Topic:

61º Concours de Bordeaux Vins d’Aquitaine

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

 (photo: )

A pesar de ser un concurso inmenso (con más de 4.000 muestras), está dedicado exclusivamente a los vinos de la Nueva Aquitania. El objetivo es destacar y premiar a los mejores vinos que se elaboran en la recientemente ampliada región francesa conocida ahora como Nouvelle Aquitaine (Nueva Aquitania). Cubre 111.000 hectáreas de 60 denominaciones de Burdeos más otras 30 marcas de calidad. Se celebró en el Palacio de Congreso, bajo la organización de la Cámara de Agricultura de la Gironda, en el marco del Salón de Agricultura de la Nueva Aquitania y la Feria Internacional de Burdeos. Se trata de un concurso de organización gubernamental.

No es imprescindible ser un profesional calificado o experimentado para participar como catador en el concurso. Este año se formaron 240 jurados de cuatro jueces cada uno, con viticultores, productores, négociants, marchantes de vino, mayoristas, detallistas y gran cantidad de amantes del vino. Lo que alguien tiene que hacer para demostrar que es un “amante ilustrado del vino” está muy poco claro, pero en mi jurado uno de los cuatro jueces estaba desaparecido y los otros dos eran “aficionados ilustrados”. Por tanto, como único catador profesional, fui el presidente del jurado.

La ficha de cata que se empleó es un modelo propio y no tiene nada que ver con las de otros concursos. Los jueces deben redactar una nota de cata clara y precisa para cada vino y marcar con una cruz las puntuaciones para cuatro criterios: visual (0 a 5), aroma (0 a 5), gusto (0 a 5) e impresión general (0 a 20) y marcar con una equis si merece una medalla de oro, plata o bronce. Cada juez cata entre 15 y 20 vinos de cualquiera de las 90 denominaciones participantes (mi jurado cató 18 Bordeaux Supérieur 2014). Nos proporcionaron las fichas de cata, más otra para el presidente en la que anotar los premios para cada vino, una escupidera, servilletas de papel, una copa por juez, galletas saladas y una montaña de instrucciones.

No había programa social, puesto que se desarrolló en una única mañana. Fuimos convocados a las 9.00 hora en el Palacio de Congresos, donde desayunamos mientras nos iban colocando en jurados, escuchamos los discursos de bienvenida y las instrucciones. Luego catamos detenidamente nuestros 18 vino y cumplimentamos nuestras notas de cata y puntuaciones. Finalizó con un buffet a base de ostras, foie-gras, asado de cerdo con puré y pasteles, acompañados con los vinos catados y ganadores de medalla. A las 13.00 todo estaba listo y se anunció a los ganadores por megafonía.

En total, 4.029 muestras de 90 denominaciones. 1.213 recibieron medalla (sin superar, por tanto el 30% del total): 473 oro, 526 oro y 212 bronce. 960 catadores los evaluaron.

Para estar seguros de que no hay fraude de ningún tipo, todas las muestras se toman directamente de la bodega, por parte de un equipo especial de personas de la organización. Las botellas se cubren y permanecen en estricto anonimato todo el tiempo, pues la cata es totalmente ciega.

Los resultados pueden consultarse en www.concours-de-bordeaux.com  

Traducción: Vicent Escamilla

En defensa de los vinos ecológicos

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

Intervención de Antonio Casado. FOTO: Rafael Lafuente. (photo: Rafael Lafuente)

Intervención de Antonio Casado. FOTO: Rafael Lafuente.

El prestigioso especialista en el mundo del vino Antonio Casado fue el encargado de prologar la entrega oficial de los premios de la octava edición de los Premios EcoVino, realizada recientemente en la Bodega institucional de La Grajera de Logroño, con una charla que, como suele ser tradicional en él, resultó “especial”. Comenzó la misma recordando sus trabajos en diferentes ediciones de la Guía Peñín, y la labor que actualmente viene realizando como responsable de catas de la Guía de Vinos y Aceites de La Semana Vitivinícola, agradeciendo a su director, Salvador Manjón, que le haya dado la posibilidad de acercarse y catar los vinos ecológicos, de manera especial los ganadores de las dos últimas ediciones de los premios EcoVino convocados por la Consejería de la Agricultura del Gobierno de La Rioja y que ya han alcanzado su categoría de internacional.

Sostuvo Casado ser un catador diferente al del resto de compañeros “por mis estudios de Filosofía que uno a mi gusto por catar vino”, y que se ha encontrado con unos vinos ecológicos que “me han hecho saltar chispas, por la frescura, la aparición de los cítricos” lo que le ha hecho meditar que el trabajo en el campo por lo ecológico “acaba reflejándose en los vinos que he degustado”.

