Origen genético de la variedad de vid Tempranillo

 Publicado el Por Javier Ibáñez , Gregorio Muñoz-Organero , L. Hasna Zinelabidine , M. Teresa de Andrés , Félix Cabello , José Miguel Martínez Zapater

Artículo con imágenes en documento PDF adjunto.

El desarrollo de la Biología en las últimas décadas permite contestar preguntas que hasta hace pocos años podían ser consideradas como enigmas de imposible solución. El conocimiento de la secuencia de la molécula ADN que contiene la información genética de cada individuo y el estudio de su diversidad entre distintos individuos permiten realizar análisis de paternidad o identificar restos forenses con la máxima certeza en la especie humana. De igual manera toda la tecnología del ADN es perfectamente transferible y aplicable en otras especies biológicas bien se trate de animales, vegetales o microorganismos.

En el caso de la vid, existe ya una amplia literatura sobre el origen genético de un gran número de variedades cultivadas que indica que aproximadamente tres de cada cuatro variedades analizadas presentan una relación de parentesco de primer orden con alguna variedad conocida.

De hecho, los pedigríes que se establecen para las variedades de vid son especialmente complejos dado que una variedad puede hibridar con ascendientes o descendientes en generaciones muy separadas, debido a su multiplicación vegetativa, con frecuencia mantenida  durante siglos de existencia de la variedad. Otro aspecto importante a considerar en estos pedigríes es que muchas de las relaciones de parentesco identificadas se han producido por hibridación espontánea entre plantas cultivadas en proximidad, ya que la hibridación dirigida a la mejora genética no se desarrolló hasta el siglo XIX. Estos hechos indican que las semillas tuvieron un cierto papel en la propagación de las variedades, que no tienen en la actualidad, y que los viñedos antiguos presentaban una mayor mezcla de genotipos diversos de los que las prácticas y las normativas actuales permiten.

Conocer el origen genético de una variedad, o en otras palabras, conocer cuáles son sus progenitores, nos informa de qué variedades convivían en los viñedos en el momento de su origen. Si además contamos con información sobre la distribución del cultivo de los progenitores se puede estimar cual es su posible origen geográfico o incluso las fechas probables de su aparición. Esta información no solo contribuye al conocimiento de la historia de nuestras variedades y nuestros vinos sino que además puede ser de interés a la hora de plantear estrategias de mejora genética de las variedades actuales.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Origen genético de la variedad de vid Tempranillo”

Comentarios disponibles para usuarios registrados