Topic:

Vinculación con los valores de la vitivinicultura, más allá de la visita enoturística

 Publicado el por Bodegas Robles (colaborador)

Los “ahijados” de las vides de Bodegas Robles recogiendo su fruto en vendimia. (photo: )

Los “ahijados” de las vides de Bodegas Robles recogiendo su fruto en vendimia.

La Familia Robles se ha dedicado en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927. A primera vista, los viñedos de Bodegas Robles tienen el aire de un jardín salvaje y romántico, invadido por una capa de trebolinas, amapolas, trébol y flores silvestres, el zumbido de las abejas y otros insectos. Sin embargo, no hay nada accidental en el viñedo: es el resultado de años de investigación en el que la bodega mantiene un diálogo permanente con la Universidad y varios centros de investigación nacionales e internacionales.

Bodegas Robles cultiva las uvas ecológicas con la mayor intensidad y calidad de sabores y aromas que sabemos, vigilamos su proceso natural y trasladamos toda esa riqueza del fruto en el vino. Desde entonces, este modelo de producción ha sido reconocido repetidamente.

Esta filosofía es la que siguen en su proyecto enoturístico, que tiene el compromiso con la sociedad y el medio ambiente uno de sus pilares fundamentales. De hecho, el proyecto Vida Sigue tu Cepa, que vincula al enoturista con una de las cepas de cultivo ecológico de la bodega, recibió el premio de enoturismo en esa categoría en 2016 por parte de Rutas del Vino de España, otorgados por Acevin en colaboración con el Ministerio.

El proyecto Vida es la continuación material de Sigue tu cepa, una iniciativa que nació en redes sociales en 2011 con la idea de acercar el viñedo ecológico de Bodegas Robles al público. Los participantes en el proyecto Vida se vinculan a una cepa y se les va informando de las diferentes etapas del ciclo vegetativo de la vid. Entre otras ventajas, los participantes pueden acudir a visitar a la cepa que los amadrina cuando quieran y asistir a los encuentros de la poda y la vendimia que organiza la bodega.

“La vid es la madrina, pues que es la que nos enseña los principios de la agricultura y la virtud de la paciencia: aprenderemos qué es y que se hace en un viñedo ecológico y la importancia de la tierra en el vino”, explican sus responsables. El enoturista supera esa etiqueta al comprender por qué los vinos de Bodegas Robles pertenecen a su tierra.

Comida campera tras el cuidado a las viñas.

Comida campera tras el cuidado a las viñas.

Además de este reconocido proyecto, Bodegas Robles abre sus puertas a las visitas de enoturistas (previa reserva), con un programa que incluye una visita al viñedo ecológico, visita a la bodega y explicación del sistema de elaboración del vino (sistema de crianza biológica bajo velo de flor, crianza oxidativa y mixta; sistema de envejecimiento por solera y criaderas) y una cata dirigida de sus vinos.

Más información en: www.bodegasrobles.es e info@bodegasrobles.com

Enoturismo a pie de monte

 Publicado el por Bodega LAUS (colaborador)

 (photo: )

En Bodega Laus (D.O.P. Somontano) queremos compartir experiencias inolvidables, y disfrutar de la magia de nuestro territorio contigo. Envueltos por la naturaleza a pie de monte, nuestra bodega guarda la esencia del Somontano: vinos, viñedos, flores y gastronomía. Pasear entre sus viñedos, mirando al Pirineo, ayuda a entender mejor la filosofía natural de los vinos de LAUS. Garantizamos una experiencia enoturística integral en la que en ningún momento se pierde vista lo que más nos importa para hacer los vinos Laus: la tierra.

Durante todo el año, de lunes a sábado, en español, francés e inglés, en distintos horarios, realizamos visitas guiadas a la bodega, visitando el jardín de los olivos, conociendo la arquitectura del edificio, y los procesos que se realizan en la nave de fermentación y la sala de barricas. Finaliza la visita con la cata de 3 vinos, todo ello por 6 €, existiendo la posibilidad de acompañar la cata con un aperitivo de jamón ibérico y queso manchego por 12 €.

