Topic:

Baja un 10,6% el consumo de aceite de oliva en hogar con precios al alza (+15%)

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
Los hogares españoles consumieron durante el mes de marzo del ejercicio 2013 un total de 32,06 millones de litros de aceites de oliva, lo que implica un importantísimo descenso del 18,76% en comparación con los 39,47 millones de litros consumidos en este canal durante el mismo mes de 2012, según se desprende del informe ‘La alimentación mes a mes’ del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), analizado por SeVi. Este nivel de consumo es a su vez, un 20,53% inferior al dato del mes de marzo de 2011.
El ejercicio 2013 ha registrado descensos en volumen en sus tres primeros meses (-1,86% en enero en comparación con enero 2012, -11,72% en febrero y el -18,76% referido a marzo).
Durante el primer trimestre de este año, los hogares españoles consumieron 105,48 millones de litros de aceites de oliva, con lo que el descenso acumulado en comparación con los primeros tres meses de 2012 es de 12,5 millones de litros, o un -10,59% expresado en términos porcentuales.

Ciolos da marcha atrás al veto a las aceiteras rellenables

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Hubo marcha atrás. El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, anunciaba el pasado 23 de mayo su decisión de aparcar la prohibición a las aceiteras reutilizables en hostelería, que tenía previsto introducir en la Unión Europea desde el 1 de enero de 2014 (tal y como publicó SeVi en su suplemento Aceite, número 27), tras las fuertes críticas recibidas de países como Reino Unido y Alemania, aunque Ciolos argumentó su retirada en la “falta de apoyo” a la medida (que había sido fuertemente aplaudida por el sector de los principales productores: España, Italia, Grecia...) por parte de los consumidores.
Esta medida tenía por objetivo defender los derechos de los consumidores y protegerles mejor contra posibles fraudes y su retirada generó un reguero de reacciones en nuestro país y también fuera de él.
El “paso atrás” de Ciolos fue cuestionado incluso desde el Parlamento Europeo. Así, el presidente de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Paolo de Castro, criticó a Ciolos, por “ceder a las presiones de países del Norte” y “trivializar” la calidad del aceite de oliva.
El Copa-Cogeca lamentó rápidamente la decisión de Ciolos de “sucumbir a la presión política retirando una medida muy necesitada para mejorar el etiquetado y la calidad del aceite de oliva europeo (una medida crucial para los países productores) y para garantizar a los consumidores un producto de buena calidad”. Pekka Pesonen, secretario general del Copa-Cogeca, calificó de “totalmente absurdo” que la Comisión retire esta medida “solo por motivos de presión política” y recordó que había sido discutida durante más de un año, que contaba con el apoyo de 15 Estados miembros. A juicio del Copa-Cogeca, es posible que esta iniciativa “no haya sido lo suficientemente bien explicada”, pero era necesario eliminar las botellas rellenables y las aceiteras tradicionales de la mesa de los establecimientos de hotelería, pues “los restaurantes tienden a emplear botellas reutilizables y las rellenan con aceite de oliva de diferentes categorías y con otros aceites sin informar a los consumidores, lo cual no es deseable además de ser injusto respecto a los consumidores”.
Por su parte, la Interprofesional del Aceite de Oliva de España mostró su “decepción” ante la decisión de Ciolos. Además, criticó la justificación que aduce la Comisión para adoptar esa decisión, que se escuda en el interés de los consumidores. “La salvaguarda de los intereses del consumidor pasa por la información y la garantía del producto que se consume, algo que es imposible garantizar con un envase rellenable, con un producto sin identificar”, señalaron.
Tanto Portugal como Italia adoptaron una decisión similar a la que ahora ha rechazado la Comisión. En ambos casos la medida se puso en marcha sin generar mayores problemas. Por ello, la Interprofesional entiende que es necesario “plantar batalla” para salvaguardar los intereses de los consumidores. Al respecto, solicitó al Gobierno de España “la prohibición inmediata de las aceiteras en el sector de la restauración de nuestro país”.
Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), su secretaría general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, habló de un “error de procedimiento” que “habrá que subsanar” y anunció que el Gobierno “presionará” para que finalmente salga adelante el veto a las aceiteras rellenables en restauración.
