Topic:

Jóvenes agricultores y nuevas solicitudes, prioritarios en la ayuda a la reestructuración vitícola del PASVE 2019-2023

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

De acuerdo al borrador para la reforma de los planes nacionales de apoyo al sector vitivinícola para el periodo 2019-2023, presentado por responsables del Ministerio de Agricultura a la profesión y a las CC.AAA., y al que ha tenido acceso la SeVi, la medida de reestructuración y reconversión del viñedo dará prioridad a nivel nacional a las solicitudes de ayuda de los jóvenes agricultores y a aquellas que incluyan superficies que no hayan sido beneficiarias de este apoyo en los últimos 17 años en que esta medida lleva en vigor.

Por lo demás, el Ministerio de Agricultura (Mapama) plantea mantener la figura de los planes colectivos, como había propuesto inicialmente, aunque sin priorizarlos, ni dotarlos de una mayor financiación de apoyo, existiendo la posibilidad de que exista un único gestor para varios planes, aunque a los efectos de la media se considerarían de forma individualizada los potenciales beneficiarios.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La exportación vitivinícola española hasta febrero crece un 5,6% en valor

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La exportación vitivinícola española en los dos primeros meses de 2017 alcanzó los 430,6 millones de euros, un 5,6% más que en el mismo periodo de 2016. Esos 23 millones de euros más se han obtenido incluso reduciendo ligeramente los volúmenes que salieron de nuestras fronteras, pues el sector colocó en el exterior 403,9 millones de litros (-3%), según el informe elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). De esta forma, el precio medio de la exportación vitivinícola se revalorizó un 8,9% hasta los 1,07 euros/litro.

Si nos atenemos tan solo a las cifras del vino (descontando de la estadística los vinos aromatizados, los mostos y los vinagres), la exportación española en el primer bimestre fue de 334,5 millones de litros (-3,7%), obteniendo un valor de 384,5 millones de euros (+4,5%), dejando el precio medio del vino exportado en 1,15 euros/litro (+8,5%).

El COPA y la COGECA apoyan el refuerzo de cooperativas para mejorar el papel de agricultores y cooperativas en la cadena de valor

 Publicado el por Cooperativas Agro-alimentarias (colaborador)

En los presídiums del COPA y la COGECA celebrados recientemente en Bruselas se ha acordado su posición sobre la contribución de los agricultores y cooperativas europeas a la consulta pública de la Comisión Europea sobre la reforma de la PAC. Cooperativas Agro-alimentarias de España ha conseguido el apoyo en relación a sus planteamientos sobre la mejora de la posición de agricultores y ganaderos en la cadena de valor agroalimentaria a través de cooperativas y organizaciones de productores empresariales y la gestión de mercados.

Sobre las medidas de mercado y organizaciones de productores el COPA-COGECA ha asumido la posición de Cooperativas Agro-alimentarias de España, y señala que la extensión de las organizaciones de productores (OPs) a todos los sectores en el marco del actual reglamento sobre la OCM única es positiva, pero que las disposiciones existentes aún no han contribuido significativamente a la mejora de la posición de los agricultores en la cadena de valor. Por ello, los agricultores y cooperativas europeos consideran fundamental asegurar que las cooperativas, las OPs y las asociaciones de organizaciones de productores cumplan los siguientes criterios para recibir ayudas: ser empresas con recursos y estructuras adecuadas, número mínimo de miembros y, obligación de comercializar la producción de los miembros. Para el COPA-COGECA las condiciones precisas deberían definirse para cada sector teniendo en cuenta sus características específicas.

En esta posición, se propone medidas para no sólo incentivar la concentración de la oferta, sino también para aumentar el valor de la producción de los agricultores, al desarrollo de productos alternativos y su comercialización a través de cooperativas y organizaciones de productores. Se incide en la necesidad de eliminar los obstáculos que impiden el desarrollo de estas estructuras de los productores, como la política de competencia, que debe revisarse y modernizarse, en consonancia con las recomendaciones del informe de la Task Force sobre mercados agrícolas en el que participó Cooperativas Agro-alimentarias de España.

También destaca el importante papel de las redes de seguridad. Las medidas de gestión del mercado deben ayudar a los productores a enfrentar períodos de bajos precios y/o rápidos incrementos de los costes, y de elevada volatilidad de los precios, tanto de los insumos como de la producción. La gestión a través de los mecanismos de gestión de mercado e intervención requieren una revisión de los precios de referencia para tener en cuenta costes de producción más elevados.