Coincidiendo con la época de vendimia, proponemos una visita especial en la que,  por 12 € o 18 € persona, según opción,  de una forma didáctica a la vez que amena y divertida, puedes sumergirte en familia en un entorno de naturaleza, visitando “el jardín de la bodega”, pasear entre viñedos y conocer las características de las cepas, sus hojas y las técnicas de viticultura. La experiencia concluye con una cata de vinos.

En el marco del Festival del Vino del Somontano a principios de agosto, por un precio de 15 €/persona, Bodega Laus ofrece una iniciativa centrada en la naturaleza y en el acercamiento del enoturismo a los millennials, a través de una singular actividad de escape, consistente en resolver, en un tiempo limitado, los “Misterios de los aromas del Somontano”.

El jardín de los olivos, y coincidiendo con el solsticio de verano, es el escenario elegido para realizar una actividad de yoga en sus viñedos, por 15 €/persona.

Para todos aquellos que quieran sentir en su paladar nuevas sensaciones, con unas increíbles vistas de fondo y rodeados de naturaleza, hemos creado la experiencia Laus & Estrellas. La actividad comienza con un aperitivo en el embarcadero de la bodega, contemplando la puesta de sol del Somontano, compartiendo de esta forma uno de los momentos más bonitos de nuestra bodega, el atardecer. El Somontano es el verdadero protagonista, disfrutando de una cena maridaje entre aromas y sabores del Somontano en el Restaurante Laus; y finalizando la velada con una observación nocturna del cielo para descifrar los secretos que guardan las noches en nuestro entorno.

Y es que el Restaurante Laus completa la oferta enoturística: un espacio gastronómico rodeado de naturaleza, creado para dar rienda suelta a los pequeños placeres de la vida: los cinco sentidos. El aroma de un buen vino, el sabor de los productos de la tierra, el contacto con la naturaleza, el sonido del agua o las vistas a los viñedos y al Pirineo.

Página web: www.bodegalaus.es

Facebook: www.facebook.com/BodegaLaus

Instagram: www.instagram.com/bodegalaus

Marida la enología y la cultura contemporánea con Enate

 Publicado el por Bodegas Enate (colaborador)

 (photo: )

En Bodega Enate y en sus viñedos, el enoturista se puede asomar a una insólita variedad de paisajes irrepetibles. Un entorno lleno de encanto y de sorpresa, que permite al visitante saborear la belleza del arte, de la gastronomía… y de unos vinos que se transforman en arte y se visten con arte.

Enate, una de las bodegas más emblemáticas del Somontano, extiende su concepto de calidad más allá de sus vinos y hasta alcanzar la experiencia enoturística. Su filosofía se traslada a distinguirse dentro del mundo del vino a través de su inescindible maridaje con el arte, esencia de su carácter y seña de identidad en el tiempo.

La bodega ofrece a sus visitantes la posibilidad de conocer su historia, sus viñedos, la gastronomía de la comarca y su amor por el arte, a través de múltiples experiencias que permiten descubrir nuevas emociones, sensaciones y conocimientos sobre el mundo del vino.

Así, Enate organiza visitas guiadas, de lunes a sábados, en español, francés e inglés, en distintos horarios. La visita incluye un paseo por todas las instalaciones de la bodega, siguiendo todo el proceso de la uva hasta su transformación en vino culminando con una visita a su sala de arte, una de las más importantes de Aragón y con cuyas obras se visten las botellas de Enate (Saura, Broto, Chillida, Tàpies, etc.). Al final de la vista, el turista terminará su viaje con la cata de dos vinos. El precio de esta actividad es de 7 €, y existe la posibilidad de realizar la visita guiada con la cata de los dos vinos acompañada con una degustación de jamón ibérico, por 10 €.