Destacó que le han parecido mucho mejores los blancos y que los vinos de año son muy equilibrados en boca al tiempo de indicar que la tecnología del frío ha aparcado la imagen que se puede tener de los vinos ecológicos de épocas anteriores. Dejó apuntado que los “tintos ecológicos con crianza pierden bondad con referencia a los blancos y rosados. Uno de los que más puntos se ha llevado en esta edición es un tinto del año, con mucho peso de fruta que ya se anticipa en nariz”.

Además recordó los valores del suelo y tierra que posiblemente se ven reflejados en el vino, y por ello la mineralidad no viene del uso del roble, además de indicar que en sus catas ha llegado a encontrar matices de turba ahumada y carbón vegetal en alguno de los vinos.

Antes de someterse a las preguntas del auditorio, Antonio Casado afirmó “que a partir de ahora beberé vinos de carácter como los que he sentido con los vinos ecológicos” comprometiéndose a que “no voy a aceptar ninguna otra cosa”.

Concours des Grands Vins Blancs du Monde 2017

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

 (photo: )

Este es el concurso más agradable de toda la agenda. ¿Por qué? Se debe totalmente a la extrovertida personalidad de Christine Collins, que gestiona el concurso, y a su fantástico marido inglés Dave. Eficiente, bien organizada, precisa y, pese a todo, siempre con buen humor y lista para bromear y echar unas risas, hace que organizar un concurso tan grande e importante como este sea pan comido.

Christine y Dave cuentan con el apoyo de Laetitia Lestingi. El certamen tiene el patrocinio de la OIV y en esta ocasión, la presidenta de la entidad, Monika Christmann, fue la delegada oficial, junto con Yann Juban, adjunto a la dirección general de la OIV. Asimismo, el concurso tiene el patrocinio de Vinofed, representado por Ghislain K. Laflamme, presidente; y por Wolfgang Haupt, vicepresidente. El colaborador oficial es la Union de la Sommellerie Française, representada por mi viejo amigo Serge Dubs (mejor sumiller del mundo en 1989). Lo organiza la empresa Strasbourg Evénements.

Las variedades que admite el concurso son Sylvaner, Pinot Blanc, Riesling, Pinot Gris, Gewürztraminer y (como novedad este año) vinos blancos de variedades y mezclas del mundo. Este añadido pretende abrir el campo de acción del certamen. En la edición 2017 lo cierto es que no se notó demasiado en el número de muestras, puesto que muy poca gente estaba al tanto, pero en el futuro, promete ampliar el concurso de forma considerable.

Los miembros del jurado estuvimos cómodamente alojados en el hotel Mercure, en el corazón de Estrasburgo. La cata se desarrolló en el magníficamente renovado Palacio de Congresos de la ciudad, justo enfrente del hotel.

Este año participaron 929 referencias. Éramos 12 jurados de cinco o seis jueces cada uno (mayoritariamente de seis). En total, 70 jueces. Las muestras provenían de 18 países. Con 82 puntos se alcanzaba la plata, con 85 el oro. No hubo medalla de gran oro, puesto que recordarán que el Ministerio de Agricultura ha prohibido esas medallas para los concursos en Francia con el ridículo argumento de que el consumidor puede tener equívocos entre el oro y el gran oro. ¿Se confunde tan fácilmente el público?

La primera de las noches nos ofrecieron un excelente buffet en el hotel para que nos pudiéramos conocer, ver a los viejos amigos y hacer algunos nuevos.

Al día siguiente, domingo, se llevó a cabo la primera jornada de cata. Estuvo precedida por discursos de bienvenida por parte de las autoridades y una explicación de cómo funcionaban las tabletas electrónicas que emplearíamos en la cata. La primera mañana yo caté 38 vinos y en la segunda otros 37 en tres tandas, con pausas entre ellas.

Las condiciones de cata fueron fabulosas y el Palacio de Congresos es grande, fresco y ventilado y lo tuvimos todo para nosotros. Nos sentamos en grandes mesas cuadradas, vestidas con mantelería blanca. Escupideras negras, colines, servilletas negras, agua mineral y solo una copa. El servicio de sumillería a cargo de la Escuela de Hostelería de Estrasburgo fue impecable y supervisado por Antoine Woerlé, Meilleur Ouvrier de France -Art de la Table et du Service. El segundo día de la cata, el lunes, se siguió exactamente el mismo patrón.

Un fantástico Baeckoffe (plato típico alsaciano) siguió a la cata del primer día. Es un plato con diferentes carnes guisadas en una inmensa cazuela de barro. Christine organizó luego una maravillosa visita al pueblo de Dambach-la-Vile, una población medieval fortificada. Aquí nos recibió el alcalde y otras autoridades. Recorrimos sus viñedos, viendo a las viñas brotando y su fascinante sistema de poda “en quenouille”. Nos mostraron también el suelo granítico que le da a sus vinos tanta personalidad.

