Topic:

Primera cata vertical de Áster Finca El Otero

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Detalle de la cata. (photo: )

Detalle de la cata.

El pasado 7 de julio se celebró en Madrid la primera cata vertical del vino Áster Finca El Otero (D.O.P. Ribera del Duero), de Bodegas Áster (Grupo La Rioja Alta). Se trata del vino top de esta bodega, que arrancó su andadura en 1990, con la adquisición de la primera finca en Anguix. En 2000 se edificó la bodega y se comercializó su primer vino (Áster Reserva 2000). Sin embargo, fue en 2006 cuando Áster vive un auténtico “punto de inflexión” y apuesta por elaborar vinos de parcela y es cuando nace Áster Finca El Otero, con uva procedente de la finca más antigua de la bodega.

Nótese la cantidad de tiempo desde que se adquirió el viñedo, hasta que sus responsables decidieron embotellar un vino con su etiqueta. Una paciencia que permitió conocer el terruño y el comportamiento de las vides hasta cumplir los objetivos enológicos deseados.

Áster Finca El Otero es un vino con personalidad, que transmite bien a las claras cuál es el objetivo que persigue la bodega: “vinos modernos, fundamentados en la tradición y que expresen las características del terreno y las condiciones de la añada”. Vinos vivos.

El enólogo de la bodega, Julio Sáenz, fue el encargado de dirigir la cata, que arrancó con Áster Finca El Otero 2006 (100% Tinta del País), vendimiado (en “frío” – solo a primeras horas de la mañana-) el 9 de octubre. Maloláctica en barrica americana y crianza en roble francés de 12 meses. Se muestra de brillante color cereza intensa. En cata las notas de crianza están presentes, pero respetan mucho la fruta madura dulce. Torrefactos, balsámicos. Fantástico para su consumo actual.

Siguió Áster Finca El Otero 2009 (100% Tinta del País), cuya vendimia arrancó el 7 de octubre, las uvas fueron refrigeradas (4ºC) durante 24 horas antes de pasar a la mesa de selección. Se crió en barrica francesa durante 15 meses. Viste con una capa más alta que el precedente, con tonos violáceos, pero con mucho menos potencial aromático. Carácter balsámico, con presencia de torrefactos, pero con poco espacio para la fruta.

A continuación llegó la añada 2010 de Áster Finca El Otero (con la calificación oficial de “Excelente”. El vino fue sometido a una maceración pre-fermentativa en frío durante 4 días. De nuevo 15 meses de crianza en roble francés. De color intenso. Despliega primero un abanico compuesto por fruta y balsámicos (mentolado). Agradable torrefacto y perfil especiado (pimienta). Un vino impetuoso. Boca potente, larga elegante. Gran expresión varietal y carácter Ribera.

Cerró la cata Áster Finca El Otero 2012, que todavía no está en el mercado (se empezará a servir en septiembre) y que estrena imagen y se presenta con botellas numeradas (26.000 en total). De nuevo maceración pre-fermentativa natural en frío y 16 meses de crianza en roble francés. Intenso de color picota y ribete granate. Muestra una nariz potente con marcadas notas torrefactas y mentoladas, especias dulces. Boca suave, elegante, con notas de madera bien integrada.

TransNatur dispondrá de dos almacenes autorizados como depósito fiscal de vino y bebidas alcohólicas en Valencia y Guipúzcoa

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tras unos meses de intenso trabajo y una importante inversión, a partir del próximo mes de agosto, TransNatur dispondrá de dos almacenes logísticos autorizados como depósito fiscal, localizados en Valencia y Guipúzcoa. Estos depósitos, situados en la plataforma logística de Valencia y Oiartzun, serán controlados con un SGA específico y con la última tecnología en radiofrecuencia.

Esta nueva actividad permitirá a la firma ampliar y completar su oferta para dar un servicio logístico a todos aquellos fabricantes, productores, distribuidores, importadores o exportadores de bebidas alcohólicas que precisen de un almacenamiento externo provocado por no disponer de espacio suficiente o la necesidad de almacenes complementarios a los suyos.

