Vuelve el vermú berciano al baile del aperitivo

 Publicado el Por Ángel G. Ossorio

José Luis Prada, junto a las botellas del Biermú originales (izquierda) y las actuales. (photo: )
José Luis Prada, junto a las botellas del Biermú originales (izquierda) y las actuales.

¿Quedamos para el vermú? Esa pregunta ha ido cambiando de significado y de lo que era literalmente tomar un vermú se ha quedado en una cita de mediodía, justo antes de comer, para tomar un vino, una cerveza… y solo unas pocas de las veces un auténtico vermú con un aperitivo.

Desde los años sesenta ha ido perdiendo su hueco en el mediodía frente a la cerveza, el vino y los refrescos, mientras que el poderoso márketing de Martini nos ha llevado a consumir el vermú en cualquier momento, asociando además su nombre al origen del vermú cuando la marca más antigua de las comerciales es el Cinzano, con casi cien años más de historia. Giovanni Cinzano lo sacó al mercado en 1757 y Martini, y su socio Rossi, lo hicieron en 1860.

Para ver el resto del artículo tiene que estar registrado.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Vuelve el vermú berciano al baile del aperitivo”

Comentarios disponibles para usuarios registrados