A nivel general el COPA y la COGECA señalan que el Eurobarómetro muestra como nueve de cada diez ciudadanos europeos destacaron la importancia de la agricultura y de las zonas rurales para su futuro, y que el 87% expresó su oposición a cualquier reducción del presupuesto de la PAC, contra un 45% que abogó por un aumento. La defensa del mantenimiento del presupuesto es una de las peticiones que Cooperativas Agro-alimentarias de España trasladó recientemente al Comisario Hogan y a la ministra, Isabel García Tejerina.

En su posición, el COPA-COGECA pone énfasis en que la agricultura ocupa y debe seguir ocupando un lugar fundamental en la Unión Europea; y que por tanto la PAC debe ser sólida, común y dotada de un presupuesto adecuado, que ayude a los agricultores a garantizar la seguridad alimentaria y a proporcionar a los ciudadanos europeos alimentos seguros, de calidad y nutritivos, producidos de una manera sostenible. Para ello, son indispensables normas y fondos comunes que garanticen el buen funcionamiento del mercado único y permitan evitar distorsiones de la competencia, teniendo en cuenta al mismo tiempo la diversidad de la agricultura europea. En este contexto cualquier renacionalización de la PAC es inaceptable.

El Mapama debe comunicar su propuesta de PASVE 2019-2023 a Bruselas antes de final de mayo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Ministerio de Agricultura presentará a la Comisión Europea su propuesta para el nuevo Programa Nacional de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE) del periodo 2019-2023 antes de que concluya este mes de mayo, después de que el pasado 26 de abril comunicara y analizar con los representantes del sector y con las CC.AA. una propuesta inicial sobre la que colectivos e instituciones podrán presentar en breve plazo sus observaciones y alegaciones.

Luego, tras la presentación de la propuesta oficial del PASVE a Bruselas, la CE dispondrá de tres meses para hacer observaciones a la misma, previo a su aprobación definitiva, a pesar de que su aplicación no se iniciará hasta 2019 y a que se cuenta, como ya avanzó la SeVi en su día, con presupuesto fijado solo hasta 2020, a la espera de lo que se decida en las futuras perspectivas financieras de la UE para la Política Agraria Común (PAC) del nuevo periodo 2020-2027.

A continuación, información para suscriptores.

El viñedo sufre fuertes heladas en España y Francia

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Daños en el viñedo berciano. FOTO: Prada a Tope. (photo: )

Daños en el viñedo berciano. FOTO: Prada a Tope.

Las bajas temperaturas de los últimos días del pasado mes de abril se cebaron sobre los cultivos agrícolas de la zona norte del país, afectando considerablemente a los viñedos de Castilla y León, La Rioja y Navarra, así como a comarcas de la Comunidad Valenciana. Esta adversidad climática también dañó a los viñedos franceses de norte a sur, según destacó el sindicato agrario, FNSEA, y se une también a los efectos de la sequía.

Además, de la ausencia de precipitaciones, el mes de abril puso la puntilla con heladas que han dañaron, entre otros cultivos, al viñedo. Según la organización Asaja de Castilla y León, las crudas heladas nocturnas del 26 al 28 de abril afectaron de forma grave al viñedo de la Comunidad Autónoma (Ribera del Duero, Arlanza, Rueda, Bierzo…etc.) que en esta campaña iba además adelantado (las yemas habían iniciado ya su actividad) por las elevadas temperaturas y la ausencia de precipitaciones de los primeros meses de primavera.

Las pérdidas aún no habían sido evaluadas en las 75.000 hectáreas de viñedo de la región, pues las heladas golpearon de forma desigual según zonas, según esta organización agraria.

La Alianza UPA-COAG calificó de “catastróficas” las condiciones climatológicas que se vienen acumulando desde inicios de este año en Castilla y León, con escasas lluvias, temperaturas más elevadas de lo normal y en las últimas horas, con unas heladas muy fuertes, justo después de una fortísima sequía acumulada en las últimas semanas en amplias zonas del territorio regional.

Los daños, según esta organización agraria, aún difícil de evaluar han sido muy severos en diversos cultivos, entre ellos, el viñedo.

“Estamos, añade la Alianza, ante una campaña desastrosa. Todas los inconvenientes climatológicos que podrían estar pasando a nivel agronómico los estamos sufriendo en Castilla y León de una forma severa, y se están dando todos los condicionantes más negativos para sufrir una cosecha desastrosa también”.