Algunos de los servicios que ofrece a sus clientes son:

– Almacenamiento en régimen suspensivo de Impuestos Especiales y exención de IVA

– Gestión de existencias

– Colocación de precintas fiscales

– Liquidación de los Impuestos Especiales por cuenta del cliente

– Control de la trazabilidad

– Paletización-Picking, preparación de pedidos, etiquetado normativo y de marca, embalaje y retractilado 

– Expedición de las mercancías según indicaciones del cliente

 

Las principales ventajas de este nuevo servicio son:

-Suspensión de los Derechos Arancelarios.

-Suspensión/Exención de los Impuestos Interiores (IVA e II.EE).

-Cobro anticipado de Restituciones a la Exportación.

 

Otros beneficios son:

-Mejora de la tesorería al liquidar los gravámenes solo cuando es necesario despachar.

-Se pueden generar stocks de seguridad sin abonar aranceles/IVA.

-Se acortan los plazos de entrega a clientes finales.

-Mejoras en la política de compras al poder importar más en los momentos adecuados (descuentos comerciales por volumen, cambios de moneda adecuados, etc.) sin liquidar impuestos.

-No tener que depender de la documentación de origen para poder recepcionar al momento (supresión de demoras, ocupaciones a la espera de la recepción de Licencias, Form A, etc.)

 Con el depósito fiscal de vino y bebidas alcohólicas, TransNatur confirma su compromiso y adaptación a las necesidades de sus clientes.

Ramon Roqueta Segalés, galardonado como 'Mejor Enólogo del Año' por la Associació Catalana de Sommeliers (ACS)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ramon Roqueta Segalés, quinta generación de Roqueta Origen. FOTO: Jordi Elías. (photo: jordielias@jordielias.net)

Ramon Roqueta Segalés, quinta generación de Roqueta Origen. FOTO: Jordi Elías.

Ramon Roqueta Segalés (Manresa, 1980), quien lidera desde 2012 el grupo bodeguero Roqueta Origen, ha sido nombrado “Mejor Enólogo del Año” por la Asociación Catalana de Sumilleres (ACS).

Tras una votación abierta a todos los socios de la ACS, el enólogo y empresario bodeguero recibió anoche el galardón durante la cena “La Nit dels Sommeliers”, celebrada tras la final del concurso “Millor Sommelier de Catalunya 2016”, que conquistó Dani Martínez.

Este reconocimiento ensalza el recorrido de Ramon Roqueta en el mundo del vino y el trabajo que desarrollan diariamente todos los profesionales de la enología, los cuales hacen posible la continuidad del sector.

En una noche de fiesta para el vino catalán, fueron distinguidos también los profesionales Juancho Asenjo, nombrado “Mejor Comunicador”; el vino El Microscopi, de Irene Alemany, escogido “Mejor Iniciativa del Sector”; y Castell Roig, seleccionado “Mejor Bodega”.

Ramon Roqueta Segalés

Manresa, 5 de diciembre de 1980. Diplomado en Ingeniería Agrónoma en la Universidad de Barcelona y enólogo por la Universidad de Montpellier, realizó masters en Administración de Empresas en las universidades de Navarra y Columbia (EEUU), además de un curso de posgrado en comercio internacional en la UBA antes de recoger experiencia como enólogo en diversas bodegas de Australia y Estados Unidos. Se incorporó al grupo Roqueta Origen en el año 2007 para desarrollar el proyecto LaFou Celler. Dos años más tarde se sumó a la dirección de la empresa familiar para coordinar y diseñar nuevas iniciativas y procesos internos de la compañía. Desde 2012 es Director General de Roqueta Origen.

