Topic:

Bodegas y DD.OO. comparten la decisión del Parlamento Europeo de pedir más apoyo de la CE para el sector vitivinícola

 Publicado el por Federación Española del Vino (colaborador), Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) (colaborador)

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo inició el 26 de mayo un procedimiento de objeción sobre el Reglamento 1308/2013 de la Comisión Europea que plantea un paquete de medidas extraordinarias para apoyar al sector vitivinícola por los efectos y pérdidas derivados de la crisis sanitaria del Covid-19. En la práctica, esta decisión supone que el Parlamento mantiene la presión sobre la Comisión para que mejore las condiciones de implementación de las medidas en tres ámbitos fundamentalmente, que desde el sector compartimos: dotación de fondos extraordinarios, flexibilización de la medida de cosecha en verde y activar una medida de promoción el mercado interior, que se ha visto especialmente dañado.

Desde la Federación Española del Vino (FEV) y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) apoyamos la decisión de nuestros eurodiputados en la Comisión de Agricultura, con los que hemos mantenido una estrecha comunicación en las últimas semanas para trasladarles la grave situación del sector vitivinícola español a raíz de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. En este sentido, compartimos plenamente las peticiones planteadas por los europarlamentarios, al entender que su aplicación contribuiría de manera notable a que las medidas extraordinarias anunciadas fuesen realmente efectivas para paliar los efectos negativos que esta crisis está produciendo en nuestro sector.

En este sentido, esperamos que la Comisión muestre voluntad de mejorar el acto delegado del Reglamento, incluidas las medidas extraordinarias de crisis, antes de la próxima reunión de la Comisión de Agricultura, prevista para la primera semana de junio.

Con todo, insistimos en la importancia para el sector de que estas medidas se activen lo antes posible y confiamos en que pronto pueda estar aprobado a nivel nacional del Real Decreto anunciado por el Gobierno español y al que desde las distintas organizaciones también hemos presentado alegaciones para su mejora, solicitando entre otras un complemento extraordinario de los fondos por parte de nuestro país.

256,7 M€: impacto económico total del enoturismo en las Rutas del Vino de España (+6%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

FOTO: Acevin/RVE. (photo: )

FOTO: Acevin/RVE.

El volumen de visitantes en las Rutas del Vino de España volvió a crecer en 2019, superando de nuevo los tres millones de enoturistas y alcanzando la cifra de 3.076.334, un 3,9% más respecto al año anterior. Destaca que el 75% es un turista nacional, frente al 25% de enoturistas extranjeros. Así se desprende del duodécimo Informe Anual sobre las Visitas a Bodegas y Museos del Vino asociados a Rutas del Vino de España, publicado por el Observatorio Turístico de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).

Estos enoturistas dejaron tras de sí un impacto económico directo en bodegas y museos del vino de impacto económico de 85.569.817 euros, lo que supone un crecimiento del 5,68% respecto al año 2018. Esta cifra se calcula teniendo en cuenta dos factores: el precio de la visita estándar y el gasto medio por visitante tanto en las bodegas como en los museos asociados a las Rutas del Vino de España.

Durante 2019, el precio medio de la visita a bodegas aumentó hasta los 10,12 euros, igual que el gasto del visitante, que subió a los 20,68 euros de media. En los museos, sin embargo, el gasto medio descendió levemente de los 7,24 euros a los 7,19 euros. Con todo, el informe destaca que, en la mayoría de los casos, el gasto medio por visitante es superior al precio de la visita, lo que indica que el turista gasta más en la compra de vino y otros productos ofertados en bodegas y museos que en la propia visita.

No obstante, esos 85,6 millones de euros hacen referencia, tan solo a los ingresos generados en bodegas y museos del vino; y son, por tanto, una parte del impacto económico total de enoturismo que se realiza en las Rutas del Vino de España. Según los cálculos de Acevin, sería, de hecho, solo un 33% de un impacto económico que se estima en 256,7 millones de euros (incluyendo otros conceptos como alquiler de espacios, catas especiales, presentaciones comerciales... y teniendo en cuenta actividades indirectas como alojamientos, restaurantes, comercios o empresas de actividades).