Por otro lado, La Unió de Llauradors informó que las heladas, ocurridas fundamentalmente en las madrugadas de entre el 20 y 22 de abril en la Comunidad Valenciana, provocaron daños superiores a los 10 M€, tras afectar a más de 9.000 ha en las zonas de interior de las provincias de Castellón y Valencia de diversos cultivos frutales y también del viñedo.

En la provincia de Valencia se han visto afectadas más de 6.000 ha en las comarcas de los Serranos, Utiel-Requena, Valle de Ayora-Cofrentes y Rincón de Ademuz con más de 6 millones de pérdidas; mientras que en la de Castellón las heladas han afectado a unas 3.000 ha en las comarcas del Baix y Alt Maestrat, la Plana Alta y el Alto Palancia con unos daños estimados de 4 millones de euros.

La Unió reclama que la Orden de reducciones fiscales del Gobierno contemple ya todas estas adversidades climatológicas ocurridas en la Comunidad Valenciana, así como que se replantee el recorte de 10 puntos en las subvenciones a la contratación de los seguros agrarios, que provoca un encarecimiento de las pólizas, y que son fundamentales para compensar la pérdida de renta.

Daños en La Rioja

Por otro lado, la helada producida en la madrugada del 27 al 28 de abril, con temperaturas que bajaron hasta los -3,4 grados en algunas zonas de La Rioja, causaron daños en el viñedo y en cultivos frutales en varios municipios.

La Consejería de Agricultura del Gobierno regional detalló que afectó principalmente a localidades de Rioja Alta y Media, donde han perjudicado al viñedo y otros cultivos frutales. En la zona de Rioja Alta, los termómetros descendieron hasta -3,4 grados en Leiva y -3,34 en Casalarreina, con temperaturas muy bajas también en Arenzana de Abajo (-2,6), Uruñuela y Torremontalbo (-2,25), Santo Domingo de la Calzada (-2,12) y San Vicente de la Sonsierra (-2,12), según datos del Servicio de Información Agroclimática de La Rioja.

En Rioja Media, la menor temperatura se ha registrado en Entrena (-3,3), seguida por Santa Engracia del Jubera (-1,98); mientras que en Rioja Baja ha helado más en Cabretón y Cervera (-3,45) e Igea (-2,07).

El Gobierno regional informó también que los daños más importantes en viñedo se han producido en las localidades de Haro, Cihuri, Casalarreina, Briñas y Sajazarra, mientras que han sido menores en Cenicero, Fuenmayor o Navarrete. En esos últimos municipios, y también en San Vicente de la Sonsierra o Ábalos, se vieron más afectados los viñedos situados en espacios bajos que los que se sitúan en laderas.

Por su parte, el Consejo Regulador de los Vinos de la D.O.P. Bierzo solicitará en los próximos días al Ministerio de Agricultura y a diferentes Administraciones la declaración de zona catastrófica de todo el viñedo del Bierzo tras la fuerte helada, que afectó a todo el campo berciano. Las primeras estimaciones realizadas por el equipo técnico del Consejo Regulador indican una pérdida de cosecha de entre un 70 y un 80% de la producción, según las zonas. Las parcelas menos afectadas por las heladas fueron las laderas más altas que se encuentran orientadas al sur, mientras que resto permanece en un estado de “catástrofe total”. Los daños causados no sólo afectarán a la cosecha de este año, que verá su producción notablemente mermada, sino que además se extenderán a la campaña de 2018, según el Consejo, puesto que los viñedos más afectados han perdido la posibilidad de realizar una poda adecuada.

Por su parte, el brusco descenso de temperaturas en la Ribera del Duero en los últimos días ha puesto en jaque a bodegueros y viticultores de esta D.O. vitivinícola, que siguen con preocupación los efectos de una helada generalizada, con hasta -5 grados en buena parte de la madrugada del 27 al 28 de abril, en unas plantas que estaban empezando a brotar, por lo que la primera brotación se perderá y habrá que estar pendiente de la segunda, según el jefe de los Servicios Técnicos de la D.O.P. Ribera del Duero, Agustín Alonso, que añadió que “para conocer la afectación se tiene en cuenta tanto el descenso de temperaturas, como el tiempo en que estas se mantienen bajo cero. Y en este caso han coincidido los dos parámetros”.

