Topic:

El sector afronta el futuro más inmediato con medidas excepcionales

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Parece que el sector bodeguero no está dispuesto a dejar pasar la oportunidad que esta crisis del Covid-19 le presenta, de regular su producción y evitar la acumulación de unos vinos que le está resultando muy complicado comercializar.

Los graves efectos que la paralización de la economía ha tenido en el sector de la hostelería y restauración han llevado a numerosas bodegas, de prácticamente todas las regiones españolas, a anunciar que, o bien no comprarán uva en la próxima vendimia, o bien reducirán drásticamente el volumen de sus adquisiciones.

La acumulación en sus depósitos de los vinos de esta campaña, una climatología benigna, con lluvias abundantes, temperaturas propicias y ausencia de episodios de heladas. Así como el anuncio de un periodo estival donde el gasto se verá fuertemente afectado por la reducción en la renta que experimentaremos los ciudadanos. Unido a la pérdida de un altísimo porcentaje de los turistas que normalmente nos visitan. Dibujan un panorama de excesos de producción que podría verse fuertemente agravado por una gran cosecha que, si bien en estos momentos resulta completamente imposible vaticinar, bien podría pensarse en que estuviera al más alto nivel de las históricamente elevadas de 2013 y 2018.

Amalgama que vendría a provocar importantes problemas de capacidad de almacenamiento en algunas bodegas, que se verían sin depósitos suficientes en los que dar cabida a todo el vino disponible.

Producción a la que hay que encontrarle una colocación adecuada, más allá de destilaciones o medidas extraordinarias con las que retirar temporalmente de los mercados una pequeña parte de una producción que resulta excedentaria estructuralmente y que circunstancias extraordinarias, como las actuales, no hacen sino agravar sus volúmenes, pero nunca generar un problema que no tuviéramos antes.

El Ministerio de Agricultura, después de casi tres meses de confinamiento y paralización absoluta de la economía mundial; sigue sin hacer público el Real Decreto de medidas extraordinarias por las que se autoriza la destilación de dos millones de hectolitros que deberán ir, obligatoriamente, a usos industriales con una dotación presupuestaria de 65 M€. Otros dos que podrán ser inmovilizados mediante los contratos de almacenamiento por un periodo de 6, 9 o 12 meses (9,9 M€) y una cosecha en verde (4 + 6 M€) que, ante la obligatoriedad de verse afectada el total de la parcela, es muy posible que no logre superar la barrera de lo testimonial.

Los rendimientos máximos autorizados se verán reducidos, como ya han anunciado algunas denominaciones de origen y el propio Ministerio limitaría a los vinos no sujetos a ninguna indicación de calidad a 18.000 kilos por hectárea para variedades tintas y 20.000 para blancas. Medidas que se verían complementadas con la elevación del porcentaje del contenido de alcohol de los subproductos hasta el quince por ciento.

Todo ello con un presupuesto de 78,9 millones de euros que serán retraídos del presupuesto anual del Plan de Apoyo al Sector de este año y 6 M€ del que viene a costa de otras medidas como la inversión (17,63 M€), promoción (16,47 M€) y reestructuración (23,326 M€). Sin haberse conseguido por el sector que, a igual de lo sucedido en Francia o Italia, la Administración nacional viera complementado con ayudas nacionales este presupuesto.

Sin duda, medidas demandas por el sector y necesarias para atajar las graves consecuencias de una economía paralizada y amenazada por una profunda recesión, pero que no pone remedio al grave problema histórico que tenemos en España de desequilibrio entre lo que producimos y lo que utilizamos. Vender fuera está bien y es tan digno como hacerlo dentro, pero aspirar a tener un sector fuerte y competitivo consumiendo una cuarta parte de lo que elaboramos y a un precio medio de 3,26 €/litro en los hogares, según el último informe publicado por la OIVE, requiere medidas que van mucho más allá de destilaciones o inmovilizaciones. Requiere devolver un equilibrio del que ya no tenemos memoria de haber disfrutado alguna vez.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

Mercados 03-06-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Félix Solís Avantis lanza un plan de apoyo a los hosteleros y a su distribución para reactivar sus negocios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

. (photo: Jacob Lund)

.

El grupo bodeguero Félix Solís Avantis ha puesto en marcha su campaña ‘Felix Solís con la Hostelería’. Se trata de un Plan Global de Apoyo a establecimientos de Hostelería que incluye entre sus medidas la entrega de producto a coste cero, lo que busca generar un ahorro significativo a la hora de que los negocios hosteleros reinicien su actividad, así como apoyar a toda la red de distribución.  El objetivo de la iniciativa es ayudar a la recuperación de los bares y restaurantes de toda la geografía nacional tras el impacto que ha supuesto el cierre por la crisis sanitaria.

