Topic:

El Constitucional admite el recurso del Gobierno contra el “vino de frutas” de Canarias

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Tribunal Constitucional admitió a trámite el recurso interpuesto por el Consejo de Ministros del Gobierno, como avanzó la SeVi, contra la disposición de la Ley de Calidad Agroalimentaria de Canarias de 2019, en la que se recogía y regulaba el denominado “vino de frutas”, en concreto el “vino de plátano”. Sin embargo, esta admisión a trámite por el TC no suspende de momento su aplicación.

En una providencia hecho pública el pasado 19 de febrero, el Tribunal Constitucional detalla que el Gobierno considera que el artículo 19 de la citada Ley de Calidad Agroalimentaria vulnera el artículo 149 1.13 de la Constitución Española, que reserva al Estado la competencia exclusiva sobre las “bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica”.

Al respecto, el citado artículo cuestionado viene a regular el uso en las Islas Canarias de la marca “vino de frutas”, que permite a las empresas comercializar bajo la denominación de “vino” productos fermentados obtenidos a partir de zumos de otras frutas distintas a la uva, cuando en la ley estatal no está permitida esa definición.

La ley de Calidad Agroalimentaria canaria condiciona esa autorización a que se precise el tipo de frutas con las que se elaboró ese “vino” y a que la graduación alcohólica del producto resultante obtenido esté entre el 5% y el 15%.

Aunque el Gobierno central tiene la potestad de solicitar al Tribunal Constitucional la suspensión cautelar de los preceptos de las normas autonómicas que recurre, en esta ocasión no ha considerado ejercerla.

El Gobierno central basa su recurso en el artículo 2.2 e) de la Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino, que define lo que debe entenderse por el nombre de “vino” en todo el mercado español, limitándolo al “alimento natural obtenido exclusivamente por fermentación alcohólica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva”.

Además, tal y como contempla el artículo 2.3 de la ley estatal, “las definiciones de los productos son excluyentes, no pudiendo utilizarse las respectivas denominaciones más que en los productos que se ajusten estrictamente a la definición”.

Para el Gobierno central, la definición estatal excluyente de “vino” tiene “carácter de legislación básica”, al amparo de la regla decimotercera del artículo 149.1 de la Constitución y, por tanto, las CC.AA. no la pueden contravenir.

Por el contrario, el Ejecutivo canario, que preside Ángel Víctor Torres, acordó también recientemente abrir un litigio judicial contra el Estado ante el Tribunal Constitucional para reclamar que se pueda utilizarse la denominación “vino de plátano”, admitida en citada la Ley de Calidad Agroalimentaria del Archipiélago, considerando que el conflicto competencial es inevitable, dado que las posturas entre el Gobierno canario y el Gobierno central “están muy enfrentadas”.

Nace la asociación Viñas Viejas de Soria

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La asociación cuenta ya con 15 bodegas. (photo: )

La asociación cuenta ya con 15 bodegas.

Viñedos viejos, altitud y un ecosistema propio y con personalidad. Estas son las bases de las señas de identidad de la Ribera del Duero soriana como territorio vitivinícola. Una zona que solo representa un 5% del total de la Denominación, pero con conciencia colectiva y, precisamente por eso, nace la Asociación de Bodegas Viñas Viejas de Soria, que reúne a 15 elaboradores.

Nace para aunar esfuerzos entre las empresas del sector y defender las características y peculiaridades de los viñedos sorianos que están ubicados en el inicio de la Denominación de Origen, siendo la parte más alta de la misma y la más cercana al nacimiento del río que les da nombre. La zona alberga una gran riqueza de suelos, desde guijarros, areniscas, margas, arcillosos unidos siempre a un elemento de base calcáreo. Precisamente el peculiar viñedo de Soria, compuesto principalmente por pequeñas parcelas en su mayoría de viñas viejas, que rondan entre las 0,05 y las 0,25 hectáreas dibujan una orografía enológica que recuerda más a pequeños jardines que grandes extensiones agrícolas. Además la situación geográfica, encajada entre Sistema Ibérico y el Sistema Central hace que tenga un impacto directo sobre el clima frío que caracteriza a los vinos sorianos de la D.O.P. Ribera del Duero.

