El vino en AgroHorizonte 2020

 Publicado el Por SeVi

Recientemente se celebró en Valladolid el debate AgroHorizonte 2020, con la participación de ponentes muy relevantes. Sus aportaciones, unidas a las intervenciones de los asistentes, han permitido determinar objetivos y medidas concretas que han de incluirse en las líneas de trabajo para aumentar las perspectivas de futuro del sector vitivinícola en Castilla y León.

AgroHorizonte 2020 apuesta por la generación de riqueza y empleo mediante el liderazgo de subsectores estratégicos para Castilla y León: el vacuno de carne y de leche, ovino, ibérico, remolacha, hortofrutícolas y patata, cultivos herbáceos de alto valor y vino.

En este marco se celebró la ponencia “Visión actual y retos de futuro para los vinos de calidad en los mercados internacionales”, a cargo de Pablo Álvarez, director general de Bodegas Vega Sicilia. A continuación se celebraron dos mesas redondas, la primera sobre “El sector vitivinícola: situación actual y perspectivas” y la segunda bajo el título “Una estrategia para recuperar el consumo”.

Pablo Álvarez es consejero delegado de Bodegas Vega Sicilia, empresa en la que empezó a trabajar hace 30 años. Desde su incorporación se han invertido más de 40 millones de euros en las instalaciones para adaptarlas a las últimas innovaciones tecnológicas manteniendo la imagen tradicional de la compañía. En estos años la empresa ha pasado de ocupar 80 hectáreas a más de 200. Y también ha crecido en número de bodegas llegando a cinco: Vega Sicilia y Alión en Ribera del Duero, Pintia en Toro, Orémus en Tokaj (Hungría) y Macán en La Rioja.

En su intervención Pablo Álvarez aseguró que en el mundo del vino lo más importante es la viña por lo que ha animado a aplicar la innovación en este sector. En cuanto a la comercialización el consejero delegado de Bodegas Vega Sicilia abogó por salir al exterior, el gran reto del sector como lo calificó. Álvarez aseguró que es el propio sector el que debe dar “un paso adelante” y presentar los vinos en distintos países, en especial en las zonas que están experimentando un gran crecimiento del consumo como los Estados Unidos o India y China.

En la jornada de AgroHorizonte 2020 dedicada al sector del vino se celebraron también dos mesas redondas. En la primera de ellas, bajo el título “El sector vitivinícola: situación actual y perspectivas”, participaron Joan Esteve, director técnico de viticultura de Raimat; Vicente Sotés, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid; y los bodegueros Tomás Postigo y Raúl Pérez.

En esta mesa, los participantes destacaron que la rentabilidad no tiene que estar asociada a la mecanización sino a la búsqueda del modelo de explotación asociado a la zona. De hecho, los ponentes abogaron por adaptar las reestructuraciones y las medidas a desarrollar a las necesidades geográficas de cada zona.

En la mesa redonda “Una estrategia para recuperar el consumo”, moderada por el sumiller Custodio López, participaron José Luis Contreras, socio fundador de Verema.com; José Luis Casado, de Vinoselección; Ángel García, de la consultora Nielsen; Francisco Martí, socio fundador de Vila Viniteca; y Pau Roca, secretario general de la Federación Española del Vino (FEV).

Los participantes en la segunda mesa abogaron por apostar por nuevas líneas de comercialización y divulgación del consumo en los diversos canales. Aseguraron que hay que realizar un análisis continuo y detallado del mercado del vino para poder conocer con previsión dónde están los mercados de interés, incluyendo los diferentes canales, edad de consumidores, preferencias y ocasiones de consumo.

El sector en Castilla y León

Castilla y León cuenta, a largo y ancho de las 75.000 hectáreas de viñedo, con una gran diversidad de variedades de vid autóctonas, algunas ampliamente difundidas por los viñedos de la Comunidad como Verdejo, Tinta del País, Tinta de Toro, Mencía o Prieto Picudo y otras de cultivo más reducido como Rufete, Juan García o Bruñal. La amplia variedad de uvas permite la elaboración de vinos muy diferentes, con identidad propia y que se adaptan al gusto de los diferentes consumidores. El sector vitivinícola de Castilla y León, formado por 620 bodegas que producen 2 millones de hectólitros de vino, es un pilar básico de la economía de la Comunidad al generar 667 millones de euros anuales y dedicarse a esta actividad 19.300 personas. El sector vitivinícola de Castilla y León ha apostado siempre por la calidad como lo demuestran las 13 figuras de calidad reconocidas en el sector.

Precisamente esta apuesta por calidad ha permitido incrementar la comercialización de los vinos de la Comunidad. De hecho, los vinos adheridos a figuras de calidad han venido consolidando su posición en el mercado a los largo de los últimos años, llegando a alcanzar el 20,9 % de la cuota de mercado.

En cuanto al mercado exterior, las exportaciones del sector también han alcanzado cifras récord en volumen y valor económico en 2013, con casi 30 millones de litros y cerca de 135 millones de euros, lo que supone un incremento desde 2007 del 45 %.

La disminución del consumo de vino en los últimos años, tal y como se ha expuesto en la jornada, supone la principal amenaza del sector y las exportaciones las principales oportunidades, por ello, tal y como se ha expuesto en la jornada, es necesario promocionar el consumo de vino, comunicando adecuadamente las bondades del producto, con el fin de incentivar un consumo responsable en todos los estratos de la población, poniendo especial énfasis en la población joven.

Esta promoción se podría realizar estableciendo estrategias de comercialización diferenciadas para cada uno de los canales de comercialización: hostelería y alimentación. O desarrollar, a través del canal Horeca, líneas de consumo dirigidas a nuevos nichos de mercado, en especial, a los jóvenes, así como buscar otras vías de comercialización, aprovechando los nuevos canales de comunicación empleados por los jóvenes (redes sociales, blogs,…).

Otra de las posibilidades sería la promoción del vino y sus productos derivados bajo el amparo de la marca ‘Tierra de Sabor’ aprovechando su notoriedad y el prestigio alcanzado, impulsando la realización de campañas de promoción específicas para estos productos. O impulsando todo tipo de iniciativas relacionadas con la formación y el enoturismo que acerquen el sector al consumidor y dinamicen tanto las ventas como el consumo.

Con el objetivo de ganar competitividad del sector vitivinícola, la investigación y el desarrollo se convierten en herramienta clave. Para ello las actuaciones deben ir encaminadas a: la búsqueda de sistemas de elaboración de nuevos productos, el estudio de las diferentes enfermedades que afectan al viñedo y nuevas tecnologías para mejorar el control de la calidad y seguridad del vino

Además, dadas las características del sector, es preciso intensificar la labor de restructuración del sector (productor y elaborador), como continuación a lo que ya se viene haciendo en los últimos años: incrementar el nivel de profesionalización de los viticultores, modernizar las estructuras productivas de las bodegas, diversificar y dinamizar el tejido empresarial con nuevas actividades relacionadas con el mundo de la viña y del vino (enoturismo, derivados de subproductos…), mejorar la comercialización.

Las cifras de comercialización exterior de vino de la Comunidad hacen necesario seguir ampliando nuevos canales comerciales no empleados hasta ahora y a precios competitivos, para ello se requiere una logística de distribución. Una de las posibilidades es la creación de consorcios de industrias del sector vinícola, con la finalidad de mejorar las condiciones de comercialización del vino de Castilla y León y, en particular, para favorecer su internacionalización.

 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “El vino en AgroHorizonte 2020”

Comentarios disponibles para usuarios registrados