En su opinión, todavía hay “margen de maniobra” para reaccionar, pues la legislación en la Unión Europea tiene unos “ritmos bastante lentos, y esto es una propuesta de la Comisión, no significa que no se vaya a llevar a cabo sino que nos tocará trabajar un poco más para poder conseguirlo y lograr que la medida inicial sea definitivamente aplicada”.
Un “jarro de agua fría”
Desde Asaja se calificó esta decisión como un auténtico “jarro de agua fría”. En boca del secretario general de Asaja Sevilla, Eduardo Martín, la decisión de la Comisión Europea de aparcar el veto a las aceiteras reutilizables en bares y restaurantes es fruto del “chantaje” de países no productores, que “comercializan aceite a granel a nuestra costa”.
Martín manifestó no poder entender como una medida como esta, incluida en el plan de acción para el olivar, que se presentó hace un año, ahora se retira. Este representante de los productores culpó a las grandes comercializadoras de aceite a granel, sobre todo en países del centro y norte de Europa. No obstante, manifestó sus esperanzas en que todavía “haya margen” y que el comisario Ciolos “recapacite”.
 Las organizaciones agrarias UPA y Coag han desaprobado este jueves la posibilidad de dar marcha atrás en la iniciativa de implantar un sistema de envases irrellenables de aceite de oliva en bares y restaurantes, después de que el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, haya anunciado en rueda de prensa esta medida.
Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) lamentó también la decisión de aparcar la medida. Su secretario general Jaén, Juan Luis Ávila, manifestó que si finalmente se da marcha atrás en esta normativa “debe ser el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el que la lleve hacia delante en España, tal y como ya ha ocurrido en otros países como Italia y Grecia”.
A su vez, el secretario general de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, ha criticado que Dacian Ciolos “haya incumplido el compromiso que adquirió con el sector olivarero”. También desde Extremadura llegaron críticas. El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, reclamó “explicaciones” al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ante la decisión. “La medida hubiera significado dotar de una mayor transparencia a los establecimientos hosteleros de cara al consumidor, además de contribuir a la mejora de la calidad del aceite de oliva europeo”, consideró..
Por su parte, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) no puede sino manifestar su decepción y calificar de “disparate” el hecho de que la medida, de escasa repercusión económica, haya adquirido tal envergadura que haya sido motivo de presión por parte de los países no productores, fundamentalmente Alemania y Reino Unido, para anularla. En cualquier caso, Faeca valoró positivamente el trabajo realizado por el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos. Esta federación instó a la Comisión Europea a que se replantee la decisión y al Magrama a que, mientras tanto, la adopte en España, mediante normativa nacional, siguiendo los ejemplos de países ya citados en los que ya es de aplicación.
En opinión de la organización, España, primer país productor a nivel mundial, debe dar ejemplo y salvaguardar la calidad y la imagen de sus aceites de oliva, no solo en favor de los productores sino también de los consumidores tanto españoles como extranjeros, teniendo en cuenta el elevado número de visitantes que recibe con asiduidad y que deben llevarse la mejor impresión de uno de nuestros productos más singulares.
La batalla no está perdida
El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Andalucía, Luis Planas, lamentó las “presiones de lobbies de países no productores”, aunque considera que la batalla “no está aun perdida”. Planas reconoció que la marcha atrás de Ciolos “no es una buena noticia”, aunque recordó que “aunque debe haber mayoría para la aprobación de una medida, es la Comisión la que decide si se aprueba definitivamente o no”.
Desde Cataluña, su conseller Agricultura, Josep Maria Pelegrí, reclamó al Gobierno que regule el uso de aceiteras en los restaurantes españoles y en Castilla-La Mancha, su presidenta, María Dolores de Cospedal, pidió a Ciolos que siga con el veto a las aceiteras rellenables.
Por su parte, el propio Ciolos avanzó que en los próximos meses mantendría un “profundo debate” con restaurantes y consumidores, para establecer una decisión “que sea ampliamente aceptada”.
 