Y si el suelo y el clima ofrecen una gran riqueza que se traslada a cada copa, la rica genética de los propios viñedos viejos, con cepas de hasta más de dos siglos de historia; en muchos casos el viñedo viejo es de pie franco.

La asociación se encuentra ya inscrita como tal en la Junta de Castilla y León y engloba a bodegas pioneras en la provincia como DO5 Hispanobodegas SL (Bodegas Gormaz), junto a otras bodegas de San Esteban de Gormaz como Antídoto, Dominio de ES SL, Bodegas y Viñedos Aceña (Terrasesteban), Taruguín, junto a otras del municipio como Tierras El Guijarral (Rudeles), Bodegas y viñedos Señoría de Aldea, Dominio de Atauta y señorío de Villálvaro, junto a las de nueva creación como Bodega Aranda-DeVries de Ines, a las que se suman otras clásicas de la provincia de Soria como Bodegas Castillejo de Robledo, Bodegas Valdeviñas de Langa de Duero, junto a otras tres bodegas sorianas como La Quinta Vendimia, Lunas de Castromoro y Bodegas Vildé.

La actual junta directiva de la asociación está encabezada por Bertrand Sourdais, de Dominio de ES, con María José García de Hispanobodegas en la presidencia; José Manuel Ligero de Lunas de Castromoro como secretario y Jaime Suárez de Dominio de Atauta y David Hernando de Antídoto como vocales.

Se trata de bodegas medianas (con una producción media de unas 10.000 botellas al año) e incluso muy pequeñas, con elaboraciones que no sobrepasan las 2.000 botellas al año, que defienden la expresión del terruño en el vino, así como el factor humano, que entra a ser un rasgo más de la composición del sabor de los vinos sorianos que tienen alma de su creador.

ValoraBobal preselecciona 100 biotipos de vides de Bobal y la clasifica zonas climáticas de la D.O.P. Utiel-Requena

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La primera fase del proyecto de investigación ValoraBobal, impulsado por el Consejo Regulador de la D.O.P. Utiel-Requena en colaboración con el CSIC y el IVIA, se ha cerrado con la preselección de 100 biotipos y la clasificación de tres zonas climáticas dentro de la D.O.P. Utiel-Requena.

El estudio tiene como objetivo revalorizar la variedad autóctona Bobal. Para ello, el equipo de investigación del proyecto ValoraBobal ha iniciado una zonificación de la viticultura de la D.O.P. Utiel-Requena y una selección clonal en la variedad Bobal para identificar, catalogar y preservar el viñedo ancestral (viñas viejas) y mantener la amplia biodiversidad existente.

Los 100 biotipos preseleccionados aúnan caracteres vitícolas y enológicos: desde el rendimiento de las cepas, la forma de los racimos de uva, la tolerancia a plagas y enfermedades o las fechas de vendimia y maduración, hasta el tamaño de las bayas, el color del mosto, la acidez o el grado alcohólico.

“En un contexto de cambio climático como el actual, ValoraBobal permitirá salvaguardar una variedad perfectamente adaptada a los factores naturales y al saber hacer de los viticultores y enólogos de la D.O.P. Utiel-Requena”, destaca José Miguel Medina, presidente del Consejo Regulador.

Lo confirma Diego Intrigliolo, científico titular del CSIC e investigador principal del proyecto: “Se trata de un primer paso importante para la puesta en valor de nuestra vitivinicultura, que sienta las bases para promover la conservación del patrimonio vitivinícola de la D.O.P. Utiel-Requena e incrementar su sostenibilidad y competitividad”.

Iniciado en 2018, ValoraBobal es un proyecto a 11 años que busca poner en valor las aptitudes enológicas de la Bobal, para reivindicarla como patrimonio indispensable de la D.O.P. Esta variedad tinta autóctona supone el 70% del viñedo total de la DO Utiel-Requena.

