Topic:

La Fiesta del Vino de Jumilla tiene el futuro garantizado

 Publicado el por María José Hernández (colaborador)

Agosto es el mes de la recogida de la uva, y como no puede ser de otra manera, también lo es de la Fiesta de la Vendimia de Jumilla (del 9 al 18 de agosto), una celebración que, según el presidente de la Federación de Peñas, Francisco Javier Vázquez, tiene el futuro garantizado, debido a la gran cantidad de niños que hay en estos momentos en las diferentes peñas.
Los actos de la 42ª Fiesta de la Vendimia arrancaron con la presentación oficial de los Vendimiadores Mayores e Infantiles de este año, Carmen Jiménez (peña El Casco Antiguo), Juan Antonio Martínez (Las Pirusas), Leire Herrero (La Brocá y dos Yemas) y Jesús Ortiz (La Carroza), respectivamente, así como el Bodeguero de 2013, Gabriel Martínez. El evento, que se realizó en el Teatro Vico, contó con una actuación del Grupo de Coros y Danzas de Jumilla y durante el mismo se sucedieron los discursos de los cargos entrantes y salientes.
Igualmente, los Vendimiadores, el Bodeguero, el Pisaor de Honor y el presidente de la Federación de Peñas recibieron el pañuelo oficial de las fiestas de la localidad durante un acto que se celebró en el salón de plenos del ayuntamiento. Un cohete anunció el inicio de la Feria y Fiestas de Jumillla, procediéndose a continuación a inaugurar varios recintos de los colectivos implicados en la Feria. Además, a lo largo de toda una semana, las peñas que forman parte de la federación organizaron diferentes certámenes como el Concurso Nacional de Lanzamiento de Grano de Uva, campeonato de póker, concurso de gachamiga, de lanzamiento de azaón y pisa de eva, entre otros.

La vendimia extremeña, marcada por cultura, fiesta y tradición

 Publicado el por Tania Agúndez (colaborador)

La vendimia se vive en las localidades más relacionadas con esta actividad de manera muy especial. Esta labor vinculada a la tierra también se celebra con citas culturales y sociales. Las fiestas y la tradición han marcado un año más el arranque de la recogida de la uva en Extremadura. Diversas localidades de la provincia de Badajoz han organizado numerosos actos, los más destacados: la elaboración del primer mosto después del pisado de la uva y su ofrenda a la Virgen. Se trata de los acontecimientos más representativos desarrollados en Villafranca de los Barros, Almendralejo y Los Santos de Maimona, pero no han sido los únicos. Cada uno de estos municipios diseñó para la ocasión un amplio programa de actividades con el objetivo de conmemorar el inicio de la vendimia. Exposiciones, charlas o presentaciones de libros son algunos de los homenajes.
Villafranca de los Barros
Villafranca de los Barros celebró la 17ª edición de la Fiesta de la Vendimia y la tradicional velá de la Virgen de la Coronada. Trabajando con un ajustado presupuesto, debido a la merma de subvenciones oficiales, la caída del soporte publicitario de la revista que publica la asociación que promueve esta iniciativa y el descenso de asociados, la Junta Directiva de esta organización logró diseñar una completa, variada y atractiva propuesta cultural y festiva, que se desarrolló entre el 31 de agosto y el 9 de septiembre.

El vino en el escaparate de La Rioja

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

El vino de Rioja ofrece en su escaparate, al que se acercan tanto ojos nacionales como extranjeros (estos aumentando exponencialmente cada año), una serie de atractivos que tienen como protagonista inconfundible al vino. El vino está unido a muchas otras celebraciones de carácter local aunque de trascendencia muchas veces nacional, por ello, a lo largo del año una marea roja invade las distintas poblaciones de una denominación que huele y sabe a vino.
Pero cuando el vino no es una fiesta, se sigue colando allá donde hay sentimientos que sellar con algo más que la palabra o un apretón de manos. En cada nueva celebración, en cada reunión que invita a elevar copas y lanzar un brindis, en cada encuentro que lleva su punto de alegría, en cada acto social al que haya que poner el marchamo de calidad. Y como no podía ser de otra forma, el vino está presente también en las 977 fiestas y tradiciones oficiales que tenemos registradas a lo largo del año, pues prácticamente en ninguna de ellas falta la recepción de autoridades y la degustación de un vino riojano tras la misa y procesión de sus fiestas mayores. Pero es también el ingrediente imprescindible en las comidas populares, los ‘repartos de caridades’ o los ranchos. El vino, que incluso se cuela entre aquellos programas festivos que nos hablan de las celebraciones de un ‘lunch’ o de un ‘vermú’, terrible metáfora de palabras que quieren decir aperitivo y en el que se degusta vino de Rioja.
Pisado del vino
Pero no debemos olvidar que el pisado de la uva, de la que se obtiene el primer mosto, es un acto festivo protagonista de diferentes localidades. Así en la localidad de Cenicero y en la jornada de la Virgen del Valle, a primeros de septiembre, se realiza el tradicional pisado de la uva y la ofrenda del primer mosto a la patrona, además de misa de campaña y procesión.
En Haro la ofrenda del primer mosto es a la Virgen de la Vega y por ello, cada 8 de septiembre, en un acto multitudinario al que añaden misa, ofrenda de flores y concurso de piropos a la Virgen, se hace el pisado de las primeras uvas de la vendimia de ese año.

