Topic:

Alerta renovada por fraudes a empresas exportadoras de vino al Reino Unido

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La Consejería de Interior de la Embajada de España en el Reino Unido ha vuelto a alertar de que continúan produciéndose fraudes importantes en la distribución comercial en Reino Unido, que afecta a empresas exportadoras españolas de varios sectores de productos alimentarios, entre ellos principalmente a las del sector del vino. Estos fraudes no son algo nuevo, pues existen desde hace tiempo, pero según la Oficina Económica y Comercial (Ofecomes) en Londres, se han convertido en más frecuentes en los últimos cinco años.

El fraude que más se repite es el denominado “European Distribution Fraud”, que consiste en la suplantación de identidad de un importador, mayorista o detallista legítimo para el robo de mercancías de proveedores europeos, tratándose de un problema muy extendido y que afecta no solo a empresas de España, sino de toda Europa. Las firmas a las que suplantan los delincuentes pueden ser grandes cadenas de distribución, pero también pequeños importadores o distribuidores.

Analizamos la petición de extensión de norma de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE)

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Según la Memoria Económica, que forma parte de la Memoria Justificativa de la petición de la extensión de norma enviada ya al Ministerio de Agricultura y que salió a información pública en el BOE del 16 de noviembre, la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) prevé que podría ingresar por la aportación obligatoria de las cuotas de los operadores entre 5,5-5,7 millones de euros. De esta cantidad, al menos un 90% (aproximadamente unos 5 millones) se destinarán a la promoción del consumo moderado del vino, incluyendo en este apartado la actividad de fomento entre los operadores de buenas prácticas de comunicación comercial.

Hasta el 10% restante (entre 500.000 y 700.000 € anuales, aproximadamente) irá destinado a otros objetivos, como la información y estudios de mercado y a programas de investigación e innovación (I+D+i).

¿Adónde vamos con estos precios?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Sabemos que el principal objetivo de cualquier empresa es maximizar el beneficio. O eso al menos era lo que nos explicaban en clase de Economía. También sabemos que la agricultura es una actividad cuyas reglas no siempre responden a criterios económicos, donde aspectos sociales, medioambientales y sentimentales permiten actividades que bajo aspectos estrictamente empresariales serían del todo impensables. Consecuencia de los cual se producen distorsiones en el mercado, que condicionan la evolución de su conjunto.

Así se explica que vendamos la uva por debajo de sus propios costes de producción, nuestros vinos como los más baratos del mundo y nuestras exportaciones vayan encaminadas a llenar las botellas de aquellos a quienes aspiramos a sustituir en los mercados internacionales.

Pero tampoco hay que perder de vista la evolución que el sector ha tenido en las últimas décadas, donde la tecnificación en los viñedos, en buena parte gracias a las ayudas europeas con los planes de reconversión y reestructuración, ha hecho posible el milagro de los panes y los peces. Es decir, perder un treinta por ciento de la superficie y aumentar la producción en unos porcentajes similares. Lástima que ese milagro no haya tenido su traslación a los precios, cuyos valores unitarios apenas han disfrutado de algún pequeño incremento, motivado por los vaivenes de las cosechas (por otra parte cada vez más homogéneas).

La OIVE va concretándose

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Dado que la aportación a la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) es obligatoria para para cualquier operador, ya sea a granel o envasado, ya se trate de vino de esta campaña o de anteriores, ya tenga su origen en España o fuera de ella... parece bastante natural que deba existir una transparencia total y absoluta con el destino al que van a destinarse los fondos que logre a través de su extensión de norma. Cumpliendo con esta exigencia, el Magrama ha publicado en el BOE la Memoria Económica en la que se cuantifica unos ingresos previstos: entre 5,5 y 5,7 millones de euros y el destino.

El grueso de este importe, hasta el noventa por ciento,  está previsto se destine a la promoción del consumo moderado de vino, haciendo realidad las palabras del secretario de Estado, Carlos Cabanas, quien, en su intervención en el reciente Congreso Internacional de la Monastrell, se declaraba “avergonzado” y “comprometido” con la recuperación del consumo de vino en España, especialmente en los jóvenes.

Mercados 25-11-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.