Topic:

Un buen momento que aprovechar

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

Visto lo sucedido en las últimas elecciones andaluzas, y considerando la sensibilidad con la que los partidos políticos deben afrontar el futuro a medio plazo, con un calendario electoral bastante apretado; convendría comenzar a poner un poco de orden en las prioridades del sector, a fin de poder demandarles a nuestros electos candidatos un compromiso concreto con la vitivinicultura.

Se me ocurre que podría ser un buen momento para dar el empujón final a la Interprofesional del Vino, que no termina de arrancar, haciendo realidad unos objetivos que, escasos y realistas, se están antojando complicados, dadas las grandes dificultades que están encontrado a la hora de dotarse con los recursos necesarios con los que disponer de una mínima infraestructura para poder empezar a trabajar por esas metas de transparencia, información, unas relaciones contractuales basadas en la determinación de unas recomendaciones mínimas en todos los contratos o en su homologación  y la recuperación del consumo interno que propugnaban sus estatutos.

Unos principios cuestionados

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

El Magrama parece haberse tomado en serio el tema de la necesidad de información estadística que desde el sector le demandan, la última a través de la recién creada Interprofesional (OIVE), al menos a tenor del borrador de Real Decreto por el que se creará el Registro General de Operadores del Sector Vitivinícola (REOVI) y al que obligará a la presentación mensual de declaraciones de producción, entradas, salidas y existencias de vinos y mostos; mediante la creación de un Sistema de Información (INFOVI).

Dejando a un lado si su creación está más cerca del hecho de que hayan visto que sin esta información es imposible sacar adelante la Extensión de Norma con la que poder financiar la Interprofesional, o por la conciencia real de la necesidad que tienen los operadores del sector de contar con información actualizada de cuál es la situación del mercado; lo más importante es que avanzamos en el camino correcto. Aunque falte por ver cuál será la respuesta de las Comunidades Autónomas, entidades competentes en la tarea de recabar información y que la experiencia nos dice que no todas se han mostrado igual de diligentes. ¿Cabe la posibilidad de que el Ministerio se muestre firme en este tema? ¿Prevalecerán los intereses de la colectividad sobre los de unos pocos? ¿Cuál será la contraprestación que tendremos que pagar?

Mercados 26-03-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 11-03-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

En defensa del tapón de corcho, un producto de futuro

 Publicado el por Confederación Europea del Corcho (Celiege) (colaborador)

 (photo: )

La palabra imitación tiene su origen en el concepto latino imitatio y está asociado al verbo imitar. Este último hace referencia a la acción que se realiza intentando copiar otra o tomándola como ejemplo. En este sentido, una imitación es una cosa o un acto que se encarga de copiar a otro, que generalmente está considerado como mejor o de más valor.

Desde hace unos años, el líder en el tapamiento de vinos y cavas, el tapón de corcho, comparte mercado con otros sistemas de cierre, como son los sintéticos y la rosca. Estos basan su política de marketing en intentar copiar lo bueno de nuestro producto natural y al mismo tiempo, en alguno de los casos desprestigiarlo remarcando lo que ellos consideran sus debilidades.

Un último ejemplo es la aparición de un nuevo producto dentro de la serie de los tapones sintéticos al que llaman BIO, asegurando que es el primer tapón de vino del mundo con huella de carbono cero. Si lo lanzan al mercado seguro que es fruto de un trabajo serio y con estudios que así lo avalan. Aunque, permitan que me surja la duda de si, un producto cuya base es un derivado del petróleo ¿verdaderamente es reciclable? ¿Es sostenible y es respetuoso con el medioambiente? Y también ¿se le puede llamar BIO? Pero en fin esto es una cuestión, que los expertos en Ciencias Medioambientales están más preparados para debatir

Desde hace 2.000 años existe el tapón de corcho, un producto natural que no necesita talar el árbol para su extracción, que es 100% reciclable y biodegradable, que tiene una huella de carbono negativa. Es decir, que si se calcula el C02 emitido en la fabricación del tapón de corcho con el C02 que captura los bosques de alcornocales el resultado es una huella de carbono inferior a cero. Resaltaría otras de las cualidades físicas intrínsecas en el producto corcho, que se esfuerzan en imitar, como por ejemplo: elasticidad, compresibilidad, estanqueidad, impermeabilidad, ligereza, gran poder de adaptación, permeabilidad a la oxigenación óptima y por tanto la mejor opción para la guarda de un vino o cava.

También se imita su aspecto físico, color, líneas de crecimiento, porosidades, tacto etc., etc. Mucho esfuerzo para parecerse al original.

Permitan que haga unas preguntas:

¿Por qué querer parecerse tanto a un tapón de corcho en sus prestaciones e imagen si están seguros de que su producto ha conseguido la mejor solución en cierres para las bodegas? ¿Por qué no lo diferencian claramente? ¿Por qué confundir al consumidor imitando al original? ¿Tiene algo que ver la clara tendencia al alza de las preferencias del consumidor hacia el corcho, que hay en todos los mercados? 

El tapón de corcho ha ido evolucionando, perfeccionando y eliminando sus incidencias hasta llegar a ser en la actualidad  con toda seguridad un claro producto de futuro. Afirmación que me permito hacer porque el valor de la innovación no está en evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar. Y eso, el ser objeto de copia y de imitación, el tapón de corcho, por lo que parece, lo ha conseguido.