Eslovaquia: entre la tradición cervecera y el amor al vino

 Publicado el Por José Luis Murcia

Con una producción que, en los mejores años, se acerca a los 40 millones de litros, pero que en las tres últimas campañas ha oscilado entre los 18 y los 35 millones, Eslovaquia se erige en un país productor vitivinícola donde, pese a su tradición cervecera, el vino tiene su hueco, especialmente en la hostelería.
El país cuenta con una superficie de viñedo de aproximadamente 22.000 hectáreas distribuidas en 603 núcleos municipales y su consumo, establecido en algo más de 12,5 litros por persona y año, supera con creces los 60 millones de litros, lo que le convierte en un país importador neto, ya que además exporta una parte importante de su producción a mercados como el austriaco y el alemán, pero también a otros destinos más lejanos como Estados Unidos.
Eslovaquia, y más concretamente su capital, Bratislava, fue reciente escenario durante los días 10 al 12 de mayo de la 20ª edición del Concurso Mundial de Bruselas que, desde hace años, se celebra de forma itinerante por toda Europa. Este hecho ha sido un importante acicate para dar a conocer su cultura, sus atractivos turísticos, su gastronomía y, cómo no, sus excelentes y variados vinos.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Eslovaquia: entre la tradición cervecera y el amor al vino”

Comentarios disponibles para usuarios registrados