El Informe sobre las Visitas a Bodegas y Museos de las Rutas del Vino de España analiza el número de visitantes en cada una de las rutas que forman parte de la marca. Los datos reflejados en la nueva publicación corresponden a las 31 que actualmente componen el club de producto de las Rutas del Vino de España.

Prácticamente todas las Rutas del Vino de España han experimentado un aumento de visitantes. El primer puesto en el ranking de visitas vuelve a ser para las Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez (568.997 visitantes). El segundo lo ocupa la Ruta del Vino Ribera del Duero (389.377 visitantes), que supera por primera vez a la Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme Penedès (pasa al tercer lugar, con 370.556 visitantes).

Los meses de agosto, septiembre y octubre siguen siendo los de mayor afluencia de enoturistas en las Rutas del Vino de España, destacando de nuevo este último, octubre, con un registro de 335.453 visitantes. El nuevo informe constata un crecimiento en todos los meses del año y apunta como especialmente significativo el aumento en primavera y verano. Datos que evidencian el importante factor desestacionalizador del enoturismo para el turismo general.

Informe completo aquí

El enoturismo post-Covid

Los profesionales del sector enoturístico se han llevado un importante jarro de agua fría con la crisis económica y social motivada por la pandemia del coronavirus. El enoturismo se ha paralizado por completo durante unos meses en una situación sin precedentes, cuyo impacto real, a día de hoy, todavía desconocemos. De cara a mitigar, en cierto modo el desconocimiento y escepticismo general que se vive en las empresas, se ha diseñado por parte de Acevin la ‘’Guía para Reactivar el Enoturismo Post-Covid’’, que integra una serie de pautas y recomendaciones para reactivar el enoturismo y facilitar la reapertura de los establecimientos. La guía recomienda, entre otros aspectos, contar con talento, creatividad y capacidad de innovación en la oferta enoturística, que se irá recuperando según avancemos en la desescalada, gestionar correctamente la comunicación y la promoción y centrarse en el enoturista de proximidad (sin olvidar al internacional), ofrecer seguridad sanitaria, adaptar servicios y espacios a la nueva normalidad, así como ajustar la política de precios.

Guía completa aquí.

El sector afronta el futuro más inmediato con medidas excepcionales

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Parece que el sector bodeguero no está dispuesto a dejar pasar la oportunidad que esta crisis del Covid-19 le presenta, de regular su producción y evitar la acumulación de unos vinos que le está resultando muy complicado comercializar.

Los graves efectos que la paralización de la economía ha tenido en el sector de la hostelería y restauración han llevado a numerosas bodegas, de prácticamente todas las regiones españolas, a anunciar que, o bien no comprarán uva en la próxima vendimia, o bien reducirán drásticamente el volumen de sus adquisiciones.

La acumulación en sus depósitos de los vinos de esta campaña, una climatología benigna, con lluvias abundantes, temperaturas propicias y ausencia de episodios de heladas. Así como el anuncio de un periodo estival donde el gasto se verá fuertemente afectado por la reducción en la renta que experimentaremos los ciudadanos. Unido a la pérdida de un altísimo porcentaje de los turistas que normalmente nos visitan. Dibujan un panorama de excesos de producción que podría verse fuertemente agravado por una gran cosecha que, si bien en estos momentos resulta completamente imposible vaticinar, bien podría pensarse en que estuviera al más alto nivel de las históricamente elevadas de 2013 y 2018.

Amalgama que vendría a provocar importantes problemas de capacidad de almacenamiento en algunas bodegas, que se verían sin depósitos suficientes en los que dar cabida a todo el vino disponible.

Producción a la que hay que encontrarle una colocación adecuada, más allá de destilaciones o medidas extraordinarias con las que retirar temporalmente de los mercados una pequeña parte de una producción que resulta excedentaria estructuralmente y que circunstancias extraordinarias, como las actuales, no hacen sino agravar sus volúmenes, pero nunca generar un problema que no tuviéramos antes.

