Topic:

L’Associació Catalana d’Enòlegs y el Col.legi d’Enòlegs i Enòlogues de Catalunya centrarán su congreso en la vitivinicultura sostenible

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El 29º Congreso anual de l’Associació Catalana d’Enòlegs y el Col.legi d’Enòlegs i Enòlogues de Catalunya se celebrará el próximo 27 de abril de 2018. La jornada técnica se llevará a cabo en la Escola Superior d'Agricultura de Barcelona, en Castelldefels.  Este año se desarrollará con el foco puesto en la vitivinicultura sostenible y bajo el lema “Eficiencia y sostenibilidad en la viña y el vino”.

Tras la vendimia 2017 que fue la más temprana de la historia, los enólogos catalanes quieren afrontar seriamente el calentamiento global y el cambio climático, responsable de heladas a destiempo, olas de calor, aumento de las enfermedades criptogámicas, adelantos en las fechas de vendimia y otros fenómenos. Con esta sensibilidad, los organizadores han buscado conferenciantes que puedan aportar ideas de optimización en todo el proceso vitivinícola.

Las presentaciones programadas destacan la sostenibilidad en toda la fase de producción, desde la viña, a través del riego deficitario, a la optimización de fitosanitarios; hasta la bodega donde se focaliza en la eficiencia energética que, además de disminuir el consumo de energía, también es favorable desde la parte económica. También se hablará de una herramienta de control de la sostenibilidad, por medio de la huella ambiental. La elaboración sostenible también debe tener en cuenta la limpieza de efluentes, por lo que también habrá una presentación sobre depuración de aguas y, siguiendo la idea que arrancó el año pasado, la asociada Eva Plazas expondrá su experiencia en bodega en materia de sostenibilidad.

La Nit de l’Enologia 2018

La clausura del congreso dará paso, en la tarde del 27 de abril, a La Nit de l’Enologia, un acto que reconocerá la trayectoria de figuras del sector y que se celebrará en Celler Vilarnau, en Espiells (Sant Sadurní d’Anoia).

La Nit de l’Enologia de 2018 se centrará en tres categorías, cuyos premiados serán designados por la Junta:

-        Enólogo sénior. Reconocimiento a un profesional con más de 25 años de dedicación, que ya ha vivido su edad de oro personal y que se ha convertido en un referente.

-        Enólogo con la mejor trayectoria profesional. Concretada en la solidez y coherencia de una línea o un proyecto que da como resultado un producto de referencia.

-        Mérito periodístico. Por la tarea de difusión del mundo de la enología, el vino y su entorno.

Aquí pueden consultar el pre-programa completo.

Para más información, inscripciones y consultas: Tel 938912550 ace@enolegs.cat

 

 

Italia compra un 74% más de vino español en 2017 pero echando abajo el precio medio

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Italia. (photo: )

Italia.

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)
Durante el pasado ejercicio 2017, Italia incrementó notablemente los volúmenes de vino español importado, hasta 1.450.703 hectolitros (1,45 Mhl), lo representa un 73,9% más que hace un año. Esas mayores compras, fundamentadas en los graneles, que recogen las estadísticas oficiales de Ismea, supusieron una inversión de 66,94 millones de euros, que creció un 38,9% en comparación con el dato de 2016. No obstante, el precio medio al que pagó el sector italiano el vino español para cubrir sus necesidades quedó en 0,46 euros por litro, con una caída respecto a 2016 del 20,2%.

España es el primer proveedor de vino en volumen al país italiano, con una cuota de volumen cercana al 70%, pero la participación en valor de nuestros elaborados tan solo se sitúa en el 20,9%.

A continuación, información para suscriptores.

Fallece Ismael Arroyo, uno de los padres de la D.O.P. Ribera del Duero

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ismael Arroyo. (photo: Juan Alvarez)

Ismael Arroyo.