La pintoresca Confrérie des Bienheureux du Frankstein honró a Ghislain K-Laflamme y a Monika Chistmann invitándoles a plantar una viña y luego visitamos las antiguas bodegas (siglo XVI) de Domaine Schaeffer Woerly, cuyo lema es “hombres y vinos de granito” y cuyo techo está hecho de arcilla. Finalmente, una cata soberbia de los vinos de Dambach con añadas de hace 20 años y que abarcó desde vinos secos hasta los dulces de Grain Nobles. Esa noche en el hotel, el chef preparó un magnífico chucrut, que devoramos con ganas.

Al segundo día de cata le siguió una comida buffet en el Palacio de Congresos y luego la proclamación de los ganadores, en la Sala de las Estrellas del Palacio de Congresos. Los resultados pueden consultarse aquí.

Este fue el punto final oficial al evento, pero la generosa Christine nos llevó a todos los que no nos marchábamos hasta el día siguiente a cenar flammekeuche (torta salada horneada) en la Ancienne Douane, el plato que resume Alsacia. Fue una noche informal y que disfrutamos mucho. De algún modo, nadie quería que la noche llegara a su fin y más de 20 almas bebieron vino en el hotel hasta entrada la madrugada.

En pocas ocasiones mi mujer y yo hemos disfrutado tanto de un concurso de vino. Muchas gracias Christine y Dave y a todos los involucrados en la organización. Trabaja duro, juega duro podría ser su lema. A las catas serias le siguió un gozoso tiempo de entretenimiento. Nos vemos el próximo año.

Traducción: Vicent Escamilla

La nueva edición de Sitevi celebra los 40 años del salón a lo grande

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La nueva edición de Sitevi, el salón de los equipamientos y el saber hacer para las producciones de viña-vino, olivar y frutas y verduras, tendrá lugar del 28 al 30 de noviembre de 2017, en el Parc des Expositions de Montpellier. “40 años después de su creación, Sitevi se ha convertido en el salón más grande a nivel mundial, organizado alrededor de los 3 sectores. La cosecha de 2017 se anuncia inédita ya que un pabellón acogerá más de 100 nuevos expositores inscritos a día de hoy. Sitevi se impone más que nunca como la cita de negocios e innovación de todos los productores”, subraya Martine Dégremont, directora del salón.

Sitevi 2017 cuenta ya con el 97% de la superficie comercializada (respecto al 87% en 2015 en el mismo periodo), con un aumento significativo del número de empresas internacionales (+12%), así como un crecimiento sensible de los sectores vinificación, embalaje y materiales para la arboricultura, horticultura y las zonas verdes. En su 40 aniversario, Sitevi incrementa el espacio concedido a la innovación y a la anticipación a través de espacios como la Zona Start-up, el Forum, los premios Sitevi a la Innovación, una zona de exhibición de máquinas en funcionamiento...

Más información en www.sitevi.com

El 23% de los compradores que visitan Alimentaria adquiere vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: Antonio Navarro Wijkmark)

Intervin, el salón de los vinos, sidras y espirituosos que organiza Alimentaria Exhibitions, sociedad de Fira de Barcelona, es el encuentro sectorial más relevante de la industria vinícola española y su principal plataforma de acceso a los mercados internacionales. Consolidado como piedra angular de Alimentaria, Intervin reúne más de 700 bodegas expositoras en 15.000 metros cuadrados de superficie neta de exposición. Productores. El salón se celebrará en el marco de Alimentaria del 16 al 19 de abril de 2018 en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona.

Recientemente se ha promocionado en VinExpo Burdeos, donde se destacó que la celebración conjunta de Alimentaria con Hostelco, el salón de la hostelería y la restauración, (al margen de otras sinergias con el resto de salones de Alimentaria) brindará a las empresas expositoras de Intervin más oportunidades de penetración en el canal de la restauración y la hostelería.

Intervin es una oportunidad única para penetrar en nuevos mercados, ya que de los más de 140.000 compradores que visitan Alimentaria, más de 32.000 tienen en cartera vinos y espirituosos a través de diferentes canales de compra como la gran distribución, el retail, los comercios especializados y la restauración. El salón está registrando un buen ritmo de contratación, con más del 50 % de su espacio expositivo reservado a once meses de su celebración. Para facilitar la actividad exportadora de sus empresas participantes, Intervin 2018 volverá a organizar los Intervin Business Meetings, los Food&Drinks Business Meetings y el espacio Vinorum Think, para la reflexión, divulgación y análisis de tendencias del sector.

Más información en www.alimentaria-bcn.com/alimentaria-2018