Topic:

El pabellón oficial de España en Vinexpo contará con 74 bodegas (+10,4%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Instituto Español de Comercio Exterior (Icex)  organiza un pabellón oficial de España integrado por 74 bodegas en la feria bienal Vinexpo, que tendrá lugar en Burdeos del 16 al 20 de junio. Su anterior edición en 2011 registró la participación de 2.400 expositores procedentes de 47 países y recibió a más de 48.000 visitantes profesionales, de los cuales el 37% eran extranjeros, destacando la creciente participación asiática (1 de cada 3 visitantes extranjeros) y el liderazgo de China por primera vez entre los visitantes.
El pabellón español en 2011 contó con 67 bodegas, cifra superada en esta edición y que confirma el interés por esta cita.
Por provincias, las 74 bodegas españolas proceden de: La Rioja (11), Barcelona (10), Zaragoza (7), Murcia (6), Ciudad Real (5), Albacete (3), Burgos (3), Cádiz (3), Cuenca (3), Pontevedra (3), Toledo (3), Valladolid (3), Alicante (2), A Coruña (1), Girona (1), Huesca (1), León (1), Lleida (1), Madrid (1), Navarra (1), Palencia (1), Segovia (1), Tarragona (1), Valencia (1) y Zamora (1). El Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (Ipex) coordinará y agrupará la participación de empresas de su región dentro del pabellón español.
Las exportaciones españolas de vinos y bebidas alcohólicas a Francia alcanzaron en 2012 los 296 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,4% respecto a 2011.

Drinktec 2013 pivotará sobre seguridad, sostenibilidad y flexibilidad

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La sostenibilidad y eficiencia de recursos, la seguridad y la calidad; y la variedad y la flexibilidad serán las tendencias fundamentales del sector de la industria de bebidas y alimentos líquidos sobre los que pivotará la próxima edición del salón Drinktec (www.drinktec.com) (Munich, del 16 al 20 de septiembre). La feria actuará como una plataforma de proyección internacional, capaz de aglutinar todos los segmentos geográficos, de producto y de mercado, detectar y visibilizar tendencias y ofrecer soluciones.
Según informó la Asociación Alemana de Fabricantes de Maquinaria e Instalaciones (VDMA), socio conceptual de Drinktec (organizado por Messe München, la gestión responsable de los recursos por parte de las empresas se está convirtiendo en un factor competitivo determinante. La industria auxiliar del sector bebidas ofrece soluciones específicas en este sentido, con importantes avances en todos los ámbitos en lo que a la optimización de recursos se refiere. La reducción del consumo de agua en la fabricación de bebidas, el aprovechamiento del calor de proceso y los circuitos cerrados de agua contribuyen al balance energético positivo. El empleo de componentes eficientes mejora considerablemente el consumo energético de máquinas e instalaciones; en el caso de una máquina envasadora de bebidas, puede suponer hasta un 30% de ahorro. Así como el progresivo éxito de los envases PET.
De la misma forma, Drinktec exhibirá novedades en medidas de control e inspección implantadas a lo largo de todo el proceso de fabricación y envasado; trazabilidad o registro y almacenamiento de datos operativos y de control. En la industria envasadora la flexibilidad es un requisito indispensable para poder hacer frente a las demandas del mercado en lo que a variedad de formatos se refiere. Drinktec lo sabe y ha configurado una oferta específica en este ámbito.
Este sector también ha detectado que los mercados de venta se desplazan. Hace unos años, aproximadamente el 60% del comercio mundial de maquinaria de envasado y de procesado de alimentos y bebidas se producía en Europa. En 2011 el porcentaje ya había descendido hasta el 43%. Así, Asia se ha colocado en segundo lugar, mientras que van ganando peso las regiones de Latinoamérica, África y Oriente Medio.
Los organizadores de Drinktec 2013 esperan congregar del 16 al 20 de septiembre a más de 1.500 expositores de más de 70 países y calcula que el salón será visitado por más de 60.000 profesionales llegados a Munich desde 170 países diferentes. El salón contará con áreas dedicadas a tecnología de producción y procesado, llenado y envasado, automatización, tecnología de envases PET, recipientes y cierrres, materias primas, agentes y aditivos, sistemas de energía y ahorro hídrico, marketing y equipos de hostelería, entre otras.