Roqueta Origen, viticultores desde 1199

Los orígenes de la actividad vinícola de la familia Roqueta se remontan al siglo XII, concretamente al año 1199. Desde entonces, las diferentes generaciones de la familia han estado ligadas a la producción y al comercio de vinos, primero en la antigua masía de Santa Maria d’Horta d’Avinyó y, desde finales del siglo XIX, en las diferentes bodegas que han ido fundando: Ramón Roqueta (Manresa, 1898), Abadal (Horta d’Avinyó, 1983), Crin Roja (Fuente-Álamo, 2003) y LaFou Celler (Batea, 2007).

Desde el año 2009, estas cuatro bodegas se estructuran alrededor del grupo Roqueta Origen, que vela por la identidad vinícola de cada una y mantiene los valores que la familia Roqueta ha perseguido desde sus inicios en el mundo del vino: respecto por la tradición, apuesta por la innovación, la honestidad y la proximidad con el cliente final.

Homenaje al escritor-enólogo Joan C. Martín

 Publicado el por José Soler Carnicer (colaborador)

 (photo: )

A finales del pasado mes de junio se rindió un sentido homenaje al escritor-enólogo valenciano Joan C. Martín, con motivo del 30 aniversario de la publicación de su primer articulo, “Un lugar al sol o el caso del vino valenciano”en el numero 563 de la revista ‘Valencia Atracción’, de la Sociedad Valenciana de Fomento del Turismo, en el año 1981, ambas publicaciones dirigidas por el que suscribe; así como el libro ‘Manual de vinos valencianos’, de la Editorial José Huguet.

El acto tuvo lugar en la terraza del restaurante del El Corte Ingles de la Avenida de Francia, de Valencia, al que asistieron diversos representantes del mundo del vino y la cultura de la Comunidad Valenciana.

El acto estuvo presidido por José A. Franco, secretario general de la Consellería de Agricultura; al que acompañaron Francesc Ferrer, editor de la editorial Denes; y Enrique Murillo, editor de la editorial los Libros del Cine.

Una vez concluido el acto se ofreció una degustación de vinos valencianos a los asistentes, servidos por los propios bodegueros.

Viña y vino: memoria (historia gloriosa) y futuro (con los pensamientos de D. Lanati)

 Publicado el por Carlo Beltrame Beltrame (colaborador)

Convegno Nazionale di Viticoltura Monferrato & Vino: la Memoria del Futuro. (photo: )

Convegno Nazionale di Viticoltura Monferrato & Vino: la Memoria del Futuro.

Viña y vino, conectadas con la “memoria” y el “futuro” en Casale Monferrato, en una Conferencia Nacional sobre viticultura, entre el recuerdo de una gloriosa historia del pasado, no muy remoto, y un futuro de una tierra, el Monferrato, que está redescubriendo y relanzando su presencia enológica en el mundo globalizado actual. Son términos (la memoria y el futuro) que solo los organizadores de una jornada densa en historia y con proyección de futuro podrían pensar en utilizar. Del pasado recordaremos la memoria de Paolo Desana, uno de los padres fundadores de la cultura enológica entre 1800 y 1900 (título de una ponencia nuestra en un congreso organizado por Giusi Mainardi). Y del futuro destacamos, de entre los ponentes en la conferencia en Casale, un nombre monferrino (con su cuartel general-laboratorio en Monferrato (entre Fubine y Cuccaro) con una gran profesionalidad reconocida en las zonas más remotas del mundo, como es Donato Lanati, de cuya intervención tomamos buena nota.

Dijo una vez Lanati, con motivo de un aniversario de su Enosis-Meraviglia: “Somos un método de trabajo, que vive en esta Cascina Meraviglia, que tiene un papel esencial de proporcionar una tranquilidad creativa, porque ante cualquier problema debemos inventarnos una idea que ofrezca una solución. Nos hemos marcado altas metas y nos hemos dotado de reglas. El nuestro es un centro dinámico que fundamenta la enología sobre bases sólidas y concretas. Buscamos mejorar cada día, con validando con criterio científico todos los datos que aportamos. Sostenemos que la investigación es el único camino para hacer frente a la competencia mundial, para gestionar la biodiversidad y proporcionar un valor a nuestro viñedo de los que carecen otros países productores”.