El Ministerio de Agricultura, después de casi tres meses de confinamiento y paralización absoluta de la economía mundial; sigue sin hacer público el Real Decreto de medidas extraordinarias por las que se autoriza la destilación de dos millones de hectolitros que deberán ir, obligatoriamente, a usos industriales con una dotación presupuestaria de 65 M€. Otros dos que podrán ser inmovilizados mediante los contratos de almacenamiento por un periodo de 6, 9 o 12 meses (9,9 M€) y una cosecha en verde (4 + 6 M€) que, ante la obligatoriedad de verse afectada el total de la parcela, es muy posible que no logre superar la barrera de lo testimonial.

Los rendimientos máximos autorizados se verán reducidos, como ya han anunciado algunas denominaciones de origen y el propio Ministerio limitaría a los vinos no sujetos a ninguna indicación de calidad a 18.000 kilos por hectárea para variedades tintas y 20.000 para blancas. Medidas que se verían complementadas con la elevación del porcentaje del contenido de alcohol de los subproductos hasta el quince por ciento.

Todo ello con un presupuesto de 78,9 millones de euros que serán retraídos del presupuesto anual del Plan de Apoyo al Sector de este año y 6 M€ del que viene a costa de otras medidas como la inversión (17,63 M€), promoción (16,47 M€) y reestructuración (23,326 M€). Sin haberse conseguido por el sector que, a igual de lo sucedido en Francia o Italia, la Administración nacional viera complementado con ayudas nacionales este presupuesto.

Sin duda, medidas demandas por el sector y necesarias para atajar las graves consecuencias de una economía paralizada y amenazada por una profunda recesión, pero que no pone remedio al grave problema histórico que tenemos en España de desequilibrio entre lo que producimos y lo que utilizamos. Vender fuera está bien y es tan digno como hacerlo dentro, pero aspirar a tener un sector fuerte y competitivo consumiendo una cuarta parte de lo que elaboramos y a un precio medio de 3,26 €/litro en los hogares, según el último informe publicado por la OIVE, requiere medidas que van mucho más allá de destilaciones o inmovilizaciones. Requiere devolver un equilibrio del que ya no tenemos memoria de haber disfrutado alguna vez.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

Mercados 03-06-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Félix Solís Avantis lanza un plan de apoyo a los hosteleros y a su distribución para reactivar sus negocios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

. (photo: Jacob Lund)

.

El grupo bodeguero Félix Solís Avantis ha puesto en marcha su campaña ‘Felix Solís con la Hostelería’. Se trata de un Plan Global de Apoyo a establecimientos de Hostelería que incluye entre sus medidas la entrega de producto a coste cero, lo que busca generar un ahorro significativo a la hora de que los negocios hosteleros reinicien su actividad, así como apoyar a toda la red de distribución.  El objetivo de la iniciativa es ayudar a la recuperación de los bares y restaurantes de toda la geografía nacional tras el impacto que ha supuesto el cierre por la crisis sanitaria.

El eje principal de este plan será el reparto gratuito de 50.000 botellas de vino procedentes de distintas Denominaciones de Origen de sus marcas Arnegui (D.O.Ca. Rioja), Condado de Oriza (D.O.P. Ribera del Duero), Analivia (D.O.P. Rueda) o Sentero (D.O.P. Toro) entre otras. Estos lotes ya han comenzado a repartirse a través de la red distribuidora del grupo bodeguero a bares y restaurantes de la península y las islas para ayudar a reactivar su actividad.

Además del reparto gratuito de género, habrá otras medidas de apoyo a los hosteleros. El Plan contempla la creación por parte de Félix Solís Avantis de un servicio mediante app de cartas digitales editables para bares y restaurantes. Esta iniciativa pretende ahorrar costes a los hosteleros, que deberán eliminar las cartas físicas de sus establecimientos para cumplir con las medidas de prevención durante la desescalada del virus. De esta manera, los clientes accederán a estos menús directamente en su móvil mediante escaneo de un código QR.

En palabras del presidente y consejero delegado, Félix Solís Yáñez durante el lanzamiento del Plan: “Estamos todos en el mismo barco, nuestra prioridad es ayudar a los hosteleros y a la distribución más golpeados por el cierre a ponerse en pie, ya sea proporcionándoles género a coste cero o aliviando sus gastos de adaptación a las nuevas normativas brindándoles una infraestructura digital para sus cartas”.