La D.O.P. Alicante exhibirá sus novedades vitivinícolas el 9 de marzo en su Salón Profesional

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La D.O.P. Alicante celebrará el próximo 9 de marzo la quinta edición de su Salón Profesional. Se trata de un showroom de bodegas donde se presentan en primicia los vinos de la nueva añada 2019, así como el resto de novedades del sector del vino en la demarcación. En esta edición el evento se trasladará al Auditorio Provincial de Alicante (ADDA) para mejorar los accesos y el espacio ante el aumento de los asistentes.

Asistirán cerca de unas 28 bodegas certificadas en esta figura de calidad. Las más representativas de las que forman esta histórica denominación de origen española que cumple 88 años este 2020. La diversidad de localizaciones y estilo de las mismas tiene como común denominador el tamaño familiar y pequeño de la mayoría de sus producciones, con nuevas microbodegas, bodegas artesanas, bodegas muy vinculadas a sus pueblos, nuevos proyectos de recuperación de parcelas, etc. Todas a su vez trabajando con la Monastrell, el Moscatel, las Garnachas y por supuesto, la pequeña producción de Fondillones. Todas apostando por la sostenibilidad y la ecología, hecho por el que se convocan a los compradores del entorno para mejorar la comercialización y visibilidad en el kilómetro cero.

El Salón se complementará con la entrega de los Premios que el Consejo Regulador de la D.O.P. Alicante otorga a los mejores promotores de sus productos tanto en el comercio especializado como en la restauración. Este año se complementan con el Premio Fondillón que ha sido otorgado en su primera edición al Museo Nacional del Prado por su 200 aniversario y la protección de su ingente patrimonio.

En la convocatoria participan las asociaciones de hostelería de Torrevieja, Dénia, la provincial, la Escuela de Catas de Alicante, ARA, los sumilleres de ASPA, ASECA y la Federación de la Comunidad Valenciana y la Nacional, UAES y los hoteles de la provincia y Benidorm, así como el Centro de Desarrollo Turístico de Alicante.

Se presenta Valencia Ruta del Vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Valencia tiene una deuda con el enoturismo. Para saldarla, el pasado 25 de febrero se presentó de forma oficial la Ruta del Vino de la D.O.P. Valencia (se comercializará bajo el nombre Valencia Ruta del Vino). Una ruta del vino que, además de las diferentes zonas de producción de la Denominación de Origen, incluye a la ciudad de Valencia que, no olvidemos, es una de las potencias turísticas nacionales (la capital provincial recibió en 2019 1.838.460 viajeros).

Esta iniciativa, que, en esta primera fase, estará presidida por Cosme Gutiérrez, se desglosa en cinco espacios enoturísticos con identidad propia, comprendidos en las diferentes zonas de producción de la D.OP. Valencia: Alto Turia y Valentino como un espacio único en el interior de la provincia de Valencia; Moscatel en la comarca de la Hoya de Buñol; Clariano y Terres dels Alforins en La Costera y la Vall de Albaida; y por último la ciudad de Valencia, como punto de encuentro para dar a conocer al turista el producto enoturístico que configura la nueva Ruta del Vino. El producto cuenta ya con 22 empresas y destinos vinculados al mundo del vino que actualmente ofrecen servicios enoturísticos y que cumplen con unos criterios mínimos, con los que garantizar la adecuación de sus infraestructuras, servicios y puesta en mercado turístico. Cifra que se espera que se vea incrementada rápidamente.

Francesc Colomer, Cosme Gutiérrez y Miguel Velázquez.

Francesc Colomer, Cosme Gutiérrez y Miguel Velázquez.

Se trata de “un proyecto hecho realidad, cuyo objetivo principal es poner en valor las experiencias turísticas de los miembros asociados y mejorar al mismo tiempo, el posicionamiento del enoturismo en la provincia de València, como producto turístico vinculado al territorio de la D.O.P. Valencia”, explicó Cosme Gutiérrez en su presentación. Por su parte, el secretario autonómico de Turismo de la Comunitat Valenciana, Francesc Colomer, destacó el valor del “hecho enogastronómico” en la experiencia turística. El objetivo de Valencia Ruta del Vino es consolidarse como referente enoturístico y como producto turístico de la C. Valenciana. Sus responsables trabajarán para que, siguiendo los trámites, esté reconocida dentro del club Rutas del Vino de España. En breve se habilitará una página web específica de Valencia Ruta del Vino.