16º feria Vinorus Vinotech y el concurso Southern Russia

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Fui invitado, por tercera vez, a participar como jurado en el concurso internacional de vinos Southern Russia, en el Cáucaso, en Krasnodar, que es la capital de la mayor región vitivinícola de Rusia, cerca del Mar Negro. Siempre me sorprende, puesto que Rusia es un país enorme con todos los climas y suelos imaginables y los rusos están extremadamente orgullosos de su vino, que no elaboren mucho más vino y que no planten más viñedo.
Cuando está sobre el terreno y aprende más, la razón se torna perfectamente clara. En 1985, Gorbachov instigó una campaña para frenar el galopante alcoholismo y ordenó arrancar los viñedos. Esto se cumplió en buena medida. En cualquier modo, la idea de que el vino era de alguna forma responsable del alcoholismo era una falacia. El motivo era el vodka, especialmente en el norte del país y mucho menos en las regiones elaboradoras de vino. Sin embargo, el daño ya estaba hecho.
Hoy en día está en marcha una revolución silenciosa respecto a la plantación de viñedos y la elaboración de buen vino. Hace poco un puñado de personas extremadamente ricas y con una auténtica pasión por el vino han estado plantando nuevos viñedos, principalmente (pero no exclusivamente) con variedades internacionales, construyendo bodegas con la última tecnología y contratando a famosos enólogos europeos como Patrick Léon, que era el enólogo en Mouton Rothschild y Alain Dugasof Château la Nerthe en Châteauneuf-du-Pape. Hace más poco aún, otro grupo de apasionados por el vino, autodenominados “garajistas”, ha plantado pequeños viñedos con el objetivo de elaborar el mejor vino posible. En el salón Vinorus Vinotech visitamos un expositor en el que once de estos “garajistas” nos dieron a probar vinos realmente excelentes.
Para hacer un buen vino en Rusia hoy en día es esencial plantar el viñedo de nuevo desde cero puesto que a los antiguos viñedos (durante el anterior régimen solo se buscaba la cantidad y no la calidad) se les exigía producir unos volúmenes de uva totalmente irracionales, con un rendimiento de kilos por viña impresionante y las viñas quedaron totalmente exhaustas. Como acabamos de referir, así se está haciendo y ya se elaboran vinos de talla internacional.
Esta revolución silenciosa es además la principal razón para el concurso Southern Russia y para la feria Vinorus Vinotech, ambas en Krasnodar. Tanto la región elaboradora como la Unión Rusa de Viticultores y Enólogos, de la que Leonid Popovich es presidente, pretenden demostrar sin el menor rastro de duda que los vinos genuinos rusos de hoy en día tienen una calidad internacional.
Destaco las palabras “vinos genuinos rusos” puesto que grandes volúmenes de vinos económicos que se venden y se consumen son elaborados a partir de vino o uva importados y transformados en Rusia, especialmente de países latinoamericanos. Los rusos están muy orgullosos de su champagne (este nombre no está protegido en Rusia) y millones de botellas del shampanskoye se elaboran a partir de vino importado a granel y elaborado en destino.
Durante este viaje, pasamos un maravilloso día visitando la bodega puntera de Abrau-Durso, donde la mayor parte de los 20 millones de botellas que comercializa al año están elaboradas a partir de viñedos locales, bien a través del método Charmat o del método clásico. Ruso genuino. Esta bodega, que nos ofreció una gran recepción, es una de las que fundó el famoso príncipe Golitsin, amigo del Zar y cuyos estúpidos descendientes, que viven en Londres, están haciendo un vano intento por reclamar lo que ellos consideran que es su herencia. Abrau-Durso es una bodega modélica y una fantástica prueba de la calidad que pueden alcanzar los vinos locales.
El concurso Southern Russia, que es la principal razón para escribir este artículo, estuvo estupendamente organizado y dirigido. Éramos un total de 14 jueces, cuatro de nosotros internacionales. Había un total de 161 vinos a catar. Las catas se desarrollaron en el hermoso Galich Hall. Nos sentamos separados, cada uno en una mesa con mantelería blanca, escupideras, panecillos y galletas, agua mineral y buenas copas, que se reemplazaron con cada vino. La iluminación fue excelente, la sala era fresca y ventilada y el servicio fue amable y eficiente. No puedo hacer la más mínima crítica.
Nos dividimos en dos jurados de siete jueces cada uno y se cataron unos 80 vinos por jurado. Los otros tres jueces internacionales estuvieron en el otro jurado, en el que cataron tintos y espumosos. Mi jurado cató vinos blancos secos, semidulces y dulces; fortificados y vinos especiales; vinos de licor y coñacs (otro nombre que no está protegido en Rusia). Probé vinos de las siguientes variedades autóctonas: Gravatoni, Sibirkoviy, Rkatsiteli (originalmente georgiana), Viorica and Velvet Muscat. Rusia está poco a poco introduciendo normas para regular la producción. No hay espacio en este artículo para extenderse sobre ello, pero los vinos fortificados elaborados con alcohol vínico ruso y aquellos elaborados a base de otros alcoholes estuvieron separados en categorías diferentes. Catamos la mitad de los vinos durante la mañana, paramos para tomar una agradable comida y completamos la cata por la tarde.
Me gustaría remarcar un aspecto. Hay algunos vinos maravillosos del estilo de Madeira, Marsala o Málaga elaborados en varias partes de Rusia. Envejecen con elegancia y belleza durante muchos años. Son ricos, deliciosos y soberbios. Creo que están muy infravalorados y son poco apreciados y se les debería prestar mucha mayor atención. Por favor, continúen elaborándolos, no los subestimen y déjennos probar más de ellos en el concurso.
Se requirieron 80 puntos para una medalla de bronce, 83 para la plata, 86 para el oro y 92 para un gran oro. Todas nuestras puntuaciones se sumaron y se dividieron por el número de miembros del jurado. Empleamos las fichas de cata de la OIV/UIO y seguimos las normas de la OIV, aunque esta organización no está vinculada en ningún modo al concurso. Los ganadores fueron anunciados en una espléndida cena de gala en el Galich Hall. Se concedieron 53 medallas, con tres grandes oros y 14 oros. Los grandes oros fueron para Lefkadia Winery, Abrau-Durso y Millerovsky Vinzavod.
Disfrutamos con la cena, la hospitalidad fue generosa hasta el extremo. El vino corrió como si fuera agua y, tras un inicio formal y ceremonioso, terminamos bailando como los derviches turcos. La cena la amenizó un espectáculo de un grupo de contorsionistas que hicieron cosas con sus cuerpos imposibles de creer. Harían una gran fortuna si acceden al panorama internacional.
El día siguiente a la cata, y el día antes a la visita al viñedo, hubo una mesa redonda tras conocer la feria y catar 10 espumosos internacionales. Nos pidieron hablar sobre la cata del día anterior y sobre las variedades autóctonas rusas.
El título fue “Vinos rusos elaborados con variedades autóctonas rusas”. Todos, sin excepción, animamos a los productores rusos a plantar y desarrollar las variedades de uva autóctonas tanto como les sea posible. Apoyé esta idea y afirmé que esas variedades necesitan de mucha investigación para mejorar los portainjertos y para descubrir en qué suelo funcionan mejor. También para determinar la mejor forma de podarlas y el rendimiento ideal por viña (que no sea excesivo) para que produzcan la mejor calidad posible.
Una vez hayan conseguido esto, lograrán vinos de primera clase mundial sin nada que envidiar a los de cualquier otro país productor, mejor que con otras variedades internacionales como la Chardonnay o la Cabernet Sauvignon de las que el mercado mundial está saturado. Los productores rusos venderán menores cantidades pero el mercado global es lo suficientemente grande como para absorber todo lo que puedan producir en los años venideros.
Debo dar las gracias a la feria Vinorus Vinotech, a la Unión Rusa de Viticultores y Enólogos bajo la presidencia de Popovich, Krasnodar Expo LLC y a Abrau-Durso, así como a todo el mundo que tuvo cuidado de nosotros. A todos los felicito por su hospitalidad, su excelente organización y, sobre todo, por la forma en la que cooperan y trabajan por la mejora de la calidad y de la imagen del genuino vino 100% ruso.
Traducción: Vicent Escamilla

