Topic:

Francia regresa a volúmenes ‘normales’ con 46,7 Mhl previstos

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Francia (photo: )

Francia

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Después de una vendimia como la de 2017 en Francia que ha sido calificada como “catastrófica” en términos de cantidades (apenas 36,8 millones de hectolitros elaborados, frente a una media de las últimas campañas que ronda los 44 Mhl), este año las previsiones son bastante consistentes y todas indican a que se recuperará la “normalidad” con una vendimia media/alta. El Ministerio de Agricultura de Francia emitió a comienzos de octubre, con las vendimias ya prácticamente concluidas, su tercera estimación de producción vitivinícola para la campaña 2018/19 en curso y en esta última previsión vuelve a rozar los 47 millones de hectolitros. Así, Agreste cifra (con datos a 1 de octubre) la vendimia en 46,69 Mhl, lo que supondría crecer un 27% respecto a la corta añada de 2017 (cosecha muy afectada por las heladas y la sequía).

A continuación, información para suscriptores.

Austria elaborará casi 3 Mhl de vino fruto de una vendimia adelantada

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Austria. (photo: )

Austria.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

La producción de vino austriaco fruto de la vendimia 2018 podría crecer más de un 20% hasta rozar los 3 millones de hectolitros, según los últimos datos facilitados por el Instituto del Vino Austriaco (Austrian Wine).  De este modo, Austria ha ido recuperando producción en los últimos años, tras los escasos 1,95 Mhl recogidos en 2016, que subieron a 2,48 Mhl en la pasada vendimia 2017.

A continuación, información para suscriptores.

Alemania manejará una producción abundante en 2018

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Alemania. (photo: )

Alemania.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Alemania manejará en la campaña 2018/2019 una de sus producciones vitivinícolas más elevadas de los últimos tiempo. El Instituto Alemán del Vino (DWI) estimaba a principios de octubre y con las vendimias germanas (adelantadas) en sus postrimerías un total de 10,7 millones de hectolitros de vino y mosto.

A continuación, información para suscriptores.

Nueva Zelanda moverá una vendimia elevada

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Nueva Zelanda. (photo: )

Nueva Zelanda.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Los datos de vendimia 2018 en Nueva Zelanda, ofrecidos a SeVi por la organización sectorial New Zealand Winegrowers, apuntan a una cosecha de 419.000 toneladas de uva, un 5,8% superior a la vendimia de 2017 (396.000 toneladas). A pesar del incremento, la vendimia se llegó a prever incluso más abundante al inicio de la campaña, que estuvo marcada por una recogida adelantada. La producción de uva en 2018 puede considerarse elevada, pues rebasa las 363.571 toneladas de la media 2011-2017 y está muy por encima de la media que arroja el periodo 2006-2010 (245.200 toneladas). La vendimia de 2018 en Nueva Zelanda ha tenido un rendimiento elevado, de 11,1 toneladas por hectárea. Los datos oficiales señalan que esa uva, una vez procesada, se ha traducido en una elaboración de 301,7 millones de litros de vino.

A continuación, información para suscriptores.

Australia vuelve a la normalidad en 2018 tras años de crecimiento

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Australia. (photo: )

Australia.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

La cosecha 2018 en Australia se estima en 1,79 millones de toneladas de uva de vinificación, según recoge el último informe de vendimia elaborado por Wine Australia. Este volumen supone un 10% de retroceso respecto a la cantidad de uva procesada en 2017 (que alcanzó la cifra récord 1,99 millones de toneladas, tras cuatro años consecutivos de incremento). No obstante, puede considerarse una vendimia media, pues queda un 1,8% por encima de la media de los últimos 10 años (1,76 millones de toneladas) y un 3% por debajo de la media de los últimos tres años (1,85 millones de toneladas). Así, el sector australiano considera que se trata de una vuelta a la “normalidad” productiva. En 2018, los productores reportaron que los rendimientos fueron menores que en 2017 en la mayoría de las regiones vitivinícolas. El origen de esta merma productiva hay que buscarlo en un invierno seco, en la respuesta de la vid tras la gran cosecha de 2016 y 2017; junto con episodios climáticos que afectaron a la vid como varias tormentas de granizo y olas de calor.

A continuación, información para suscriptores.