La Rioja combate con vino tinto en la Batalla del Vino de Haro y con clarete en la Batalla del Clarete de San Asensio

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

Si el vino es en muchas localidades españolas motivo para celebrar en torno a él diferentes fiestas, en Rioja, la fiesta tiene de nombre vino, por lo que se convierte en el verdadero protagonista de encuentros ciudadanos que, además, gozan del marchamo de Fiesta de Interés Turístico nacional o regional como ocurre con la Batalla del Vino de Haro o la Batalla del Clarete de San Asensio.
Cerca de San Felices
De esta forma, cada 29 de junio se celebra en los Riscos de Bilibio, la Batalla del Vino, aunque este año y por culpa de unos desprendimientos de rocas, el escenario central se trasladó a las campas que servían de aparcamiento de vehículos. Eso sí, en el mismo entorno de la ermita de San Felices, en una zona que sirve de frontera (si es que existiera) entre Haro y Miranda de Ebro.
A este enclave, en lo que ahora es ermita, pero antes fue castillo medieval, baluarte prerromano, residencia de San Felices (maestro de san Millán de la Cogolla) y lugar donde se inició la Reconquista por estas tierras, la tradición manda que los romeros deben dirigirse hacia la zona festiva tras el Regidor Síndico quien coloca en la parte alta de esta peña el pendón de la ciudad.
Tras la misa y su correspondiente almuerzo, se desarrolla la singular batalla en la que solamente se utiliza una munición, el vino tinto, pero que puede ser arrojado con tantos artefactos como la imaginación sea capaz de diseñar.

Logroño acogió la 57ª edición de la Fiesta de la Vendimia riojana

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

El calendario festivo de La Rioja, como el de otras comunidades, tiene mucho que ver con la actividad principal en esta región y, por ello, con las tareas propias de uno de los motores principales de su economía, es decir el vino y en general, las productos agrícolas. De esta forma, el 15 de mayo es el día más celebrado en esta comunidad, pues se honra al patrón de los agricultores; desde finales del mes de agosto aparecen en los programas festivos de distintas localidades las llamadas fiestas de Gracias, o lo que es lo mismo, jornadas festivas que sirven para dar ‘gracias’ a patrones y vírgenes de la recogida de los diferentes productos de la tierra, y en septiembre, como preludio de lo que será la nueva cosecha de la uva, se representan sobre los escenarios de distintos pueblos, un acto que por repetido, toma fuerza cada año: el pisado de la uva y la recogida del primer mosto que es ofrecido al patrón o virgen de esa localidad, y que significa el preludio ineludible de una actividad a la que se van a entregar los agricultores de esta región en las siguientes semanas, la vendimia.
Y esto es lo que ocurre cada 21 de septiembre en el paseo del Espolón de Logroño, en una jornada festiva para toda La Rioja pero enmarcada dentro del programa de las fiestas de San Mateo. Se trata de la Fiesta de la Vendimia, que en este año 2013 ha cumplido ya su 57ª edición, pero cuya tradición podemos buscarla en documentos que nos llevan hasta el siglo XII, si bien no será hasta 1845 y por medio de Isabel II, quien vía Real Decreto sitúe la misma en las fechas que van desde el 16 al 23 de septiembre. Debido a los nuevos hábitos y costumbres de vida, estas fechas son variables para acomodarlas cada año a las necesidades comerciales, lo que nos ha llevado en este 2013 a situarlas entre el 20 y el 25 de septiembre.