Aseguramiento

Por otro lado, desde la entidad Agroseguro, el pool de entidades privadas del seguro agrario, se señaló que las bajas temperaturas registradas durante la pasada madrugada del 27 al 28 de abril provocaron heladas de gran intensidad, que afectaron a diferentes cultivos de nuestra geografía.

Especialmente importantes son los daños causados en uva de vino en las Comunidades Autónomas de Castilla y León, Navarra y La Rioja, destacando zonas productoras como las de Ribera del Duero, Rioja Alavesa o Rueda, entre otras, debido a que en este momento presentan gran sensibilidad por el desarrollo fenológico en el que se encuentran las plantaciones.

Entre las temperaturas más bajas destacan las alcanzadas en Castilla y León, donde se llegó hasta 9ºC bajo cero en León, -4,8ºC en Aranda de Duero y -4,4ºC en Burgos. También destacan el registro del municipio riojano de Anguiano, con 3,80ºC bajo cero o Vitoria con una temperatura de -4,30ºC.

Desde Agroseguro se informó que se están planificando los trabajos de peritación para agilizarlos al máximo, si bien es importante que los asegurados remitan las declaraciones de siniestros a medida que vayan observando los daños.

En la actualidad, se encuentran aseguradas con cobertura frente al riesgo de helada más de 136.800 parcelas de uva de vino en cerca de 104.600 ha de cultivo, con una producción estimada de 672 millones de kilogramos, y un capital asegurado de casi 324 millones de euros.

Cultivo de viñedo asegurado frente al riesgo de helada en España

Provincia

Nº parcelas

Superficie

(ha)

Producción (Mkg)

Capital asegurado (M€)

La Rioja

36.436

22.661,20

136,35

89,32

Barcelona

16.761

13.500,74

104,17

38,63

Zaragoza

13.970

13.401,85

78,34

23,67

Navarra

8.936

10.942,02

75,96

35,42

Valladolid

6.101

11.663,90

73,61

41,34

Tarragona

15.281

9.707,25

70,06

19,42

Álava

16.062

5.852,06

37,66

25,45

Burgos

10.008

7.050,89

32,46

25,51

Lleida

1.798

2.668,85

19,79

7,31

Huesca

1.284

1.593,59

9,69

5,08

Pontevedra

2.865

1.173,22

7,46

9,31

Zamora

507

1.040,11

6,17

2,34

Segovia

726

766,96

5,24

2,91

Girona

1.086

928,22

5,04

1,39

Ourense

1.786

416,73

3,16

2,11

Soria

1.542

499,16

2,21

1,70

Resto

1.662

727,97

4,25

2,95

TOTAL

136.811

104.594,72

671,62

323,88

Fuente: Agroseguro.

 

Agroseguro recordó que, ante la incertidumbre que generan estos fenómenos meteorológicos, incontrolables e impredecibles, y la gran variabilidad de episodios climáticos que se suelen registrar durante la primavera, la solvencia que ofrece el sistema asegurador convierte al seguro agrario en el mecanismo de cobertura más idóneo con el que cuentan los agricultores y ganaderos para hacer frente a este tipo de situaciones.

 

Viñedo francés

La segunda quincena de abril fue también nefasta para los viticultores franceses. Los episodios de heladas registrados en la noche del 19 al 20 de abril y después del 26 al 27 de ese mismo mes afectaron considerablemente al viñedo del país vecino.

Las heladas han provocado daños en casi todas las regiones del país y hay parcelas que se han visto afectadas en su totalidad, según el sindicato agrario mayoritario FNSEA. En la región de Occitania, al Suroeste del país, la afección de las bajas temperaturas habría afectado a entre el 50% y al 100% de la superficie, según zonas. En el área de Burdeos, las heladas provocaron daños en unas 111.000 hectáreas de este cultivo.

Según la FNSEA, las heladas ensombrecen aún más las perspectivas de algunos cultivos, que ya se habían visto afectados por el déficit de lluvias que padece todo el país, “el más elevado registrado en Francia desde hace muchos años”.

El Ministerio de Agricultura del país vecino dará indemnizaciones a los agricultores afectados por las heladas, con compensaciones a través del dispositivo de “desastres agrícolas”, que podrían llegar también a los viticultores, que ya tienen cobertura de seguros, aunque solo si los daños afectan a la producción de uva de 2018. Estos también podrán beneficiarse de otras medidas, como desgravaciones de tasas concretas.