Desde Bodegas Ismael Arroyo han comunicado el triste fallecimiento de forma inesperada de su fundador Ismael Arroyo, ocurrido el pasado 24 de marzo a los 88 años de edad.  Arroyo fundó su bodega, Bodegas Ismael Arroyo-ValSotillo, en el año 1979 cuando todavía no existía una denominación de origen y luchó junto con un reducido número de viticultores-bodegueros, técnicos y políticos por crear la Denominación de Origen Ribera del Duero, la cual se formó en el año 1982. Era hijo, nieto y bisnieto de viticultores. Recogió la tradición familiar avalada por varias generaciones que se remontan a más de tres siglos de permanencia en el entorno de Sotillo de la Ribera.

Con su iniciativa, Ismael Arroyo se convertiría en uno de los primeros viticultores que elaboraba y embotellaba su vino en la Ribera del Duero. Un hombre pionero en una época y en una comarca en la que apenas se valoraba el potencial vitivinícola. Ismael estaba convencido de que esta región tenía un gran potencial. Y que se merecía tener una D.O., como en otras regiones de España. Ello supondría el respaldo definitivo para los vinos que se estaban elaborando ya en cooperativas y en las incipientes bodegas familiares. Elpidio Arroyo, padre de Ismael, ya recibió en la añada del 49, el reconocimiento a la elaboración de vinos con la concesión del Diploma de Honor del Gran Concurso de Vinos y Claretes.

La D.O.P. Jerez y Wine Origins lanzan una nueva ofensiva en EE.UU. para la protección de las DD.OO.

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El acuerdo comercial específico sobre vinos firmado por la Unión Europea y Estados Unidos hace ya más de diez años supuso un avance importante para la armonización legislativa entre las dos principales zonas económicas mundiales del comercio vinícola. Sin embargo, Europa pagó un precio muy alto, al aceptar el mantenimiento de los derechos de aquellos productores americanos que (a la fecha de la firma del Wine Accord, 1 de marzo de 2006) tenían etiquetas registradas con nombres como Chablis, Port, Champagne o Sherry.

Aunque desde entonces no pueda registrarse ninguna nueva etiqueta en la que se incluya alguno de los términos aludidos, el carácter de términos “semi-genéricos” que el ordenamiento jurídico americano da a 16 nombres concretos (precisamente los de las indicaciones geográficas europeas más prestigiosas) supone en la práctica que denominaciones como Jerez, Champagne, Oporto o Burdeos coexistan en el mercado norteamericano con sucedáneos locales que hacen uso indebidamente de sus respectivas denominaciones de origen. Las diferencias en precio y en calidad con los vinos originales son abismales; pero ello no hace sino agravar aún más la situación, pues para muchos consumidores americanos sin los debidos conocimientos, el término “Sherry” alude a productos de ínfima calidad, habitualmente utilizados para cocinar. Así que los exportadores del Jerez auténtico tienen primero que explicar lo que no es Sherry, antes de explicar lo que sí lo es.

Con el fin de modificar esta injusta situación, y ante las dificultades de la negociación bilateral, hace años que las DD.OO. más históricas, con Jerez, Champagne y Oporto a la cabeza, crearon una coalición en la que se dio cabida desde el principio a las regiones vinícolas americanas más prestigiosas, como es el caso del Napa Valley, en California. La idea era demostrar que el modelo europeo de denominaciones de origen era también interesante para la industria americana del vino y, por supuesto, para los consumidores americanos, por lo que los nombres de origen del vino deben ser respetados. A aquella primera “Declaración por la protección de los nombres de origen”, firmada en Napa (California) en 2005, se han sumado ya 23 regiones de Europa (Burdeos, Borgoña, Chianti Clásico, Rioja, Tokay y Chablis), Canadá, Australia y, lo que es más importante, hasta diez regiones vinícolas de Estados Unidos, como Oregón, Long Island o Sonoma.