Por otro lado, y por 18 €, el primer sábado de cada mes, Enate pone a disposición del enoturista la posibilidad de descubrir todos los rincones y detalles sobre la elaboración de sus vinos, culminando su visita con una cata técnica donde podrá conocer más profundamente cinco de sus vinos. Esta inmersión enológica, llena de contrastes, intenta crear en el enoturista toda una amplia variedad de sensaciones. A lo largo del año también se puede disfrutar de toda una experiencia gastronómica, a través de catas sensoriales basada en los contrastes aromáticos entre el vino y el chocolate; y, en la época de la vendimia, se pueden conocer más profundamente 5 de nuestros vinos y probar las variedades de uvas utilizadas para la elaboración de los mismos. Estas actividades se realizan puntualmente y se anuncian a través de la página web de la bodega: www.enate.es

Para los amantes del vino y la naturaleza, Enate ofrece una actividad estacional de abril a octubre, Experiencia Entre Viñedos, para que los visitantes puedan, de la mano del equipo de viticultura, visitar los viñedos en vehículo adaptado, culminando la experiencia con un almuerzo campero maridado con vinos Enate. Esta visita tiene un coste de 50 € por persona.

Y por último, se puede completar la Experiencia Enate disfrutando del menú maridaje en el comedor privado de la bodega, contemplando las vistas al viñedo.

Todas las actividades son bajo reserva previa.

Página web: www.enate.es

Facebook: www.facebook.com/BodegaEnate

Instagram: www.instagram.com/bodegaenate

Twitter: www.twitter.com/bodegaenate 

 

Navarra relanza su Ruta del Vino ampliada y más ambiciosa

 Publicado el por C.R.D.O.P. Navarra (colaborador)

FOTO: Patxi Úriz. (photo: Patxi Úriz.)

FOTO: Patxi Úriz.

Navarra encierra dentro de sus fronteras un auténtico paraíso vitivinícola que gracias a su diversidad paisajística, la gran tradición gastronómica y la antigua historia de un reino, se convierte en una auténtica experiencia enoturística con marcado carácter y personalidad propia. El visitante, en tan solo cien kilómetros de distancia, puede disfrutar de los frondosos bosques de la montaña pirenaica y de los aledaños del desierto más grande de Europa, las Bardenas Reales. Esta particularidad trasciende y se manifiesta en sus gentes, sus tradiciones y por supuesto, en sus vinos. Hay tanto que abarcar que por eso la Ruta del Vino de Navarra se relanza este año ampliada, más ambiciosa, para llegar a todos los rincones de la Denominación de Origen Navarra dividida en cinco zonas: Tierra Estella, Valdizarbe, Baja Montaña, Ribera Baja y Ribera Alta.

Quien discurra por sus trayectos, conocerá Tierra Estella donde los amantes de la naturaleza recorrerán bosques atlánticos y paisajes mediterráneos, su sierra y sus llanos, sus tonos verdes y sus amarillos. Es un pintoresco itinerario en el que cobran protagonismo los monumentos, poblaciones históricas que jalonan el Camino de Santiago: Valle de Yerri, Estella, Villamayor de Monjardín…. Y vestigios romanos, como la Villa de las Musas, la bodega romana de Arellano. Zona de tesoros culinarios, de pimiento del piquillo, espárrago blanco, trufa, de sal, de pan, de aceite y de vino. Nobles Chardonnays para sus blancos, tradicionales ensamblajes navarros para sus tintos, honestos. Es una tierra de sensibilidad ecológica y respeto por el entorno y el territorio.

 La vecina y hermana zona de Valdizarbe guarda en su interior, tradicionales localidades vitivinícolas como Cirauqui, Añorbe y Mañeru e importantes localidades jacobeas como Puente La Reina, en un entorno casi mágico de valles y montañas en cuyas laderas descansan idílicos pueblos y excelsos hitos artísticos como Santa María de Eunate. Comarca de ricas Garnachas continentales que dan forma a sus característicos tintos.

 Hasta aquí llegan las postrimerías de la Baja Montaña donde esas garnachas criadas en algunos de los viñedos más altos de la Denominación de Origen tornan en matices más atlánticos. Es un paraje en el que se revelan los misterios de múltiples santuarios, ruinas y castillos como el Monasterio de Leyre, Santa María de Ujué o el Castillo de Javier y la naturaleza caprichosa da forma a inesperados parajes de singular belleza como la Foz de Lumbier. Aquí se disfruta de una destacada gastronomía “de toda la vida”, de siempre, de “alubias pochas”, cordero, ajoarriero, entre otros platos típicos del recetario navarro.

