elaborar vinos más equilibrados, con mayor contenido en antioxidantes y moléculas bioactivas, minimizar el uso de dióxido de azufre al tiempo que se mejora la estabilidad y obtener niveles más bajos de alcohol.

El Comité Científico ha identificado siete áreas en las que se trabajará para cumplir los objetivos citados: percepciones y emociones al consumir vino, moléculas sensoactivas del vino, metabolitos y macromoléculas, estabilidad del vino (química, microbiológica y tecnológicamente), vino/uva (calidad, maduración, tratamientos y variedades), diversidad y calidad microbiológica, fisiología y bioactividad.

Más información en www.macrowine2018.com