La principal consecuencia de esta alianza ha sido la creación de una importante brecha en la hasta hora monolítica posición de la industria americana del vino, dominada por compañías como Constellation, Gallo o Corbell, agrupadas en el Californian Wine Institute, y que son también las principales usurpadoras de las denominaciones Port, Sherry o Champagne. Los legisladores norteamericanos ya no solamente deben escuchar a estas grandes compañías, sino también a aquellos productores que, cada vez en mayor número, creen que los nombres de origen de los vinos deben de protegerse, tanto fuera como dentro de las fronteras norteamericanas.

La alianza presentó los resultados de una encuesta desarrollada por la compañía GBA Strategies por todo EE.UU. y que demuestra que el 94% de los consumidores norteamericanos de vino apoya reformas legislativas que conduzcan a una mayor protección de las menciones de origen, de forma que el etiquetado no de lugar a equívocos sobre al auténtico lugar donde se elabora el vino.

Rufete, una uva ligera, elegante y de mucha calidad

 Publicado el por Isabel Andrés (colaborador)

Racimo de Rufete. FOTO: D.O.P. Sierra de Salamanca (photo: )

Racimo de Rufete. FOTO: D.O.P. Sierra de Salamanca

Vinos frescos, ligeros, elegantes y de alta calidad. Así son los vinos producidos por la uva Rufete, una variedad autóctona de los pueblos y viñedos de la Sierra de Francia de Salamanca y que tiene mucho futuro por delante y muy prometedor para los viticultores de la comarca.

“Es una uva muy interesante porque da un vino con poco color, fresco, con un buen grado de acidez y que es apta tanto para vinos jóvenes como para crianzas largas”, apuntan los técnicos desde la Denominación de Origen Protegida Sierra de Salamanca. Una denominación que ha apostado por esta variedad, que es mayoritaria en la comarca serrana aunque también se produce en otras zonas cercanas de Portugal y en la zona vitivinícola de Arribes del Duero, que también incluyen en sus vinos esta variedad de uva.

Y es que los viticultores de la D.O.P. han apostado fuerte por esta variedad, ya que de las 130 hectáreas de cultivo inscritas, la mitad son de Rufete. Unos viñedos centenarios distribuidos en bancales cuidados y recuperados por los profesionales. De esta forma, han mantenido y recuperados los viñedos antiguos de más de ochenta años, lo que produce una uva de mucha calidad y arraigada al suelo y clima de la zona. Una comarca de montaña con viñedos a diferentes alturas y un clima con inviernos cortos y veranos secos, calurosos y con noches frescas que ayudan a la maduración de la uva y un suelo ácido para aportar a los vinos un carácter particular. “Hay una apuesta importante por esta variedad y muchos viñedos se están reconvirtiendo de la uva Tempranillo a la Rufete porque es la uva que mejor se adapta al terreno y al clima de la Sierra, incluso en los años más complicados”, explican los responsables de la D.O.P.

La Rufete es una variedad sutil y con un racimo pequeño y compacto de rabillo corto y maduración precoz, cuyas parras dan hojas verdes y uvas finas de color azulado muy oscuro. Unas características particulares que la convierten en una variedad idónea para crear vinos de calidad, elegantes y complejos con aromas afrutados. Así, en la pasada campaña de vendimia la Rufete fue la primera en cosecharse y finalizó con unos resultados de una calidad excelente, una uva que alcanza un precio medio de alrededor de cincuenta céntimos el kilo.

Todo ello hace de esta variedad una uva con mucho potencial que aporta ligereza y elegancia a los vinos. Tanto es así que todas las bodegas que forman parte de la D.O.P. Sierra de Salamanca utilizan esta uva en sus vinos y, además, todas ellas han creado un vino monovarietal con la Rufete.  “La Rufete es una uva excelente que da el perfil de vino que busca la gente, tanto en España como para la exportación porque son vinos fluidos, ligeros, con buena acidez y mucha fruta en nariz, por lo que se beben muy bien”, concluye Miquel Udina, director técnico de la Denominación serrana.