El eje principal de este plan será el reparto gratuito de 50.000 botellas de vino procedentes de distintas Denominaciones de Origen de sus marcas Arnegui (D.O.Ca. Rioja), Condado de Oriza (D.O.P. Ribera del Duero), Analivia (D.O.P. Rueda) o Sentero (D.O.P. Toro) entre otras. Estos lotes ya han comenzado a repartirse a través de la red distribuidora del grupo bodeguero a bares y restaurantes de la península y las islas para ayudar a reactivar su actividad.

Además del reparto gratuito de género, habrá otras medidas de apoyo a los hosteleros. El Plan contempla la creación por parte de Félix Solís Avantis de un servicio mediante app de cartas digitales editables para bares y restaurantes. Esta iniciativa pretende ahorrar costes a los hosteleros, que deberán eliminar las cartas físicas de sus establecimientos para cumplir con las medidas de prevención durante la desescalada del virus. De esta manera, los clientes accederán a estos menús directamente en su móvil mediante escaneo de un código QR.

En palabras del presidente y consejero delegado, Félix Solís Yáñez durante el lanzamiento del Plan: “Estamos todos en el mismo barco, nuestra prioridad es ayudar a los hosteleros y a la distribución más golpeados por el cierre a ponerse en pie, ya sea proporcionándoles género a coste cero o aliviando sus gastos de adaptación a las nuevas normativas brindándoles una infraestructura digital para sus cartas”.

La labor de recuperación de variedades ancestrales del Penedès de la Familia Torres, protagonista de un documental

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El pasado 28 de mayo se llevó a cabo el estreno virtual del documental “Penedès - recuperando variedades antiguas” de la serie de Wine Masters producido por el holandés Klaas de Jong.

Durante el estreno intervinieron Miguel y Mireia Torres, Miguel A. Torres, el productor, los dos Masters of Wine que aparecen en el documental (Christy Canterbury MW y Tim Atkin MW) y Peter Richards MW, que hizo de moderador.

Se trata de un documental introspectivo por el Penedès de la mano de Familia Torres. Se muestra el Penedès como escenario imprescindible para comprender la implicación de esta familia del vino en la recuperación de variedades de vid ancestrales y en la lucha contra el cambio climático.

Dehesa de Luna consigue la certificación ISO 14001 como empresa sostenible y respetuosa con el medio ambiente

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad ya tiene el certificado ISO 14001 que confirma que la protección y cuidado del medio ambiente está en el ADN de su actividad. Esta certificación viene a refrendar el trabajo que se lleva haciendo en bodega y se une a la calificación de viñedo ecológico, a las acciones de reforestación de la finca y a la protección de las aves que residen en este espacio natural.

Para Dehesa de Luna este era un paso necesario y natural en coherencia con su filosofía de llevar a cabo una buena gestión ambiental. El Certificado ISO 14001 es una norma que confirma que la empresa es responsable, sostenible y respetuosa en la protección del medio ambiente y que trabaja con los recursos necesarios para la prevención y reducción de riesgos ambientales y de los residuos.

Dehesa de Luna Fina Reserva de Biodiversidad, y su bodega, se encuentran situadas en un extenso paraje natural como es el Campo de Montiel. Su viñedo es ecológico (64 hectáreas) y se creó respetando el paisaje y las encinas centenarias que ya estaban allí. Este viñedo crece rodeado de naturaleza, y sobre él vuelan águilas imperiales, avutardas, azores, perdices rojas, milanos reales y negros que encuentran en este entorno el mejor hábitat para vivir.

En el año 2012 se inauguró la bodega y desde entonces hay un compromiso con el medio ambiente que se puede leer a la entrada y que resume la filosofía de trabajo en Dehesa de Luna: “Respeto a la naturaleza y a la vida, respeto a la tierra y a los viñedos, respeto a la tradición y a la historia, pero también a la investigación y al desarrollo. Respeto al hombre, al esfuerzo y al compromiso”.

Todo este respeto hacia el medio ambiente se refleja en cada uno de sus vinos, ya que cada etiqueta es un homenaje a la fauna que convive con el viñedo de Dehesa de Luna. Un ave, un vino. El vino Orígenes tiene en su etiqueta la perdiz roja, ave emblemática de la finca; Dehesa de Luna Graciano tiene como protagonista al milano real y el vino blanco Garnacha Blanca va unido al halcón peregrino, el ave rapaz que destaca por su extrema rapidez.

El viñedo cuenta con 64 hectáreas divididas en cuatro parcelas: El Viñazo, La Mata de la Culebra, La Cañada del Navajo y La Noria de Luna.