Conocer los defectos de los aceites de oliva: una cata esencial (I)

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador)

Es patente hoy que la calidad de un aceite depende al menos de dos criterios: uno objetivo químico-analítico, que estudia su composición; y el otro el criterio sensorial, más subjetivo, pero que reglado y expresado mediante parámetros cuantificables da incluso más información. Realmente las puntuaciones de las catas, deben primero descartar los aceites que no cumplan la calidad establecida mediante la detección de sus defectos y después actuando como sensor biológico de parámetros organolépticos especificar estos en unas escalas adecuadas. 
Desde luego, detectar los defectos de un aceite, que pueden proceder del manejo de la aceituna, de su elaboración, de su conservación, de su puesta a disposición del consumidor, etc. es esencial y el cliente debe conocerlos y poderlos detectar si están en los aceites que consume.
Por definición un aceite de oliva virgen extra (AOVE) es aquel que no posee ningún defecto, tiene suficiente frutado y al mismo tiempo posee un adecuado equilibrio amargo-picante-frutado. No hace falta recordar que el AOVE es el zumo natural, obtenido directamente por molturado, prensado o centrifugado de aceitunas sin defectos y cumpliendo unos parámetros legalmente establecidos constatados por sus análisis químicos, sin defectos en su cata y con las propiedades sensoriales adecuadas que les hacen óptimos para el consumo y la salud humana, con frutados altos y equilibrados picante y amargos. 
Un aceite con defecto no puede, evidentemente, ser un AOVE.
En realidad, la calidad es difícil de definir. Hoy se debe hablar de calidad integral de los productos alimentarios que incluyen además de la adecuada sanidad microbiológica, cumplir unos parámetros fisicoquímicos determinados (incluyendo el contenido en residuos metálicos y de diversos productos químicos como fitosanitarios, etc.), poseer una serie de atributos (aroma, sabor, palatabilidad), estar exento de defectos, y tener un alto nivel de aceptación por parte del consumidor, además de cumplir correctamente las normas de etiquetado.
El cumplimiento de la calidad en un aceite, en concreto de un AOVE, está definido legalmente y debe incluir estar conservado y comercializado en un envase autorizado, etiquetado correctamente y con los adecuados complementos, autorizados para este tipo de productos, además de cumplir los requisitos exigibles a la propia materia prima: el aceite.

Continúan las caídas en las salidas de aceite de oliva

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
La Agencia para el Aceite de Oliva (AAO) presentó el informe de situación del mercado del aceite de oliva y de la aceituna de mesa a 30 de abril, según el cual, el aceite producido en la campaña ascendió a 612.900 toneladas, un -62% que el obtenido en la campaña pasada. La comercialización total en estos siete meses (octubre-abril) llegó hasta 616.500 toneladas (-26% con respecto a la campaña anterior). Las salidas de aceite envasado representan el 68% del total en este periodo.

El 41% de la aceituna de La Rioja fue para la D.O.P.

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
La producción de oliva de la Denominación de Origen Protegida Aceite de La Rioja ha crecido en la última campaña un 25,5% respecto a la anterior. Un dato muy positivo si tenemos en cuenta que la producción total de La Rioja ha tenido una ligera disminución con respecto al año anterior y que en toda España se ha reducido a más de la mitad. En total, los trujales riojanos han molturado en 2012/2013, 8.118.000 kilos de los cuales 3.325.000 kilos han sido amparados por la D.O.P., mientras que en la cosecha 2011/2012 se molturaron 8.207.000 kilos de los cuales, 2.650.000 kilos, estaban acogidos a la D.O.P. De esta forma en este última campaña saldrán de los trujales casi 400.000 litros amparados con cualquiera de las 55 marcas de esta Denominación, llegarán para su comercialización a los mercados de China, Japón, India, EE.UU., Colombia, Rusia, Alemania, Inglaterra, Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca o Andorra, sin olvidar el nacional.