Fibras de microextracción de PDMS/100 y PDMS/DVB

 Publicado el por Pérez, S.J. y Pérez, J.P. (colaborador)

Artículo con gráficos en fichero PDF adjunto.
Las técnicas más conocidas para la extracción de compuestos orgánicos de una muestra son purga-y-trampa o métodos headspace para concentración de volátiles, y extracción líquido- líquido, extracción en fase sólida y extracción por fluido supercrítico para semi-volátiles o no volátiles. Estos métodos presentan varios inconvenientes, incluyendo alto coste y tiempos de preparación excesivos. Una nueva técnica de preparación elimina la mayoría de estos inconvenientes. Está técnica es la microextracción en fase sólida (MEFS) o SPME (solid phase microextraction), galardonada en 1994 con el prestigioso Premio R&D 100 a la Tecnología Innovadora.
El método de MEFS resulta muy atractivo pues la extracción se realiza de manera rápida y puede ser llevada a cabo sin necesidad de utilizar solventes. Además el umbral de detección pueden estar en el orden de partes por trillón (ppt). La MEFS posee un gran potencial en aplicaciones en el campo. El muestreo se puede llevar a cabo en lugares remotos sin necesidad de que el personal tenga un alto nivel de experticia.  
Cuando las muestras son almacenadas de manera adecuada, estas pueden ser analizadas días después del muestreo sin perder cantidades significativas de los compuestos en cuestión. Puede concentrar compuestos volátiles y no volátiles, en muestras líquidas o gaseosas, para análisis por GC, GC/MS, o HPLC (1,2).  
Muestra una sensibilidad, para compuestos aromáticos volátiles y semi-volátiles, mucho mayor que otras técnicas convencionales de espacio de cabeza (3). Empleando la microextracción en fase sólida se han realizado múltiples determinaciones en vinos (4-7) por lo que es que es una herramienta útil para el estudio de componentes volátiles en este medio.

Muestras de agotamiento

 Publicado el por

Se hace muy, pero que muy difícil hablar de exportaciones y alcoholes, cuando el mercado comienza a dar claras muestras de agotamiento.
La falta de formalidad en algunas operaciones, no todas de escasa trascendencia dado el volumen comprometido, está llevando a muchas de las bodegas, que tan solo hace unos meses se las prometían muy felices por tener un porcentaje altísimo de su cosecha vendido, a tener que enfrentarse a un serio problema de cara a la próxima campaña.
Es pronto, demasiado pronto diría yo, como para poder empezar a barajar previsiones de cosecha como las que se han atrevido a aventurar algunas organizaciones, pero no tanto como para no poder empezar a hacer alguna incursión sobre cuál será la tendencia con respecto a la cosecha del año pasado.