Y de la conferencia de Casale Monferrato tenemos una larga serie de notas que hemos ordenado de la forma que sigue:

En primer lugar, un discurso de alta economía. “El vino es el principal embajador del sector agroalimentario italiano. El sector del vino cuenta con números importantes, estamos inmersos en la globalización y no debemos caer en la homologación en lo que respecta a un sistema tradicional, pero eso no es bastante. Todos los productores quieren que identidad y singularidad, mientras que por el otro lado el consumidor solo busca satisfacción. Estamos frente a un reto y debemos tener presente que la sociedad de consumo está gobernada por el consumidor final”.

Después, una firme defensa del territorio. “Nuestra riqueza es el territorio. El territorio es el auténtico valor del vino y su personalidad e identidad, que se vinculan a un origen bien definido, que nos permite no caer en la homologación”.

Y apuntamos todavía, el pensamiento en general de un ampelógrafo y enólogo, que nos recuerda al histórico Giovanni Dalmasso.

“La vid debe ser vista como un traductor que capta la energía del ambiente, absorbe microelementos y le da a esto un valor añadido, formado por moléculas. Nuestro país cuenta con el número más elevado de variedades autóctonas y la biodiversidad es uno de nuestros tesoros más preciados. El vino de excelencia se alcanza solo en algunos lugares donde existe el “genius loci” y donde la historia, la tradición y la cultura se alían con la innovación”.

 “Tenemos la tarea de estudiar, comprender y profundizar en los fenómenos que acontecen en la naturaleza para que puedan ser reproducibles y mejorables. El ADN nos permite individualizar las diferencias varietales: es una especie de molde sobre el que se forman las moléculas de calidad que se concentran en la uva”,

 “Es un valioso bagaje desde un punto de vista enológico para identificar las técnicas de vinificación y crianza, para conseguir los objetivos propuestos. Todas las moléculas de calidad como los aminoácidos, los ácidos, los polisacáridos, los polifenoles, los aromas y sus precursores están asociados con la expresión de genes específicos pero su cantidad (y la cantidad absoluta de los diversos componentes que crean la diferencia cualitativa) se escapan al completo control del ADN y responden a estímulos ambientales como la exposición, la variación climática, las variables vitícolas y otros factores”.

 “De este modo, para ligar de una forma concreta el vino al territorio es necesaria una investigación dirigida a valorizar la producción cuantitativa de estos metabolitos individuales que se forman en ese lugar, en esa específica posición y que darán identidad y personalidad a sus vinos. Nuestro objetivo debe ser identificar y valor de modo objetivo, sobre bases científicas aquellas zonas donde una variedad en concreto puede alcanzar la excelencia”.

Y ahora todavía otro apunte/lección de Donato Lanati, que quedó bien claro en nuestras notas. “Por calidad de un vino hoy se entiende armonía de las moléculas, que se traduce en una armonía del gusto. Analizar en profundidad un vino no significa complicar, sino medir la complicidad del hombre con la naturaleza. No podemos darnos por satisfechos con la expresión verbal del terroir, pero debemos seleccionar zonas o parcelas, dentro de un mismo viñedo, y corroborarlo todo desde un punto de vista científico”.

Aún, para finalizar, un pensamiento “lanatiano” fundamental. “Existe la necesidad de comprender cómo el cambio climático puede influir sobre la agricultura, hay que entender la interacción entre los factores atmosféricos, climáticos y biológicos. La variabilidad meteorológica tiene una notable influencia sobre la respuesta de la fisiología de la vid y sobre la calidad de la uva y del vino. Es necesario comprender cuáles son las actuaciones necesarias para gestionar el cambio climático. Necesitamos modelos de simulación para escenarios futuros. La tradición se debe respetar pero el único modo de mejorarla es a través de la investigación y del estudio”.

Traducción: Vicent Escamilla