La soleada ribera navarra se divide en dos: Alta y Baja para la vetusta denominación de origen. Empezando por el principio, la Ruta alberga una de las localidades medievales más imponentes, Olite, una de las cunas del antiguo reino. Ciudad que comparte zona con Artajona donde se alza su monumental cerco o Carcastillo que aloja al Monasterio de la Oliva, cenobio que lleva más de ocho siglos elaborando vino de forma ininterrumpida. La Ribera Alta alberga también la tradición viverista de la región: Larraga o Berbinzana forman parte de las grandes mecas de la producción de plantas de vid en el panorama nacional. Y así se salpica la geografía de notables localidades de gran arraigo vitivinícola. Los rosados encuentran en esta tierra una de sus mejores expresiones además de los tintos de Garnacha, Tempranillo, Graciano… para disfrutar de un sabroso pisto o de un rico asado de gorrín, el cochinillo navarro. Los blancos son elaborados de manera maestra con Chardonnay, Viura o bien dulces con Moscatel de Grano Menudo.

Una tradición compartida en la Ribera Baja. El remanso, la huerta y el desierto de la región. Deliciosas alcachofas, cardos, espárragos, cogollos… que se preparan a diario en las cocinas de las casas y restaurantes. Sus vinos rosados de Garnacha, afamada muestra de la identidad más navarra, variedad que se encuentra en sus tintos junto con Tempranillos y Merlots de la viña que inunda desde su origen ciudades y pueblos como Corella, Tudela o Cintruénigo y Murchante.

Esta riqueza cultural, paisajística, gastronómica, vitivinícola y sus tradiciones se celebran y se ensalzan en las numerosas fiestas populares. Y así se teje el carácter y la identidad que se da a conocer y se pone de manifiesto en sus vinos, como expresión de una tierra. Cada botella de vino Navarra encierra un relato que no puede ser narrado en otro territorio y que declama hito a hito la Ruta del Vino. 

Más información en www.navarrawine.com

Toda la personalidad del Bages a través de las experiencias Abadal

 Publicado el por Abadal (colaborador)

Patrimonio y autenticidad.
 (photo: jordielias@jordielias.net)

Patrimonio y autenticidad.

Abadal nace con la ilusión de poner en valor el potencial vinícola del Bages y de transmitir su esencia y su personalidad. De espíritu innovador y vinculados al mundo del vino desde hace más de nueve siglos, elaboran unos vinos expresivos y auténticos, con la voluntad de trasladar las sensaciones que se desprenden del paisaje boscoso que les rodea.

Con el objetivo de transmitir estos valores y el alma y la autenticidad de sus vinos, ofrecen experiencias enoturísticas de proximidad que contribuyen a generar una cultura del vino y que acercan al visitante al origen de la esencia de Abadal. Experiencias de proximidad para disfrutar del vino, del paisaje, de la gastronomía y de la buena compañía.

Entre ellas destacan la visita guiada a la bodega con degustación de vinos (visitando también la masía Roqueta, del siglo XII), indispensable para conocer el origen de la esencia de Abadal; la “visita gourmet”, con una degustación de los mejores vinos de la bodega; la “Ruta de las barracas de viña”, para conocer el patrimonio de estas construcciones únicas de piedra seca; o el “Silencio entre viñas”, una experiencia para dos de máxima conexión con el entorno y el vino.  Este año tendrá lugar la tercera edición del Abadal Christmas Market & Wine Experience, donde el vino, las visitas a bodega, la gastronomía y la Navidad son los protagonistas.

Destacar también el Club de Amigos Abadal, una comunidad que disfruta de la vida, el enoturismo y la cultura con ventajas y privilegios durante todo el año.

Abadal

08279 Santa Maria d’Horta d’Avinyó (Barcelona)

Información y reservas de enoturismo:

Tlfs. +34 666 732 969 y +34 93 820 38 03

Email: visita@abadal.net

www.abadal.net